Un invento y cinco métodos tradicionales para no quemarse con las frituras

  • Comentar
  • Imprimir
Un invento y cinco métodos tradicionales para no quemarse con las frituras

Un invento denominado Hand Guard puede ser el arma de defensa definitiva contra las salpicaduras que producen algunos alimentos díscolos que se rebelan contra la fritura -en realidad simplemente tienen agua, un líquido que se lleva fatal con el aceite caliente. Mitad gadget futurista, mitad empuñadura de las espadas de los mosqueteros, este diseño es cono de plástico adaptable a cualquier cuchara, pala o pinza para cocinar, que protege la mano de posibles quemaduras al acercarla a la sartén.

El Hand Guard parece un tanto aparatoso, y quizá tenga potencial para acabar en el cementerio de los chismes de cocina que no se usan nunca. Pero para los cocineros que se tienen que enfrentar a fritangas (¡cómo me gusta esta palabra!) diarias puede ser una buena solución de seguridad.

Handguard2
Handguard5

Ahora que estamos en plena temporada de pimientos (quizá el producto más explosivo a la hora de freírlo), creo que me compraría un Hand Guard inmediatamente. Lástima que sea sólo un prototipo imaginado por el diseñador Moon Sheen Hyeon, por lo que una de dos: o nos montamos una versión casera, o tendremos que seguir utilizando las técnicas de siempre. Es decir:

-Evitar los aceites humeantes: no sólo son peligrosos, sino que saben mal. Si un aceite humea, retirarlo del fuego y esperar a que deje de hacerlo, o añadir un poco más de aceite frío.

-No freír alimentos mojados o chorreantes de agua: una patata o un pimiento recién lavado es un pasaporte directo a la quemadura.

-No lanzar la comida desde la distancia a la sartén en plan tiro libre de baloncesto. Hay que perder el miedo, acercar el ingrediente al aceite , soltarlo con suavidad y retirar la mano lo más rápido posible.

-Tener preparada una buena tapa para protegerse y no poner la cocina hecha un asco.

-Usar un guante de cocina en casos extremos.

-Que en el botiquín haya siempre pomada para las quemaduras.

Visto en Directo al Paladar

Comentarios

Algo oí además, a Arguiñano creo, que había que soltar los alimentos de dentro a afuera. Me explico, empezar a sumergir por la parte más cercana de la sartén y soltar en la más lejana. Lo cual resulta evidente con una merluza rebozada, pero menos con una juliana de pimientos.
Me veo frente a la sartén en plan "caballero medieval" con armadura y todo...¡Lo que inventa el hombre blanco!
jajajaja. Lo malo es que cuando el aceite salta de verdad, no solo te cae en la mano sino en los brazos (si es verano y vas sin mangas) e incluso en la cara (ya me ha pasado alguna vez) o sea que lo del manguito éste lo veo como muy light. Lo de la armadura medieval me recuerda que a veces he usado una tapadera enorme como escudo XD. Pasa pocas veces pero cuando pasa es un horror.
Unos guantes de seguridad hasta los codos y una mascara de soldador y vía
Morgana!!! mi tío dice siempre la misma frase, qué recuerdos me acaban de llegar!!! como el de mi mejor amiga, un poco bastante patosa en la cocina marcando un triple con la sartén y el filete... ay... lo mejor es luego lo que farda uno con las heridas de guerra... ves esta queamdura? es de cuando intenté freír las croquetas del tupper de la abuela...
Y sobre todo llevar una camisa cuando te arrimas a la sarten! Mi barriguita anda perdida de salpicaduras de aceite!
Una buena medida, por ejemplo al echar patatas a freir o boquerones, o cosas sobre mucho aceite, es echar las primeras en el lado más cercano a uno, y después ir añadiendo las siguientes, no en el aceite, sino encima de las que ya están, y poco a poco, empujarlas después a su lugar. Pero es simpático el nuevo gadget... ¿Un nuevo trasto? Yo recuerdo siempre tener pomada "Avril" y las gasas impregnadas con Linitul. Y nunca NUNCA, pese al mito aplicarse pasta de dientes sobre la quemadura. En caso de quemarse, agua fría para enfriar la temperatura de la piel y que no sea más grave y la pomada... Un abrazo desde LAZY BLOG
Muy importante lo de no freir algo en la sartén con el torso desnudo, puede ser muy peligroso.
A mi mujer le gustan los huevos fritos "churruscadetes" y por el propio liquido siempre salta algo, así que lo que yo hago es usar una tapa de olla como escudo, pero ojo que hay que ponerla torcida y con el borde más bajo fuera de la sarten o el vapor de agua se condensa, gotea y zas, la hemos liado.Eso y envolverme la mano y el antebrazo con un trapo si hace falta. Dejarse quemar por no hacer lo mínimo es de cafres :).Y sobre las pequeñas quemaduras, yo uso lejía que alivia y evita que salgan ampollas. Eso sí el pestazo suele ser bueno.S!
Debo de ser un poco rústica, pero desde que me quemé por primera vez con una fritura, mi high-tech consiste en ponerme un paño de cocina cubriendo la mano. Y sí, esta avanzada tecnología funciona de maravilla y ahorra mucho espacio en el cajón de chismes de cocina que no se usan nuca.Un saludo.
me acabo de apuntar a hacer comentarios a este blog que está empezando a ser mi lectura favorita del País. Suscribo los remedios tradicionales mencionados frente a esa especie de collar de perro y añado: en caso de quemadura, un buen rato bajo el chorro de agua fría hace milagros, nunca aplicar pomadas, dejar cicatrizar al aire libre. Lo decía mi padre que era médico especilista en quemados
Pues yo lo que hago es usar una cazuela grande o el wok con una de esas tapas de rejilla para salpicaduras en vez de usar sartenes. Así salta mucho menos fuera del recipiente y hay menos posibilidades de quemarse, y no se ensucia tanto.
Yo utilizo una tapa bastante grande que consiste en una malla metálica muy fina, el aceite no pasa y ves como se va friendo lo que estás cocinando.
Pues a pesar de que es interesante, no le veo yo mucha utilidad, salvo para profesionales del calamar a la romana de la plaza Mayor de Madrid (por ejemplo). ¿No será mejor un guante? Yo lo cierto es que no me prevengo mucho. Echo al aceite cualquier cosa de prueba (un voluntario, je je) y voy viendo como se comporta. Eso si, a posteriori una hojita de Aloe Vera siempre a mano...
Para el amigo malagueño que fríe (freía) con el torso desnudo: Felicitaciones, quiere decir que andas a tus anchas en tu vivienda seguramente disfrutando de tu privacidad (o mejor aún, de tu pareja). Pero es bueno el consejo porque uno nunca sabe a dónde puede saltar el aceite hirviendo... Es una pena que algunas damas no hallen tan atractivo andar en cueros por la casa. Saludos desde México.
yo que quieres que te diga, pero no veo ese gadgetoespatula en mi cocina, y eso que soy adicta a multitud de cacharros, pero mi etica gastronomil me obliga a que si compro cosas en exceso, al menos las vea prácticas. Y esto, como que no. Yo hago lo de muchos. Tener en el cajon al lado de los fogones un spray que es fantástico que es como un gel frio y bálsamico. Pero vaya, que igual lo veo como regalo ,,indirecta,, para esos/as que no cocinan con la excusa de las salpicaduras
yo me acuerdo que otro remedio casero era ponerse pasta de dientes en la quemadura...nada eficaz por cierto! y una guarrada la verdad! por mucho que trato de tener cuidado cuando frío algo siempre me salpica sobre todo con el bacon, Dios Mío! los carga el diablo!
Buenísimo lo de la fritura nudista!!!!
Pones un artículo de un chisme de cocina y acabas con un tratado sobre cómo evitar las quemaduras en la cocina.Acabo de caer en un truco para cuando no las has evitado. En mi caso, más que con un salto mortal del aceite a alguna parte de mi anatomía, suele ser como consecuencia de mi natural torpeza al sacar las cosas del horno (no controlo las distancias y tengo la horrible constumbre de tocar las resistencias del mismo sin querer).Bueno, que me lío. Aparte de dejar la parte afectada bajo el chorro de agua fría un buen rato (incluso la aplicación de hielo viene de perlas) para disipar un poco el calor de la quemadura, viene muy bien untarse despues clara de huevo en la misma. Es un truco que me contó un compañero de trabajo y viene estupendamente. Eso sí, no sé qué contraindicaciones podrá tener.Otro remedio "mano de santo" es el Aloe Vera. Mejor recién "destripado" y aplicado directamente en la quemadura. Si es viejo huele que apesta pero también cicatriza las quemaduras a las mil maravillas. Pero creo que va a ser más fácil lo del huevo porque lo normal es que no falten en ninguna cocina.(Palabrita del niño Jesús que lo del huevo lo he probado y funciona genial, no se te queda ni cicatriz ni marca ni nada).
Si en vez de echar al cementerio la centrifugadora para lechugas, la tuvieras a mano como yo, verias que las patatas lavadas, pimientos o lo que sea, quedan completamente secos.Entre la centrifugadora y el colesterol, apenas me quemo nunca.
¿Cuándo he tirado yo al cementerio la centrifugadora de lechuga? ¡Si es uno de los trastos que más uso!
Añado los Calamares y todos sus primos al grupo de alimentos cabroncetes que saltan al freirlos.Por error, he leído mal el título del post, entendiento "trucos para no quemarse las frituras". Bueno, ya que estamos: Poner 4 o 5 palillos de dientes de madera en el aceite caliente para que los rebozados y empanados no se quemen y se queden con colorcito dorado molón.Un beso desde el culo del mundo!
Si alguien tiene interés en saber porque los churros no son lisos y tienen esas acanaladuras, que pruebe a freirlos en aceite fuerte y se retire 5 mts. Ahora El es feliz en el cielo de los churros desintegrados y nosotros tuvimos que pintar la cocina entera.
gracias por la información como se prepara el croissant
ME PARECE GENIAL ENCONTAR RECETAS DE COCINA TAN ESTUPENDAS PARA PODER PRACTICAR CON ELLAS Y QUEDAR BIEN CON LOS AMIGOS.
Muy buen dato, mis manos lo agradecen más que yo. Saludos.
  • Comentar
  • Imprimir

Archivado en:

Lo más visto en El Comidista