Pechugas rellenas de queso, olivada y piñones

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Hay personas que se escudan en la falta de tiempo para no comer sano y zamparse cualquier precocinado que se les ponga por delante. Otras, en que cocinar es "difícil". A ellos está dedicada esta receta simple, completa, meditérránea y rápida como el rayo, capaz de dejar sin argumentos al más vagoneta.

Las pechugas llevan dentro tres de las cosas que más me gustan en el mundo -tomates secos, piñones y salvia-, y se pueden hacer tanto en la barbacoa como en el horno. El relleno hace que esta parte del pollo, de natural sosa y tendente a quedar más seca que una sandalia abandonada en el desierto, salga jugosa y rebosante de sabor. Con un poco de ensalada de acompañamiento, son brutales.

Dificultad

Necesitarás usar un cuchillo.

Ingredientes

  • 4 pechugas de pollo de corral pequeñas (3 si son grandes)
  • 100 gr. de queso de cabra
  • 50 gr. de aceitunas negras sin hueso
  • 50 gr. de tomates secos en aceite
  • 50 gr. de piñones
  • 8 hojas de salvia
  • Aceite de oliva extra virgen
  • Sal

Preparación

1. Triturar las aceitunas y los tomates secos con tres cucharadas de aceite de oliva. Tostar los piñones con una gota de aceite en una sartén con cuidado de que no se quemen.

2. Cubriendo una pechuga con la palma de una mano, hacerle un corte horizontal para poder rellenarla, como si quisiéramos hacer un bolsillo. Hacer lo mismo con las demás. Rellenarlas con el queso desmigado, las hojas de salvia picadas, dos terceras partes aprox. de la mezcla de aceitunas y tomate seco, y la mitad de los piñones. Cerrarlas pinchándolas con unos palillos.

3. Mezclar el resto de la olivada con otra cucharada de aceite. Embadurnar las pechugas con la mezcla.

4. Si las pechugas se hacen en barbacoa, ponerlas en la parrilla hasta que estén hechas, salarlas y decorarlas después con el resto de los piñones. Si no, poner una sartén a calentar a fuego medio fuerte, y cuando esté caliente, marcar las pechugas uno o dos minutos por cada lado, lo justo para que se doren. Salarlas, pasarlas a una fuente de horno y ponerles el resto de los piñones por encima. Terminar metiéndolas en el horno previamente calentado a 180 grados unos 15 minutos.

Servir con lechuga, canónigos o rúcula aliñados.

Comentarios

Rellenar pechugas siempre es un placer. Y el queso de cabra, los piñones, pero, sobre todo, los tomates secos, son los Masters del Universo. Pues eso, ¡por el poder de Greyskull! Oído. Y muchas gracias ^^
Esto lo hago mañana! Hoy no porque no tengo piñones :)
me encanta. los ingredientes geniales, y la combinación divina... Lo haremos en breve en http://www.lazyblog.net, sin duda. También son de mis ingredientes preferidos.
¡Me gusta!
Que paso con el queso? no lo escribieron, solo piñones Salvia y tomates secos.
Mikel: me encanta! Creo que este tipo de recetas ayudan muchísimo a los que mas le cuesta entrar en la cocina.Graciassssss!
Una duda de novato... ¿dónde se compran los tomates secos? ¡Gracias! Alberto
Alberto, los tomates secos se venden ya en muchos supermercados. Los puedes comprar ya listos para comer en aceite, o rehidratarlos tu en casa. Busca como preparalos en google, es muy fácil :)
Hola Mikel,¡Me encanta la receta! La haré para mí sola ya que a mi chico el queso le da repeluz, jeje...Es buena idea sustituir los piñones por nueces, ¿por ejemplo? Y el queso, ¿cómo va?
Me parece una receta genial, sana y sabrosa.Cuidarse está en manos de todos. Te felicito por este post. Gracias.www.danialbors.com
Para la saca. Estamos hartos de un verano sin saber que cenar... Deleitanos con unas ensaladas de pasta ligeritas, por favor http://pepacooks.blogspot.com
Sobra la sal... ya de por sí el plato es salado.
(pero apuntado queda, buena pinta. Gracias por la receta!)
Cuesta encontrar en los recetarios de nuestro país platos sencillos que acudan a la salvia para tirunfar, una de las especias más olvidadas de nuestros mercados, y es una de las plantas más agradecidas para aguantar la penumbra de nuestros pisos. Quiero decir, es una especia para tener y explotar. Me ha gustado la idea. Un saludo.
que buena situacion, las hago la proxima semana xx
Buenísimo, lo acabo de hacer y comer. Lo acompañé con un tabulé... exquisito... Gracias.
La hice el domingo y fue un éxito absoluto. Es un plato estupendo.Un verdadero descubrimiento que hay que incorporar al "recetario de batalla" de cualquier casa.
Buenísimooooo, les encantó a mis amigos, gracias. AH! Me hizo gracia el comentario de::: Dificultad: Necesitarás usar un cuchillo, :) Saludos.
esto hay que probarlo pero ya!
lo hice el otro dia pero en lugar de rellenar pechugas utilicé el "aliño" como acompañamiento para pasta. BUEniiiiiiiisimo!!!!! mi marido casi llora y todo de la emoción XD
¡Qué delicia! Sabores mediterráneos de 10 para esas pechuguitas tan insípidas pero tan bien agradecidas.
mmm interesante propuesta, la incluiremos en breve...http://entupperando.blogspot.com/
Genial... He cambiado el queso de cabra por queso feta y ha quedado perfecto. Pensaba que las pechugas quedarían más secas, pero al contrario, un plato muy jugoso.Una receta para quedar bien y que se prepara en un momento... Un 10!
  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo