Ensalada tailandesa
Fresco, crujiente y delicioso.

Ensalada tailandesa

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Hortalizas crujientes, una salsa cremosa y con enjundia y hierbas aromáticas para darle sabor y frescura: tunea esta ensalada como quieras y se convertirá en un básico de tus comidas.

Esta ensalada nació mientras intentaba buscarle una vuelta a la clásica ensalada de cap i pota de la que ya os hablamos hace un par de años, y al final cogió identidad propia. No tardé mucho en darme cuenta de que donde había pata y morro podía haber tofu, pollo, gambas, pedacitos de huevo duro o fideos de trigo y arroz: todo eso -y muchas más cosas- se vendrían arriba con esta mezcla crujiente de hortalizas.

Remata la jugada una salsa cremosa y con enjundia gracias al cacahuete que le acaba de dar calidad a la película: si tenéis por ahí un resto de leche de coco, también podéis ponerlo. Las flores que podéis ver en la foto son de una hierba silvestre que se llama ajo de oso y está buenísima, una gentileza de mi quesero Luc Talbordet.

El descubrimiento de esta receta fue el tallo del ajo tierno, mucho menos invasivo que el ajo seco y con un sabor dulce de entrada muy diferente (y un olor que desaparece en cuestión de segundos, que ya es una ventaja a tener muy en cuenta). No os cortéis en añadir o quitar ingredientes dependiendo de lo que tengáis al alcance de la mano: más que una receta esto es una técnica a la que podéis darle las vueltas que os apetezca.

Dificultad

Solo hay que saber cortar.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 1 pepino (2 si son muy pequeños)
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento verde
  • 2 zanahorias
  • 80 g de cacahuetes
  • 2 cucharadas de tajín o aceite de sésamo
  • 1 o 2 cucharadas de salsa de pescado o soja (o un poco de sal)
  • Sriracha al gusto
  • 1 cebolla tierna
  • ½ o 1 diente de ajo o el tallo de un ajo tierno
  • 3 limas
  • Sésamo al gusto
  • Un puñado de hojas de menta
  • Un puñado de hojas de cilantro
  • Opcional: fideos de arroz, pata y morro, pollo o pavo, tofu, huevo duro, algún pescado crudo o al vapor...

 Preparación

  1. Pelar la cebolla, partirla por la mitad y cortarla en tiras finas, reservando el tallo. Ponerlas en un bol con el zumo de media lima y un poco de sal, durante media hora removiendo un par de veces.
  2. Lavar el pepino, las zanahorias y los pimientos. Abrir los primeros por la mitad a lo largo, sacar las semillas con una cuchara y cortarlo fino con un poco de inclinación. Hacer bastoncitos con las zanahorias y los pimientos.
  3. Preparar la salsa procesando en un robot o batidora la mitad de los cacahuetes, el zumo de dos limas (unas 5 cucharadas), el aceite de sésamo o tajín y la salsa de pescado, sal o soja con sriracha al gusto y el ajo (si vamos a usarlo). Empezar poniendo una cucharada de salsa de pescado o soja, y aumentarla si es necesario. Si queda muy espeso, añadir un poco de agua o más zumo de lima.
  4. Mezclar las hortalizas con las hojas de menta picadas y la vinagreta. Poner encima las hojas de cilantro, la parte verde de la cebolleta en rodajas muy finas y, si usamos el tallo del ajo tierno, ponerlo cortado igual. Terminar con el sésamo y el resto de los cacahuetes troceados o enteros.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en El Comidista