Dos años de comida visualizada

  • Comentar
  • Imprimir
Dos años de comida visualizada

Hace dos años, Lauren Manning se embarcó en un proyecto capaz de producir un transtorno alimentario al más cuerdo. La diseñadora estadounidense quería documentar de forma exhaustiva todo lo que comiera. Pasó meses anotando en su libreta Moleskine hasta los cacahuetes que picaba en los bares, con el objetivo de trasladar todos esos datos a gráficos que revelaran visualmente sus hábitos alimentarios. El resultado de su trabajo son 40 infografías que la autora ha expuesto en diversos lugares de EEUU, con la idea de explorar las reacciones de la gente cuando las ve y añadir la experiencia a su tesis.

La data visualization sirve para comprender estadísticas de una forma sencilla e inmediata. Los datos entran por los ojos y la información se hace más asimilable que con los meros números, por lo que la técnica se usa cada vez más en publicaciones o presentaciones. "Mi objetivo era visualizar un conjunto de cifras de tantas maneras como fuera posible, para ver qué tipo de comparaciones podían surgir", explica Manning por correo electrónico desde Nueva York. "Inicialmente pensé en usar toda la documentación sobre mi día a día que había reunido, pero era demasiado variada, así que lo restringí a la comida. El conjunto de datos era muy rico en variables de tiempo, lugar, imaginería asociada, cantidad y categorías, y también una conexión natural entre la comida de los espectadores y la mía".

Registrar toda la comida que ingieres durante dos años no parece una tarea muy grata, aunque la diseñadora obtuvo sus satisfacciones. "Aprendí mucho de mí misma. Era divertido descubrir qué había comido más y menos en cada mes, y las asociaciones que esto generaba: mucho marisco-viaje a la playa, nada de sopa-verano, etcétera). De verdad que no tenía ni idea de cuánto pollo comía hasta que empecé a visualizar los datos y tuve reacciones indignadas de la gente. Ahora soy un poco más consciente, pero todavía como cantidades desproporcionadas de pollo".

5659593856_8f8780e42d_b
5659021847_0921899b1f_b
5659553376_b8ca2a53db_b
5659549292_0bd10dbc80_b
5658990761_7f3996e00d_b

Manning reconoce que no tiene ni idea de cocina, pero no pierde la esperanza de llegar a guisar algo en su vida. "Como una persona que siempre está comiendo a la carrera, nunca he dedicado mucho tiempo a aprender a cocinar. Pero estoy definitivamente interesada. Desde el momento en el que estoy pasando de una vida de estudiante a otra más adulta, espero empezar a experimentar con algunas recetas sencillas, o mejor aún, enamorarme del todo de la cocina".

Una duda nos surge a los morbosos al ver el proyecto de Manning. ¿Por qué no hay bebida? "También la tengo documentada. Sé todos los tipos diferentes de cerveza que probé (soy fanática de la cerveza artesana) y cuántas tazas de café me bebí (este dato puede ser incluso más embarazoso que el del pollo). Pero los vi como algo separado de la comida. Estoy trabajando en algunos proyectos con las toneladas de datos que tengo, que incluyen la bebida, viajes, correos electrónicos, mensajes de texto, ropa, temperaturas, películas y muchas más cosas".

Comentarios

Curioso cuanto menos
Se me llena el estómago viendo tanta comida junta. Mira que me gusta comer pero no me atrae nada ver tanta comida junta.Carlawww.lasbolaschinas.com
"hay gente pa'tó", que diría el torero. Los gráficos son muy chulos pero las conclusiones poco apetecibles.El diletante.
Curioso, muy curioso. Seguro que a los que comemos de tupper nuestras gráficas tendrían una elevada proporción de pasta (en cualquier versión) y arroz. Igual me pongo a contabilizar un día el número de tuppers que llevan una cosa y otra....
Este tipo de fotografía me fascina. En este caso parece que la comida deja de ser comida, y "lo que sale en la foto" es simplemtente algo que te has metido entre pecho y espalda, sin pensar en sabores ni que el plato tenía un nombre, etc. Tiene su aquel.
Oye, pues muy interesante, ¿no? Mikel, eres de lo más variado y completo, hijo! Pásatelo bien por esas tierras frías que creo que este año no has tenido vacaciones de fundamento, un beso.
Hola Mikel,Hay que ver en qué puede uno ocupar su, aparentemente extenso, tiempo libre. Te diré que como en otras ocasiones me parece mucho más interesante tu comentario al respecto que la ingente labor desarrollada por la "artista".Creo que me voy a embarcar en el proyecto de contar cuantas letras escribo por día y de que tamaños de fuentes y en cuantas líneas y ...Saludos
Hay gente que contabiliza todo (en tablitas de excel) y otra que lo vuelca en gráficos... Las conclusiones del proyecto pueden ser interesantes, pero me quedo con lo que comenta la autora acerca de la posibilidad de enamorarse de la cocina. http://www.losbonvivant.com/
¡Doctor, doctor! ¿como se llama esta patología? Sin duda, es Gastro-onanismo estadístico obsesivo-compulsivo, también llamada Gastro pajas....¡ La verdad, es que no entiendo la cocina que no sea como un gastrofuror que te impulsa a disfrutar haciendo disfrutar a los demás ! ¿Os imagináis a Mikel escribiéndose un blog para sí mismo?
Que curioso... para todo lo que da el mundo gastronómico... que esto no es solo comer (aunque comer sea lo mejor :-P )
Me gustan los gráficos!http://www.tuppermenu.com
Esto en manos de un psicólogo tendría "mucha tela", que dicen en mi pueblo. Si al final te sirve para tener tu poquito de fama, pues, vaya, no esta mal. Pero mantener durante dos años la obsesiva costumbre de anotar todo lo que comes puede ser "para mirarselo". Tendremos que pensar que lo que ha dominado ha sido el espíritu artístico de la señora Manning ya que, en caso contrario, acabaríamos encerrándola en un frenopático.A los blogueros culinarios también también nos tachan de raros por ir haciendo fotos a la comida en cualquier lado. Así que no nos quejaremos mucho, no vaya a ser que también acabemos nosotro en manos de los profesionales de la salud mental.Mejor me como mis tortas fritas ( http://bit.ly/r1EXuS ) y nos dejamos de juzgar a los demás.Gracias, Mikel.Carlos, de Vegetal... y tal.http://vegetalytal.blogspot.com
Es mejor verlo de lejos y con los ojos un poco bizcos, como para ver aquellas antiguas imágenes en tres dimensiones. Mikel habla de bebida, yo creo que con un par de cervezas lo pillas mejor.Bueno igual esta es otra dimensión de la relación entre los hombres y la comida. Una relación infográfica. Más gráfica que informativa.En la escuela también les dicen a los nenes que apunten lo que comen cada día -porque estan preocupados por la alimentación que tenemos desde pequeños-. Suerte que sólo es una semana!
Pues a mí, cuanto menos me resulta curioso. No tanto a nivel gastronómico, que no me importa un pimiento (ji, ji) lo que esta chica come, ni dónde lo come, sino por la estética. Desde el punto de vista del diseño gráfico, hay que reconocer que tiene su aquel.
¡Cómo le da a la patata frita! Muy curioso, pero no me parece obsesivo al estar dentro de un proyecto. Hay quienes registran lo que comen porque están a dieta (para adelgazar o por controlar alguna patología). Otros registran lo que pesan casi a diario y las veces que van al gimnasio a la semana (conozco a una persona así). Esto último me parece más obsesivo.
No ha probado el pescado !!!! Lo que se pierde, mater familias. Y como el "pollo" sean siempre nuggets... En cuanto a la obsesión de contar, yo cuento las baldosas de la calle y no voy al psiquiatra. Cada uno cuenta lo que quiere, sus kilos, sus panchitos, los kilómetros de su coche o los autobuses que deja pasar. Pero estéticamente me parece muy muy muy bien presentado, está chulo.
Acabo de descubrir su blog y me parece un blog fantástico ¡¡Qué útil, intuitivo, práctico, elegante y moderno!! Espero que aprenda mucho de él, dado que yo también voy a iniciarme en esta apasionante aventura del blog. Aprovecho para adjuntar el enlace: http://gastrodisfrute.blogspot.com/
Muy interesante, imagino que si yo contara lo que como en dos años me llevaría las manos a la cabeza. Y si todos lo contáramos sería un bombazo. Visualmente es muy atractivo el proyecto. Un saludo!!
Mikel, he comprado tu libro para regalarlo a una amiga con la idea de compartir mi amor por ti... Me abres tanto el apetito que te tengo que dosificar...
Hay un japonés del que ahora no recuerdo el nombre, pero es relativamente conocido porque si no me equivoco fue el inventor del CD (y de miles de cosas más), que documentó y fotografió todas sus comidas durante ¡30 años! Así que el proyecto de esta chica tiene poco de novedad.
He encontrado el nombre: se llama Yoshiro Nakamatsu y, entre otras aportaciones a la Humanidad, también inventó el karajote. Una corrección: no son 30 años los que lleva analizando toda la comida que ingiere, sino ¡40! Y sigue haciéndolo con sólo Dios sabe qué objetivo.
"mas un advenedizo que un experto" pues pa ser advenedizo no está nada mal...! me encantan estos momentos paladarianos de todos con todos y entre todos que sirven pa distendir el ambiente. bon apetit!
Alguien que no cocina... ¿no come nunca en casa?... parece dificil embarcarse en una aventura de fotococina cuando no se tiene interés por el tema. Es como si a mí no me gustara el chocolate. www.clubdelchocolate.com
Otra forma de visualizar comida... (en forma de bandera) :-)http://i.imgur.com/cMf6n.jpgMaría José
¿Aquí sólo viene la gente a soltar su "comentario mamporrero" como paso previo a la autopromoción descarada de sus páginas?
Simpático proyecto. Lo usaré como ejemplo a discutir con los alumnos en un máster que imparto (minería de datos), uno de cuyos temas es, precisamente, visualización de datos. Y lo usaré por lo que tiene de negativo como por lo que tiene de positivo. En muchas de sus visualizaciones predomina para mal la infografía sobre la transmisión de contenido más allá de lo trivial (tipo "muy bonito, pero para hacer ese camino no hacía falta tanta alforja") ...
Para Alfredo, el minero de los datos.Pero hombre Alfredo... que la chica es diseñadora, yo creo que los datos no es el objetivo de este proyecto, sino el diseño... Desde mi punto de vista el resultado de su trabajo es muy creativo.
Bai Tse tiene razón, lo que importa son más los gráficos, es una diseñadora, no una estadística
bueno yo he apuntado lo que como en dos ocasiones a lo largo de una semana, es interesante porque a veces comemos demasiado o demasiado poco de algún grupo y no nos damos ni cuenta, lo hice como experimento para fijarme un poco en mis hábitos pero reconozco que aunque no fue mi caso puede llegar a ser obsesivo hacer eso
HOLA, Soy una fan de tu página, xD me encanto este artículo!! Ya que me encantan! las infografías. Por cierto, Mikel López Iturriaga, mi cuñada va a España HOY! (somos de Cancún, Méx.), Le recomende tu blog para ver si encontraba algunos lugares para que ella pruebe comida española.Saludos desde mi trabajo.Atte. Daisy
Se le ha olvidado poner los nabosP.D.: es broma mujer, buen trabajo
Me parece un proyecto muy interesante y además ¡es su trabajo!
Colores, formas y luz. Si es verdad que a veces algunos comemos con los ojos... http://schaeffers30.blogspot.com/
Un poco friki, neurótico sin duda, pero interesante- De todas formas, la pobre come fatal, según los gráficos.En el mío, creo que habría más vino que comida...Saludos
Ya he pasado a votarte en los premios Bitácoras, lo tenía pendiente y al final hoy he conseguido sacar un huequecito para registrarme y votar... Bieeen! Mucha suerte!ya está! hecho! por fin te he votado en los premios Bitácoras... lo tenía pendiente y al fin hoy he sacado un ratito para registrarme y votar! mucha suerte!!!¡Feliz miercoles de fiesta!Un beso grande,Nieves.http://igloocooking.blogspot.com
que interesante! cuantas sorpresas nos llevaríamos viendo lo que realmente comemos y no lo que pensamos que comemos! no sé yo si me gustaría el resultado... y mira que esforzarme me esfuerzo... bueno y relajarme también me relajo, claro! Un beso grande,Nieves.
Estimado Sr. López, creo que su blog debería ser, además de entretenido, pedagógico. He leído su última entrada en la que ofrece varios consejos cuando estamos en un restaurante. En uno de ellos dice que los lunes no hay pescado fresco, que si se pide en un restaurante, seguramente será congelado o de hace días, lo que desaconseja a los lectores. Bueno, pues, comete Ud. un error que en un blog como el suyo no debería darse (se lo digo como licenciado en Farmacia y en Ciencia y Tecnología de los Alimentos): la inmensa mayoría el pescado que Ud. llama "fresco", lo está tanto que contiene en el 99,9% de los casos, un parásito que puede ser, desde inofensivo para algunos hasta mortal para otros. Me refiero al anisakis. La única forma de eliminar a este parásito es mediante la CONGELACIÓN (no sirve de nada la aplicación de calor porque las temperaturas a las que habitualmente se fríen o cuecen estos alimentos son insuficientes para matarlo). El pescado debe CONGELARSE, al menos durante 48 horas de forma ininterrumpida, a menos que pretendas incorporar en tu vida un parásito intestinal que te acompoñará durante mucho tiempo y probablemente te provocará desde molestias intestinales leves hasta alergias severas. Por favor, corrija este concepto en su blog, en beneficio de todos sus lectores. Saludos.
¡Qué locura! Pero cómo me gusta ver estas cosas, será por mi alma cotilla. Me encanta el resultado de las infografías.
Mikel, el primer comentario, el de Eduardo, es completamente cierto. Yo tengo anisakis, y aunque no soy demasiado 'talibán' con estos temas, considero que es un error la mala prensa que en la cocina española tiene el pescado congelado. Yo tengo anisakis, y te aseguro que sufrir un conato de shock anafiláctico fue lo más cerca que he estado nunca de la muerte. Por eso, yo grito...¡viva la congelación!:-)
  • Comentar
  • Imprimir

Archivado en:

Lo más visto en El Comidista