Coliflor asada picante
. ¿Notas ya en la boca el delicioso crunch-crunch?

Coliflor asada picante

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Descubre, con ayuda del horno, que la coliflor no es la verdura blandurria que te servía tu madre de pequeño. De paso, invítala a comer y descúbrele las bondades de la cocción corta.

Es posible que cuando pienses en la palabra "coliflor" te recorra un escalofrío por la espalda. Puede ser que tenga que ver con que te acuerdas de cuando entrabas en casa después del colegio, y la casa olía como un volcán emanando azufre y contaminando toda la escalera. Sonaba una olla exprés en la cocina, y tragabas saliva pensando que el fin del mundo se acercaba. Apretabas los dientes y pensabas para tus adentros que tu madre estaba haciendo lo mejor para tu salud (la opinión de tus vecinos, mejor no saberla).

Pero con los años vas viendo que la coliflor aburrida y sobrecocida –sí mamá… se puede cocer un poco menos y de verdad que no pasaría nada. Aprovecho para mandarte un beso y decirte que vendré el domingo– tiene otros registros cambiarán tu opinión sobre esta humilde y deliciosa verdura.

No vamos a decir que es el nuevo aguacate –¿por qué todo lo que mola ahora tiene que tener aguacate?–, ni tampoco decir que es el alimento mágico que te hará ser más fuerte o más listo. Es un ingrediente vamos a decir sosete, tremendamente económico y que puedes encontrar casi todo el año (vuelve ahora después de un pequeño parón en julio y agosto). Pero, si sabes como tratarla con mimo, puedes llegar a sorprenderte. El secreto está la forma de cocinarlo.

Si es cocida, recomendamos hacerlo muy poco tiempo, preferiblemente al vapor. Frita es una delicia, y últimamente hemos hecho experimentos muy satisfactorios en crudo. Para la receta de hoy le hemos dado la alternativa al horno, en el que diremos adiós a los desagradables olores y hola a una nueva textura. El punto de picante de la receta dependerá de la bravura de los comensales comensales. Es altamente recomendable el cebollino para terminar el plato, que le da ese punto de fresco que siempre te alegra un plato de verduras.

El cebollino, menudo invento. STOMAKO

Dificultad

No tiene misterio alguno.

Ingredientes

Para 2 personas

- 1/2 coliflor cortada en trozos pequeños

- 1 yogur natural

- 30 grs de queso manchego curado rallado

- 1 cucharadita de cúrcuma en polvo

- 1/2 cucharadita de tabasco

- Pimienta negra

- 1 cucharada de aceite de sésamo

- 1 cucharada de salsa de soja

- 1 cucharada de aceite de oliva

- Cebollino picado al gusto

Preparación

  1. En un bol mezclar el yogur con la cúrcuma, un poco de pimienta negra molida, el tabasco, el queso rallado, el aceite de sésamo, el aceite de oliva y la soja.
  2. Batir con una cuchara y meter en una bolsa de congelado la coliflor y la marinada, agitando la bolsa para que se impregne todo. Marinar durante 2 horas.
  3. Sacar de la bolsa y disponer en una fuente de horno, desechando la marinada. Hornear a 180º (horno precalentado) durante 25 minutos. El tiempo dependerá del tamaño de los trozos, pero hay que evitar que se cocine demasiado. Prueba la coliflor y aumenta la cocción hasta que tenga el punto al dente deseado.
  4. Tras este tiempo, encender el grill y dorar durante otros 3-5 minutos. Emplatar y añadir cebollino picado por encima.

¿Has tenido problemas preparando esta receta o cualquier otra de El Comidista? Escribe a la Defensora del Cocinero: defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en El Comidista