Sardinas con bulgur moruno, hierbas aromáticas y pistacho
Aromático, fresco, sano y rico: no se le puede pedir más.

Sardinas con bulgur moruno, hierbas aromáticas y pistacho

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Un plato completo y sabroso que se puede tomar perfectamente al aire libre y a temperatura ambiente, pariente del tabulé con pescado, rebosante de frescura e ingredientes primaverales.

Comer sardinas en casa suele ser sinónimo de drama olfativo, pero hay una técnica que disminuye sus efectos apestosos hasta mínimos casi imperceptibles: hacerlas al horno. Si al sacarlas además se pone una bandeja con agua caliente y un poco de detergente, directamente tendremos el horno prístino sin esfuerzo.

La ensalada que acompaña a estos sanísimos pececillos tiene inspiración moruna y sabores frescos que acompañan la primavera y el verano. También puede funcionar como receta para llevar al trabajo o comer al aire libre, porque las sardinas están igual de buenas frías: en este caso solo habría que aliñarla en el último momento para que las hierbas y las verduras no se queden chuchurrías.

Los pistachos pueden sustituirse por piñones tostados, almendras o avellanas troceadas, incluso pasas, cuyo dulzor puede aportar un punto interesante a la receta. Este plato pide que le des a tu cuerpo alegría, Macarena, así que aunque el zumo de un limón pueda parecer un poco exagerado para los más acidofóbicos, el punto cítrico al final se agradece.

Si tenéis mucha prisa podéis preparar el bulgur con agua caliente, pero al final habrá que esperar igualmente a que se enfríe y los tiempos no se acortarán demasiado. Si no tenéis a mano harissa –una pasta marroquí bastante cañera, especiada y picante– podéis usar pimentón rojo picante, ahumado o no.

Dificultad

Pelar, picar, cortar, mezclar. Tirado.

Ingredientes

Para 4 personas

  • ¾ de taza de bulgur (o cuscús o arroz)
  • 2 cucharadas de pistachos pelados
  • 12 sardinas medianas sin tripa ni cabeza
  • 2 cucharadas soperas de perejil picado
  • 2 cucharadas soperas de menta picada
  • 1 cebolleta
  • 2 tomates de pera
  • Harissa o pimentón picante al gusto
  • 1 diente de ajo
  • 1 limón
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra

Preparación

  1. Hidratar el bulgur en frío con un poco más de una taza de agua fría con un poco de sal durante una hora.
  2. Mientras, untar las sardinas con una pasta hecha con harissa o pimentón al gusto –contención: la harissa pica– y un poco de sal. Hornearlas a 180 grados durante 8-10 minutos.
  3. Mezclar el bulgur hidratado con el tomate pelado y cortado en daditos, y la cebolla cortada en rodajas finas (parte verde incluida), el perejil y la menta, reservando un poco de las hierbas para la presentación.
  4. Hacer una vinagreta con el zumo y la ralladura del limón, sal y cuatro cucharadas de aceite de oliva virgen extra, aliñar el bulgur y servir con las sardinas y los pistachos y las hierbas reservadas por encima.

¿Has intentado hacer esta receta u otras de El Comidista, y no te han salido bien? Quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en El Comidista