Sopas de ajo y cebolla con doble nacionalidad
. Unión francoespañola por un invierno feliz.

Sopas de ajo y cebolla con doble nacionalidad

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Si se puede mezclar la gastronomía de Texas y México o la de Japón y Perú, ¿por qué Francia y España no podemos cruzar dos de nuestras sopas más emblemáticas, baratas y deliciosas? El ajo y la cebolla están a favor.

España x Francia. Ojo, que esa equis no significa "contra", ni mucho menos. Es un cruce. ¿Por qué? Pues porque la receta que te traigo hoy es un dos en uno que mezcla lo mejor de dos sopas estupendas que, casualmente, son también dos de mis platos favoritos. La pregunta es la siguiente: ¿qué pasaría si afrancesara una sopa de ajo? ¿Y si españolizara la sopa de cebolla? La respuesta, distinguido público, en este mismo episodio.

Lo que más sorprende de estas sopas es su sencillez, pues ambas tiran de ingredientes humildes que dan un resultado a la altura de cualquier banquete. La sopa de cebolla, por un lado, dulce y algo salvaje por ese punto de salsa Perrins (que muchos no limitan a un toque en la tostada de queso, y añaden también a la propia sopa como si no hubiera un mañana). La de ajo, por otro, intensa y reconfortante a partes iguales, capaz de quitarte el frío a la segunda cucharada. ¿Qué te propongo, entonces? Atención…

Dificultad

¿Mande?

Sopa de cebolla à l´espagnole

Ingredientes

Para 4 personas

  • 1.2 l de caldo de pollo
  • 5 cebollas dulces
  • 4 dientes de ajo
  • 4 yemas de huevo
  • 4 rebanadas de pan
  • 200 g de panceta fresca cortada en tiras
  • 8 cucharadas de queso curado de oveja rallado
  • Unas gotas de salsa Perrins
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra recién molida

Preparación

  1. Pelar y cortar las cebollas en tiras. En una olla amplia la mantequilla y, cuando esta se haya derretido, añadir las cebollas cortadas, pimentarlas generosamente y rehogarlas suavemente durante 40-50 minutos. En este tiempo, tapar la olla y añadir un chorrito de agua de vez en cuando para generar vapor. Es importante que el fuego esté bajo para no dorar las cebollas.
  2. Sofreír los dientes de ajo laminados en un par de cucharadas de aceite de oliva virgen extra a fuego medio-fuerte. Cuando empiecen a dorarse, retirar la sartén del fuego y reservar el aceite con los ajos.
  3. Pasados los 50 minutos, comprobar el punto de la cebolla. Si ya está tierna, agregar el aceite con los ajos, marear un par de minutos más, salar y añadir el caldo. Dejar hervir suavemente durante 20 minutos.
  4. Mientras cuece el caldo, calentar una sartén a fuego medio/medio-bajo y añadir las tiras de panceta. Si no tienen mucha grasa, agregar un par de cucharadas de aceite de oliva virgen extra. Dejar hacerse hasta que se hayan dorado por todas partes y estén crujientes. Sacar a un plato con un trozo de papel absorbente.
  5. Tostar las rebanadas de pan y rascarlas un par de veces con medio ajo fresco.
  6. Servir la sopa en un bol: primero el caldo, después la panceta crujiente, después la yema de huevo (reservar la clara para otras preparaciones) y por último el pan tostado con el queso rallado por encima. Si se quiere, se puede derretir con ayuda de un soplete de cocina o, en el caso de hacer sopa para mucha gente, en el grill del horno.

Sopa de ajo afrancesada

Ingredientes

Para 4 personas

  • 1.2 l de caldo de pollo
  • 8 dientes de ajo
  • 3 cebollas dulces
  • 150 g de chorizo picado finamente
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 6 rebanadas de pan
  • 4 huevos
  • Sal
  • Pimienta negra recién molida
  • Aceite de oliva virgen extra

Preparación

  1. En una olla amplia, calentar cuatro cucharadas generosas de aceite de oliva virgen extra y freír los ajos hasta que empiecen a dorarse. Retirar y reservar el aceite y los ajos, y aprovechar parte de la grasa que se quede en la olla para rehogar el chorizo durante 3 o 4 minutos a fuego vivo.
  2. Retirar la mayor parte de la grasa que haya soltado el chorizo y, devolver el aceite con los ajos a la olla y agregar las cebollas cortadas en tiras. Bajar el fuego al mínimo y dejar rehogar suavemente durante 40-50 minutos. En este tiempo, tapar la olla y añadir un chorrito de agua de vez en cuando para generar vapor.
  3. Tostar el pan y cortarlo en tiras. Agregarlo a la olla y marearlo un par de minutos.
  4. Agregar una cucharadita de aceite en el fondo de la olla y sofreír el pimentón unos pocos segundos. A continuación, mojar con el caldo y dejar cocer hervir suavemente 10 minutos.
  5. Cascar los huevos en un bol y echarlos en la sopa. Remover con un cucharón para romper yemas y claras y cuajarlos. Si se quiere, se puede rallar un poco de queso emmental por encima y derretirlo con ayuda de un soplete o en el horno si se cuenta con cocottes que resistan el calor.

¿Has intentado hacer esta receta u otras de El Comidista, y no te han salido bien? Quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com.

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en El Comidista