Sopa de almendras

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo
Sopa de almendras
Clásicos de ayer y hoy. / EL COMIDISTA.

Dudo de que en plena operación lorza post navideña resulte muy oportuno publicar este plato. No es ni ligero, ni detox, ni alto en fibra, ni proteínico ni ninguna de esas chorradas con las que cada enero los que estamos en esto del recetismo castigamos a nuestros lectores, como si no tuvieran ya suficiente sentimiento de culpa por los excesos cometidos. Pero me da igual, porque es tan antiguo que mola, porque queda invierno por delante y apetece, y en definitiva, porque es sano y está que te mueres.

Hay muchas formas de preparar este postre típico madrileño. Sin ir más lejos, el otro día oí a Ana García-Siñeriz dando la suya en el Hoy por Hoy de la SER. Ella, que es adicta a este producto y lo hace siempre que puede -recuerdo: está delgada-, pone una capa de pan bajo la sopa y otra sobre ella, para después tostarla en el horno. Mi fórmula, más simple aún, proviene de mi familia política, que la lleva tomando así desde hace varios milenios sin perdonar ni una Navidad.

El sabor recuerda un poco al mazapán, pero en mi humilde opinión es más agradable por la textura cremosa que le da la leche y el ligero toque aromático de la canela. Lo que más me gusta es ir encontrándome trocitos de pan empapados y piñones, y combinarlos con cucharadas con sólo líquido. Creo que, como en la mayoría de los postres tradicionales, su secreto es la sencillez absoluta de los ingredientes, más una técnica que consigue sacar el mejor partido de ellos.

La única dificultad posible ante esta sopa es la de encontrar la pasta de almendra, pero me consta que marcas como De La Viuda la siguen fabricando y que se puede comprar en muchas grandes superficies (si no, también se puede hacer casera). Aviso de que el envoltorio del producto suele recomendar cantidades para que salga muy espesa: esta versión las rebaja en pro de una mayor liquidez.

Dificultad

Para deprimidos post-vacacionales.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 200 gr de pasta de almendras
  • 1 litro de leche fresca entera
  • Pan duro
  • 4 cucharaditas de piñones
  • Canela en polvo

Preparación

1. Calentar la leche y apartarla del fuego cuando le empieza a salir espumilla, antes de empezar a hervir.

2. Incorporar la pasta de almendras cortada en trozos. Remover con una cuchara de madera aplastando la pasta contra los lados de la cazuela. Se puede arrimar ésta al fuego para subir un poco la temperatura y que se disuelva mejor, pero sin dejar que hierva. Cuesta un poco, pero se consigue.

3. Añadir el pan duro en trozos (unos 8 medianos está bien, pero se pone al gusto) y los piñones. Remover y espolvorear con canela. Dejar que se temple y enfriar en la nevera toda la noche.

4. Si ha quedado muy espesa, añadir un poco de leche fría, mezclar y servir.

Comentarios

Mikel, eres malvado cual Dr. Maligno por traernos este recetón cuando aquí estamos pensando en cómo quitarnos de encima el exceso de equipaje que nos hemos endosado estas vacaciones... Endevé! ;-p Besets! Raquel
Hi Mikel, desconocia el uso de piñones, la receta que yo conozco lleva bollos suizos en vez de pan, Al principio me parecio un postre escesivo despues de una abundante comida, pero aprendi a reservame para la sopa de almendras, que el nombre no dice mucho, es mas parecen contradictorios, es como decir mortadela de espinacas o algo asi, pero es algo a lo que tienes que enfrentarte en tu proceso de madrileñismiento. Saludos Mikel & Friends
kagüensos, mikel, te pido sopas y me pones esto siendo la leche mi peor enemiga... sopas como las que hacenen vsv, esas q t hacen renacer del frío polar y no estas tan pitikis.
Hola Mikel,No estoy en una época (digamos de unos veinte años para acá) demasiado sopera, he perdido la referencia de la cuchara en mis ingestas y lo como todo con tenedor, si no se puede no lo tomo, pero este postre creo que me va a obligar a una excepción. TIene una pinta estupenda.Respecto de la otra entrada del día, gracias por la recomendación pero en lo que a mí respecta con tu blog ya voy servido, seguro que es muy interesante pero aún nos quedan tropecientas recetas de tu libro por hacer y seguro que cuando lo acabemos ya habrás sacado un segundo libro .... Hablando en serio, no conocía a Umami y con lo aficionado que soy a la cocina oriental creo que el tipo es un crack absoluto.Saludos
Esta no se me escapa este fin de semana. La voy a preparar pero en lugar de utilizar la pasta de almendras voy a aprovechar los mazapanes que me han sobrado. A ver que tal. Carla www.lasbolaschinas.com
Esta receta es muy parecida a la del Menjar Blanc de Tortosa o de Reus, aunque este postre es más espeso y lleva ralladura de limón - unas natillas de almendra.Una de las suertes de la almendra es que puede utilizarse indistintamente para dule o para salado, de hecho yo la utilizo como espesante para algunas salsas. Sobre la base de la ceta de hoy se puede plantear un cambio radical si se empieza con una sartén grande, dos cucharadas de aceite de oliva, un diente de ajo fileteado. Se tuestan un poco los ajos y se añaden 200 gramos de almendra marcona picada. Cuando esté ligeramente dorada la almendra se añade caldo de pollo poco a poco y se remueve hasta conseguir una crema que se puede condimentar con un poco de sal, pimienta de jamaica y una cucharadita de comino. Se presenta caliente en la mesa con finas tostadas de pan o picatostes de toda la vida y almendras crudas flotando en la superficie de la crema.Gracias por recuperar la almendra en nuestra dieta.El diletante.
Yo no tengo depresión post-vacacional pero me encanta la receta :D
Mi última entrada en el blog también es una sopa, una crema de huerta y montaña ( http://bit.ly/yWwCj7 ). Pero no es un postre y es más light.Me seduce esta sopa de almendras y no descarto hacerla en algún momento de debilidad (ahora estoy más concentrado en vigilar mi peso y mi conciencia no me permite estos arrebatos).Gracias, Mikel.Carlos, de Vegetal... y tal.http://vegetalytal.blogspot.com
Egun on, txikitxues! Qué rico, Mikel, quería darte las gracias por haberme dado a conocer el blog 3500millones, lo visito a diario, ayer nos pedía Gonzalo que no nos olvidáramos de Haití y os quiero pedir a todos, que sóis tan majos, que empecéis el año con un poquito de solidaridad si os sobran 10 euros al mes; además, me preocupo por la garganta de todos vosotros y os vendrían genial unos caramelos de menta, por sólo un euro, en cualquier farmacia, pedís las pastillas contra el dolor ajeno de MSF, vuestra garganta y vuestro corazón os lo agradecerán, gracias! Por cierto, Aló, Comidista: Alguna sugerencia para utilizar caramelos de menta en alguna receta? Si es dulce, mejor, gracias, guapo! Mikel, perdona por la extensión, besinos!
¿Puedes creer que nunca había oído hablar de este postre?
Umm que apetitosa! Sirve la típica pasta de almendras que venden en algún súper? Voy a probar
La sopa de almendras es mi contribución a la cena de nochebuena todos los años, aunque la preparo de forma algo distinta, y echo mitad de pasta de almendras, mitad de almendras molidas para que esté menos dulce. Está riquísima, eso sí en mi casa gusta un poco espesa
bueno, yo prefiero como postre, pan con nueces.
Al revés Miguel, tú publica estas súper recetas que estoy hartísima de ver ensaladas depurativas y pastelitos de pescado por la web!! jaja Tiene una pinta estupendísima, además :) Lo tendremos que probar! Por cierto, CHAPEAU por tu post sobre las delicias imprescindibles de Bilbao. Me has organizado la ruta!! jaja Un beso :)
En mi familia también se toma en navidad, pero un poco distinta. Para aquellas personas que non toman grasas animales es perfecta. Leche de almendras, se le añade pan cortado fino y se deja a fuego lento una hora; después se le añade la pasta de almendra y se revuelve bien para que no queden grumos. Riquísima. Yo encargo la pasta en pastelería
Ummm, que rico! No conocía la sopa de almendras (soy foránea... ;) Se ve que hay millones de calorías, pero el invierno amerita estos platos!http://www.losbonvivant.com/
En la Av Albufera esq con C/Melquiades Becinto (Madrid, Puente de Vallecas) hay una tienda de conservas que vende una muy buena pasta de almendras (no recuerdo la marca) con la que hice alguna vez esta receta, según lo publicado en el libro "Madrid al fuego" donde dicen que antiguamente se incluía cebolla en esta sopa.Probaré de nuevo con piñones y pan, y -quizas- cebolla caramelizada...de seguro será interesante!Amo tu blog, por cierto ;)
Para mi ha sido todo un descubrimiento gastronómico. No descarto sorprender en casa con ello el día menos pensado. Gracias por compratir la receta!Saludoshttp://mavieenrose-almu.blogspot.com/
Y si le añades un poco de ralladura de limón debe de estar de vicio. http://50maneras.blogspot.com/
En Soria la comemos como entrante en nochebuena pero sin piñones ni pan, Cocemos la leche con azucar, canela y cáscaras de limón y naranja, luego la almendra... y buffff. Y no se la pierdan como desayuno... Memorable!
No esta mal, pero prefiero el ajoblanco malagueño con uvas moscatel. Saludos.
La de la foto, más que una sopa de almendras parece un bol de Golden Grahams.
No concibo otro postre para la cena de Nochebuena. Ni para las veladas de invierno. De hecho, es la única comida propia de una festividad que sigo tomando cuando ésta pasa, o incluso antes, si ya está a la venta.De hecho, en Navidad hago acopio para tener una reserva hasta la primavera. Me gusta, como dice Mikel, más clara de lo que recomienda la receta de algunos fabricantes; y sin pan, sólo con canela. Y me alegra que al menos a uno de mis hijos también le guste (y eso que a mí "no me gustaba" de niña, aunque en realidad es que me parecía aberrante una sopa dulce) y, quizá, conserve la tradición.
Sopa de almendras!!!! Hace tanto que no la tomo... En casa la hacíamos en vez de con pan, con suizos, de muerte!
En mi casa también es tradición tomarla en Nochebuena pero eso sí, un rato largo después de cenar. Está buenísima y por cierto, comentaros que hay un postre árabe del que no recuerdo el nombre que es exactamente igual. Mikel, me encanta tu blog
En casa de mis padres se tomaba como primer plato de la cena de nochebuena. En lugar de piñones llevaba almendra tostada picada no muy fina, una ramita de canela en la cocción y el pan cortado en rebanadas muy muy finas y dorado en el grill del horno. Yo la sigo haciendo en Bruselas, donde vivo, siempre que consigo que alguien me traiga la pasta. He probado con mazapán cuando he estado muy desesperado por la nostalgia pero no funciona. También le he puesto al hervir corteza de limón y da algo parecido al arroz con leche y, aunque está buena, no es la cosa verdadera.
¿Cuál es el mejor plato en un dia de frio y lluvia?la sopa.Bienvenido el invierno y la sopa casera caliente,Te dedicas una tarde, tuppers, congelador y siempre lista,
Que alegría ver este post! En mi casa la sopa de almendras de mi abuela es el mayor evento de todas las navidades. Y para mi una de las razones infalibles para volver a España por Navidad. Ella hace la pasta durante horas en la cocina y le pone manzanas. En realidad nadie más en la familia sabe muy bien que lleva la receta ya que mi abuela, a sus 85 años, la sigue guardando celosamente para asegurarse de que la noche antes de navidad, mi madre, mis tías y yo nos vamos levantando una a una en mitad de la noche para robar un trocito de tan increíble manjar...
Soy de Navarra. En casa de mi amatxi (abuela) se ha hecho esa sopa siempre en nochebuena. Además, de postre. Cuando ya no puedes comer más ni esforzándote, la mujer saca la súper cazuela llena del brevaje. Para valientes.
Te faltaron las almendras rellenas!!
  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Lo más visto en El Comidista