Donuts caseros
¡Ahí va, los donuts!.

Donuts caseros

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

El bollo industrial más irresistible también puede hacerse en casa: están aún más ricos y ni siquiera son demasiado difíciles. Piensa con qué quieres bañarlos y ponte manos a la obra.

Recuerdo haber pasado horas delante de una máquina de hacer donuts. Era una cadena de producción automatizada, instalada en un supermercado, donde se veía todo el proceso: desde que un beso robotizado dejaba caer una cantidad de masa perfecta, pasando por el baño en aceite y finalizando con el decorado en una glasa de azúcar o chocolate.

Aquellas horas –que supongo que en realidad fueron minutos, pero los recuerdo muy largos– parecían siempre insuficientes, pues todo el proceso era un baile de armonía y sincronización hipnóticos. El summum de la experiencia llegaba cuando te plantabas frente al mostrador y elegías entre una variedad inmensa de rellenos o toppings, de fruta, chocolate, azúcar, etc.

Pues bien, hacer donuts en casa es ridículamente fácil (una vez le has pillado el punto al aceite, eso sí). Hay algo de mágico en el hecho de preparar con nuestras manos aquello que siempre hemos visto en las estanterías: parece una tontería, pero creedme, vais a disfrutar mucho haciéndolos. Además de que os quedarán muy buenos, podéis darles vuestro toque personal, en la masa o en la cobertura.

Para llevar la experiencia a un nivel profesional, es recomendable hacerse de un cortador especial para donuts: no son nada caros y te ahorras un paso. Si no lo tienes, puedes usar un aro de emplatar grande o el borde de una lata de conserva para el corte exterior. Para hacer el agujero puedes ayudarte de un vaso de chupito y un cuchillo afilado, a no ser que quieras dejarlos enteros y rellenarlos de chocolate, mermelada, lemon curd, dulce de leche o cualquier otra cosa rica. Y si se tiene un termómetro de sonda con el que medir la temperatura del aceite, mucho mejor.

Ingredientes

  • 1 k de harina de fuerza, W300 o superior
  • 400 g de agua a temperatura ambiente
  • 90 g de azúcar refinado
  • 12 g de sal
  • 20 g de levadura fresca
  • 100 g de huevo (bate dos huevos medianos, pesa y retira el sobrante)
  • 70 g de mantequilla, a temperatura ambiente
  • 10 g de ralladura de limón
  • 3 g de canela en polvo
  • Aceite de girasol -preferentemente- o de oliva muy suave para freír

Preparación

  1. Poner todos los ingredientes, salvo la mantequilla, en un bol grande que nos permita mezclar a mano con comodidad. Mezclar con una mano, haciendo movimientos envolventes, hasta que no quede harina sin hidratar.
  2. Corregir la hidratación con un poco de agua si es necesario, ya sabéis que la cantidad de agua puede variar considerablemente, dependiendo de la harina. Se trata de una masa firme pero elástica a la vez, debe ser fácil de trabajar. Una vez bien mezclado, tapar con plástico y reposar 10 minutos.
  3. Amasar con el proceso de amasados cortos sobre la encimera. No debería hacer falta harina ni aceite para amasar.
  4. Realizar tres rondas de amasados hasta que la superficie sea lisa, añadiendo en la última la mantequilla a temperatura ambiente. Tapar y dejar reposar otros 10 minutos para que el gluten se relaje.
  5. Estirar con un rodillo hasta conseguir un grosor (uniforme) de 1cm aprox. y cortar tantas piezas como sea posible: se pueden congelar perfectamente y freír en cualquier otro momento.
  6. Para aquellas piezas que vayamos a terminar en el momento, colocarlas sobre un papel de horno y dejar que fermenten hasta haber crecido considerablemente, aproximadamente una hora.
  7. Calentar aceite para freír. Aquí llegamos a uno de los puntos clave: el aceite no debe estar demasiado caliente, pues los donuts cogerían demasiado color y no se cocerían del todo por dentro. Haced un par de pruebas hasta que los donuts puedan freírse 2 minutos por lado sin quemarse, alrededor de 180ºC.
  8. Sacar del aceite con una espumadera y enfriar en una rejilla. Decorar con azúcar espolvoreado, con chocolate o con una glasa hecha con una parte de agua por cuatro de azúcar glas.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Archivado en:

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en El Comidista