Grandes éxitos de la comida de Bilbao

  • Comentar
  • Imprimir
Grandes éxitos de la comida de Bilbao
La carolina, un pastel por el que mi madre ma-ta. / TOMÁS ONDARRA.

En mi paso por Bilbao para celebrar el fin de año con mi familia me topé con una exposición iluminadora. Preguntas importantísimas que me he hecho desde mi más tierna infancia -dónde nacieron las galletas Chiquilín, cómo se hace el bollo de mantequilla, quién inventó el pastel llamado carolina- encontraron respuesta en la muestra De Bilbao de toda la vida.

Se trata de una expo sin pretensiones, poco más que una colección de láminas colgadas en el atrio de la Alhóndiga, que quizá al que no sea de allí le importe un pimiento. Pero la información escrita y visual que contiene sobre las auténticas instituciones de mi ciudad no sólo la ha convertido en un 'hit' entre los locales, sino que puede resultar útil a los visitantes como guía de lo que no se deben perder si quieren captar la esencia del Botxo. Y más aún en el campo gastronómico, ya que gracias al cielo, la mayoría de las delicias comestibles de toda la vida continúan existiendo. Con lo aprendido en la muestra y en su estupendo libro, ambos obra de Tomás Ondarra (redactor jefe de Infografía e Ilustración de este diario) y el periodista Jon Uriarte, he preparado este top 10 de mis favoritas.

La Bacalada

Si existe un pescado identificado con Bilbao es el bacalao. Hasta los goles del Athletic se cantan en la radio mencionando su sagrado nombre. Según la leyenda, la simbiosis data de 1835, cuando la ciudad sufría el sitio de los carlistas y los bilbaínos se alimentaron básicamente de dicho animal. Así descubrieron por la fuerza unas cuantas formas de prepararlo. El lugar donde peregrinar y rendir culto al pez es la tienda de "ultramarinos finos" Gregorio Martín, más conocida como La Bacalada, donde se vende un excelente bacalao en salazón desde 1931.

Bacalao


Bollo de mantequilla

La esencia de Bilbao convertida en bollo. Hablando el otro día con mis amigos, coincidimos en la sorpresa que nos llevamos de chavales al descubrir que los bollos de mantequilla no existían en todas partes, sino sólo en nuestra ciudad. Así de interiorizados los teníamos. Los bollos en cuestión no son más que una especie de suizos con una fina capa en medio de crema de mantequilla. Pero el placer que se siente al tomarlos es tal que para mí no hay regalo más agradecido que unos cuantos ejemplares cuando alguien viene a verme desde Bilbao. El debate sobre dónde encontrar los mejores es más viejo que la Ría, pero yo ahora mismo recomendaría los de la pastelería New York.

Bollo mantequilla


Carolina

Según cuenta la exposición, la carolina es un pastel inventado hace más de 50 años por un repostero bilbaíno que quería sorprender a una de sus hijas. Se compone de una especie de pirámide de merengue -el dulce favorito de la pequeña Carolina- pintada de huevo y chocolate y sostenida en una cazuelita de hojaldre. Dado que el merengue no me dice mucho nunca fui un gran fans de este postre, pero hay personas como mi madre que profesan el carolinismo con fervor religioso.

Pastel ruso

Antes de que algún donostiarra me acuse de fanfarrón y de apropiarme de lo ajeno, aclararé que el ruso no es ni mucho menos exclusivo de Bilbao. Pero allí sí que se prepara de una manera un tanto especial: es más alto, esponjoso y etéreo. Como escribe Jon Uriarte, se trata de un dulce concebido "para bocas grandes o para pequeñas y habilidosas". Su origen data de 1855, cuando Eugenia de Montijo lo sirvió en un banquete que daba su esposo, Napoleón III, al zar de Rusia Alejandro II. La versión primigenia lleva almendra molida, pero yo diría que la bilbaína es puro merengue, huevo y mantequilla.

Pastel Ruso

Thate

La Charcutería Alemana La Moderna es un momento europeísta feliz de Bilbao. La fundó un alemán, Hermann Thate, a principios del siglo XX, y desde entonces ha visto colas de clientes ansiosos por comprar sus prodigiosas salchichas. Dos son las claves de supervivencia -y expansión, porque ya tienen hasta un restaurante- de este negocio familiar: no haber bajado ni un ápice la calidad en 100 años y, como dicen sus propietarios, "mezclar ingeniería alemana con ingenio vasco". No he viajado por Alemania, pero jamás he entrado en una charcutería que huela tan bien como la de los Thate.

Felipadas

Tan simple como un zapato y tan efectivo como la mejor creación culinaria, la felipada es un sandwich de lechuga, anchoa, mayonesa y una salsa picante de tabasco y leche concentrada. Se sirve en el bar Alameda, y un servidor no lo perdona cuando sale de pintxos por Bilbao. Su origen es muy 2.0: lo inventó un cliente llamado Felipe, cuando pidió al dueño del local que le dejara hacer unos bocadillos para sus amigos. Lo único que ha cambiado desde entonces es el pan, que desde 1977 es de molde.

Felipadas


Pintxos morunos

Bilbao no ha sido históricamente la ciudad más abierta del mundo a los gustos exóticos. Sin embargo, un marroquí logró hace décadas la hazaña de convertir sus finos kebabs asados al carbón en un clásico de la ciudad. Antes Hamed operaba en el Melilla y Fez, un bar tirando a cutre de la calle Iturribide, pero hoy sirve sus brochetas en el más elegante Iruña.

Galletas Chiquilín

Posiblemente el producto industrial alimentario bilbaíno más famoso en el mundo entero. No es que haya que ir a Bilbao a probarlas, pero sí mola saber que en 1917 las galleteras de la fábrica se declararon en huelga por la explotación a la que les sometía el señor Artiach o que en 1924 la producción de la marca superaba los 18.000 kilos diarios de galletas. En 2008 Panrico adquirió la compañía, y algunos superexpertos en la Chiquilín aseguran que su calidad bajó un poco. Yo no tengo el paladar -ni la memoria- tan afinados, y la verdad es que no noto gran diferencia...

Galletas Chiquilin FINALB


Pastel de arroz

Otra institución repostera que, misterios del Universo, se llama así a pesar de no llevar arroz. Basa su éxito en el contraste entre la cazuelita de hojaldre, el fondo del relleno denso y la superficie de éste, más ligera y cremosa. Por desgracia, cada vez es más difícil encontrarlos buenos, pero cuando das con uno, alcanzas el nirvana. Como con el cabrales, se dice que no saben igual si se sacan de Euskadi... y es verdad.

Triángulos del Eme

Uno de los grandes secretos de la gastronomía bilbaína es la fórmula de la salsa en los míticos triángulos del bar Eme. Estos bocadillos de pan de molde casero, jamón york, lechuga y mayonesa llevan además un pringue rojo un puntito picante que les da un sabor único. La familia propietaria del local, que dio con la receta tras un viaje inspirador por el Madrid de finales de los cincuenta, nunca ha querido revelar sus ingredientes, con la suerte de que ninguna imitación se les ha acercado. Resultado: bar lleno desde tiempo immemorial y millones de triángulos facturados.

La exposición 'De Bilbao de toda la vida' se puede ver hasta el 15 de enero en la Alhóndiga (Bilbao).

Comentarios

Además hay que añadir los tigres de yurre, el jamón de "La Viña" y la ruta de los establecimientos, como Legarreta. A veces puede ser parroquial, pero es indiscutible que Bilbao tiene personalidad.
Ay Mikel. Yo que soy de Madrid de toda la vida, por los pasteles de arroz de Bilbao ¡mato!
Tengo que incluir algo que sólo he visto en Bilbao y que por lo menos en Andalucía no lo conocía y fue un grato descubrimiento: Las palmeras de coco, cada vez que los tios de mi marido vienen al sur es encargo seguro, junto con pasteles de arroz!!!Un saludo
Debe ser una exposición interesante. Y ya sé que suena a tópico, pero nunca he comido mejor que en el país vasco, perdónenme los otros contertulios. Aún recuerdo los platos que me sirvieron en Hondarribia. Lo mejor de lo mejor. http://unmundocultura.blogspot.com
Lo de las felipadas y el Eme me pilla por sorpresa. En Madrid tienes un par de sitios para pasteles de arroz. Neguri y Chantilly. No sé mucho de pasteles de arroz que mi mujer venera. Solian ser sublimes los de Nueva York pero parece que ya nada es lo que era. Respecto del bollo de mantequilla hay una panaderia maravillosa en el arranque de Cosme Echevarrieta. Try and tell.
Después del cine, íbamos a comprar unos rusos; siempre teníamos un final feliz.
Hi Mikel, me has llegado al alma, acabo de cerrar mi circulo o mejor dicho triangulo de mi conexion karmika contigo, la galletas chiquilin es el sabor de miñez unido a la tarde del jueves, cola cao y el madrid de basket en la tele, jugando la copa de Europa y el fideo de JuanMa Lopez Iturriaga corriendo la banda, Vivan los 80´s Me ha vuelto hasta la ilussion de que me van a dejar los Reyes esta noche. Saludos Mikel & Friends
Todo un descubrimiento, yo conocía los pinchos morunos - mi hija se tomó 6 de una sentada cuando tenía 9 años -, la carolina y las felipadas. Seguro que los bilbainos dirán que ni están todos los que son, ni son todos los que están, pero es una muestra divertida de lo que han sido las raices de muchos bilbainos y no bilbainos (que también los hay). El diletante.
¿Las galletas Chiquilín son vascas? ¡Oh, inocente infancia!, ahora no comería ni una sólo por ese hecho. Y por ser prescindibles, claro, hay miles de cosas que pueden igualarlas. Gracias por haber visto la exposición por mí. Hay uno por ahí que dice que mata por un pastel de arroz. No me extraña que en el mundo pase lo que pasa, cuando abaratamos de esta manera la semántica de las palabras. Por lo menos a Belén Esteban se la entiende y se comparte su pasión por los hijos, yo también dejaría tieso al que le pusiera una mano encima a los míos.
Me quedo con las Felipadas!http://www.tuppermenu.com
me has hecho recordar los veranos en Bermeo, cuando la madre nos traía bollos de mantequilla para desayunar y la amuma traia los domingos una bandeja de rusos y pasteles de arroz. ahora en navidades, he conseguido quitarle la receta a mi madre para poder hacerlos aqui pero es verdad que no saben igual ;-)
Yo soy de Vitoria y también me declaro un apasionado de La Carolina. Personalmente encuentro cautivadora esa capa de huevo pintada sobre el merengue y, por supuesto, el chocolate.Gran artículo.Un saludo.
Hola Mikel,Has hecho una entrada preciosa, no conocía casi ninguna de las cosas que presentas y, con la excepción de las que llevan merengue, creo que se merecen una ruta nostálgico gastronómica por Bilbao en una escapadita.Saludos y que los Reyes se porten bien contigo
Para los amantes del pastel ruso os recomiendo el de la pastelería Ascaso de Huesca.
No estaba en esa conversación sobre sabores de antaño pero podía haber estado. Un revival a los sabores de la infancia. Comparto amores por el bollo de mantequilla: los que mi paladar recuerda son de Leku Ona en Mungia. El aroma del café con leche también es especial en el bocho. Y los pasteles de arroz sólo son comparables a las "natas" de las padarías del norte de Portugal. Feliz año, Mikel.
Yo me quedo con la variedad de trufas de Arrese, sobre todo las variedades "blancas".
LUBINO, querido amigo...¿podrías explicarte un poco mejor? En tu repulsivo intento de escribir algo con intención literaria, te has liado un poco y el común de los/as lectores no te hemos entendido. ¿Has querido manifestar tu ferviente odio por Euskadi a través del desprecio a unas galletas? ¿Has expresado tu devoción por la reina del populacho televisivo? ¿Te has tomado hoy la medicación? Ah, era eso...
para galletas las de Aguilar de Campoo -Palencia .- FONTANEDA , GULLÓN Y GRUPO SIRO , ver Jose maría Pérez PERIDIS .
Para Lubino. no sé de donde serás tú pero yo nunca dejaré de probar algo por el origen geográfico de donde provenga. Soy vasca y española y lo que acabas de comentar es digno de gente impresentable e intolerante, tanto como el ala mas radical de la izquierda abertzale. Una pena!. Gracias Mikel por el extraordinario artículo. Toda ciudad tiene sus especialidades culinarias. Sería estupendo leerla por aquí. X cierto, en Felipe los pasteles de arroz son sublimes al igual que los de El Corte Inglés, Zuricalday, Nevada y una panaderia de Pozas casi esquina Doctor Areilza... Alguno me dejaré
Hace unos meses tuve la suerte de ir a Bilbao. Aunque Granada tiene mucha fama por sus tapas, he de decir que sin duda, los pintxos son infinitamente mejores. Son más elaborados y hay infinidad de variedades. Aunque sin duda, con lo que me quedo de Bilbao es con sus pasteles y dulces. El pastel de arroz se ha convertido en uno de mis favoritos, está taaaaan bueno, que llevo meses como loca buscando una buena receta para hacerlos en casa....pero no hay manera!
¡Qué maravilla de artículo! Recordar también las trufas de Arrese, el "cake" de Zuricalday y las copas del Jaime!
Mikel, llevo fuera de Bilbao unos cuantos años, pero sigo siendo del mismo, mismo Bilbao. No puedo, ni quiero dejar de serlo.Y me identifico tanto con todo esto.... un primo mío me pasó la información el otro día y me encantó.Tengo un blog de recetas y podrás encontrar algunas de estas "Bilbainadas" publicadas en él... las carolinas, el pastel de arroz, las felipadas y los sandwich del Eme, el bacalao, la merluza, los pimientos rellenos, los txipirones,... Tengo pendiente de subir los bollos de mantequilla, y pendientes de hacer, que nunca lo he intentado, el ruso y los Jesuitas.... Y en varias recetas he utilizado las salchichas de Thate, nunca faltan en mi casa (no te pierdas la Cassoulet...)Me ha encantado leer tu entrada. Y feliz año!!!!Begoña
Aix....se me saltan las lagrimitas de emoción...Yo por las carolinas mato, remato y sesino, si hace falta. Y no las comparto!!!Los bollos de mantequilla son de echarse a llorar de la emoción. Los de la Pastelería Plentzia campan por mi imaginario personal.Para pasteles de arroz, los de amama!Y, en el apartado "contra", no puedo con las salchichas de Tathe desde que una noche me dediqué a devorar ingentes cantidades como si no hubiera mañana (y lo hubo, vaya si lo hubo...).Saludos!PS: Lubino, hijo, guarda tu delicada prosa para mentes más cultivadas -y geográficamente ortodoxas- que las nuestras, que nos deleitamos con zafios y vulgares placeres como los pastelitos...de verdad que más de uno necesita vacaciones...muy muy largas...en un balneario..
Yo añadiría los Serranitos del Café Iruña, y por supuesto el famoso Gateaux Vasque, que me encanta pedir cuando voy a Bilbao a ver a mi amigo Red River.Y veo que tenemos troll nuevo, Lubino, que parece tomar el relevo del añorado Agustín...Un abrazo Mikel
De acuerdo con Agustin, añadiria las trufas de Arrese, y el txoripan de la panadería Jardines.
Lubino, salao: te has confundido de pescado, querrás decir merluzo! En fin...Añadir un placer añejo más del Botxo: las trufas de la (creo que ya cerrada) pastelería Juncal en Rodríguez Arias. Manjar de dioses!
Las TRUFAS de ARRESE me marcaron. No puedo ir a Bilbao sin comprarlas o enterarme que alguien va y no encargárselas. Y es verdad lo de los bollos de mantequilla, para mi eran una verdad universal. Tantos dulces recuerdos asociados a Bilbo...quien pudiera volver...
Yo, que soy de Madrid de toda la vida (como Nacho | 05/01/2012 8:22:00), mato más por el bollo de mantequilla de Bilbao que por los pasteles de arroz. --- Y Lubino, amigo: comer bien rima con País Vasco. Todo el mundo sabe esto. --- Evidentemente, muestras síndrome de paletismo carpetovetónico. --- Las galletas Chiquilín están buenísimas. También esto lo sabe todo el mundo. --- Espabila, majete.
Efectivamente los pasteles de arroz me encantan y, difícilmente se encuentran en otro lugar que no sea Bilbao. Acabo de enterarme de que no llevan arroz. En los años 70/80 yo los comía buenísimos en el desayuno diario en el Edificio Albia.
Pues sí... Las galletas Chiquiín, que han sido mi pasión durante toda mi larga vida, pegaron un bajón importante cuando pasaron a manos de Panrico. Perdieron gran parte de su sabor característico, se llenaron de harina y descendió radicalmente su dulzura y suavidad. Aunque antes eran tan industriales como ahora, se nota mucho más desde 2008.
Una de las cosas que se trajo mi madre de sus años en Bilbao (aparte de tres retoños), fue la receta del pastel de arroz. Mis cumpleaños en Madrid siempre encontraban la misma pregunta por parte de todos los invitados: ¿qué es esto tan rico? Ay, qué rico!
Ah! qué gran exposición, me quedé boba leyendo todos los carteles... en la lista de imprescindibles, metería también los serranitos del Iruña (que ya han mencionado) y los croissants de almendra de la Suiza. :)
Yo como Lorenzo más abajo, oigo pastel ruso y solo puedo pensar en Ascaso, Huesca. Pero las galletas Chiquilín estaban buenas. Eso si, entrar en un bar de tapas en Bilbao es entrar en otro mundo, con permiso de San Sebastián.
Hay otra cos a añadir que es la tarta de espinaca de la pasteleria 'floridablanca' aunque la hacen en otras pastelerias. Yo vivo en Madrid desde hace +de 30 años y cuando voy a Bilbao sigo tomando algunas de las cosas que me recuerdan a mi infancia a los dichos hay que añadir los productos de 'Tate'.
Toma bilbainada! De Bilbao tenías que ser! Buenísimo artículo, Mikel, así me gusta, empezando el año con fuerza y dulzura, mundiala zara zu!, besinos, bicos eta muxuak!
Pues las carolinas me gustan aunque empalagan un poco, todo hay que decirlo. Al llegar a Dinamarca he descubierto un dulce parecido, las flødebolle, o bolas de nata traducido (http://en.wikipedia.org/wiki/Chocolate-coated_marshmallow_treats) Lo de que los bollos de mantequilla sólo los hay en Bilbao y os disteis cuenta cuando ya teníais razonamiento propio a mi me pasó con el nombre propio de chica "Montaña"... hasta que no cumplí 18 y salí a estudiar fuera de Cáceres no me di cuenta de que era "raro", pero claro, en mi ciudad la patrona es la "Virgen de la Montaña" y es de lo más normal tener una o dos compañeras del colgeio o conocidas que se llamen así...
Es curioso que domine la pastelería en este top 10. O quizá no tanto. Uno sería capaz de pensar en la gastronomía bilbaína con pintxos y platos contundentes. Pero, curiosamente, los galletas y pasteles con hojaldre y merengue los que parecen llevar el peso de la originalidad del Bilbao de toda la vida. ¡Bueno es saberlo!Bueno, como ya se ha convertido en un ritual y casi que lo piden algunos, recuerdo aquí la última receta que he dejado en mi blog ( http://bit.ly/w6j7mb ). Poco tiene que ver con esta entrada los Garbanzos y coliflor con vinagreta de jengibre, pero aquí quedan para quien se quiera asomar por mi blog.Gracias, Mikel.Carlos, de Vegetal... y tal.http://vegetalytal.blogspot.com
Estupendo artículo, pero se os ha olvidado el Jesuíta, un pastel de hojaldre con cobertura dura de azúcar con cachitos de almendra tostada. Ha sido el clásico de todas las señoras en las degustaciones de BIlbao. Por cierto, las "degustaciones" es un tipo de local que nunca he visto fuera de Bilbao...
Una curiosidad, que me lleva a una pregunta. Los pasteles de arroz, que no llevan arroz, me recuerdan a las "natas" portuguesas (las mejores en Lisboa, no recuerdo el sitio). Y en Portugal hay también un dulce (algo así como una especie de madalena, bastante mazacote) llamado "bolo de arroz", que tampoco lleva arroz. ¿No será el nombre de ese pastel el resultado de una confusión semántica? Gran enigma para la humanidad, jeje. Que tengais un feliz 2012
Los bollos, la carolina, el pastel de arroz… fuera de Bilbao, los hacen buenos en Gernika, en Bidaguren.
RECETA PARA LOS SANDWICH DEL ‘M’.INGREDIENTES:* 1 BOTE DE PIMIENTOS ROJOS BUENOS* 2 DIENTES DE AJO* 3 O 4 CUCHARADAS DE TOMATE CONCENTRADO* 3 HUEVOS COCIDOS* TABASCO* SAL* AGUA* MAYONESA* LECHE* PAN DE MOLDE DE TAHONA* JAMON COCIDO CORTADO EN LONCHAS GORDAS* LECHUGA* ANCHOAS EN SALAZON.*_Preparación:_*Se fríen en un cazo los ajos con una cantidad normal de aceite y cuando están dorados (no quemados) se añaden casi todos los pimientos, además de la cantidad de agua que quepa en el bote de estos, junto con los huevos cocidos troceados y el tomate concentrado y las anchoas.Cocer esta mezcla tapada durante 20-30 minutos, según la intensidad del fuego. Hasta que veamos que casi se ha evaporado toda el agua. Pasarla por la batidora y añadir tabasco y sal a gusto. Una de las tapas del sándwich se unta con esta salsa y la otra con mayonesa, que Habremos puesto muy liquida añadiendo leche. Dejar empapar el pan, para que coja mas gusto. Añadirle el jamón y la lechuga y servir. Quiero dejar constancia que el texto no es mio.
Gracias Mikel por esta articulo, la verdad, es que hasta me he emocionado, solo los bilbaínos podremos entender esto en toda su esencia.ah, tambien me han faltado las palmeras de coco con mantequilla batida!!!
Si me permites una ligera correccion, te dire que los pintxos morunos se empezaron a vender en la calle Iturribide, poero en el bar GOITI BERA, segun entrabas a la calle, a mano izquierda, pero ya no existe ni la casa ni por supuesto el bar y de hay se trasladaron al MELILLA Y FEZ que esta en la misma calle un poco mas adelante. Yo me acuerdo que hacia el año 63, valia 4 ptas. y era el mejor regalo que me poodia gacer mi padre. Hoy en dia me siguen entusiasmando. Saludos
No he probado nada de eso, pero cuando el bolsillo me lo permita -el norte pilla lejos-, espero probarlo todo todo todo. Empezando por el misterioso bollo de mantequilla ¿qué tendrá para que se le recuerde tanto?
Estupendo artículo Mikel, te has superado!!!!!!!!! En mi familia cada uno tenemos nuestro favorito: Amachu (mi abuela) las Carolinas, mi padre los Rusos, mi madre los Pastelitos de Arroz (que ella misma prepara, le tengo que pedir la receta y ponerla en el blog) y yo los Bollos de Mantequilla, que me enteré que eran de típicos de Bilbao por este fabuloso artículo de Iban Yarza: http://tequedasacenar.com/el-bollo-de-mantequilla-de-bilbao/ Y para todos los amantes de los sandwiches del eme.... os dejo el enlace a la receta con paso a paso incluido, es distinta de la receta que han puesto por aquí, esa no la he probado, pero la que os dejo me la pide todo aquel que la prueba, solo queda por igualar el pan.... si alguien sabe.... que me lo diga!!! http://elblogdecantinerita.blogspot.com/2009/02/sandwiches-del-eme.html Por cierto... ¿sabías que en Bilbao ya hay un día de la Carolina? lo celebran repartiendo gratis en la Plaza Nueva y creo que es en octubre/noviembre (tambien hay un post en el blog de Iban sobre ello)
Desde Elgóibar, y en la pastelería Murúamendiaraz se pueden encontrar los mejores pasteles de arroz que he probado nunca. Si sumamos las carolinas que preparan, fuera de serie, los bollos de mantequillas y nata de toda la vida, apaga y vámonos. Ni en Otaegi de Donosti. En las capitales deberían hacercarse a los pueblos, donde la artesanía pastelera sigue vigente. Ah, y todavía existen los bolaos, un producto de ingeniería pastelera de toda la vida para aprovechar las claras de huevo. Los "bolaos" disueltos en agua acompañaban a aquellas chocolatadas de nuestra niñez, Si Proust lo hubiese probado se olvidaría de la magdalena y hoy en literatura se hablaría de la rememoración del "bolao".
Épico bollo de mantequilla! Qué gran post Mikel, muchas gracias.Ps. Ay Lubino, de haberte conocido ayer no me habría cenado esa estupenda lubina al horno... lo que me arrepiento ahora! prometo no volver a comerla nunca... bueno, una temporadita
Soy una madrileña que vive en Bilbao desde hace poco, y la exposicion me ha encantado. Ya habia probado algunas de las cosas (felipadas...mis favoritos!), y me he propuesto probar todas las de tu lista! Una verdadera y seguro que maravillosa experiencia de Bilbao!
Gateaux Basque cuanto mas os acerqueis a la muga, mejor... Muy fan del pastel de arroz que los he encontrado divinos en Plentzia.Y en general muy fan de irme de pintxos por Bilbo, en Donosti esta imposible (excepto en La Mejillonera, un templo) y esto es un pro-ble-món.
Esto se lo tengo que enseñar a mi esposo y a mi suegra que son más de Bilbao que la Mari Jaia...
De acuerdo plenamente en los pasteles de arroz y las galletas Chiquilín (¡Sin despreciar a sus hermanitas, las Artinata!) Pero mi magdalena de Proust, lo siento, son las Reglero de la caja surtida, sobre todo las de la cerecita...¿Cuándo recuperarán la niña esquiando con el pantalón a cuadros y la bufanda...?
Yo soy una bilbaína que vive en Barcelona y echo taaaaaantooooo de menos las pastelerías de mi tierra!!! aiiinssss, cada vez que voy a Bilbao lo primero a por el bollo de mantequilla (al igual que tú me quedé alucinada cuando pedí uno en Madrid y me dijeron un Bollo de Qué?? creí que eran universales!!) Pasarme por esta exposición era uno de mis "Must" estas Navidades, me queda el sábado!
qué bonita entrada mikel, para los que no somos de bilbao y para los que sí... :)(tiene que ser estupendo conocer esas "cosas de casa" y leerlas ahora en el blogcuanta tradición de una ciudad, me sumo a la propuesta de que ojalá se realizara en otras, jejeen cuanto vaya a bilbao, iré con esta lista... y enhorabuena a los de la exposición!
Te diré que como gallego afincado a Vitoria, me sorprendió Bilbao con los bollos de Mantequilla...algo tan simple y tan inmensamente rico, que me he hecho fan...jaja. Te ha quedado muy bilbaino el Post...jaja. No conocía las felipadas....pero las probaré seguro...que pintaca de Sand...
1)Lubino? Merluzo, más bien...2) Totalmente de acuerdo con Miguel. En cuanto Panrico toca algo, lo desvirtúa, lo industrializa y lo convierte en una masa para las masas.3) Qué entrada más chula has hecho hoy en el blog, Mikel. Me ha dado hambre y envidia (por estar tan lejos de Bibao) a partes iguales.Feliz Roscón de Reyes a tod@s
¿Habéis visto el escándalo con lo de los huevos de McDonald's? http://4jinetes.blogspot.com/2011/12/avicultura.html
Es lo que tienen los productos autóctonos. Un amigo mío cuando llegó hace unos diez años desde Gerona, flipaba con un producto que solo se hace por aquí que es la "coca de mollitas" pero luego se hizo adicto. Yo heco de menos las tostadas con mantequilla y mermelada de los bares de Madrid, que comíamos mi mujer y yo cuando novios. Me has dado una idea: Voy ha hacer una lista de las cosas propias de Alicante y te la enlazaré en los comentários. Si más gente se anima y hace lo mismo se podría hacer una entrada en la que los lectores del blog contaran lo típico de su ciudad. http://50maneras.blogspot.com/
Mi abuela, que era de Urduliz, decia que el pastel de arroz antiguamente se hacía con harina de arroz y de ahí su nombre. Cuanto echo de menos los bollos de mantequilla en Barcelona Me ha encantado esta entrada. Se lo diré a mi madre
Gracias, por abrirme el apetito,no se de que cosa soy mas nostalgica, si de las carolinas,como tu madre o del pastel de arroz.. Bueno y que decir de los sandwich del Eme,un viaje por mi adolescencia y Juventud. te acuerdas de los champis de la calle Iturribide? no me acuerdo como se llamaba el bar,pero eran Gloria!
Pues lo que tampoco he logrado encontrar fuera de Bilbao son las palmeras de coco...
Por supuesto que el pastel de arroz se hace con harina de arroz. Yo lo llevo haciendo desde que tengo 10 ahnos (para mis hermanos), y mis padres nos dejaban solos en casa
Mikel, no sé si son los mejores o no, pero a mí me encantan los bollos de mantequilla de Zuricalday (Getxo). Una asturiana medio vasca
Muy apetitoso todo Mikel, pero me llamó la atención el anuncio de Artiach con sus "18.000 Kg. diarios" de galletas en 1924.!! Me parece mucho incluso para Bilbao. :)Un saludo.
Que bonito te ha salido el post. Yo vivo fuera de España y estas nostalgias de sabores hacen que se me salten las lagrimas. Mi padre era vasco, pero de San Sebastian y en casa mi madre se tuvo que poner las pilas para aprender cocina vasca. Aun hoy, cuando viene a visitarme trae escondido y envuelto en un trapo un trozo de bacalao(de La casa del bacalao de Madrid!) . Y mira que la vida da vueltas que cuando vivia en Argentina, donde emigraron tantos vascos, el pediatra de mis hijas era tan de Bilbao que hasta se apellidaba Bilbao!! Y a veces en la consulta terminabamos de hablar del neumococo y seguiamos hablando de gastronomia. Se lleva en la sangre, oye.Saludos. Por cierto, mandale saludos a tu hermano por que ahora vivo en Zagreb y me acuerdo mucho cuando venia el Madrid a jugar aqui.
¡qué bonita la entrada de hoy, y siendo víspera del día demañana, me saca la vena nostálgica. Me han entrado ganas de hacer pastel de arroz, ainsss, aunque sea día de roscón.
Por Dios! Mataría por un Carolina de esos! Me hace acordar a la Kremokoa, una golosina argentina de mi infancia!
Muy buen post Mikel! Que orgulloso estoy de ser de Bilbo, jejeje.Los bollos del NY están muy ricos, como sus "mini-curasanes". Pero los mejores bollos de mantequilla del universo están en Gernika. Seguro! Confitería Bidaguren (since 1942), en el centro de Guernica, entre las calles Plablo Picasso y Juan Calzada. Que los pruebe el que pueda.
Me ha encantado el post, qué bien se come aquí. Yo también me llevé un susto cuando comprendí que los bollos de mantequilla, fuera de Bilbao, nada de nada. Por cierto, justamente hoy he publicado yo un post en mi blog sobre las Felipadas y los Triángulos del EME. ¡Menuda sincronización! http://osogoxo.com/2012/01/05/comparativa-triangulo-eme-felipadas-alameda/
Yo también he visto la exposición, que por cierto recoge mas cosas tradicionales de Bilbao que no pertenecen a la gastronomía y que me ha remontado a mi infancia y juventud.La primera receta que se ha publicado sobre el triangulo del EME es la auténtica, que fue filtrada por un camarero al que despidieron. Una parte importante es el pan que lleva, que es hecho por ellos mismos, por lo que es imposible que nos quede igual si lo hacemos en casa.
Muy interesante el artículo, siempre me gustaron las galletas chiquilin, solas o para hacer tartas, no sabía que eran de Bilbao. Y el pastel ruso estoy deseando probarlo ¿alguna pastelería que recomendéis en Madrid?
Aunque no soy de Bilbao, me ha encantado esta entrada del blog. Y como otros lectores ha despertado en mi la nostalgia por los sabores de mi infancia.
Recuerdo con nostalgia los pasteles de arroz en Neguri riquísimos! Y las meriendas en Zuricalday...inolvidables,con la familia Zuoaga
Vi la expo en la Alhóndiga hace más o menos un mes y me encantó, las láminas de comida y las demás!!
Mikel, hoy he recibido por correo tu libro de recetas. Saludos desde Florida!
Gracias, no recordaba como se llamaba el bar donde iba con mi padre a comer los pinchos morunos, Goiti-Behera en Iturribide y un poco mas arribe nos sentabamos en una mesa mis padres y los 3 hermanos y nos comiamos unos tigres con tomate en una cazuela de barro que es imposible de olvidar, junto con los cucuruchos con caracolillos (tambien llamados "magurios") o con cangrejitos de mar que ponian las pescateras en cualquier sitio. Yo curraba en Madrid y los lunes llevaba bollos de mantequilla para mis compañeros de oficina y les encantaban,pasteles de arroz,palmeras de coco, el ruso algo increible y,sobre todo, la carolina, de hecho en la Plaza del Ensanche hay una pasteleria que tiene una carolina gigante o que te hace carolinas del tamaño que quieras ¿Arrese?...lo confirmaré. Grande Mikel, grande Bilbao, grandes todos los productos autoctonos de cualquier sitio.
pues la receta de los sandwiches del eme la tengo yo ke me la han mandado por e-mail. otra cosa es ke te salga igual pero algun empleado malvado la revelo.
Con la carolina es muy habitual, antes de comerla, acercar la nariz y decir, "uuuuy, que raro huele". Siempre hay alguien que se acerca y dice, "a ver, déjame oler!.....y es entonces cuando le esmorras la nariz contra el pastel!! Para sugerencias gastronómicas, el gran proyecto del Glutton Club, www.365cities.org, con enlaces a sitios en Bilbao, San Sebastián, Madrid y Barcelona. Un saludo, tocayo.
Con la carolina es muy habitual, antes de comerla, acercar la nariz y decir, "uuuuy, que raro huele". Siempre hay alguien que se acerca y dice, "a ver, déjame oler!.....y es entonces cuando le esmorras la nariz contra el pastel!! Un saludo, tocayo.
Con respecto al Pastel Ruso... En Zaragoza tienen uno buenísimo en la pastelería Ascaso. Nada que ver con el de la foto, mucho más finito (debe medir como 0.5cm de alto) y por lo que pones tu de este el otro debe ser mucho más parecido al original. Si no lo conoces te lo recomiendo ferozmente. Yo cada vez que voy o viene alguien de allí le hago que me traiga uno. :)
En Bermeo a la Carolina se le llama Kolineta (pronunciado, para los que no hablan euskera, coliñeta).
Yo he visto esa exposición de la que hablas y me sorprendí al ver que también se pregonaba la gilda como pintxo típico de la bilbainidad.. ¡la gilda, por Dios, que es más donostiarra que ver los fuegos tomando un helado! Por otra parte, también había atribuciones curiosas, no sólo gastronómicas, como la supuesta "baldosa Bilbao" que no sólo reconocerían en San Sebastián, sino mucho más en Barcelona... vale que los de Bilbao nacen donde les da la gana, pero es que ciertas cosas ya son demasiado, ¿no?
No acabo de entender esa necesidad que parece que tienen muchos vascos de considerarse el centro del mundo, creer que el pastel ruso, el pincho moruno o el pastel de arroz, por ejemplo, son de Bilbao es como reconocer que no han salido nunca del pueblo. Y este tipo de cosas son las que después originan políticas basadas en el egoismo y los privilegios. Saludos.
La carolina me recuerda a las Bossche bollen, un dulce típico de 's-Hertogenbosch, en Holanda. Las Bossche no llevan la cazuelita de hojaldre, se toman acompañando al café y aseguran una digestión de seis horas. Pero están de muerte mortal.
Oooooohhhh!!! La Carolina. No me explico cómo no ha triunfado fuera de Bilbao. En Bcna se puede encontrar en algún sitio?.Estoy de acuerdo con Marta... ímposible encontrar palmeras de coco tampoco. PASTELERÍAS DEL MUNDO, POR DIOS, TOMAD NOTA: CAROLINA, PALMERA DE COCO Y BOLLO DE MANTEQUILLA!!!!
estupenda exposición y estupenda iinfancia en bilbao. por cierto, iñaki, la pastelería del ensanche que hace carolinas de kilo por encargo (y sin encargo solo hay que esperar una hora) es jauregi. sentarse alrededor de la carolina con una cuchara en la mano cada uno.... y hasta el final!!! mmmmmmmmmmmm qué recuerdos!!!!!
Genial! Todos deberíamos tener algo así para poder recordar todas esas cosas ricas ricas de nuestra tierna infancia!Saludos!
Me encanta el post. No probé nada de esto en mi última visita a Bilbao, ¡habrá que repetirla!
Receta de pastel de arroz (" La cocina vasca" de Ana Maria Calera, año1971 100gr de arroz,1/4 litro agua,1/2 litro leche,5 cucharadas azucar,1 yema de huevo,1 cucharada de harina. Hervir el arroz hasta que se hinche y absorba casi todo el líquido.Añadir la leche fria (hervida antes con un palo de canela),dejarlo hacer hasta que esté espeso.Pasarlo por el chino,agregar el azucar,la yema y la harina y cocerlo 20 minutos más.Preparar pasta de hojaldre y formar unos molde redondos,rellenarlos con la masa y meterlos a horno vivo.Hay una segunda variante, luego la paso Que os aproveche!!
Las Carolinas, cuyo nombre no descubrí hasta hace muy poquito, ¡¡me encantan!! Sobre todo en una pastelería de Santander (sí, ¡no de Bilbao!) en la que el cuenquito que las acoge va relleno de un poco de algo similar a la quesada y el pastel de arroz. ¡Son un vicio! En Madrid nunca me he atrevido a comprarlos, es como si pensase que tengo que volver a casa para tomarlos!! Del resto de cosas me encantan el pastel de arroz (que prefiero hacerlo en casa) y las Chiquilín (lo más gracioso es que leo este artículo tomándome una!!). El pastel ruso no lo he probado nunca, pero solo verlo, me da miedito, no se me hace muy apetecible!
Me ha gustado mucho la entrada, muy apetitosa y interesante pero en otro comentario que he leido tiene mucha razón que en esa pasteleria de Zaragoza el pastel ruso es inigualable:P Tambien me declaro adicta a las galletas chiquilín, que delicia:)http://hoysonrioalespejo.blogspot.com/
En Málaga también se encuentran las carolinas, aunque más sin la cobertura de chocolate. Por cierto, que de ser bilbainas debieron llegar bien pronto aquí, porque las conozco desde hace más de 40 años. Recuerdo especialmente las que vendían en un quiosco (ya desaparecido) en la placita que hay a la entrada de calle Compañía por Carretería.
Mikel, casi lloro al leer esta entrada... soy algorteño viviendo en Barcelona desde hace unos años y cuando vuelvo mis padres suelen tenerme preparados unos bollos de mantequilla de Zuricalday, los mejores del mundo! Igual que el ruso... si no conoces Zuricalday tienes que pasarte por la de Algorta en tu próxima visita al Botxo!Gran entrada! Como siempre!
siba-rita: Ascaso es de Huesca, tienen pastelería en Zaragoza pero el pastel ruso es de Huesca, no conocía el de Bilbao pero el de Huesca es famosísimo y como bien dices, el doble de fino. (fino=espesor, ojo) Seguro que muchos de Bilbao (los esquiadores) lo conocen porque también lo hacen en Jaca.
Lagrimas de un algorteño por otros lares .....No se con cual de todos los iconos quedarme. Eso si, he hechado en falta foto del pastel de arroz, grande grande¡¡ Saludos a leo, chispas y por el gran bareto LA CAROLINA que montaron en la ria de Plencia, haciendo honor y homenaje al gran pastel de merengue con el que inicias el post, en el cual tuve el gusto de trabajar y tomar alguna copita ..
Hola,...pues a mí de pequeño, por los cincuenta del pasado siglo, las galletas CHIQUILÍN me sabían a mantequilla. Las de ahora hace tiempo que no. ¿Habrán cambiado las galletas, o habrá cambiado la mantequilla?Salud
Se que los Reyes me han dejado el libro de la exposición en Bilbao y estoy ansiosa de que me lo manden por correo al exilio. Todos son clásicos pero en mi casa nadie se curaba de una gripe sin haberse comido un bollo de mantequilla, era uno de los privilegios de estar enfermo. Gracias por el buen rato que nos hecho pasar.
Qué coincidencia. La única galleta que me gustaba. Pero el dilema venía con las natillas.
Tantas veces yendo a Bilbao y ahora me entero que hay una charcuteria alemana, por Dios. ¡Gracias MIkel!
Una vez más, queda demostrado que de todas las comunidades, grupos y subespecies humanas, la más pagada de sí misma y encantada de haberse conocido es la de los bilbaínos y aledaños (no confundir con "los vascos" como suele hacerse fuera de Euskadi, por favor). Tan sólo existe otra subespecie son un nivel de ombliguismo y autocomplacencia similar: la de los donostiarrs. Con la diferencia sustancial de que el bilbaíno necesita como el comer hacerle saber al mundo la maravilla que supone la bilbainidad, mientras que los donostiarras prefieren el onanismo secreto del reconocimiento enbtre iguales, como si fueran una secta hermética de iniciados... Una chapa, ambos grupetes, en todo caso...
A fdez : Ciertamente Ascaso es de Huesca. Pero mi comentario era porque era más probable que alguien pasase por Zaragoza que por Huesca por aquello de que pilla más de camino (no pensé en los esquiadores), siento el error de interpretación. Habrá que probar el de Bilbao, pero soy muy muy fan como ya dije del de Ascaso.
Muy interesante. Me entraron ganas de animarme a preparar el pastel imperial ruso o las carolinas. Soy golosa a más no poder...
Comerse un pastel de arroz o un ruso, está muy bien, ver a mi madre emocionarse con este artículo no tiene precio... Gracias Mikel, no todo el mundo es capaz de hacerte salivar a la vez que flirtea con tus sentimientos... Enhorabuena
Hola.Primero queremos felicitaros por este post... Nos ha permitido conocer un poco más la infancia y juventud gastronómica de los bilbaínos... :)Y las chiquilin, que buenas que son :)Durante estas fiestas hemos descubierto un gran restaurante de cocina vasca en la ciudad, se trata del Restaurante Farketa 56, ubicado entre el Palacio de Euskalduna y el museo Guggenheim.Son especialistas en la preparación de pintxos, entrantes, carnes de caza y bacalao. Podeis encontrar más información en el siguiente link:http://www.buscorestaurantes.com/restaurante/Farketa-56-12580-0.htmlDe igual forma os invitamos a consultar el listado completo de restaurantes de cocina vasca en Bilbao:http://www.buscorestaurantes.com/Restaurantes-en-Bilbao-1-53-763/Cocina-vasca/28-1-1.htmlTambién poderos consultar la Guía Buscorestaurantes y conseguir el mejor restaurante para cada ocasión... Contamos con una sección de opiniones y valoración de los propios clientes... aspectos importantes a consultar a la hora de elegir un restaurante.Saludos :)
Para el vitoriano,De verdad, qué aburridos sois (algunos). Siendo, para tu deleite, de Bilbao (mi querido Botxo), he vivido durante 6 años en la provincia que te vio nacer a ti (supongo), y ahora vivo a una más que considerable distancia de mi querido botxo. Te pongo esto para que entiendas que si hablo es porque algo sé de alaveses.Durante los años que pasé allí hice muchos amigos, con los cuales aún viviendo muy lejos no se ha diluido lo más mínimo nuestra amistad, pero he de decirte que en aquellos años llegué a cansarme de escuchar a diario los mismos chistes y comentarios, “qué pasa bilbaíno”, “es que los de Bilbao sois….”, “es que los de Bilbao”,….. en fin, que todos los santos días tenías que aguantar sonriendo (para no herir sensibilidades) ese soniquete empalagoso. A esto hay que añadir que no solo era el vacile que yo aguantaba con paciencia de mis amigos y conocidos, sino que en cualquier punto de la ciudad por el que caías, oías la misma musiquilla de fondo. Parecía que no había otro tema. De esto han pasado ya 25 años, que aunque la canción diga- “20 años no es nada”-, creo que es tiempo de sobra para fijarnos en otras cosas. Deberíais (algunos) despojaros de una vez de vuestro sentimiento de inferioridad y enfrentaros al presente y al futuro sin rancias rencillas locales, y dejar atrás ese victimismo de “pueblillo” abandonado y marginado. Olvidaros de gilipolladitas que os mantienen bloqueados desde hace una pila de años y disfrutar del orgullo de ser vitorianos y vascos, igual que nosotros nos sentimos orgullosos de ser bilbaínos (bilbáinos para los bilbaínos) o donostiarras y vascos a la vez. ¿Cuál es el “problemo”?.Qué provincianos se ven estos comentarios cuando, desde fuera, los sigues leyendo después de un paquete de años. A ver si evolucionamos y vivimos en paralelo a los tiempos!!Y si puedes contéstame a una pregunta… ¿por qué no se puede estar orgulloso de las cosas de tu barrio, ciudad, provincia, comunidad, país, continente,….? y decirlo,… si la envidia fuera tiña….. Por supuesto que estoy orgulloso (que no quiere decir por encima de nadie, como vosotros entendéis), de lo que me ha ofrecido, y sigue haciéndolo cada vez que lo visito, Bilbao, y también de tener la suerte de ser de allí (claro está sin menospreciar a nadie, qué ridículo sería). Son emociones positivas, nada más, no le deis más vueltas. Aprender a disfrutar con orgullo de lo vuestro, es lo que deberíais hacer y olvidaros de estar todo el día metiendo el dedo en el ojo ajeno. Da por seguro que es una pérdida de tiempo que no vais a recuperar y que lo podríais disfrutar de una manera más constructiva.Ya sé que no era el tema, pero no me he podido contener. En cuanto al artículo, que casi me había olvidado de él, me ha despertado el apetito y los recuerdos de varias cosas que aparecían en él. Sobre todo los bollos de mantequilla con los que algunos recreos me deleitaba y que hoy me he enterado que eran de Bilbao. También las carolinas me traen buenísimos recuerdos, sobre todo cuando después de zampármela me miraba en el espejo.Gracias por el artículo. Un “bilbáino” muy orgulloso de serlo.
Para el "vitoriano" (me resisto a denominarte gasteiztarra, porque no creo que lo merzcas). Dime: ¿Qu´es es lo que habéis inventado vosotros, gastronómicamente hablando ( y en general)? ¿La patata hervida?¿El puré de patata? ¿Las patatas fritas? ¿La patata con patata y guarnición de... patatas? ¿O la envidia aliñada con vinagre y zumo de limón, que al parecer es lo que os desayunais muchos en Vitoria? Pues yo te recomiendo otro plata: AJO Y AGUA. Bilbo Euskadiko hiriburua, orain! Gora Bilbo eta gora Euskal Herria! Aupa Athetic!
Palmera de chocolate y nata. Exclusivas del mismo Bilbao. Los pinchos morunos antes del Melilla y Fez los he catado yo de cría en el barrio Santutxu, en la plaza Ricardo Bastida.
Suscribo totalmente lo que dice el vitoriano. No se puede ser más chovinista que el Bilbainito de a pie. Algunos demuestran además un alto grado de analfabetismo a la hora de buscar en un mapa, cualquier ciudad (incluso del territorio español) que se encuentre fuera de su querida Euskal Herria. Pues ea, toda para ellos y con su pan, eso sí, de panadería con label, se lo coman.No sabéis la suerte que tenemos los que vivimos fuera de "mi querido botxo" de no tener que sufrir ciertos comentarios de algunos "bocachanclas" :)
V., estarás de acuerdo conmigo en que analfabetos hay en todos los sitios, pero si haces un gesto de honestidad, objetividad y sentido común, también estarás de acuerdo conmigo que es obvio que los bilbaínos (en general) están mucho más viajados que los alaveses (en general). Es cuestión de historia, de economía, de costumbres, etc.Vitoria hace 40 años era un pueblo por el que la nacional 1 pasaba por el centro y los alaveses en su gran mayoría vivían de la agricultura. La población que habita ahora Vitoria en su mayoría son gente de los pueblos de Álava (y sus descendientes), y sus viajes más habituales son el ir el fin de semana al pueblo del que se fueron. No hay nada malo en ello, por supuesto, pero decir que en Bilbao hay mucho analfabeto y que no saben situar una ciudad en un mapa me parece que no es ser objetivo, simplemente es seguir dejándose llevar por los mismos prejuicios a los que hacía referencia en el otro post.En Bilbo hay, como en todos los sitios, culos de todo tipo, pero sobre todo un gran respeto por cualquier persona venga de donde venga (también en general, por si acaso), otra cosa es el que va todo el día con la espada y que se le hacen los dedos huéspedes con todo lo que ve, oye y come, pero yendo por la vida de esa manera es lo mismo estar en Bilbao, Londres o Bamberg. La jugada es eliminar prejuicios, payasos hay en todo el mundo, incluido Vitoria y Bilbao.Sigo pensando que deberíais mirar hacia delante y no estar toda la vida con el mismo chismorreo anodino y empalagoso.Por último decirte que ese discurso tuyo de que en Bilbao hay mucho analfabeto, igual es que estás intentando emular al tópico del típico bilbaíno que va por la vida de prepotente, pero ten en cuenta que si tú caes en la misma miseria no deberías criticar a nadie, porque lo que estás diciendo no hace honor a la verdad. Después de todo el totxo, podría resumir diciendo… “si te lo tengo que explicar, es que no lo vas a entender”.
los triangulos del eme son una warriqueria, yo no se como eso puede tener fama.
Hola, soy de Barcelona y cada vez que voy a Bilbao (por desgracia menos de lo que quisiera), no puedo evitar desayunar un bollo de mantequilla. Los probé un Aste Nagusia hace 17 años y desde entonces para mí es una tradición que no puedo perderme POr otro lado, las galletas Chiquilin siempre han sido mis favoritas de toda la vida y hasta hoy, gracias a su post no he descubierto que eran de Bilbao. Por último, hace más o menos un año, descubrí los sandwiches del EME así que de las recomendaciones de este post, ya me quedan menos por descubrir. Una pregunta, ¿algún restaurante romántico donde ir en mi próxima visita? Gracias, buen post
Y además de exposición, es un magnífico libro que me regalaron estas navidades, y que tiene la mismas láminas que ahora se exponen.;)Gracias MIkel.
  • Comentar
  • Imprimir

Lo más visto en El Comidista