Las patatas fritas perfectas

Exterior crujiente. Interior cremoso. ¿Cómo lograrlo? El secreto está en la técnica que descubrirás en este vídeo.

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo
Éxtasis patatófilo /

La patata frita precocinada y congelada se ha extendido cual virus zika por los bares, restaurantes y hogares españoles, y cada vez queda menos gente que se tome la molestia de pelar, cortar y freír los humildes tubérculos. Es comprensible: preparar patatas fritas es una movida. Ahora bien, la presencia en un plato de unas patatas hechas como Dios manda marca la diferencia. No sólo porque estén a años luz en sabor y textura respecto a las congeladas, sino porque demuestran actitud de respeto a la comida y rechazo a los atajos industriales.

La patata frita perfecta es todo un reto. Debes lograr esa combinación de exterior crujiente e interior cremoso que convierte este acompañamiento en adictivo. Después de algunas pruebas, la receta que más me convence es la que podéis ver en este vídeo. Está tomada, con pequeñas modificaciones, de la web Serious Eats. Es un poco más larga de hacer que la tradicional, pero los cinco primeros pasos los puedes dar con antelación y luego es un pim pam. Piensa que los caballeros del rey Arturo también se tiraron un montón de años buscando el Santo Grial, y no se quejaban porque sabían que su lucha valía la pena. Así que no seas pusilánime e inténtalo, que ya verás cómo compensa y llegas al éxtasis patatófilo.

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en El Comidista