Aló Comidista: ¿Cuál es el mejor queso para la pizza?

Melones que salen pepinos, mujeres que buscan almendras amargas y chicas cuyos novios se obsesionan con chicos en el único consultorio gastronómico-psiquiátrico de la Red.

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Aló, Comidista vuelve tras su merecido descanso veraniego. En este consultorio vale todo: dudas culinarias, enigmas gastronómicos, problemas psicológicos, cuestiones metafísicas y dramas de la vida contemporánea. Sólo tenéis que enviarme un mail a elcomidista@gmail.com. Responderé a vuestras chorradas preocupaciones el primer viernes de cada mes, salvo festivos, puentes, enfermedad grave o fallecimiento.

Luisa: Los huevos, ¿se pueden lavar o no?

Querida Luisa, creo que he explicado esto unas 346 veces, pero como veo que no han sido suficientes para las desposeídas intelectuales como tú, ahí va otra: no conviene lavar los huevos porque puedes causar justo el efecto contrario al pretendido. El lavado puede dañar la cáscara y favorecer la entrada de microorganismos dañinos en lo que te vas a comer. Mejor rómpelos con cuidado de que la parte exterior de la cáscara no toque en ningún momento ni la clara ni la yema.

Jen: Apreciado Mikel, estamos extasiados de poder verte en versión vídeo (que ya lo habíamos hecho antes, te buscamos hace un tiempo en youtube y encontramos cosas)… Soy fan tuya, y mi chico es MUY fan tuyo, y cuando digo fan tuyo, es porque él cree verte por toda la ciudad, fue tanta su obsesión que me la contagió y ahora siempre que veo a un chico con la mínima característica similar a ti, creo que eres tú. Ahora vienen las peticiones: ¿Cómo hago para que autografíes uno de tus libros para mi chico? ¿Cuál de tus libros es tu preferido? ¿En la dedicatoria podrías urgirlo a que SIEMPRE pruebe lo que cocina? No hay poder sobre esta tierra que lo obligue a coger una cuchara y comprobar el sabor de lo hay en el fuego, así que muchas veces nos tenemos que sentar a la mesa con comida o salada o picante o sin sabor.

Querida Jen, me alegro de que hayas aceptado vivir tu vida con un bisexual: demuestra una apertura de miras que te honra. Eso sí, ten un poco de cuidado porque tu novio, lo mismo que se obsesiona conmigo, se puede meter en Grindr o en Wapo a obsesionarse con otros hombres, o pasar de buscar mis vídeos en YouTube a hacerlo en YouPornGay.com. Vistos desde la distancia, creo que mis libros más potables son el primero y el último. Dudo de que el segundo pase a los anales de la gastronomía, y sólo te lo recomendaría si te gusta más la tonterida que el recetismo puro y duro. Para lo de la firma tendrás que esperar a que saque el siguiente y haga una presentación: mientras tanto, dile de mi parte a la florecita de tu novio que los cocineros que no prueban la comida son, por definición, malos cocineros.

El novio de Jen, después de leer mi respuesta.. GIPHY

Esther: ¿Qué se puede hacer con un melón que sale pepino total? Esto lo decíamos en mi casa para referirnos a los melones sin sabor. Recuerdo a mi madre poniéndolos a remojo en Licor 43 y haciendo luego una macedonia, pero me imagino que podrán hacerse más cosas además de este tipo de recetas de 'Cuéntame'. Un saludo muy afectuoso desde Alemania de una admiradora, una esclava, una amiga, una sierva.

Querida Esther, pronto te contactaré por mail, que justo se nos acaban de escapar las esclavas tracias que preparaban nuestros banquetes y orgías y necesitamos recambio. Para reciclar melones sosongos, el Licor 43 es una opción viejuni que me encanta, pero yo creo que al final es más efectivo un macerado con limón o vinagre suave y una pizca de sal para lograr sacar algo de estas desdichadas pepónides, si es que te las vas a comer a pelo. Otro buen plan es utilizarlas en platos salados, como esta sopa de melón, almendras y lima o esta ensalada de melón y queso feta. O cambiar la mitad del pepino (o todo) por melón en esta sopa fría con yogur y menta o esta ensalada de garbanzos. O incluso usarlo como alternativa vanguardista en un gazpacho andaluz vulgaris.

Carmen: ¿Tienes idea de porqué está dentro de la asociación Aturive de calidad garantizada el restaurante la Abadía en Cuacos de Yuste????. La zona es preciosa... si puedes pasarte por aquí comprobarás lo mal que se come!!!! El resto de turistas te agradeceremos tu opinión.

Querida Carmen, llevo un mes pensando en esto todas las noches: en por qué está dentro de la asociación Aturive de calidad garantizada el restaurante La Abadía en Cuescos de Yuste. Es que no pego ojo con este tema, oye. Tanta es mi preocupación que me voy a tomar un frasco entero de Lexatines para no viajar a ese pueblo y liarme a tiros cual vengador de Puerto Hurraco. Una cosita: tú formas parte del complot para volverme tarumba, ¿verdad?

Gloria: Esta semana ha llegado a mi conocimiento la existencia de toda una gurú de la cocina, dos de cuyos hits os recomiendo encarecidamente. Soy fan de Öznur, de su acento, de sus explicaciones, de su contenido…

Querida Gloria, no existen en el diccionario palabras que puedan expresar mi agradecimiento por tu mail. Öznur se ha convertido en mi musa, en mi luz, en mi guía no sólo culinaria, sino también espiritual. El minimalismo radical de su obra me ha deslumbrado, tanto como la osadía de recetas como Gazpacho andaluz con zanahoria, Zumo de ciruela. Bebida para ir al baño o Cómo cocer un huevo, con su lúcida advertencia de “para comer hay que quitar la piel”. En cuanto a los vídeos que me envías, destacaría la contradicción hegeliana de Cómo hacer caldo de pollo comprado y el homenaje al vídeoarte de Bill Viola implícito en el plano fijo de un minuto de unos frankfurts gelatinosos en Salchichas al horno. Sin temor a equivocarme, diría que Öznur es la Yoko Ono de la vídeococina, y que tarde o temprano sus piezas se mostrarán en el Guggenheim.

Un Bonito Asturiano: Mi primera duda es que en mi familia siempre nos han dicho que con el bonito no se puede beber agua porque te repite mucho después. ¿Crees que puede ser cierto o mi abuela buscaba excusas para asaltar el mueble-bar? La segunda, más técnica, es que escuché en cierta ocasión que no puede hacerse el fumet de pescado con las espinas del bonito y no acabo de entender el porqué. Yo lo hice alguna vez para un marmitako y no se me murió nadie ni sabía mal. Volviendo a mi familia, tenemos la insana costumbre de cocinar el bonito hasta el punto de momificación. A mí me gusta casi crudo por dentro pero tengo que aguantar a los anisakeros que me dicen que voy a contagiarme. ¿Si lo dejo rosita por dentro sin congelarlo previamente crees que me convertiré en un gusano gigante?

Querido Un Bonito Asturiano, lo del agua no lo había oído en mi vida, y le doy la misma credibilidad que al “beber agua durante las comidas engorda”: ninguna. La cocina canónica dice que los pescados azules no sirven para hacer fumet, pero supongo que esto afecta más a la cabeza que a otra cosa, por lo que no me extraña que tu marmitako con caldo de espinas de bonito estuviera bueno. El anisakis: como siempre he defendido, es una cuestión personal. Si te comes el pescado crudo o poco hecho sin congelarlo previamente 48 horas a -20º, te la juegas. Yo, que soy un inconsciente cuyo ejemplo no debe servir a nadie, prefiero jugármela a comer momia de bonito.

Oxi: Te envío aquí un documento escalofriante, digno de Cuarto Milenio. Un misterio de la familia Campos, que ha desatado conflictos internos y tiene más detractores que fieles... La Tortilla en caldo. Yo soy del NO.

Querida Oxi, en algún sótano húmedo y mohoso de mi memoria hay un recuerdo de algo parecido tomado en un restaurante, pero me suena que la tortilla flotaba en una salsa española. En principio, lo del caldo no lo veo, salvo que la torti sea tipo pared con ladrillos de patata y cemento de huevo cuajado, y algo de líquido venga bien para pasarla. Ahora bien, sin haberlo probado, tampoco puedo bendecir ni condenar. Además esta práctica, más que un caso de Iker Jiménez, es propia de la cocina manchega, y si allí lo hacen, por algo será.

Soraya: No soy una reinona gay y no estoy aquí para escribir barbaridades. Pero es que yo SÍ tengo un problema culinario serio, no como el 99% del 'ganao' al que respondes en el consultorio, que son unos pendones verbeneros que sólo te escriben para intentar llevarte al huerto. Quiero hacer Mazapanes de Soto al estilo de La Rioja. Oí que la empresa que mejor los fabrica desde tiempos de maricastaña (Mazapanes Segura) añade una pequeña parte de almendras amargas. Pues bien, yo quería comprar estas almendras para intentar recrear la receta lo más fielmente posible. No sabía dónde encontrarlas, así que recurrí a Internet. ¡Las primeras respuestas en los foros me dejaron helada! Según Internet, no hay almendras amargas a la venta porque son altamente venenosas (contienen cianuro) y sólo 20 de ellas bastan para que un adulto estire la pata. ¿Podrías aclararme la cuestión?

Soraya, echándose un cigarrito.. GIPHY

Querida Soraya, gracias por insultar a las personas que escriben al consultorio, de vez en cuando me viene bien que alguien haga el trabajo por mí. Está claro que no eres una reinona gay: por tu carácter agrio yo te veo más bien como una lesbiana resentida y frustrada que nunca se atrevió a salir del armario. Es cierto que la ingesta de almendras amargas puede causar la muerte, pero no comiendo sólo 20. En la web de química Quimitube lo tienes todo explicado: estas almendras contienen amigdalina, un compuesto químico que se descompone y da lugar al ácido cianhídrico, una sustancia tóxica. La cantidad de dicha sustancia presente en las almendras amargas oscila entre los 200 y 400 miligramos por cada kilo de materia seca, y un humano de tamaño medio debería zamparse entre 1.650 y 3.300 gramos de almendras amargas para palmarla. Así que mientras no te dés un atracón, puedes tomarte tranquilamente tus mazapanes mientras acaricias a tus ocho gatos en la soledad de tu salón.

Fabiola: He recorrido su página y he disfrutado de leer sus posts acerca de las comidas, recetas y otros temas más, especialmente con las fotos vívidas y las palabras explícitas. Queríamos saber si a usted le interesa escribirnos una reseña del producto Kulcar versión 2, que es un ventilador de coche con energía solar, incluyendo palabra clave, link de nuestro Facebook, videos y fotos sobre su experiencia personal de Kulcar. Somos una compañía llamada Sonray que proviene de Taiwán. Nuestro producto tiene como función resfriar la temperatura de automóvil desde gran exposición bajo el sol, con el cual puede reducir eficazmente los gases emitidos de plásticos bajo calor alto. Por lo tanto, él puede proteger a su familia de toxinas que ocasionan cáncer despedidas del interior de su coche durante los días calurosos. Este video demuestra cómo es la eficiencia que Kulcar.

Querida Fabiola, has venido al sitio adecuado: ¿cómo no íbamos a publicar un artículo sobre un ventilador de coche en una web gastronómica? Mientras preparamos el texto, las fotos, los vídeos, las palabras clave y los enlaces a vuestro Facebook, Twitter, Pinterest, MySpace, Fotolog y web personal de la abuela de vuestro consejero delegado, quería comentarte un par de cositas. ¿Qué insinúas con lo de “fotos vívidas y palabras explícitas”? ¿Significa que has descubierto en la deep web nuestra versión de El Comidista para adultos? ¿Si la temperatura del coche se resfría, qué hacemos? ¿Estás realmente segura de que las toxinas esas causan cáncer? Porque yo no veo a la gente muriéndose por ir en coche en verano, y mira que en España hace un calor que te torras. A la espera de que nos resuelvas estas dudas, me despido atentamente.

Rosa: La ilustración del helado tropical es sexista. ¿Todas las bolas son tetas?

BERTO FOJO

Querida Rosa, creo que te dejas llevar por una hipersensibilidad muy en boga, feminista en la apariencia pero monjil en el fondo, que tiende a confundir el tocino del machismo con la velocidad del humor. Pero en fin, dejaré que Berto Fojo, autor de la ilustración que acompañaba a la receta del helado, te responda: “Mira que he dibujado porquerías a lo largo de mi vida, y jamás me han acusado de nada parecido. Una vez se publican mis ilustraciones, éstas dejan de pertenecerme y pasan a ser de dominio público. Es posible que haya quien considere que mi ilustración es sionista, secesionista o madridista, por decir algo, por mucho que mi intención no tenga nada que ver con tales posturas. Si lo que la lectora espera de mí es algún tipo de disculpa, siento decepcionarla, pero he de decirle que temo el momento en el que una ilustración como ésta no pueda ser publicada”.

“El título del artículo era Helado tropical en bolas”, prosigue, “y eso es lo que hice. Podría haberle dado alguna vuelta más, haber invertido quizá la posición del cono y que las bolas de helado fueran testículos en lugar de tetas, pero no dibujo muy bien los pelos rizados”.

Fran: Querido Mikel, llevaba tiempo queriendo mandarte un mensaje bien puerco con el que darte la del pulpo. Desgraciadamente, tengo que agradecerte el logro de responder a muchas de mis cuestiones culinarias, haciendo que mi hambre por los daddys aumente con una reinona de rodillo duro como tú. El motivo por el que te escribo se debe a mi indignación mientras veía el programa de Arguiñano. Con más cojones que un camello con orquitis, ha desenfundado un carpaccio envasado y lo ha emplatado para una receta como ingrediente principal con su quesazo reseco. ¿Cómo puede consentirse semejante HaVerración en un programa de cocina? ¿No hay formas alternativas como el tartar que no estén al nivel de cocinar con Doritos? ¿Por qué se pide la jubilación de Madonna y no la suya? No respondas a todo que te atragantas fácil. Un saludo, barbitas. Apetitosamente tuyo, Fran.

Querido Fran, veo que perteneces al grupo de pendones verbeneros de los que hablaba antes Soraya, la lesbiana de la almendra amarga. Te contesto sólo porque me has llamado “daddy” y “reinona de rodillo duro”, lo que demuestra cierta actividad en tu minúsculo cerebro. Si no, no lo habría hecho, y te habría remitido al objeto de tu queja: el propio Arguiñano. Que él cocine con carpaccio envasado o plantee recetas demasiado fáciles es su problema, no el mío. Si no te gusta, haz lo que yo: dejar de verlo y sustituirlo por los vídeos de Öznur.

Cecilia: Solo echar agua y ya, y me quedaron así.

Querida Cecilia, gracias por tu precioso montaje fotográfico, que demuestra cuán lejos están las promesas de los productos industriales de la sucia y fría realidad. De todas formas, te diré que en el pecado llevas la penitencia: si no te hubieras dejado arrastrar por la pereza y hubieras hecho unas galletas como Dior manda, no te habrías tenido que comer ese truño.

Irene: Leí hace poco un artículo que decía que la mayoría de los quesos para pizza que se venden en los supermercados no son queso, y que por eso en la bolsa pone solo "rallado para pizza" y cosas así. Después de esto me estoy fijando y es verdad!!! Así que ahora no sé qué queso comprar para hacer las pizzas en casa. Es muy cómodo tener esas bolsas de "queso" rallado para hacer una pizza en un ding dong pero me siento como si estuviera comiendo grasas ultrasaturadas a cucharadas... ¿Qué queso recomiendas tu para hacer las pizzas?

Querida Irene, qué lástima que hayas descubierto que los quesos rallados envasados son una basura a la que no se le puede llamar ni queso. Es una pena porque, a partir de ahora, el ímprobo trabajo de rallar un queso de verdad te robará dos minutos de tu vida, que ya no podrás dedicar a estar tumbadaza en el sofá mientras te comes una pizza guarra, ves Pasaporte a la isla en Telecinco o simplemente te tocas el kiwi a dos manos, pedazo de zángana. Según la ciencia, el mejor queso para la pizza es la mozzarella, tal como demostró el año pasado un estudio universitario de esos tan útiles: por fundido, elasticidad y cantidad de grasa, funciona mejor que el gruyer, el cheddar, el colby, el edam, el emmental o el provolone (lo que no significa que no uses cualquiera de éstos: si Ibán Yarza puede ponerle feta a sus pizzas, tú también). Ahora bien, ¿qué tipo de mozzarella? ¿La fresca o la seca? Pues depende de lo que busques: si vas a por una pizza de tipo napolitano, un poco acuosa, deberás tirar por la primera (en mi nada humilde opinión, la mejor opción); si prefieres un estilo más americano, por la segunda, que queda más grasosa y contundente.

Julia: Me encontré con esto el otro día en Hervás, zona próxima a Guijuelo. En nuestra zona, yo soy de Béjar, se come un jamón que te cagas y a veces en las carnicerías lo estropean envasándolo al vacío sin piedad. Pero esta foto muestra la sublime y más que cuqui parafernalia que se le ocurrió a este o esta menda lerenda para la merienda. Nótese el detalle del círculo de grasita del lacito, lo más.

Querida Julia, gracias por enviarnos este espanto. Algo raro está pasando en las charcuterías para que alguien decida que una Hello Kitty de jamón grasiento es una buena idea, pero mirémoslo por el lado positivo: que hayamos pasado de la mortadela de Micky Mouse a esto quizá sea un signo de avance en la evolución humana.

Mercedes: Después de leer la receta de hamburguesas con alcaparras y cerveza negra me he decidido a escribir al consultorio. Mi novio y yo las hacemos en casa pero siempre con la carne de hamburguesa ya preparada, pero como nos hacemos mayores y conscientes de la cantidad de porquerías que se le añade a la comida procesada, queremos empezar a comprar nosotros la carne picada. ¿Cuál es para vosotros una buena pieza o combinación de piezas?

Querida Mercedes, la gilipollesca tendencia contemporánea a pensar que lo más caro es lo mejor nos empuja a soñar con hamburguesas de solomillo o lomo. Gran error: para que este plato nos dé todo el gustarraco que nos merecemos, debe incluir un componente esencial: GRASA. Así que tírate a por cortes que la tienen, como la aguja sola o mezclada con un poco de falda. Disfrutarás más y encima ahorrarás pasta.

Juansanloz: A algunos/as nos gustaría saber donde se puede comprar plancton culinario.

Querido Juansanloz, a algunos/as nos gustaría saber si Dios existe o cuál es el sentido de la vida, y nos aguantamos. Así que relájate porque lo vuestro es más sencillo: Fitoplancton Marino, empresa que colabora con el cocinero que ha hecho del plancton bandera (Ángel León), lo vende online. No dicen a qué precio, pero según ha podido saber la Cadena Ser, éste ronda los 2.500 euros el kilo. Suena a barbaridad, pero no lo es tanto si pensamos que en cada plato no se usa más de medio gramo. En la tienda Liquènia también venden un preparado llamado Algae Mare que contiene fitoplancton, a 7,95 euros el bote de 15 gramos. Dicho esto, te informo de que la única vez que he comido plancton en mi vida padecí una ciertos problemas intestinales explicados en el vídeo adjunto, no sé si atribuibles a dicho ingrediente (¿seré celíaco del plancton?) o a unas vieiras que me zampé antes.

¿Tienes alguna duda gastronómica o vital? ¿Algo que quieras compartir con el mundo? !Escribe a elcomidista@gmail.com y salta a la fama!

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Archivado en:

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores