Arroz caldoso con pollo, habas y aceitunas

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Defiendo una máxima en la cocina: intenta no tirar nada jamás. Igual que cada santo tiene su octava, las sobras de cada plato pueden tener una recreación que incluso supere al original. Una carne guisada resucita en forma de empanadilla; unos chipirones, como croquetas; unas lentejas se hacen puré, y unos bollos, pastel.

La receta de hoy parte de alguna manera de esa filosofía. Su origen está en el reciclaje de un conejo guisado, que cual transformer se convirtió al día siguiente en un sensacional arroz con habas y conejo. La mezcla funcionó tan bien que decidí convertirlo en plato original, cambiando a dicho animalito por pollo.

Varias recomendaciones. Usad pollo de corral porque es mucho más sabroso y sano. Si las habas que tenéis son grandes, cocedlas antes, peladlas y añadidlas al final. Si usáis ya hechas de bote, ponedlas al final también. Y las aceitunas... pues lo de siempre, cuanto más carnosas y de mejor calidad sean, mejor (nota de última hora: las pongo como opcionales porque si se busca un arroz más suave, no creo que el plato se resienta mucho sin ellas).

Dificultad

Para ser un arroz, fácil.

Ingredientes

Para 4-6 personas

  • 300 gr. de arroz bomba
  • 1/2 pollo de corral en trozos pequeños
  • 250 gr. de habas frescas, a poder ser pequeñas
  • 100 gr. de aceitunas negras con hueso (opcionales)
  • 2 tomates maduros (si no, usar de bote)
  • 1 pimiento rojo
  • 1 cebolla
  • 2 litros de caldo de pollo
  • 1/2 cucharadita de pimentón dulce o picante al gusto
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación

1. Picar la cebolla y el pimiento. Deshuesar las aceitunas si se van a usar.

2. Dorar el pollo a fuego medio en una cazuela grande con un chorro de aceite de oliva. Una vez que esté bien dorado, retirar el exceso de grasa que haya soltado con una cuchara.

3. Bajar el fuego y añadir la cebolla y el pimiento. Salar ligeramente, remover y tapar. Dejar que se haga a fuego suave unos 10 minutos, moviendo de vez en cuando.

4. Añadir el tomate pelado y rallado, el pimentón y las aceitunas si se ponen, y dejar otros 20 minutos tapado, removiendo de vez en cuando.

5. Calentar el caldo. Incorporar litro y medio, llevarlo todo a ebullición y bajar el fuego. Dejar que el pollo se haga unos 15 minutos más tapado.

6. Volver a subir el fuego, y cuando el hervor aumente, sumar las habitas y el arroz repartiéndolo por toda la cazuela (si las habas son grandes, es mejor cocerlas por separado, pelarlas y añadirlas cinco minutos antes del final de la cocción).

7. Remover y dejar que se haga a fuego mínimo unos 15-18 minutos, removiendo de vez en cuando. Si se queda seco, añadir algo del 1/2 litro de caldo sobrante, siempre muy caliente. Cuando el arroz esté en su punto, corregir de sal y servir.

¿Has intentado hacer esta receta u otras de El Comidista, y no te han salido bien? Quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

Comentarios

qué hambreeee. me gusta eso del "arroz con lo que pille".buenos días a todos!
Excelente pinta, pero con una precisión: 15 o 18 minutos de cocción del arroz casi que dobla en tiempo que yo utilizaría: 9/10 minutos y el resto que se acabe de cocer en el plato mientras se enfría :)
todas las ideas para ondakiñes (sobras) son siempre muy bienvenidas. Gracias!
Las aceitunas serán opcionales.Tiene muy buena pinta.http://www.tuppermenu.com
Pintaza!Otra receta que me apunto... que tengo ya ganas de hacer un arroz caldoso ;-)
yo le quitaría el arroz y lo haría al baño maría :P En fin, ya te dije que me apuntaba a este arroz de sobras :)
Esta receta me recuerda a una que colgaste hace poco de conejo con aceitunas y alcaparras. La hice el sábado pasado y me encantó, y además, la salsa que sobró ,con sus tropezones de alcaparras y aceitunas, la reciclé en acompañamiento para lomo empanado. Por cierto, Mikel, lo tuyo con las aceitunas es un romance.....Gracias por las ideas culinarias, me alegran el fin de semana.
Me encanta el arroz caldoso, en casa junto con la paella no falta cada 15 dias mas o menos, ahora lo de las aceitunas no lo he probado nunca.Un saludohttp://www.cocinaconpoco.com/
Mikel estás perdiendo las buenas costumbres: ¿dónde está el grado de dificultad de esta receta? Yo diría que es "para aceitunos" ;)
Me encantan los platos de aprovechamiento de sobras, cuantas veces son mejores que los originales... Un abrazo
Yo también echo de menos el "grado de dificultad" no sé si atreverme a hacer esta ;-)Por cierto muy buenas estas recetas fáciles y prácticas !!
la pasta es muy socorrida también a la hora de aprovechar sobras, yo hago una lasaña de aprovechamiento, de rechupete, JAJAJAJ, dicen que el hambre agudiza el ingenio, pues la crisis ni te cuentohttp://www.recetariodesirena.com
Un arroz estupendo sin duda! Es curioso lo bien que quedan las aceitunas en el arroz :)
Qué rico por favor, si es que el arroz está bueno en casi todas sus formas pero es que caldoso, de cuchara, bien vale un sofocón en pleno verano!!
Me encanta la comida reciclaje, da mucho juego...El arroz caldoso con las aceitunas se ve mortal!http://losbonvivant.wordpress.com/
Qué bueno...me encanta la combinación.;)
Es una de las máximas aprendidas de mi abuela: el ahorro empieza por la cocina (que no por el mercado). De los culines de salsa de los guisos siempre salían deliciosos arroces secos o como el que tu propones. Mi congelador es un caos de pequeños tapers con restos salsas, puntas de pan, puntas de verduras... que solucionan más de un imprevisto y dan como fruto más de un tapeo casero.¡Saludos!
Mikel, como siempre buena receta, te tienes que hacer mirar lo de las aceitunas, yo propongo unas aceitunas al estito "Aragon", esas arrugaditas y semi secas, creo que son las mejores para cocinar en caliente, la aceituna es el pilar de la cocina mediterranea, por ser el origen del aceite y por que siempre estan presentes aunque relegadas a platos frios o en consumo indivdual, los griego y romanos las comian habitualmente con cebollas crudas a mordiscos, menuda dieta y menudo aliento. Para un nuevo post, como eres tan cachondo, chistes gastronomicos, como el de los que pillan a dos robando a uno aceitunas y a otro melones........ Saludos
El arroz con cualquier cosa, delicioso, el punto de las aceitunas, genial! hay que probarlo. Esto me recuerda a un arroz insuperable que probé en un pueblito del interior de Valencia, un arroz al horno, con las sobras del "cocido", buahh, de rechupete, deberías indagar esos arroces al horno para otro día Mikel, pero sin aceitunas, ehhhh, que te vemos venir. Un saludo!!!
Genial aprovechamiento, pero el mío sin aceitunas. Y sobretodo si se escapa una, sin hueso !!!!Besitos,
Yo quiero mas recetas con aceitunas!!! a mi me encantan! Felicitaciones por el blog que además de cocinar rico me hace reir tanto
Bueno, bueno, qué pintaza que tiene el arroz. Yo que soy el fan número uno de los arroces... secos, caldosos, con carne, con pescado, en risotto, dulces... Y tienes razón en que las sobras tuneadas muchas veces superan el original. No tienes más que fijarte en los famosos canelones de Sant Esteve que preparamos en Catalunya. Con las sobras de la sopa de Navidad nos montamos un plato de lujo. Un abrazo
Hmm qué rico! La verdad que mola mucho lo de reciclar comida. Lástima los que cocinamos para uno, en mi caso, después de diez años de práctica, suelo calcular bien. La verdad es que a ver si me aplico el cuento y cuando haga cenas y cosas (algo frecuente) lo transformo en algo distinto (por aquello de que comer lo mismo tres días no mola) Ah, yo también le quitaría las aceitunas Un saludo de Piti http://hayunpatoenmicocina.blogspot.com/
Hablando de abuelas y cocina mediterránea, mi señora abuela, valenciana ella, te hubiera hecho un monumento por lo de cocinar con sobras. ¿Qué es si no el arròç al forn? Y a continuación, te hubiera echado la bronca del siglo por hacer arroz con cebolla. ¡Anatema! ¡Herejía! En casa hoy toca arroz mixto, sustituyendo el pimentón por ñora que casi es lo mismo, pero que no.
mi suegra hacía una carne con aceitunas requetebuena! deberías visita r el blog de emplatando madrid... de nada!
El arroz, desde luego, no es lo tuyo.
Este plato me recuerda mucho a mi padre. Coge los arroces riquísimos que hace mi madre y se los prepara como a él más le gustan, caldo-si-tos (así lo pronuncía, separando las últimas sílabas con inteción). No es muy hábil en la cocina, así que le suelen salir más bien aguados. Le voy a pasar esta receta a ver si mejora.
Por favor, esto me recuerda a una paella que vi hacer una vez a Carlos Arguiñano y además la vi comiendo con mi familia y por primera vez estu vimos de acierdo en algo en la mesa: vaya marranada! Tu por lo menos no lo has llamado paella aunque el termino arroz caldoso equivaldría a algo bueno también...y vista la receta mmm Vaya experimento!! Viendo la pinta no me atrevería a probarlo, aunque seguramente si no estas familiarizado con los arroces parecerá deliciosa...saludos desde alicante. Y aunque no lo parezca me gusta mucho tu blog Mikel.
Me encanta la idea del arroz para reciclaje. Yo en general reciclo la carne para pasta y las verduras para tortilla: no veas la tortilla "fin de mes" que me sale con 3 espárragos y un pimiento de piquillo que quedan en la lata, una alcachofa que sobró, 4 champiñones que se me van a echar a perder, un trozo de berenjena...
El arroz es ideal para todo (soy de Valencia), y éste, heterodoxo a máas no poder, me parece bien excepto por la cebolla, que ablanda el arroz según dicen. El truco para todos los arroces con carne es freir hasta la saciedad la carne y añadir después mucho tomate rallado, que saca la grasa del fondo y la incorpora al caldo y luego se carameliza en el caso del arroz seco, y da color y sabor suficiente para añadir poco azafrán. Para mi, el arroz con pato y nabo, también caldoso, es la quintaesencia del sabor, sobre todo en L`Alqueria del Brosquil en plena huerta de Valencia.
15 o 18 minutos está bien, porque el bomba de calidad se pasa a los 25 (dependiendo del agua y la altura, claro), con lo que a la mesa llega y se come de 20 a 25 min. Ese es el punto, a mi juicio.
Para los integristas de la cebolla. Cebolla y ajo picados. Se ponen a dorar, se incorpora unas codornices troceadas, sal y pimienta al gusto y se doran también. Cuando la cebolla casi esté churruscada se añade un vaso de vino amontillado. Dejad evaporar. Se añade un litro de caldo de pollo (valen losde tetra brick) y se lleva a ebullición. Se deja cinco minutos así y se incoporan cinco puñados (mano estándar, ni Gasol ni Torrebruno) de arroz bomba. Quince minutos de cocción (me gusta un poco enterito pero que no cruja), cinco a fuego fuerte y otros diez después a fuego medio. Dejad que repose cinco minutos. Servid. Cuando dejeis de chuparos los dedos (imprecindible para los muslitos de las codornices) me contáis lo del arroz la cebolla y esas gaitas.
Se puede hacer arroz caldoso con casi todo, y no es necesario el caldo, con el agua basta, el secreto del arroz es un buen sofrito con los ingredientes.. y la cocción adecuada de los mismos y las combinaciones son infinitas... arroz con coliflor y bacalao, arroz con coliflor y costillas de cerdo, arroz con boquerones y espinacas, arroz con cigalitas y habas, arroz de sardinas, arroz con pulpo, arroz con pato y rovellons, arroz con judias y nabos, arroz de cocido.. recetas de la abuela, la comida de siempre dels valencians, que no solo comemos paella (también con mil variedades desconocidas para muchos... por ejemplo la exquita de pollo y conejo con albondigas de sangre (mandonguilles de sang) arroces melosos, caldosos, secos de cassola, al horno, a la leña....
En todos los sentidos los valencianos sois unos pesados...el arroz se come en todo el mundo, de mil maneras y todas cojonudas, o no tanto. Todavía recuerdo la paella las narices que comí en valencia en un sitio super especial, pataín patatán...soso, un cero al lado del arroz al horno de mi suegra (es sevillana), del risotto de tuétano que hace mi amigo el Gañán, mi puto arroz a la cubana refinado, el arroz negre del vaixell en Llançá...
Igual sí que he parecido un poco pesao, lo siento. Mi suegra tambien es sevillana y el domingo me comí un arroz al horno con los restos del cocido que aun sueño con él. Cambiando un poco de tercio, echo de menos en la mayoría de reverecetas que veo los ingredientes de los caldos (pollo carne, verduras, pescado, etc) Me parece que es parte muy importante también de la receta y en casi ningún caso se detalla
Para evitar los caldos preparados, quiero decir, siguiendo con mi pesadez valenciana
Un amigo mío hace un arroz caldoso con nabos, panceta en trocitos y añadiendo en los últimos minutos una morcilla de piñones murciana abierta para que se deshaga al cocer, que está buenisimo.
Hola Mikel, qué delicioso plato presentas hoy, tiene una pinta buenísima, te felicito. Me encantaría probarlo con bastante queso parmesano rallado por encima, no crees que quedaría buenísimo?Un abrazo
Arroz al horno. Vamonos que nos vamos. Una cabeza de ajo, una patata, un tomate, aceite, pimentón, azafrán (lo otro amarillo vale) y arroz. Las sobras del cocido (puchero en la Tierra Ishbiliya) esto es: unos garbancitos, lo que quede de la costilla salada, un poco de lo que sobró de la carne de ternera y de pollo. La versión valenciana que conozco lleva la pelota de carne picada y una morcillita de de cebolla. El caldo del puchero a calentar (tiene que salir doble medida que de arroz y uno más). En una sarten se frien los dientes de ajo y las patatas cortadas a rodajas de medio centimetro. Se reservan. En un poco de aceite del que sobre (cuando se temple un poco) se les da unas vueltas al pimentón (la punta de un cuchillo de mesa). Eso se vierte sobre el arroz que ya tendremos dispuesto en la CAZUELA DE BARRO, Ahora añadimos el caldo hirviendo y los garbanzos, carne, patatas, dientes de ajo y tres rodajas de tomate (se me busque algo estético que saber sabe igual que lo otro pero no hay color). Esperar a que hierva al fuego, probar de sal y rectificar (no suele ser necesario que el caldo de puchero ya va bien). Aguantar diez minutos al fuego, el resto al horno a 200cº hasta qte veamos que se separa de las paredes de la cazuela. Reposar cinco minutos y servir. Cuando era pequeño este último paso se hacia en el horno de pan que aun permanecía caliente....nada sabe como eso.
  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores