Recetas a un euro: espaguetis con calabacín, requesón y limón

¿Los excesos veraniegos han destruido tu economía? Tranquilo porque empezamos nueva serie de recetas tan ricas como baratas. Primera entrega: una pasta en la que el calabacín se viene arriba.

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo
Sorpresa ante un calabacín. /

Días de mucho, vísperas de nada. Noches alegres, mañanitas tristes. Y agostos desparramaos, septiembres apuraos. Esto último me lo acabo de inventar, pero es tan cierto como que la Tierra es redonda, el agua es H2O y los extraterrestres del planeta Raticulín construyeron las pirámides de Egipto. Si te has pasado 10 pueblos con los gastos en verano, lo pagas cuando empieza el curso, porque a la depresión laboral de siempre le sumas la bancarrota económica.

Por suerte, El Comidista está aquí para cuidar de descerebrados que se lo gastan todo en las vacaciones, como tú. Por eso hemos inventado una nueva sección de recetas a un euro por ración. El desafío consiste en lograr platos sabrosos y saludables con el mínimo coste, que puedan hacer más llevaderos los rigores de la vuelta al cole.

En la primera entrega te proponemos una pasta bien sencilla, en la que una verdura bien humilde como el calabacín pierde su sosez con la ayuda del limón y el requesón. Ésta es la versión con fuego, pero si quieres una cruda todavía más fácil, pasa total de la sartén y marina un buen rato (entre una hora y un día) el calabacín rallado con el zumo de limón, el ajo y aceite, y añádelo a la pasta cocida junto al perejil y el requesón.

Dificultad

Para pobres en intelecto.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 300 g de espaguetis
  • 400 g calabacín
  • 150 g de requesón (mató o similar)
  • 2 dientes de ajo
  • 1 limón
  • 2 cucharadas de perejil picado
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta negra

Preparación

  1. Calentar agua abundante con sal para cocer la pasta.

  2. Rallar el calabacín.

  3. Cortar los ajos en láminas y dorarlos en cuatro cucharadas de aceite a fuego suave. Retirar los ajos y saltear el calabacín rallado en tandas a fuego medio-fuerte, hasta que se dore ligeramente.

  4. Fuera del fuego, Aañadir la ralladura del limón, un chorrito de su jugo y el perejil y s. Salpimentar, mezclar y reservar.

  5. Cocer la pasta siguiendo las instrucciones del fabricante, reservando al final 4 cucharadas del agua de cocción.

  6. Escurrir la pasta, devolverla a la cazuela, añadir los calabacines y las cucharadas del agua de cocción y remover sobre el fuego hasta que la pasta se impregne bien. Corregir de sal y pimienta.

  7. Retirar del fuego, añadir la mitad del requesón y mezclar suavemente. Servir con el resto del requesón por encima y más ralladura de limón si se quiere.

¿Has intentado hacer esta receta u otras de El Comidista, y no te han salido bien? Quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en El Comidista