La crema de verduras perfecta

¿Tus cremas de verduras son muy sanas pero un pelín sosas y aburridas? Algo estás haciendo mal. Aprende los mandamientos básicos para convertirlas en un festival del sabor.

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo
Cremita de la buena. /

Pocos platos populares tienen un rango de sabor más amplio que el de las cremas de verduras: pueden salir ricas, sustanciosas y reconfortantes o resultar sosas, planas y más aburridas que una lechuga iceberg o una emisión de 15 horas de 'Parlamento' en Televisión Española. Depende de ti el extremo hacia el que te quieras escorar cuando te pongas a preparar una: puedes elegir el camino de la alegría o el de la tristeza, sin que te cueste más esfuerzo o dinero uno que otro.

La clave, como siempre, está en el conocimiento de unos pocos trucos sencillos para potenciar el sabor de la crema. O del puré, si es que prefieres llamarlo a la antigua usanza (yo no lo hago porque esta palabra me remite a preparados más densos que lo que hoy entendemos por "crema"). Si quieres conocerlos, emplea dos minutos de tu preciosa existencia en ver el vídeo de arriba: te aseguro que tu paladar y el de los que te rodean saldrán muy beneficiados de este gran sacrificio.

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en El Comidista