El paraíso de los cereales con leche

La apertura del café especializado Cereal Lovers revela que hay una combinación de cereales, leche y aledaños perfecta para cada momento de la vida.

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo
El paraíso de los cereales con leche
. Desayuno en cajitas

En España existe un apego nostálgico a los cereales. Como con la receta de croquetas de nuestra madre, irreemplazable, con los cereales hemos construido una relación basada en el sólido pilar de la fidelidad. En mi casa hay una bolsa de Chocapic desde que tengo uso de razón. Los Chocapic ya están incluidos en el libro de familia y han sido testigos en la boda de mi hermana.

Mi recuerdo de la infancia son esos desayunos con un bol del tamaño de mi cabeza. Dejaba que los cereales se diluyesen en la leche hasta perder su forma reconocible y que se me quedasen pegados en el paladar como una sanguijuela de azúcar. Desayuné tantos años Chocapic que tienen su propio indicador en mis análisis de sangre.

Esa fidelización absoluta proviene en parte de la falta de oferta. “En el desayuno no estamos en esa parte innovadora que hemos alcanzado en la comida. Y también somos fieles a un cereal porque no tenemos mucha variedad en España”, nos dice Óscar Vela, uno de los propietarios y fundadores de Cereal Lovers. En España vivimos en el día de la marmota del desayunismo.

Cereal Lovers surgió como un proyecto de tres “fanáticos de los cereales” que veían que para consumir ciertos cereales en España había que recurrir a las tiendas de importación o al todopoderoso Internet. Cereal Lovers nace de referencias como el londinense Cereal Killer Café, un local de dos hermanos con aspecto de leñadores que recibieron las iras de vecinos y detractores de la gentrificación.

Pero Cereal Lovers no está ideado para ese prototipo de hípster objeto de iras. “No estamos diseñados para una persona que venga a chupar Internet y hacerse una foto con su gato”, nos cuenta Óscar. Tanto es así que decidieron alejarse del centro de Madrid. Cereal Lovers está ubicado en el Mercado de Antón Martín (Calle de Santa Isabel, 5) rodeado de fruterías, pescaderías y charcuterías. “Igual me paso un día con mi nieto, él toma los cereales de la rana esa”, dice una señora con dos pescadillas en la mano.

La mayoría de los visitantes son gente del barrio pero también extranjeros residentes en España o españoles que han residido en el extranjero y conservan el apego romántico a una marca que conocieron, por ejemplo, en su Erasmus. Antes de meternos en faena (comer, que ha eso hemos venido), le pedimos a Óscar que nos dé un máster avanzado en cerealismo:

¿Se cumple el tópico de que los americanos son los reyes del mambo como vemos en todas las películas y telefilms de mediodía?

Sí. El Santo Grial del cerealismo son los Lucky Charms y Fruit Loops.

¿Los cereales solo se toman con leche como llevamos haciendo toda la vida?

No solo, de hecho con batidos o zumos los sabores se potencian.

¿Y si tomo los cereales sin bebida, a puñados, pierden sabor?

Óscar cree que la bebida bien elegida lo potencia, “como un maridaje de jamón y vino”.

¿Leche fría o caliente?

Óscar recmienda la fría porque con leche caliente se quedan demasiado blandos y “pierden el toque crujiente del cereal”.

¿Pero puedo comer cereales al mediodía sin parecer un vago o el protagonista de 'American pie'?

Por supuesto que puedes. ¨La mezcla de a leche con cereales aporta todo el consumo energético que necesitamos. Dentro de los toppings también está la fruta fresca. Puedes tomar lácteo, fibra y fruta en un solo trago”, dice nuestro entrevistado.

¿Cuánto pueden durar abiertos los cereales sin que me los requisen en una aduana como arma blanca?

Unos seis meses si están bien cerrados. La mejor forma de conservarlos es con una pinza o en una caja.

¿Cómo los sirvo?

En círculos, para que todo tenga la misma consistencia.

Tras las nociones básicas le pedimos a Oscar que nos prepare una cata para seis perfiles concretos de consumidores.

CEREALES PARA UN RESACOSO

En los días de resaca además de las visitas contemplativas a la nevera, el rey de la casa es la pasta con atún. El motivo es evidente: requiere un tiempo de preparación de diez minutos y la capacidad de elaboración de una oruga. Por eso los cereales son la comida perfecta para alguien que el día anterior se haya bebido hasta el agua de los floreros y el KH7 con el que limpian la barra del bar. El único esfuerzo consiste en verterlos en un vaso. El chocolate es redentor.

Cereales elegidos: Hershey's Cookies 'n' Creme y Reese's Puffs. Los acompañamos con leche de almendra con vainilla.

Veredicto: Están dulces sin resultar empalagosos. Reponer lo que se dice reponer, repones. Te dará la energía suficiente para levantarte a coger el mando de la tele y dejar de tratar de alcanzarlo con el pie.

CEREALES PARA UN RUNNER

La pregunta del millón: qué desayunar si me voy a correr ocho kilómetros o acabo de correrlos y no quiero recuperar de golpe todas las calorías que acabo de sudar como un bendito.

Cereales elegidos: Weetabix Protein, Crunchy Bran y Nutri-Grain. Los acompañamos con leche de soja ecológica.

Veredicto: Aunque estéticamente parecen la comida de tu perro, el sabor no defrauda. No están dulces pero tampoco insulsos. La leche se empapa y los deja crujientes.

CEREALES PARA LA OPERACIÓN BIKINI

Cereales y adelgazar no son antónimos. Muchas veces los asociamos a una bomba calórica pero nada que ver con la realidad. Los cereales pueden formar perfectamente parte de tu dieta.

Cereales elegidos: Kellogg's Special K Peach & Apricot y Fitness Delice. Los acompañamos con leche desnatada ecológica.

Veredicto: Ligeros y crujientes. No te empachan pero tampoco te dejan como para querer comerte la grapadora en el trabajo. Ni buenos, ni malos, el galleguismo hecho cereal.

CEREALES PARA CELÍACOS

Los cereales que se tomaría Djokovic para ganar Roland Garros.

Cereales elegidos: Cheerios, Ricers rellenos de cacao y avellanas y Cereal Flakes. Los acompañamos con bebida vegetal de quinoa.

Veredicto: al principio el sabor es muy potente, hasta un poco desagradable. Eso sí, los Ricers rellenos son una maravilla.

CEREALES PARA GOLOSOS

¿Eres de los que empana las gominolas en miel? ¿Te gusta echarle azúcar a un chuletón de ternera? ¿Le meterías sirope de chocolate al cachopo? Atento a esto.

Cereales elegidos: Franken Berry, Fruity Pebbles y Froot Loops. Los acompañamos con leche fresca de vaca ecológica.

Veredicto: Si te tomas un bol entero de esto apareces rodando en una ladera con los cuatro Teletubbies. Están tan dulces que El Diario de Noa te parecerá una película guionizada por Santiago Segura.

CEREALES PARA NIÑOS

Aquí se les gana por la vista. Así que si quieres ser el tío enrollado de tus sobrinos, si quieres sobornar a tus hijos, anota la receta:

Cereales elegidos: Kellogg's Disney Frozen cereal, Dora The Explorer Cereal y Bob Esponja Cereal. Los acompañamos con trozos de plátano y batido de chocolate.

Veredicto: Sabrosísimos. El toque de plátano equilibra el dulzor que aportan los cereales y el batido de chocolate. Te ganarás su cariño por paliativos, al menos por media hora.

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en El Comidista