¿Cómo se distingue un buen cruasán?

Llámalo 'croissant', cruasán o 'curasán': lo importante es que sepas cómo se elabora para saber distinguir uno bueno de uno cutre. O incluso para animarte a prepararlo en casa.

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Si no has comido nunca un cruasán, probablemente lees estas líneas desde Marte. O desde algún lugar fuera de España, porque en los últimos 100 años no ha habido pieza de bollería más exitosa en este país que las medias lunas hojaldradas con cuernecitos. Miles de personas las desayunan cada día, ¿pero cuántas saben cómo se preparan? Bien pocas, y así nos luce el pelo con los bajísimos estándares de calidad cruasantera que nos gastamos por aquí.

Para enseñarnos cómo se hace un buen cruasán, y también cómo se distingue uno como Dieu manda de uno cutre, hemos acudido a un francés afincado en Sant Cugat (Barcelona) con más de 20 años de experiencia repostera: Yann Duytsche. En su pastelería se elabora uno de los mejores cruasans a este lado de los Pirineos, a años luz de los tochacos de masa grasienta y azucarada que se ven por tantas cafeterías y panaderías. Verle trabajar es un lujo, tanto si quieres imitarle en casa como si quieres disfrutar de uno de los procesos más hipnóticos del mundo de la repostería.

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en El Comidista