Lomo frío con vinagreta agridulce y encurtidos

Hoy nos marcamos un dos por uno en toda regla: les damos una segunda vida a unos restos de lomo asado y de paso aprendemos a hacer unos encurtidos caseros sencillísimos y muy resultones.

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo
Lomo frío con vinagreta agridulce y encurtidos

¿Hay algo más cercano a la felicidad que los restos de buena comida? Y no solo me refiero a ese momento en el que abres la nevera y recuerdas que por ahí queda ese poco de estofado delicioso que te solucionará la cena, ese vasito de crema fría que te dá la vida mientras cocinas o el paté vegetal del aperitivo que acaba a la mañana siguiente en una tostada.

Me refiero también a las sobras de verdad, a esas pechugas de pavo navideño que nadie tuvo el valor de atacar después de 12 entrantes y 20 platos principales, a ese redondo que se quedó frío y olvidado o, en este caso concreto, al clásico lomo asado con el que te pones generoso y acabas poniendo medio kilo más porque “total, el que trabaja es el horno, ya haremos algo con él”.

Pues hoy tenemos un plan para ese lomo que hará que la próxima vez no pongas medio kilo más, sino otro lomo entero. Lo vamos a aliñar con una vinagreta ligera, un poco dulce y también algo picante y lo refrescaremos con unos encurtidos caseros que le van a ir de muerte. Una vez haya confraternizado durante un rato con la salsita y se haya empapado bien de su jugo, podemos hacer un montón de cosas con él.

Siempre está la opción de meterlo en un bocadillo –además, la salsa no se estropea fácilmente, así es apta para llevárselo por ahí–, ponerlo sobre un lecho de arroz integral o cortarlo en tiras y acompañarlo de fideos de arroz o patatas cocidas con piel, a modo de ensalada. Si lo que necesitas es rescatar un lomo que se te ha pasado de cocción, alarga un poco la vinagreta doblando las cantidades o añadiendo un poco de mayonesa y más líquido de encurtir: en pocos minutos estará jugoso y listo para hincarle el diente (sin rompértelo).

Dificultad

El mismo lomo asado podría hacerlo.

Ingredientes

Para 4 personas

Para los encurtidos

  • 2 pepinos pequeños
  • 1 cebolla roja
  • 1 taza de vinagre de vino blanco
  • 1 taza de agua
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharadita de sal
  • Semillas y especias al gusto (yo usé semillas de pimienta, hinojo y cilantro)

Para el plato

  • ½ k de restos de lomo asado cortado en lonchas finas
  • 2 cucharadas de miel
  • 2 cucharadas de mostaza de Dijon
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Perejil
  • Sal
  • Pimienta

Preparación

  1. Pelar la cebolla y cortarla en tiras no muy finas. Cortar también los pepinos (sin pelar). Calentar la mezcla de agua y vinagre, disolver en ella el azúcar y la sal y añadir las semillas y especias.
  2. Cuando esté a unos 45 grados –al tocarla debemos notarla un poco más que tibia– verter sobre el pepino y la cebolla, y cuando esté a temperatura ambiente llevar a la nevera hasta el día siguiente (por lo menos).
  3. Hacer una vinagreta calentando cinco cucharadas del líquido de encurtir, la miel y la mostaza hasta que se integren bien. Cuando vuelva a estar a temperatura ambiente, añadir aceite al gusto y sal.
  4. Aliñar el lomo, dejar reposar a temperatura ambiente o en la nevera durante una media hora, añadir los encurtidos, pimienta recién molida y perejil picado. Servir con el acompañamiento deseado.
  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Archivado en:

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en El Comidista