Puerros asados con sardinillas y vinagreta
Frescura y colorinchi.

Puerros asados con sardinillas y vinagreta

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Un primero o entrante que puedes servir tibio o frío y tunear a tu gusto: la primera receta de la vuelta a la realidad 2017 tiene tantas opciones como el año que tenemos por delante.

Después de complicarnos la vida lo más grande estas fiestas cocinando como locos y comiendo como animalitos, hay ganas no solo de frenar sino también de simplificar. Dejar que el horno y los demás trabajen por nosotros –esto es, tirar de conservas de pescado para tomar proteínas de calidad sin hacer el huevo– son muy buenas técnicas para ir en esta dirección.

Los puerros asados o al vapor con una buena vinagreta son una de las cosas más gustosas que se pueden comer sin currártelo mucho, gastar demasiado ni sentirte pesado, hinchado o empachado. Los hemos preparado con almendras, con salsa de yogur –y coliflor– y en tarta con queso de cabra, y lo que nos queda: si alguien aún no vé que hay vida más allá de la vichyssoise, que lo pruebe porque habrá sorpresas.

En lugar de sardinillas podéis usar otras conservas de pescado, por ejemplo un buen bonito. Los salazones y marinados como anchoas, boquerones o sardina ahumada darán muy buen resultado, siempre que tengamos en cuenta que habrá que poner menos cantidad. Si el mundo marino no es lo vuestro, un poco de cecina cortada bien fina puede ser lo suyo, y si sois vegetarianos también está rico sin pescado. Y lo mismo con las alcaparras y otros encurtidos: cebollitas, pepinillos y demás son bienvenidos a esta fiesta.

El truco de pasar el huevo por el colador me lo dio el cocinero –no le llaméis chef, que se enfada– Sergio Pérez, y la textura resultante es curiosísima: yo dejo la clara aparte para conservarla, pero si os apetece una salsa más ligada en lugar de una vinagreta, ponedle el huevo entero. Si la cebolla cruda os puede fastidiar una digestión, pasadla unos minutos por un bol que contenga agua con vinagre a partes iguales (y un poco de sal).

Dificultad

Lo más difícil es pasar una yema de huevo por un colador.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 4 puerros no muy gruesos
  • 1 lata de sardinillas en aceite
  • 1 huevo duro
  • 1 cucharada de alcaparras
  • 12 rabanitos
  • 1 cucharadita de mostaza
  • 10 aceitunas negras (tipo muerta, de Aragón o kalamata)
  • 1 o 2 cucharadas de vinagre de Jerez
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de cebolla roja picada fina
  • Tomillo
  • Sal
  • Pimienta

Preparación

  1. Cortar la parte verde de los puerros y reservarla para caldos u otras preparaciones. Poner la blanca cortada en tres sobre una bandeja de horno cubierta con papel de horno o de aluminio. Hornear hasta que la parte de fuera de los puerros esté más que tostada, tirando a oscura (entre 45 minutos y una hora).
  2. Mientras, hacer una vinagreta con las aceitunas deshuesadas y picadas, el tomillo, la mostaza y sal y pimienta al gusto.
  3. Cuando los puerros estén tibios -o fríos-, quitarles las capas exteriores quemadas y ponerlos en una fuente o plato. Disponer encima los puerros, las sardinitas y la vinagreta.
  4.  Decorar con los rabanitos laminados, la yema de huevo pasada por un colador de malla y la clara picada, las alcaparras, la cebolla roja y un toque final de pimienta recién molida.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en El Comidista