Panecillos de pascua o 'hot cross buns'
Más sexys que Rod Stewart.

Panecillos de pascua o 'hot cross buns'

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Un bollo sencillo que funciona como merienda y ambientador de cocina a la vez: con esta combinación de mantequilla, pasas, ralladura de cítricos y una generosa cantidad de especias, tienes ambos asegurados.

Esta es una de esas recetas agradecidas, fáciles y reconfortantes, de las que llenan la cocina de aromas gracias a la mantequilla, las pasas y las especias que lleva. Y, aunque originalmente se hacen para pascua, estos panecillos son ideales para cualquier ocasión en la que haya que lucir dotes culinarias. Sus orígenes no están muy claros, como pasa con casi todos los panes tradicionales: algunos dicen que son celtas, milenarios, quizás debido a la cruz que les da el nombre; otros, que es una de esas variedades prohibidas de pan, por ser de origen pagano.

Sea como sea, os aseguro que cuando los hagáis vais a triunfar, pues el resultado es muy particular, diferente a las piezas de bollería a las que estamos acostumbrados. Si tenéis amigos australianos y/o ingleses, sabréis que les vuelven locos estos buns, típico ejemplo de producto nostálgico.

Como ingredientes especiales únicamente hará falta comprar pasas de corinto, que son características de estos bollos, y pimienta de Jamaica (también conocida como allspice). Además de la masa de los panecillos, la receta se completa con una pasta o crema para hacer la cruz característica, y un sirope simple: ambas cosas pueden hacerse mientras la masa fermenta. ¡Manos a la obra!

PD: En los países donde se consumen cada año, estos buns han evolucionado y hoy en día se encuentran todo tipo de variantes, pero para empezar os dejamos ésta, que es una receta canónica que no falla.

Ingredientes

Para la esponja

  • 360 g de leche
  • 20 g de azúcar
  • 70 g de harina panificable
  • 35 g de levadura de panadero (11,5 de levadura seca)

Para la masa

  • 615 g de harina de fuerza
  • 130 g de azúcar
  • 10 g de sal
  • 55 g de huevo
  • 15 g de mezcla de especias
  • 5 g de piel de limón rallada
  • 5 g de piel de naranja rallada
  • 350 g de pasas de corinto
  • 110 g de mantequilla
  • La esponja

Pasta para las cruces

  • 100 g de harina
  • 20 g de azúcar
  • 85 g de leche

Sirope

  • 200 g de agua
  • 200 g de azúcar

Preparación

  1. La noche antes, deja las pasas en remojo dentro de la nevera.
  2. El día siguiente, para la esponja: disuelve la levadura en la leche a temperatura ambiente, con la ayuda de unas varillas. Añade luego azúcar y harina, y remueve bastante bien. Deja reposar media hora en un sitio tranquilo, de preferencia con buena música. Transcurridos los 30 minutos la esponja deberá haberse hinchado notablemente.
  3. Para la masa: coloca la esponja dentro de un bol grande, junto con la harina, sal, huevo, la mezcla de especias y las pieles de cítricos ralladas. Para la mezcla de especias yo hago partes iguales de canela, cardamomo, nuez moscada y all spice. Estos panecillos deben ir cargaditos de especias para ser muy aromáticos, así que no te de miedo de la cantidad que llevan. De todos modos, siéntete libre de aumentar o disminuir las especias. Mezcla a mano o con un robot de cocina durante unos 2 minutos o hasta que no haya partes de harina secas. Deja reposar 10 minutos tapado.
  4. Añade el azúcar y amasa durante otro par de minutos, hasta que la masa se haya integrado. Agrega la mantequilla pomada y amasa hasta obtener una masa homogénea. Por último, agrega las pasas con un movimiento delicado, simplemente para envolverlas. Deja reposar durante al menos 45 minutos o hasta que se haya hinchado visiblemente.
  5. Ahora puedes aprovechar para hacer el sirope. Pesa 200 g de agua con 200 g de azúcar y calienta en un cazo hasta que hiervan un par de minutos. Listo. También puedes hacer la pasta, mezclando los tres ingredientes con una espátula o cuchara. Ponla en una manga pastelera para hacer las cruces con facilidad.
  6. Vuelca la masa sobre la mesa enharinada y divide en piezas de 90g. Salen 18 porciones y un tester un poco más pequeño, para el/la que cocina. Haz girar cada una de las piezas entre tus manos y la mesa, hasta obtener bolas uniformes y simétricas, colócalas en una bandeja revestida con papel de horno, separadas un par de dedos entre si.
  7. Deja fermentar una hora aproximadamente, o hasta que hayan aumentado su volumen considerablemente y tengan una apariencia delicada. Con la ayuda de una espátula, vierte la pasta para las cruces dentro de una manga con una boquilla fina, y decora haciendo líneas rectas que crucen los panecillos transversalmente. Hornea a 180ºC durante unos 10 0 12 minutos, hasta que tengan un color dorado apetitoso. Saca del horno y pinta generosamente con sirope.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en El Comidista