Cordero al 'kalimotxo'
Kalimotxo, así sí.

Cordero al 'kalimotxo'

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Cuando en lugar de mezclar el vino con refresco de cola para echártelos por el gaznate lo haces para cocinar, la combinación se dignifica y se vuelve incluso apta para celebraciones y fiestas de guardar.

La de hoy es una receta de las que mezclan lo popular con lo finolis, un Frankenstein gastronómico en toda regla, la Bella y la Bestia de estas Navidades. Una de esas propuestas que harán que tu suegra ponga el grito en el cielo, tu primo adolescente empiece a sentir interés por ti y tu abuela te mire con cierto aire de desconfianza/desprecio/ternura.

Cuenta la leyenda, que por la década de los setenta, en alguna txozna entre el País Vasco y Navarra se popularizó una bebida que mezclaba vino picado y refresco de cola. Tal invento/aberración no solo ha dado mucho que hablar, sino también innumerables resacas a los jóvenes –y no tanto– que han hecho uso desde entonces de su capacidad toñante .

Hace unos años nuestro director y gurú Mikel Iturriaga hacía eco de una noticia que hizo que se le atragantara su primer cronut. Rosie Schaap, reputada periodista del New York Times, afirmaba que el kalimotxo era una creación digna de admiración y respeto, mucho más socorrida y refrescante que la revisionada sangría. Para el jefe de todo esto era difícil creer que una bebida que has visto elaborar en bidones allá por los ochenta podía haber calado en una periodista neoyorquina finolis, pero así son las tendencias gastronómicas: lerdas e imprevisibles a partes iguales.

El Kaligrifo. Santo Grial del borrachuzo español. WWW.WIKIPEDIA.COM

Los arriba firmantes somos más de los noventa, con botellones en parques y jardines cercanos a cualquier discoteca, pero reconocemos el uso de dicho cóctel para bien de nuestros bolsillos y desgracia de nuestros hígados. Con esta receta hacemos un pequeño homenaje al menjunje de borrachuzo por antonomasia, una salsa dulzona e intensa que contrasta con la acidez del limón y la grasa del cordero. Para acabar de aderezar el festín os recomendamos unas patatas al horno con un chorro de aceite y más limón.

Dificultad

No desviarse de la receta y beberse el kalimotxo antes de tiempo

Ingredientes

Para 4 personas

  • 1 pierna de cordero de 1,5kg
  • 20 cl de vino joven
  • 20 cl de aceite de oliva
  • 20 cl de refresco de cola
  • 20 cl de agua
  • El zumo de medio limón
  • 1 cucharadita de semillas de hinojo
  • 6 dátiles
  • 2 cebollas medianas
  • 4 ramas de romero fresco
  • 3 zanahorias
  • ½ cabeza de ajo
  • Sal
  • Pimienta

Preparación

  1. Pelar los ajos y procesar junto con el aceite y las semillas de hinojo hasta tener una pasta homogénea. Untar la pierna de cordero con la pasta de aceite, ajo e hinojo y salpimentar.
  2. Cortar la cebolla en juliana y pelar las zanahorias. Colocar en una bandeja de horno con una altura mínima de 10 cm. Poner encima el cordero, repartir los dátiles, las ramas de romero y añadir el vaso de agua junto con el refresco de cola, el vino y el zumo de limón.
  3. Cubrir la bandeja de horno con papel de aluminio y hornear durante 90 minutos a 180Cº con ventilador. Destapar el cordero, girar la pieza, volver a tapar con el papel de aluminio y seguir horneando 90 minutos más.
  4. Retirar el papel de aluminio y gratinar durante 15 minutos. Dejar reposar fuera del horno unos 5 minutos y servir con la guarnición deseada.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en El Comidista