Productos de marca blanca que cuelan como lujosos
A mesa puesta y sin arruinarse.

Productos de marca blanca que cuelan como lujosos

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Perdiz, foie, boletus, galletas navideñas, alcahofas, trufas y espárragos con DO: te proponemos todos estos productos –y algunos más–, para subir el caché de tu mesa navideña sin dejarte en números rojos.

Llega la Navidad, esa época en la que, cuando todavía no has comprado la mitad de la comida ni los regalos, tu tarjeta de crédito ya te suplica piedad entre sollozos cada vez que abres la cartera. Para paliar el drama en la medida de lo posible, el equipo de El Comidista –junto a un comité de expertos en jalo de calidad de solvencia contrastada– te recomienda una serie de productos de marca blanca que harán que tu mesa luzca como el lucero del alba sin dejarte el presupuesto.

Conservas de carne, setas y verduras, aceites que valen mucho más de lo que cuestan, dulces o platos ya preparados que solo tienes que abrir y presentar con un poco de gracia –y un acompañamiento decente– para disfrutar de una comida: las opciones para mejorar la mesa con marcas blancas son tan variadas como económicas.

Ensalada de codorniz

Empezamos con la ensalada de codorniz que recomienda nuestro director, Mikel Iturriaga, que para eso manda aquí. “Esta conserva te soluciona dos dramas de la vida contemporánea: el de sacar la carne de un bicho tan pequeño y con tanto huesecillo como la codorniz, y el de servir una ensalada que parezca navideña y currada sin mover un dedo” apunta el jefe. “Con un punto de acidez perfecto, a este escabeche elaborado en Ciudad Real no tienes más que añadirle tres hojas de verde, cuatro frutos secos, alguna verdurilla o incluso algún cítrico picado para conseguir un entrante de lujo”. Y todo con un esfuerzo similar al de cambiar de canal en la tele. Con el mando. Precio: 6,89€, 330 g.

Pimientos del piquillo DOP Lodosa

Estos pimientos de Seleqtia (Eroski) son el niño mimado de la despensa de Carmen Alcaraz del Blanco, comunicadora gastronómica, humanista y agente de prensa (entre muchas otras cosas). Le chiflan por ser un producto versátil que sirve tanto de guarnición como de protagonista absoluto gracias a su textura natural y su sabor puro. “Puedes rellenarlos de carne, de pescado, de purés vegetales o de lo que te venga en gana porque triunfas seguro (¡como si los utilizas de sombrero de Papá Noel estas navidades!). Además, el sello de la denominación garantiza el proceso artesano y disipa aquellas dudas que en ocasiones podemos tener con ciertas marcas blancas”, apunta Carmen. Precio: 3,99 €, 205 g.

Bloc de foie Sucès Gourmand

Sorprendentemente nuestro colaborador Rodrigo Casteleiro todavía nos habla, aunque le mandáramos de viaje por el infierno de los peores restaurantes de Madrid. Cuando le pregunté por sus fetiches navideños de marca blanca se apresuró a recomendarme el bloc de foie de Lidl. “Este supermercado no me pilla al lado de casa, pero siempre que visito a algún amigo o amiga que tiene uno cerca, entro a ver si tienen este foie. Es una delicia, algo cara, pero que justifica el paseo. Lo malo es que las calorías que pierdo andando, las gano luego cuando lo unto en pan tostado o galletas saladas”. Unas mermeladas redondearán la jugada para una cena de fin de año o aperitivo navideño. Precio: 5,49€, 200 g.

Alcachofas en aceite

Nuestro CCMM y responsable de producción Xavi Sorinas tiene una relación casi obsesiva con las alcachofas desde que vió a Dalí acariciándolas. “De hecho, en el cuestionario eliminatorio al que someto a todos mis Tinders nunca ha faltado la pregunta: "las alcachofas, ¿frescas o de bote?". Y el jefe de todo esto me matará cuando descubra que no siempre las pelo ni las braseo como nos enseñó en un vídeo, sino que a veces le pongo los cuernos con las de Hacendado”. Sorinas espera que Mikel compre su coartada: “Las de bote son demasiado ácidas por el maldito ácido cítrico, mientras que estas sólo llevan aceite de girasol y de oliva (3%) y el sabor no tiene nada que ver. Son tiernas e ideales para preparar una pasta rápida o acompañar algún segundo, y estas fiestas caerán seguro en algún jetaentrante”. Precio: 2,20€ (250g).

Aceite de oliva arbequina DO Siurana

Jordi Luque, crítico gastronómico y parte del equipo audiovisual de esta santa casa, está maravillado por este aceite de Eroski Seleqtia. Jordi nos chiva que es “aromático, muy afrutado y tanto sirve para aperitivo, con pan para mojar y sal, como para aliñar unas verduras asadas de acompañamiento para pavo, una ensalada o para tunear un helado de chocolate añadiéndole sal y una tosta, en plan jetapostre”. Una compra diez, y muy útil tanto en Navidad como en cualquier época del año. Precio: 3,76 €, 500 ml.

Perdiz en escabeche Deluxe

¿Te gusta la caza? ¿Y el escabeche? Si la respuestas a las dos preguntas es afirmativa, la comunicadora y fundadora de Gastronomistas Carme Gasull te propone matar dos pájaros de un tiro con la perdiz en escabeche de la marca gourmet de Lidl. “Un producto de larga caducidad, sin gluten, elaborado con los ingredientes justos, de buena apariencia y fácil manipulación”, cuenta nuestra experta. “Sólo tienes que abrir, sacar la pieza, colocar en un recipiente bonito y servir en frío. Y si quieres redondear el plato acompáñala de una ensalada, unas castañas asadas o unas patatas pequeñas”. Ale, cena de Fin de Año arreglada en lo que tardas en abrir una lata. Precio: 6,99 € 475 g.

Sergi Arola cocinando con esta perdiz /

Boletus Edulis en aceite de oliva

Hay alimentos que frescos están muy buenos, pero en una conserva bien trabajada pueden estarlo aún más. Pasa con las sardinas, con los mejillones y con algunas setas como los boletus, con los que además podemos saltarnos el tema de la estacionalidad. Estos de Carrefour Selección se han convertido en un clásico en mi alacena por sus infinitas aplicaciones. Con una base de puerro y cebolla pochados en el mismo aceite de la conserva, un poco de patata, chirivía y caldo vegetal te haces una crema brutal en 10 minutos –está bien dejar un par de setas sin triturar para decorar–, con un poco de trufa y pecorino bordas una pasta, salteadas con ajo en su propio aceite son una delicia y en paté un entrante espectacular. Precio: 6,80 € la lata de 230 g.

Trufas belgas

La vida de Rodrigo Casteleiro cambió el día que descubrió las trufas belgas del Día%. “Me gustan, incluso, más que el turrón. El sabor del chocolate es algo amargo al principio, pero a medida que las saboreas se vuelve más dulce y agradable. Además, es un placer barato y te las puedes comer tanto a temperatura ambiente como frías. Están ricas de las dos maneras”. Suscribo su opinión y sumo una propuesta de maridaje: con una copa de cava muy frío y un barquillo pueden darte la mejor de las sobremesas. Precio: 1,79, 250 g.

Espárragos blancos muy gruesos

A nuestro gurú siempre me han gustado los entremeses viejunos para Navidad, y uno de los grandes clásicos en este terreno son los espárragos. “En vez de comprarlos de Perú o de la Conchinchina, recomiendo vivamente optar por los navarros con denominación de origen”, apunta Mikel. “Los de Hipercor están muy buenos, pero como ya los recomendé en algún episodio anterior, hoy apuesto por los de Nuestra Tierra de Carrefour. Servidos con esta vinagreta cortesía de mi cuñada May te llevarán al éxtasis: hay pocas cosas que combinen mejor en esta vida que el espárrago, el huevo cocido y el aceite de oliva”. Un aliño a base de mayonesa tuneada con aceitunas verdes en trocitos y zumo de naranja, o con lima y cilantro, también puede rematar la jugada. Precio: 8,95 €, 350 g.

Galletas de jengibre ‘spiced biscuits’

Alerta comidista: nuestra experta el coctelería, Marc Calpena, además de de bebida también sabe de comida. Su propuesta navideña de marca blanca son los Spiced Biscuits de Lidl. “Estoy viciada. Son como los alemanes -por algo son alemanes, los de Lidl- y por 1,19 € es lo más parecido que puedes hacer a pasear durante estas fechas por Nurenberg. Los Lebkuchen y los Stollen también le dan bastante el pego, pero los encuentro un poco empachosos”. Una buena alternativa para añadir a la sobremesa dulce (y eterna) de la comida de Navidad. Precio: 1,19€, 600 g.

¿Cuál es tu producto de marca favorito para triunfar en ocasiones especiales? Cuéntanoslo en los comentarios para que todos tengamos una noche de paz y de amor.

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en El Comidista