Tomatitos cherry con pasta, albahaca y limón
Color y sabor.

Tomatitos cherry con pasta, albahaca y limón

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Si preparas el mismo plato con los tomates crudos, tendrías una ensalada de pasta. Pero nos quedamos con esta versión caliente, con los tomates jugosos y ligeramente caramelizados.

Podríamos llamar a este plato “ensalada de pasta caliente” y no faltaríamos ni un ápice a la verdad (aunque sonaría bastante menos atractivo). “Pasta con tomate alternativa” u “otra pasta con tomate es posible” también serían nombres realistas: se trata básicamente de mezclar esos dos ingredientes, poniendo casi más tomate que pasta y con una cocción corta de la hortaliza que la deja entera y jugosa.

¿Qué conseguimos invirtiendo las proporciones de los ingredientes principales? Algo más parecido a una ensalada o una menestra que al plato de pasta habitual, donde las verduras son un mero testimonio en forma de salsa. Para que te salga bien, solo tienes que tener una cosa en cuenta: no hay que dejar que los tomates se conviertan en salsa de ídem. Los queremos braseados, pero enteros: listos para explotar en la boca y con la piel ligeramente tostada y dulce.

Como pasta usé ziti arrotolati de Voiello, un descubrimiento del Supermercat del Món que se prepara con un trigo antiguo de origen italiano, con el que hacen una pasta más blanca y rugosa que la mayoría. Cualquier pasta corta decente, cocinada al dente en abundante agua salada hará los honores sin mayor problema. Lo mismo con el queso: yo usé pecorino, pero un poco de parmesano, manchego o Idiazábal.

Si queréis añadir un diente de ajo, lo mejor es que lo hagáis solo y antes de poner los tomates: la cocción rápida de los tomates a fuego fuerte hace que sea difícil compatibilizarla con la del ajo, que se quema con facilidad, amarga y nos puede fastidiar el plato entero. Si no tenéis albahaca a mano, podéis ponerle una cantidad generosa de perejil picado grueso y fuera del fuego, como si fuera un ingrediente más de esta ensalada de pasta sui generis. ¿Y unas aceitunas deshuesadas? Pues también. ¿Alcaparras? ¡Adelante!

Dificultad

No hay que ser tan genial como mi ídolo de esta Semana Santa.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 600 g de tomates cherry de pera
  • 300 g de pasta corta
  • La ralladura de la piel de un limón
  • 60 g de queso curado rallado
  • 20 hojas de albahaca (y algunas pequeñas para decorar)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta recién molida

Preparación

  1. Llevar abundante agua salada a ebullición y cocer la pasta según instrucciones del fabricante.
  2. Saltear los tomates a fuego alegre con un poco de aceite y sal moviéndolos con un golpe de muñeca, hasta que empiecen a explotar. Apartar del fuego y añadir la pasta escurrida.
  3. Poner la albahaca cortada con las menos -menos la que usaremos para decorar- y un poco más de aceite. Dar vueltas a todo junto un minuto más.
  4. Servir al momento con la ralladura de limón, abundante pimienta recién molida, las hojas pequeñas de albahaca frescas y el queso rallado.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en El Comidista