Concurso 'Navidad viejuna': las mejores fotos
. Orgía viejuna.

Concurso 'Navidad viejuna': las mejores fotos

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Pedimos a los lectores que nos mandaran los platos más viejunos de su Navidad. Nos llegó un aluvión de imágenes impagables, pero sólo podemos premiar a una.

Me es grato comunicaros que, en los albores de 2016, la comida viejuna goza de una excelente salud y se sigue practicando en España como si estuviéramos en 1986. Así lo demuestra el espectacular aluvión de fotos recibidas en nuestro concurso Navidad Viejuna, que convocamos el pasado 24 de diciembre y en el que os pedíamos que nos enviárais imágenes de los platos más anticuados y entrañables que aterrizaran en vuestros banquetes festivos.

El jurado, presidido por Ana Vega Biscayenne y formado por Mònica Escudero, Marta Miranda, Jordi Luque, Xavi Sorinas y yo mismo, ha tenido que enfrentarse a toda una bacanal de cócteles de gambas, pasteles de ensaladilla y melocotones en almíbar, pero ha sobrevivido para dictar su inapelable fallo.

El ganador es Iñaki Mendivi con la obra La ensaladilla que vino del espacio. El jurado quiere reconocer la procelosa decoración de huevo cocido, aceitunas negras y guisantes de lata, formando un alien que tanto puede hacer gracia como aterrorizar a los más pequeños. Iñaki nos cuenta que la ensaladilla es "made by his mother", que la preparó "con todo el cariño del mundo en Nochebuena". No nos cabe la menor duda de que estaba buenísima, Iñaki, y esperamos que compartas con tu progenitora el fantástico premio: un lote de libros viejunos compuesto por Un nuevo arte de comer, Estire sus billetes en la cocina (Obsequio de la Caja de Ahorros Vizcaina), Philips, el horno micro-ondas y Las 202 mejores recetas de El Comidista, firmado por mí mismo.

IÑAKI MENDIVI

Como no queremos quedarnos para nosotros el rico caudal gastronómico legado por los lectores, compartimos una selección de las mejores fotos enviadas. Considérense finalistas sus autores, además de afortunados por haber disfrutado en vivo de semejantes maravillas. Y a todos los que habéis participado, nuestro más sincero agradecimiento: habéis hecho grande esta cariñosa celebración -que no burla, como algunos eternos enfadados interpretaron- de la comida pasada de moda.

Eleuterio Amoedo quedó segundo en las votaciones del jurado con su matambre relleno y timbal de arroz con mayonesa y palmitos. "Un clásico argentino", asegura, mientras nosotros nos alegramos de que el viejunismo triunfe también allende los mares.

ELEUTERIO AMOEDO

Francesca Bicchierai se alzó con la tercera posición gracias a su depurada interpretación navideña de la ensaladilla rusa, que demuestra que el minimalismo no está reñido con la viejunez.

FRANCESCA BICCHIERAI

José Luis Guerrero empató con Francesca en la tercera posición. Su piña rellena con bengalas, enviada desde A Graña, en Ferrol, tocó nuestro corazoncito más festivo y nos hizo soñar con una Nochevieja de Telecinco en 1993.

JOSÉ LUIS GUERRERO

Ana de Lima nos envió un pastel de salmón "con crema de roquefort, adornado con los huevitos de codorniz y tomatitos cherry con forma de setitas. Todo muy ito, que gusta a grandes y a chiquitos". No hay más preguntas, señoría.

ANA DE LIMA

Rubén Casado nos proporcionó este escalofriante testimonio. "Si ya las Navidades siempre han producido en mí un cierto efecto triste y nostálgico, este año lo recordaré como el de nuestro Hundimiento particular. El año en el que mi (adorada) madre perdió definitivamente la chaveta y decidió subirse al carro de la modernidad, entendida como un pastiche de color y sabor de buffet libre de Benidorm inspirado en sus viajes del Inserso. O eso, o es que se ha echado un novio bielorruso que la tiene loquita, y nos lo está ocultando. En los entrantes del 25, primero puso unos medios melocotones enanos en almíbar rellenos de ensalada de palitos de pescado, coronados por sucedáneo de caviar. Ante nuestra estupefacción y atore, improvisó unos montaditos de baguette del paqui, untados de tomate y aceite, y paté de algo sobre todo ello, no fuésemos a quedarnos con hambre".

RUBÉN CASADO

Estanis García fue uno de los muchos participantes que nos deleitó con un postre pijama, esa incombustible combinación de melocotón y piña en almíbar, flan y helado capaz de teletransportarte al Lloret de Mar de la faria, el coñac en copa balón y el cubata de Dyc.

ESTANIS GARCÍA

Carmina Portillo y César Campo fueron, como muchos otros concursantes, a lo seguro: el cóctel de gambas. Los destacamos por las vajillas utilizadas, por el sucedáneo de caviar y por la artística disposición de los crustáceos zambulléndose en la salsa rosa cual nadadoras de Esther Williams.

CARMINA PORTILLO

Ale Gálvez puso en valor la guinda como elemento viejunizador de cualquier plato con este delicado pincho de piña y queso. 

ALE GÁLVEZ

Guiomar Henares mandó un festival de canapés demodés, pero lo que nos inundó el alma de nostalgia fueron estos rollitos de fiambre indeterminado rellenos de huevo hilado.

GUIOMAR HENARES

Paula Mescondo apostó por algo en apariencia contradictorio: la modernidad viejuna, materializada en una fantástica ensalada con figurita de foie y florecitas. "Emplatado de nochebuena de mi señora madre", escribe. "Por el nombre que le dio al invento, La soledad del pato, deduzco que la idea inicial tenía pretensiones vanguardistas. Sin embargo a mi me parece un estupendo emplatado viejuno. Espero que os guste". No sólo nos gusta, ¡nos rechifla!

PAULA MESCONDO

Maite Nadal fue a por todas con un árbol de hojaldre, jamón y queso rematado con cerezas confitadas. "Esto es inmejorable", aseguraba, con toda la razón.

MAITE NADAL

Afotoquímico vivió unas navidades 100% viejunas gracias a dos platos inapelables. "Ensalada de endibias y la evolución del flan con melocotón y piña: ¡ahora con papaya!".

AFOTOQUÍMICO

Nicolás Riós, por último, nos describió una genuina navidad old school a la española. "No faltó de nada en la cena de la familia política, era como volver a los setenta. Dátiles rellenos de roquefort, sucedáneo de caviar, jamón con huevo hilado, peladillas... para terminar con sidra champán El Gaitero, famosa en el mundo entero y niño cantando con la cara de embobao del cuñao, padre de la criatura. Ni apropósito les podría haber quedado todo más viejuno".

NICOLÁS RÍOS

 

 

 

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en El Comidista