Recomendaciones

10 Precocinados que te alegrarán la vida

Guisos, arroces, sopas, cuscús y hasta tortillas: en este post encontrarás un montón de sugerencias para comer bien sin hacer ni el huevo tirando de tu propia alacena, nevera o congelador.

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo
10 Precocinados que te alegrarán la vida
Por increible que parezca, es precocinada.

En El Comidista normalmente os hacemos dejaros el lomo preparando ensaladas, cremas o todo tipo de platos más o menos elaborados. Pero incluso nosotros tenemos uno de esos días en los que quieres comer bien sin mover el cucu porque estás agotado, perezoso, resacoso o una mezcla de todas las anteriores conocida popularmente como ‘domingo’. Para esos casos no está de más tener en la despensa o la nevera algún precocinado de buena calidad y mejor sabor, listo para salvarnos la vida hidratándolo, cocinándolo unos minutos o simplemente calentándolo.

Los platos preparados que te recomiendo a continuación -con ayuda de otros comidistas y algunos ilustres invitados- están tan ricos que no solo sirven para momentos de vaguerío extremo y desesperación: puedes poner una de estas tortillas en una reunión de amigos, servirle un guiso a tu madre o hacerle un arroz a tu suegro sin ningún problema. No solo no habrá queja sino que además te pedirán la receta: en tus manos y tu conciencia está confesar que lo has comprado hecho o hacerte pasar por el autor de estas maravillas.

Cuscús marroquí de Trevijano

Hidratar y listo. TREVIJANO

Vuestro gurú Mikel López Iturriaga empieza confesando que las estanterías de precocinados en los súpers son para él como las de materiales de construcción: un universo ignoto e incomprensible. “Sin embargo, hay uno que me ha robado el corazón, y que conocí de puro churro holgazaneando un día por un Carrefour: el cuscús marroquí de Trevijano. Basta con echarle agua hirviendo y un poco de aceite y sal, y en cinco minutos lo tienes listo. No sólo está bueno, sino que no lleva ni una sola mierdecilla: verduras deshidratadas (tomate, ajo, cebolla, pimiento rojo), pipas de girasol, comino, menta, cilantro, chile jalapeño y nada más”. Con cualquier verdura cocida o carne a la plancha, te soluciona una cena en un pispás. Si el cuerpo os pide calorcito, recomienda también con fervor la sopa de quinoa: otra maravilla ideal para cualquier urgencia. Precio: unos 2,75€ los 300 g.

Pollo asado Bonárea

No diga ‘pollo asado envasado’, diga ‘un salvadomingos en toda regla’. Está bien especiado y tierno -algo de agradecer, sobre todo las pechugas- y es relativamente barato (3,99 € el kilo). Además de meterlo 15 minutos en el horno para que se caliente y se le dore la piel, también puede servir como ingrediente para otros platos como ensaladas, aguacates rellenos, croquetas, canelones o lasañas, ahorrándonos una parte importante del proceso. Cuidado los intolerantes a la lactosa porque se elabora en un obrador en el que también se trabaja con lácteos. Precio: unos 4,75€ un pollo de 1.200g (aproximado).

Escalivada Campo Rico

Del horno a la mesa. CAMPO RICO

Marta Miranda, nuestra defensora de cocinero, procura desde hace un tiempo tener siempre escalivada de Campo Rico, que está elaborada con aceite de oliva virgen extra, tiene muy buen punto de asado y trae hasta algún resto de piel de pimiento asado requemado para dar fe de horno. “Apaña más de un primer plato dominguero improvisado y algunas de las tarteras que lleva mi pareja al trabajo -que deben ser frías sí o sí- complementadas con alguna conserva de pescado", asegura, mientras con el trozo de cerebro que le queda libre sigue analizando qué hemos hecho mal los Comidistas este mes. Yo me atrevería a animaros a ponerla sobre una rebanada de buen pan con anchoas y aceitunas o vuestro queso favorito: manjar de dioses. Precio: 2,75€ el blister de 500 g.

Guisos Valdelicias

El surtido del amor cárnico. VALDELICIAS

El hombre con la cuenta de Instagram más pornográfica del mundo -en la que retozan platos de cuchara, vinos y legumbres como para ponerles un piso- es David Monaguillo, y tiene algo que compartir con nosotros en calidad de Hugh Hefner de la gastronomía. “La empresa Valdelicias es un flipe. Callos, morros, lengua y otros tantos cortes de casquería, guisados al modo de la abuela, sin porquerías añadidas y de los que sellan los labios para siempre”. Poco más podemos añadir, excepto tal vez algo de pan para rebañar lo que quede en el plato. Precio: consultar aquí las diferentes referencias.

Pollo al curry de Tapas by Lules

Ahí hay media cena. TAPAS BY LULES

Esteban, Mercé y Samanta, el equipo de Llaunes i conserves de Al Gra -que opera al lado de la granería madre despachando felicidad en lata y envases de cristal- recomienda encarecidamente los preparados de Tapas by Lules, perfectas para esos días en los que no te apetece hacer nada, pero sí comer bien. “Esta casa barcelonesa tiene una selección de preparados por ración -chorizos a la miel, patatas con romesco o champiñones al Oporto, entre otros-, que resuelven cualquier cena. Podemos acompañar un arroz basmati con un asombroso pollo al curry ya preparado: solo hay que calentar, mezclar y servir”. Precio: alrededor de 4,50€ la ración de 145 g.

 

Las tortillas de Senén

Alucina, vecina. LA COCINA DE SENÉN

No le han dolido prendas a nuestro crítico y creador de vídeos Jordi Luque en recomendarnos uno de los mejores precocinados que se facturan en este país (que, paradójicamente, está congelado y elaborado con un producto que no aguanta bien el frío como la patata: magia potagia). “Las tortillas de Senén son lo más parecido a una tortillaca casera de patatas que he probado”, asegura Jordi. “Bueno, no son lo más parecido, son mejor, por lo menos son mejor que las mías, especialmente la que lleva morcilla”. Precio: 42,50 el pack de 5 tortillas de 700 g (con o sin cebolla), 40,40 el de 16 minitortillas de 180 g, con cebolla, sin y rellenas de morcilla o queso de cabra.

Cocido montañés de La Ermita de San Pedro

Con su compango y su canesú. LA ERMITA DE SAN PEDRO

“La tierra me tira y tomarme un guiso de estos tan bien preparado y solamente teniéndolo que meter en el microondas es un lujo”, asegura Clara Pérez Villalón, nuestra exconcursante de MasterChef y consultora gastronómica favorita. “No tiene ni conservantes ni colorantes y en él encuentro la berza, la alubia y ese compango rico que me hace feliz”, confiesa mientras se le pone carusa de hambre. “Para los días en los que el cuerpo te pide pescado, también compro sus garbanzos con espinacas y bacalao, que están buenísimos y en con el punto de cocción perfecto”. Consejo extra: acabo de recordar el día que probé el arroz con leche de la misma marca y se me han puesto los ojos en blanco. Precio: unos 7,69€ el tarro de 960 g.

Arroces Gastraval

No es arroz con cosas. GASTRAVAL

Cuando probé las paellas de marisco o valencia, fideuás y arroz negro de esta empresa castellonense aluciné con su calidad. Tienen raciones individuales y paellas para 2 con recipiente incluido: solo hay que nacarar el arroz, mezclarlo con el sofrito, esperar 18 minutos más un par de reposo y magia. Saborazo y calidad, además de la posibilidad enfrentarse con ventaja a algo como el arroz seco o tipo paella, que impresiona bastante a un cocinero no muy experto y primerizo en estas lides. Precio: depende del formato, consultar -y comprar- aquí.

Sopa de miso de sobre

Para Clara Pérez Villalón no hay nada tan fácil como acercarse a su supermercado asiático de referencia -también las venden en hipermercados y algunos súper-, preguntar a los vendedores cuál es la mejor sopa de miso que tiene, llevarse un par de paquetes para la despensa y asegurarse mandanga de la buena cada vez que le apetece algo reconfortante. “Las más ricas suelen ser las que llevan por separado los ingredientes secos y un poco de pasta de miso blanco ¡y sólo les hace falta echar agua caliente! Calientan el alma en un periquete”. Si quieres añadirles un poco de sofisticación y sustancia, ponles unos daditos de tofu o ternera cortada en tiras y la parte verde del tallo del puerro o la cebolleta cortadas finas. Precio: depende del tamaño, el formato y la cantidad de sobres que haya en cada paquete, aquí tienes una buena aproximación.

Segundos platos de Just Married

Cuando mola que te den la lata. JUST MARRIED

“Los arroces y fideuás de Just Married son bastante conocidos –y podrían ser una recomendación, el resultado es óptimo– pero no lo es tanto su línea de segundos platos”, alecciona Jordi Luque, siempre al quite de todas las novedades gastronómicas ricas, vengan en un plato y de la cocina de un chef o envasadas. “El rabo de vaca retinta al vino es para abrir la lata y mugir de alegría”, nos cuenta, y por lo que veo la otra novedad -una carrillada de cerdo ibérico de la dehesa al Oporto- no le va a la zaga. Solo hay que ponerlos en una cazuelita o al micro, calentarlo removiendo un poco y zampar, tal cual o con arroz, polenta o pasta, estilo ragú. Precio: 16,50 € la lata de 400 g.

 

 

¿Tienes algún precocinado de cabecera? Compártelo en los comentarios y te lo agradeceremos fervorosamente en los días vagonetas.

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en El Comidista