Canelones de verano (sin leche, sin aceite y sin pasta)

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo
Canelones de verano (sin leche, sin aceite y sin pasta)
Canelón parece, ensalada es / EL COMIDISTA.

¿No os pasa que cuando empieza a hacer un calor de esos que hace que se te arrebolen los mofletes, que la frente te brille y que no quieras nada más que ponerte en remojo como un garbancito, el cuerpo empieza os grita "dame ensalada" en cada comida? Puede ser en forma de ensalada tradicional –verdura cortada y aliñada, vamos–, deconstruida (un gazpacho o sopa fría) o, como en este caso, convertida en unos canelones sin leche, aceite o pasta. "Si no llevan pasta ni bechamel, ¿por qué cojones narices les llamas canelones?", os preguntaréis algunos, además con mucha razón. Pues porque esta receta está diseñada para apoyar una campaña solidaria que busca recaudar alimentos para familias en riesgo de exclusión, y parte de una premisa.

La idea que me propusieron–muy bien planteada a nivel conceptual pero que me hizo romperme la almendra un buen rato pensando qué podía preparar– fue diseñar una receta a base de alimentos básicos como pasta, arroz, leche o aceite en la que faltara el ingrediente principal. Por ejemplo, paella sin arroz, fabada sin judías o carbonara sin pasta. Os preguntaréis –otra vez con toda la razón– el porqué de esta limitación. La respuesta es descorazonadora: porque más de 3 millones de personas en este país carecen de alimentos para cubrir sus necesidades mínimas diarias, o sea, de cosas tan básicas como legumbres, conservas, aceite o leche.

Los creadores de la campaña, llamada No sabes qué es el hambre hasta que pasas hambre, esperan recaudar 800.000 kilos de algunos de los alimentos básicos que les faltan a las recetas que participan en la acción, como arroz, legumbres, conservas, pasta, leche o aceite. Se puede colaborar a través de su página web, donando productos sueltos o packs en forma de carrito de la compra, o enviando un SMS con la palabra HAMBRE al 28029.

Por lo demás, estos canelones sui generis no son más que una manera divertida y diferente de presentar una ensalada. Ya os hemos hablado en otras ocasiones de las virtudes del calabacín crudo, delicioso tanto en forma de bastoncito –por ejemplo, para mojar en un hummus o cualquier otra salsa – como cortado a láminas finas. El aliño, que no lleva aceite ni lo necesita, porque los anacardos ya aportan la textura y la grasa necesaria, está inspirado en una deliciosa receta de paté de anacardo que me enseñó Carla, una amiga vegetariana que siempre tiene ideas cocinillas la mar de inspiradoras, al que se le pueden añadir setas, cebolla o ajo fritos (o, en versión dulce, pasas, orejones o dátiles).

Dificultad

Para gente que cree que la comida de los demás también es importante

Ingredientes
Para 4 personas (12 canelones)

  • 3 calabacines sin semillas
  • 50 gramos de pasas
  • 4 tomates de pera
  • 1 manzana verde
  • 1 cebolla tierna (2 si son muy pequeñas)
  • 150 gramos de queso fresco de cabra
  • 100 gramos de anacardos
  • 100 gramos de rúcula
  • 50 gramos de pipas peladas (las mías eran garrapiñadas, pero no hace falta)
  • 2 limones
  • Sal
  • Pimienta

Preparación

1. Poner en remojo los anacardos tostados hasta que se hinchen un poco y se vuelvan un poco más blanditos.

Tiempo aproximado: 2 horas.

2. Picar la cebolleta y remojar con el zumo de medio limón y un poco de sal, reservando el tallo para emplatar. Mientras, lavar dos de los calabacines y cortarlos a lo largos en láminas finas con ayuda de la mandolina, un pelador de verduras o un cuchillo afilado y buen pulso. Salar ligeramente y dejar que pierdan algo de agua.

Tiempo aproximado: 15 minutos

3. Pelar los tomates y cortarlos a daditos. Hacer lo mismo con la manzana, pelada o sin pelar (a mí me gusta el punto de resistencia y acidez que da la piel). Poner en una batidora o robot de cocina los anacardos remojados, 1/3 de taza de agua, el zumo de medio limón, sal y pimienta. Procesar hasta conseguir una salsa blanca, que debe tener la textura de una bechamel ligera.

4. Mezclar el tomate y la manzana picados, las pasas, el queso tierno de cabra, la mitad de las pipas y la rúcula con la mitad de la salsa, y remover hasta que quede bien aliñado. Poner tres o cuatro tiras de calabacín una al lado de la otra –unos 12-15 cm, que será el largo del canelón– en una superfície limpia. Rellenar con parte de la ensalada (tienen que quedar gorditos) y enrollar.

5. Emplatar tres canelones por ración y terminar con un poco más de salsa de anacardos, unas pipas, un poco de perejil fresco picado y la parte verde de la cebolleta picada muy finita.

¿Has intentado hacer esta receta u otras de El Comidista, y no te han salido bien? Quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

Comentarios

Loable...que lo hables. Yo propongo otra campaña: "No sabes lo cara que es la luz en España hasta que te pasa el recibo Iberdrola" (la misma cuyo jefe cobra un cohón de pato y ha invitado a 40 periodistas al Mundial de Brasil porque ellos lo valen). Mi propuesta es un filete ruso sin cocinar, es decir un tartár de ternera sin pan rallado, sin harina, sin aceite y con la yema sin batir. Otra variante de la campaña es hacer el amor con la luz apagada o reciclar la carcasa de la Nintendo como servilletero. O a lo mejor, la solución ante tanta indecencia es pasar de campañas y empezar la revolución.
Doraemon, siempre tengo mis dudas a la hora de apuntarme a este tipo de iniciativas... Por un lado me parece una mierda enorme que tanta gente no tenga cubiertas sus necesidades básicas y que el estado se desentienda, por otro no creo en el concepto cristiano de caridad. Así que he decidido llamarle "movilización ciudadana" y pisar el acelerador. Sé que no podremos arreglarlo todo, pero tampoco es excusa para quedarse con los brazos cruzados! Dicho esto, buenos días!
Mònica, nunca criticaré un banco de alimentos ni una iniciativa de estas pero me parece que ya es hora de ir poniendo precintos al parque móvil ministerial. Si no hay para comer, que vayan en burro. Lo mismo que Green Peace se encarama a un petrolero, yo creo que ya es hora de encaramarse a algún Ministerio o Consejería de Bienestar Social
Estoy con Doraemon: dudo mucho que estas campañas solucionen nada, y por mucho que "deconstruyamos" los canelones o "reinventemos" la tortilla de patata, (o viceversa) las "familias en riesgo de exclusión" (que ya son ganas de utilizar eufemismos) acabarán "excluidas"... En realidad, me parece que sólo sirven, estas campañas, para tranquilizar la mala conciencia, así que allá cada uno con la suya.
Nos desdeñes unos buenos espárragos navarros igualmente cubiertos por exquisito salmón ahumado y, sobre todo ello, huevo duro picado. Mayonesa casera para acompañar, of course.http://casaquerida.com/2014/06/24/pasen-y-agredan/
Apoyamos por supuesto campañas como "no sabes que es el hambre hasta que pasas hambre! En línea con la receta que propones os presentamos unos cucuruchos sin helado http://dosyemas.com/index.php/empanadillas-debrie-y-calabacin
Madre mía qué pintaza!!! Mañana mismo la hago!!http://areaestudiantis.com
Me callo ya, lo prometo, pero es que este tema me enciende: En Kosovo, durante la represión de Milosevich, los albano-kosovares, que no podían recibir educación en el idioma albanés, decidieron establecer un sistema de educación paralelo, con aulas en domicilios particulares y maestros pagados por un fondo común y se negaron a escolarizar a sus hijos en el sistema oficial. ¡¡Pero hay que entender que estaban en guerra!! Supongo que en España fue igual cuando nos quedamos sin un Estado funcional hace 70 y pico años, pero es que ahora se supone que tenemos un Estado al que hay que pedirle cuentas. ¿De qué sirve una concejalía de bienestar social sino garantiza el bienestar?
Egun on!Mónica, me encanta este post, todo él, todo, todo. No tengas ninguna duda, aparte de hablar, discutir, razonar, proponer revoluciones (que cada vez veo más cerca el que llegue), aparte de pensar, digo, siempre será mejor hacer que no no hacer. ¿Que son otros los que tienen que hacerlo? Sí, pero mientras eso llega, hagamos algo cada uno de nosotros y cuantas más cosas hagamos, mucho mejor.Una gran verdad muy verdadera, no sabemos lo que es porque NUNCA hemos pasado hambre; hambre de que falten tres horas hasta la hora de comer, sí, pero sabiendo que comeremos, lo que sea, media barra de pan, pero hambre real, de la de no tener NADA que comer, éso no sabemos lo que es.Mikeltxu, espabílate, que las recetas de Moníksemuá (con cariño!) con su versión dulce incluída me están gustando cada vez más, jajá, muxuak!!!
Jajajaj cuanta razón Doraemon cada vez cuesta más cocinar que la cesta de la compra... Pero bueno, pienso que estas iniciativas algo ayudan, mejor hacer algo que nada... Me gusta la idea de tu plato y voy a pensar alguna receta sin el ingrediente principal, de momento te dejo un tartar que no se cocina y así como dice Doraemos ahorramos gas y luz: http://cocinarconamigos.blogspot.com.es/2014/06/tartar-atun-rojo.html
Me encanta la receta, muy rica!!! Una pena tremenda que haya tanta gente pasándolo mal, seguro que cada uno podemos aportar nuestro granito de arena.Saludos
Me ha encantado esta receta! me pondré manos a ello! http://tastyrules.wordpress.com
La verdad es que no me acostumbro al calabacín crudo, aunque lo he probado varias veces en ensalada. De momento me quedo con estos otros que creo que son de los mejores que he probado: http://cocinapasion.me/2014/02/03/calabacines-rellenos-de-bacalao-ajoarriero/
Como recién llegada a este inmenso país gastronómico, y también patrimonial, es es Italia tengo que decir que hasta ahora no había comido una lasaña 'como Dios Manda'. El caso es que aquí, en el Valle del Comino es donde más veces la he comido, se hace sin bechamel. ¡Qué gusto!, porque esta salsa blanca (¿francesa?) se me indigesta con facilidad. Va preparada así: salsa de tomate caserapequeñas albóndigas de carne, huevo durotodo esto puesto a capas junto con el tomate y la pasta,pecorino por la parte de encima y a gratinar. De morirse y mucho más natural y ligera.
Muy muy buena iniciativa!!Gracias por hacer una "cocina sostenible"
Muy bueno y sin leche, ahora bien el queso fresco lo tendré que sustituir por tofu sin queso, mi intolerancia a la lactosa me ha hecho sustituir el queso y la leche por otras variantes vegetales.
Buf, que buena pinta, pero a mi me encantan los canelones tradicionales http://goo.gl/0mSkRb
Mola la campaña. Todos sabemos que quien no puede comprar arroz o legumbres siempre tiene a mano queso de cabra, rúcula y anacardos. O, como propone otro comentarista, espárragos (navarros, ¿eh?) y salmón ahumado.
estoy totalmente con Porcupine, me lo has quitado de la boca....yo no creo que alguien que no tenga aceite, compre anacardo ni queso fresco de cabra y además use el horno así como así...Y la iniciativa esta bien, pero a mi corto entender esta receta concreta (muy buena pinta por cierto, la probaré) no refleja el objetivo.
Paguemos nuestros impuestos y donemos mucha comida a quienes más lo necesitan para que los poderes públicos puedan seguir organizando más galas en TVE de "Murcia, qué bonita eres".
La receta tiene muy muy buena pinta!Al margen de esto, me pasa como a tantos otros comentarios que has recibido, no termino de entender la campaña y mucho menos la elección de alimentos para la receta debido a que ninguno de ellos es especialmente barato (vale, los calabacines si, que estamos en plena temporada). Por no calcular toda la compra, así, de una forma rápida se me ha ocurrido meterme en la página web de una gran superficie en donde Canelón Boloñesa (525g) precocinado está a 1,72 € y los 100g de rúcula a 1,82€.No digo que la culpa sea tuya, que como ya he dicho me parece que la receta promete mucho, pero la campaña (así enfocada) no la veo.Un saludo
Creo que Mónica intenta hacernos ver a través de esta receta, utilizando productos que no son de primera necesidad, lo jodido de no poder acceder a aquellos. O mi bien pensante cabeza me hace verlo así. Aparte de eso, esto lo probaré!! :-)
Doraemon, me apunto. Cómo estamos de hartos e indignados para que en un blog como éste estemos hablando de dejarnos de paños calientes, porque esto sólo lo soluciona una revolución. Toleramos cosas que nos avergüenzan. No diré que un niño pase hambre, porque igual valen los adultos. Es repugnante que vivamos así. No entiendo cómo es posible. Estoy a punto de echarme al monte yo, que no voy para tirar cohetes pero que no puedo quejarme... Si fuera una desharrapada tengo muy claro que la revolución se intentaría...
Nos encanta la iniciativa y por supuesto que pondremos nuestro grano de arena. Seguro que la receta además estaba buenísima :) Un abrazo, La rubia y la morena de www.conextradequeso.com
Muy buena combinacion de ingrediendes! Es una receta muy apetecible y ideal para el verano!Si quereis ver recetas italianas con pasta:http://pastaporpasta.com
Que aquí mismo hay gente que pasa hambre, una pena! Sobretodo cuando ves los sueldos millonarios de los directivos de empresas que gestionan servicios que deberían de ser públicos puesto que son servicios básicos como la luz, el agua, el teléfono... y que tengamos que ser los ciudadanos que bastante apurados andamos ya los que tengamos que hacer caridad, es una vergüenza, basta de caridad, hay que exigir dignidad!http://lesreceptesquemagraden.blogspot.com.es/
Mónica, ¿qué le pasa a Mikel que solo escribe un par de artículos a la semana? ¿Es que está enfermo?
Merendola da en el clavo. Y también me enferma la caridad como justificación de la riqueza. Que parece una tontada, pero es una de las consignas básicas del neoliberalismo católico. Para esos escrupulillos tontos...
Espania se está subdesarrollando.
Hip Hip Hurra por la campaña!
Estas cosas me recuerdan a los retos en los que participo a veces veganizando recetas. La última fue algo que me recuerda mucho a la tuya, rollitos de cecina rellenos de ricotta, versioneando en vegetal a Sor Lucía Caram.Si queréis verla está en: http://mostazaymedia.blogspot.com.es/2014/05/veganiza-al-chef-en-mayo-rollitos-de.htmlRespecto a la caridad, yo, como la mayoría de comentaristas, tampoco la veo pero si estas campañas sirven para poner de relieve este problema, pues bienvenida sea.
Entiendo ese reto de tener que cocinar sin alimentos básicos lo que NO ENTIENDO SU COSTE, hombre no es caviar, pero sería un reto a mejorar el incluir un TOPE DE EUROS teniendo en cuenta el presupuesto de alguien que sólo tiene X EUROS AL DÍA
  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en El Comidista