Crema de castañas y piñones

  • Comentar
  • Imprimir
Crema de castañas y piñones

¿Existe alguna sensación más gustosa que la de comprar unas castañas asadas envueltas en papel de periódico, metértelas en el bolsillo del abrigo y notar como te calientan las manos? Pues sí, existe, y es la de zampárselas después. Estos frutos son uno de los alimentos más deliciosos de la galaxia, aunque reconozcámoslo, son un tanto puñeteros.

Las castañas no se pelan como los plátanos precisamente. Hay que hacerlo mientras están calientes, porque si no la piel interior, recubierta de pelitos, se pega a la carne y fastidia lo que vayas a hacer con ellas. También son pesaditas porque suelen tener partes negras o enmohecidas, indetectables cuando la castaña está sin pelar. Pero bueno, esto no es culpa de ellas sino de que no las vendan suficientemente frescas.

El truco del almendruco (¿o del castañuco?) consiste en practicarles un corte en un lado antes de asarlas, lo que facilita de manera notable el pelado. Algunas personas recomiendan hacerlas en el microondas, pero para mí no tienen comparación en cuanto a sabor con las asadas en horno, y no digamos respecto a las cocinadas sobre brasa.

La crema de castañas y piñones post Halloween que propongo hoy está hecha con leche de cabra. Cada vez se vende en más sitios (yo compro una bastante potable de la marca Lactel en el super de al lado de casa), pero si no encuentras, usa una buena de vaca entera. La crema es dulce, pero se puede reconvertir a salada eliminando el azúcar, añadiendo sal y quizá rebajando la cantidad de leche con caldo de pollo, por ejemplo. Como postre en solitario es un éxito, y también puede funcionar muy bien como acompañamiento de pasteles, tartas, manzanas asadas o helados.

Dificultad

Terrorífica, ni se te ocurra hacerla.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 250 gr de castañas
  • 100 gr de piñones
  • 1 litro de leche de cabra (de vaca entera también vale)
  • 100 ml de nata líquida
  • 70 gr de azúcar
  • 1/2 cucharadita de cardamomo en polvo (opcional)

Preparación

1. Precalentar el horno a 200 grados. Pasar por la sartén los piñones a fuego suave para que se tuesten un poco y reservar.

2. Hacer un corte a las castañas con un cuchillo y hornearlas durante 15-20 minutos. Pelarlas mientras aún estén calientes.

3. Poner las castañas rotas con las manos y 2/3 partes de los piñones en una cazuela con la leche, la nata, el azúcar y el cardamomo. Hervir muy suave, con cuidado de que no se vaya, unos 20 minutos.

4. Triturar y servir fría o caliente con los piñones restantes por encima.

Comentarios

Plato apto para vegetarianos, pero para mí poco atractivo. Debo tener un trauma infantil que me aleja de sopas y cremas, salvo si estas son del tipo gazpacho, salmorejo o ajoblanco. Mira que lo he intentado y que, cuando me las como por no tener otro remedio, no me desagradan en su sabor y textura. Pero debe ser que las asocio con las continuas fases de reposo por mis amigdalitis infantiles o algo por el estilo.La verdad es que prefiero algo más sólido, como el pastel de morcilla de verano y manzana asada ( http://bit.ly/tcrOWx ) que me zampé ayer. De todas formas, te prometo y que si hago un esfuerzo por comer una cremita dulce, tendré muy en cuenta esta que propones con dos de mis frutos secos favoritos: las castañas y los piñones. Aunque no nos engañemos, prefiero las castañas dulces en plan maron glasse.Gracias, Mikel.Carlos, de Vegetal... y tal.http://vegetalytal.blogspot.com
Un truco para asar las castañas al horno (que me gustaría que fuera mío, pero lo publicaron hace un par de días los chicos de gastronomía y cia, que sí que saben): usar una base de hacer pizza (de esas con agujeritos) al ponerlas al horno. Porque sí, las castañas me encantan, pero no se puede describir mejor que en tu segundo párrafo lo engorroso que es pelarlas. Un abrazo
En otoño corro el riesgo de desaparecer del mapa amoroso de mi mujer, que se entrega apasionadamente a las castañas. Este puente, de turismo por León, hemos asado en la chapa de la cocina unas castañas del Bierzo que estaban requetebuenas.
Fantástica receta, me encantan las castañas en todas sus versiones, aprovecharé que me sobraron algunas de la castañada y haré esta deliciosa crema con piñones.
Notable receta, aunque no me queda del todo claro para dónde se nos puede escapar la mezcla cuando está hirviendo... ;) En todo caso, creo que en casa esperaremos hasta el próximo otoño: me pasé el fin de semana pelando castañas ardientes, mi hija después de comerse tres toneladas ya no las quiere ni ver dibujadas y ahora damos paso a la temporada de pataches navideños. Es que en casa somos muy exagera'os pá to'o.
Me encanta la foto!!!!!Lo de las castañas en crema, me pasa cómo a Carlos... trauma infantil...MJ
Mikel, txikitxue, (para los que no sepan euskera, expresión muy cariñosa -chiquitín- utilizada en Bermeo), qué rico! Me encantan las castañas, es una de las 4 ó 5 cosas más ricas de mi mundo.¿es bastante parecida a la intxaursaltsa- crema de nueces-, no? Sigue con el dulcerío, que de verdulerío ya hemos tenido bastante últimamente, un beso!
Gracias por la receta porque no sabía si hacer un guiso de carne con unas castañas que pululan por casa. Me va más lo dulce. Tengo la sartén castañera pero creo que es mejor el horno. Habría que probar las cremas con leche de oveja. He comprado alguna vez la de ganaderos zamoranos (Gaza).
Original crema. Un truco si se asan las castañas en el horno, si se pone un vasito con agua - ojo ha de ser cristal que aguente bien el calor -, así no quedan tan secas. El diletante.
Me quedo con el uso de la leche de Cabra, ya la estoy usando y me da mucho juego encualquier plato para darle un toque distinto, digamos que a Cabra, obvio, bechamel, "cocretas" verduras gratinadas, etc, igula con la de Oveja, unico problema, estas leches se pegan al cazo como las antiguas de vaca. Saludos Mikel and Friends
Sugerente receta muy oportuna para esta época, pero una cosa... yo no intentaría asar castañas sin darles ese corte... y no porque luego se pelen peor... si hacéis la prueba, apartaros bastante lejos, ¡el bombardeo puede ser de guerra mundial!
A mi me gustan mucho también las castañas. Las he usado en muchos platos, para relleno de carnes, o en postres como esta estupenda Tarta de chocolate y castañas, (http://www.lazyblog.net/2010/10/tarta-de-chocolate-castanas-y-frutos.html) pero nunca las he tomado en crema...Lo probaré.Un abrazo, Mikel.
me encanta tu receta
A mi me gustan mucho también las castañas. Las he usado en muchos platos, para relleno de carnes, o en postres como esta estupenda Tarta de chocolate y castañas, ( http://www.lazyblog.net/2010/10/tarta-de-chocolate-castanas-y-frutos.html ) pero nunca las he tomado en crema...Lo probaré.Un abrazo, Mikel.
Curiosa crema. Yo realicé un plato con una bechamel de castañas, y bueno, las castañas le dan un toque curioso de sabor, pero quizá al monótono en la boca una vez que no se pone manos a la boca. http://mediacebollaenlanevera.wordpress.com/2009/12/30/ancas-de-rana-con-bechamel-de-castanas/
Y después de la crema, sus buenos gintonics.¡El menú ideal para irte castaña a la cama!
Mikel, el corte que se les hace antes de asarlas (sobre la chapa de una cocina de carbón están estupendas) es para que no exploten. Mira que han quitado hambre en los malos tiempos las buenas de las castañas.
Se ve rica y energética! Habrá que probar entonces...http://www.losbonvivant.com/
Hola mikel,Qué fantástica propuesta, a mí las cremas frías me gustan mucho y el sabor de castañas y piñones con la leche (probaré la de cabra si la encuentro) suena de miedo. El otro día leí por ahí (pero no he podido recuperarlo) un truco para preasar las castañas de no sé qué modo y facilitar el pelado, aseguraban que funcionaba muy bien.Un saludo
que buena debe estar! y que fácil! un nueve, porque me da vergüenza el diez
Si en verdad os causa tanto problema pelar la castaña, lo más fácil es lo que dice Mikel. Y es más, si el corte lo pegais cubriendo tres cuartas partes de la longitud de la castaña (imaginando que fuera una esfera) os quedará practicamente pelada al acabar de asarse después de haber protegido el interior de quemarse -y de no explotar, función original del corte-. Logicamente da un poco más de trabajo. Si el corte coge la parte de abajo, mejor. No necesita ser profundo, pero cuidado con los dedos. En algunas partes seccionan una pequeña sección de la castaña, pero es mejor el tajo.Yo suelo comer unas quince al día tres ou cuatro veces por semana durante la temporada, y algún magosto a mayores donde pierdes la cuenta. Me encantan
Los franceses preparan a menudo puré de castañas (similar a esta crema. con menos líquido y sin los piñones) como acompañamiento de carnes asadas, especialmente de caza. Por ello en Francia se venden castañas ya peladas y precocidas en lata. Fin del problema. El Corte Inglés vende alguna de estas marcas francesas de castañas preparadas en sus supermercados.
Llegan los magostos!!! Cuanta hambre han quitado las castañas a lo largo de la historia!! Saludos.
Creo que solo hay dos alimentos que me dan un asco que te mueres: las alcachofas de bote y las castañas, lo siento...
Lo que más me gusta de comer castañas asadas es abrir un poquito el papel de periodico... e ir sacandolas de una en una... pelándolas... y comerlas calentitas... que lujo..., que vuelta al pasado cuando mi abuelo me las hacía casi todas las tardes durante esta época del año...
¡Castañitas calentitas! Hoy aquí en Alicante hace día de comerlas. Que recuerdos, es una de mis magdalenas de Proust. ¡El primer bocado de una castaña recién hecha! uhmmm. http://50maneras.blogspot.com/
En Cuevas del Valle recolectamos unas de las mejores castañas de toda España, aunque nuestros castaños sufren "la tinta" y están desapareciendo...De un millón de castañas, la recolección ronda ahora los 200.000kilos...en fin, debemos aunar esfuerzos para salvar estos magníficos árboles que tanto bien nos aportan.Aquí estas castañas asadas se llaman calvotes y ayer se celebró " La Calvotá", fiestas campestre en la que se asan las castañas...Por cierto, la rajita que se hace a las castañas antes de asarlas es para evitar que exploten, no para que se le pele mejor...eso depende de la variedad de castaña...En Cuevas existen hasta 15 tipos de castaños diferentes.http://lacomunidad.elpais.com/elblogdemipueblo/posts
No sé si me gusta más la receta o la foto... qué pinta!! Una pena que mi cocina siga sin horno... cuando el horno afortunado entre en ella lo va a flipar entre gratinados, cremas y demás delicias!! ;-) Saludos! Raquel
Según una leyenda, creo que es así, por cada casatña que te comes de un magosto, es un alma que se salva del purgatorio, sin entrar en rollos de creencias. Un saludo
Las castañas me encantan. Pero témome que esta crema quedará para otro día (o año). Hace poco hice toneladas métricas de crema dulce de castañas y aún no siento ni los dedos, ni las piernas del ratazo que me tiré. No me sirvió ni corte ni nada (al ser muchas se enfriaron y tuve que hacer varias tandas).Eso sí, después cuando la utilicé para hacer sendas tartas de chocolate se me olvidó TODO (¡la tarta buenísima!. Las recetas de Gastronomía & Cia. Advertencia: para dedos de asbesto).http://www.gastronomiaycia.com/2009/12/01/crema-de-castanas-dulce/http://www.gastronomiaycia.com/2009/12/06/tarta-de-chocolate-y-crema-de-castanas/
tengo intolerancia a la lactosa! por qué me torturáis así? tiene una pinta bloody hell buena!
Me encantan las castaña , en crema no las he tomado nunca, si en puré, pero como mas me gustan son asadas, y con una copa de licor de mi pueblo que se llama Gloria, que es gloria bendita,, algún día probare esta crema de castañas me gusta usar el cardamomo en algunas recetas, besos
En Francia se comen mucho en otoño, venden una en la cadena "la sirena" que no esta mal, yo la hago con un poco de apio que le da a esta crema un toque especial.
Mikel, ha quedado genial y ha triunfado en un menú castizo para paliar el duro otoño que ha entrado con fuerza en Burgos. Eso sí, te voy a hacer una recomendación, si se me permite: Dificultad: Para mileuristas avanzados, a 44 euros el Kg. de piñones
  • Comentar
  • Imprimir

Lo más visto en El Comidista