Pockets: bocadillos de guisos de toda la vida
¿Pocket o bocadillo?.

Pockets: bocadillos de guisos de toda la vida

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

En este restaurante cocinan guisos y estofados que sirven en distintos tipos de panecillo. También, bravas de escándalo y postres caseros. Y el precio está tirado.

Yo los bocatas me los hago en casa…

Pues muy bien, oye. Pero seguro que los tuyos no están tan ricos como los Pockets –nombre del restaurante y también de los bocatas–.

Pues ya me dirás tú qué secreto puede tener un bocadillo.

Estos tienen unos cuantos. Para empezar, los panecillos son del Forn Baltá, que el pasado octubre fue galardonado con la Llesca d’Or –rebanada de oro, en catalán–. Es un premio que se otorga anualmente al mejor panadero de Barcelona.

Petando el bravómetro. POCKETS

Ah, caramba. Los que me hago en casa son de Bimbo.

Pues no es lo mismo. Igual que no es lo mismo el relleno del bocadillo. En Pockets apuestan por los guisos. Pollo rustido, carrilleras de ternera al vino o albóndigas con sepia son algunos de los rellenos que puedes elegir y combinar con distintos panes: de masa madre, llonguets, tierno, de espinacas o de vidre, un tipo de pan de corteza muy crujiente.

Bueno. Sí tienen mejor pinta que mi bocata de jamón york, la verdad.

Por no hablar del picoteo: mejillones en escabeche, unas bravas con dos salsas riquísimas –allioli especiado y sofrito picante con habanero–, ventresca de atún en conserva…

Para, para. ¿Tú qué comiste?

Probé tres bocadillos: el de escalivada con queso de cabra, el de carrilleras de ternera al vino y el de albóndigas con sepia. Me gustaron un montón, especialmente el de albóndigas. Advierto: los bocatas no llevan encurtidos, ni picante, ni hierbas aromáticas o toques ácidos. Son fieles a recetas tradicionales, como las que podría hacer tu abuela. De hecho, el cocinero está entradito en años.

La apuesta vegetariana: escalivada y queso de cabra. POCKETS

Bueno, ya me parece bien.

Y a mí.

Las bravas, que he mencionado antes, puntúan alto en el bravómetro. Y el arroz con leche merece una ovación.

Probablemente sea de bote.

Te equivocas. La gracia de Pockets es que todo, menos el pan, lo hacen ellos mismos. Nacho Bueno, uno de los socios del restaurante, me cuenta que apuestan por la cocina tradicional y que reservan la innovación a la manera de comer. Así que todo es bien caserito.

El de carrillera está para mugir de placer. POCKETS

¿Y qué se bebe?

Tienen algunos vinos a copas. Pero yo aposté por una pinta de Dougall’s, una cervecera cántabra que trabaja muy bien.

Y qué, ¿es uno de esos sitios en los que los bocatas te cuestan un ojo de la cara?

El más caro no llega a los cuatro euros. Si te pides un par y un acompañamiento, gastarás, como mucho, veinte euritos.

Caramba.

Ya sabía yo que te acabaría convenciendo por el bolsillo. ¿Lo pillas? Bolsillo, Pockets…

Pockets. Calle Provença, 322. Barcelona. Tel. 935 173 188. Mapa.

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en El Comidista