Calabaza con lombarda, miel y canela

  • Comentar
  • Imprimir
Calabaza con lombarda, miel y canela

La obra de Bernadette Le Roux y Marianne Palmer, que ganó el premio Gourmand a mejor libro de cocina local en 2008, me ha sacado de mi habitual mediterráneocentrismo.El libro recupera la herencia culinaria de seis generaciones de mujeres de una familia de colonos instalados en la meseta semidesértica del Gran Karoo.Sus coloristas recetas, que mezclan modos culinarios de procedencia inglesa, escocesa, alemana con sabores propios de tradición afrikaaner, han sido todo un descubrimiento.

Mi primera puesta en práctica de sus enseñanzas ha sido esta calabaza con canela, a la que agregué de motu propriola lombarda para convertirla en un plato más completo y, seamos sinceros, para aprovechar que un ejemplar de esta col morada que tenía en la nevera.

La canela, la miel y la naranja dan a estas verduras un punto exótico, bastante alejado de la forma en la que las comemos normalmente aquí. Si no te gustan los sabores agridulces, huye del plato, pero si te pone combinarlos con arroz, legumbres o cerdo, te encantará. A mí, además de resolverme una cena con notable alto sin grandes esfuerzos, me ha servido para descubrir que hay vida culinaria inteligente en el país de Mandela. Y que la piel de la calabaza se puede comer, por cierto.

Dificultad

Para limacos.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 500 gr. de calabaza
  • 500 gr. de lombarda
  • 2 naranjas
  • 1 limón
  • 100 ml. de miel
  • 2 palitos de canela
  • 75 gr. de mantequilla
  • Sal y pimienta negra

Preparación

1. Rallar una de las naranjas hasta obtener media cucharadita de ralladura. Exprimir las dos. Cortar la calabaza en trozos grandes (como medias rodajas gruesas si la calabaza es pequeña), dejando la piel. Cortar la lombarda en juliana gruesa.

2. Precalentar el horno a 180 grados.

3. Poner la mantequilla, la miel, unos 150 ml. del zumo de naranja, la ralladura, la canela, un chorrito de zumo de limón y una pizca de sal en una cazuela baja o sartén que se pueda meter al horno. Cocer a fuego suave hasta que se forme un jarabe.

4. Añadir la calabaza e impregnarla bien en la salsa. Sacarla y hacer lo mismo con la lombarda. Devolver la calabaza a la cazuela repartiendo los trozos sobre la lombarda (esto es para que no se mezclen los colores). Salpimentar.

5. Hornear durante unos 20 minutos tapada. Destapar, rociar las verduras con el líquido de cocción, y devolver al horno hasta que la calabaza y la lombarda estén tiernas y el líquido de cocción reducido a un sirope pringoso. Si hay mucho líquido y las verduras ya están cocidas, sacarlas y reducir la salsa al fuego hasta que espese. Servir como primero con arroz, cuscús o garbanzos cocidos, o como acompañamiento de salchichas, butifarra o cualquier carne de cerdo.

Comentarios

Uf, qué bueno. La versión acompañamiento, que es la que voy a poner en práctica, va a molestar a los mascotistas totalitarios.¿Los veganos pueden comer miel, o consideran que es producto de un expolio que provoca muerte de algunas abejas durante el proceso?
Abres mi nevera y hay: Medio repollo, media calabaza, un bote de miel y naranjas.2 tomates pochos y un puerro seco no cuentan.El resultado es Tachán!!!!
Expolio¿?Muy buena receta.
Mikel, las 'prickly pears" no son "algo así" como peras de espino, sino que se trata del fruto de la tuna, una planta cactácea. El fruto, espinoso, desde luego, se parace bastante a los higos chumbos. En algunos sitios se conoce a esta planta como higuera espinosa.Por lo demás, la receta resulta de verdad tentadora. Habrá que probarla...
una duda: el numero 3 es en el horno o en el fuego normal de la cocina?
Como si me hubieras leído la mente; ayer compré calabaza (ya de las últimas de la temporada, supongo) y lombarda. ¡Genial!¡"Prickly pears" son higos chumbos! De la variedad que se dé en Sudáfrica, pero desde luego, higos chumbos.
Cuando dices "rociar las verduras con el líquido de cocción", ¿cómo lo haces? ¿Coges un cuharón, rebañas la salsita de miel y la echas por encima? Lo digo porque eso de rociar me suena muy fino. Gracias :)
Tengo la suerte de haber conocido a un sudafricano 100% boer y así comencé a conocer un poco más su cultura y tradiciones.Además de comerse casi cualquier bicho viviente, hay maravillas como el potjiekos (se lee poiki) que es una caldereta con carne y patatas que se cocina al fuego de un braai (Fuego de madera, para hacer barbacoa) durante 5 horas mientras la gente ve un interminable partido de cricket.También son muy típicos los Braai Broodjies ( se lee brai broikis). Unos sencillos sandwiches tostados al fuego de la barbacoa con tomate, queso y cebolla. La tradición dice que se hacen dos por comensal. Uno para comer en el momento, y otro para la mañana siguiente.Por cierto, la receta tiene una pinta estupenda.Un saludo.
Como ya han dicho, los "prickly pears" son nuestros higos chumbos. Pueden ser sólo parecidos, de otra especie de chumbera, pero casi con un 90% de seguridad, diría que son exactamente los mismos que aquí.
Prickly pears en inglés quiere decir higos chumbos.
bueno ni que lo màs importante del artìculo fuera el error de traducciòn!
Que plato tan curioso... y con mucha mezcla de sabores... con lo que eso de guarrear sabores me gusta a mi!!!
Interesante! Me encantan las combinaciones agridulces y creo que con la sugerencia del cerdo como segundo sería un plato excelente para invitar gente a casa.http://losbonvivant.wordpress.com/
Los africanos entienden mucho de gastronomía. No en vano, unos de sus proverbios reza: "Quien se traga un coco, confía en su ano", lo que a mi parecer denota una gran sabiduría. Por cierto, en las papillas infantiles se puede poner la calabaza con piel, y queda muy bien. Me anoto otra receta tuya, voy a tener que dedicarte un cuaderno en exclusiva. PD: hoy estoy un poco pedante, no sé por qué
Fantástica, ya me la he apuntado para hacerla en casa (te adoro cuando pones recetas vegetarianas :-)Si quieres leer más sobre Sudáfrica y su cocina, te recomiendo La cocina del arco iris, de Lannice Snyman y Andrzej Sawa, una obra editorial fantástica y unas recetas para chuparse los dedos.A LoboLarsen: los vegetarianos podemos comer de todo, solamente elegimos libremente no comer algunas cosas. Los veganos no toman miel pero hay excelentes sustitutos vegetales, como la miel de caña y los jarabes de arce o de maíz.Por si queda alguna duda, esto no es polémica sino una amable respuesta a una pregunta.Saludos
Un dato interestante sobre los "prickly pears": como ya han comentado otros, son "higos chumbos" en castellano. Sin embargo, hay una variedad morada que crece en las Islas Canarias y no en el resto de la península. Se les denomina "tunos", y de ellos se extrae un zumo delicioso (sobre todo mezclado con papaya o naranja).
Uhm!, que potencial ! . Y que bien esta eso de ir descubriendo recetas del mundo mundial. Creo que aparte de flexitariana debo ser tambien fleximental, XDDDDDDPD: me encanta lo de "reducir a un sirope pringoso",jajajajaja
Nina Maguid, cuando hablo de mascotistas totalitarios no me refiero a los vegetarianos, que adoptan lo que considero una actitud respetable y loable (ya lo dije en el post anterior). Me refiero a los que hacen de su elección personal una religión que pretenden imponer a los demás, acusando de amorales y asesinos a los que sencillamente aceptamos nuestra naturaleza omnívora.
Eso tiene que dar unos peos que no veas. Que no, a mí mira, yo prefiero una hamburguesa con huevo.
LoboLarsen, como he dicho anteriormente, no tengo ninguna intención de polemizar sobre este tema.Saludos.
La de cosas que estoy aprendiendo yo en este blog. Lo del ano y el coco , por cierto , me ha parecido brutal; me lo guardo para estos momentos tontos en los que una no sabe que decir.
Muy buena receta, me la guarda para el proximo Halloween para sorprender.http://kitchenvoyage.blogspot.com/ in Venice! Discover all the news.
que rico! me pasa lo contrario que a ti, tengo calabaza pero no lombarda. En Pla de l'Estany hacen una feria anual de calabazas y en toda la zona se hacen ricos platos y postres con ellashttp://www.festacatalunya.cat/articles-mostra-1886-cat-fira_de_la_carbassa_a_esponella.htm
Nina Maguid. Lástima, se aprende mucho polemizando civilizadamente. Con esos buenos modos tuyos que alabo, podrías llegar a convencerme. Muchas gracias por la respuesta. Saludos.
Yo también tengo hoy una receta en cocotte, pero en esta ocasión es un pollo guisado sin prisas. Qué fantásticas quedan las preparaciones. A ver si consigo que me envíen algún libro de cocina desde Namibia que allí vive mi cuñado, ya que te gustan las recetas de Africa y te lo hago llegar. Un abrazo
Pues adoro los sabores agridulces y es maravilloso acercarse a una gastronomía que para muchos es desconocida.
querido mike,llevas varios dias de capa caida; que si la lubina con no se q , que si la calabaza con canela, espero con gran inquietud el resurgimiento del maestro¡¡
¡Madre mía, qué buena pinta! Lo malo es que ahora no es época de calabazas y no saben a nada... ¡por lo menos donde yo las compro!
mm me vuelven loca la calabaza y la lombarda!!!!!!!!! apuntada receta!!!
esto está de rechupete.El comidista es un crack!!
Que es la lombarda?
Me encanta esa receta
Le he hecho cambiando lombarda por repollo (era lo que había en la nevera) y de rechupete
¡'Quedó buenísimo!
Me gusta tu receta. Opino que ha de estar delicioso.
joer mikel, deberías volver a escribir la receta no hay quien se entere de nada, dentro del horno, fuera del horno, quitar la lombarda pero echarle la calabaza encima ?¿ que fuckin' caos!!
  • Comentar
  • Imprimir

Lo más visto en El Comidista