Curry vegetariano a un euro

Nuestra serie de recetas ultrabaratas continúa con un curry de lentejas, boniato, hierbas y especias. Cuando lo comas te considerarás una persona afortunada aunque no tengas un duro.

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo
El curry que le gustará a tu bolsillo. /

Hay dos ideas que nos tenemos que sacar de la cabeza:

-Comer verduras es aburrido.

-Comer sano es caro.

Ambas son mentiras gordísimas, porque con verduras, legumbres y un poco de cerebro puedes hacer platos tan sabrosos como una hamburguesaca o un solomillo, más saludables, y encima tiradísimos de precio.

Nuestra sección de recetas a un euro apuesta hoy por un curry vegetariano que es todo un espectáculo: lentejas, boniato y tomate con especias como el comino, el curry o la cúrcuma, más hierbecillas como el cilantro o la albahaca. No tiene ni un solo ingrediente caro, y si lo sirves con arroz y un poco de yogur griego, es un plato único que te dejará como un pachá.

Aunque las cantidades abajo indicadas son para cuatro personas, mi recomendación personal es que las dobles o las tripliques y hagas tarteras para guardarlas en el congelador. Así ahorras tiempo, energía y esfuerzo, y la próxima vez que tengas antojazo de este plato, que lo tendrás, bastará con descongelar y calentar.

Dificultad

Monguers in the jungle.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 200 g de lentejas rojas (en su defecto, las marrones pequeñas de toda la vida)
  • 2 boniatos medianos
  • 400 g de tomate pelado, despepitado y picado (puede ser de bote)
  • 200 g de garbanzos cocidos
  • 1 cebolla picada
  • 2 dientes de ajo picado
  • 2 cucharaditas rasas de comino en grano
  • 1 cucharadita de cúrcuma (opcional)
  • 2 guindillas rojas picadas (opcional, si quieres que pique un poco)
  • 2 cucharadas de mantequilla (sustituibles por aceite)
  • Cilantro y albahaca picados (opcional)
  • Sal

Preparación

  1. Pelar y picar los boniatos en trozos pequeños. Ponerlos en una cazuela junto a las lentejas y cubrirlos con agua. Tiene que haber unos dos dedos de líquido por encima.

  2. Llevar a hervor suave y añadir una cucharada de mantequilla, sal y, si se tiene, la cúrcuma. Tapar y dejar unos 10-15 minutos, o hasta que el boniato y las lentejas estén tiernas, vigilando que no se quede seco (si se usan lentejas marrones, habrá que aumentar los tiempos).

  3. Mientras, poner una cucharada de mantequilla en otra sartén y rehogar a fuego suave la cebolla hasta que se ponga transparente (unos 10 minutos).

  4. Añadir el ajo, el tomate, la guindilla si se quiere, salar ligeramente y dejar 10 minutos más.

  5. Tostar el comino en otra sartén caliente un par de minutos para que suelte el aroma, y añadirlo al tomate.

  6. Remover las lentejas: si están demasiado líquidas, triturar un cucharón y devolverlo a la cazuela para engordar el caldo; si están muy densas, añadir algo de agua. Tienen que quedar espesillas.

  7. Incorporar el tomate y los garbanzos, mezclar y servir con cilantro y albahaca picados por encima, arroz y un poco de yogur si se quiere.

¿Has intentado hacer esta receta u otras de El Comidista, y no te han salido bien? Quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com.

Gracias a Beko por dejarnos sus bonitos electrodomésticos para elaborar esta receta.

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en El Comidista