Crema de zanahoria caramelizada, naranja y yogur

  • Comentar
  • Imprimir
Zanahoria con esteroides.   AINHOA GOMÀ
Zanahoria con esteroides. / AINHOA GOMÀ.

 

Detesto a los cursis que ponen nombres pomposos a sus platos, y por eso espero que disculpéis la caramelización en el título de esta receta. No se me ocurre otra forma de llamar la atención sobre el hecho de que esta no es una crema de zanahoria vulgaris. Si un puré normal fuera un hombrecillo escuchimizado, éste sería Arnold Schwarzenegger y Brigitte Nielsen juntos y con esteroides.

El secreto para lograr la explosión de sabor consiste en rehogar la zanahoria con mantequilla añadiéndole un poco de bicarbonato, producto que acelera e intensifica la caramelización. Así consigues que la verdura no pierda ni un apice de su potencia natural con la cocción, y que incluso la aumente. Como es natural, esta oscura práctica de alquimia culinaria no se me ha ocurrido a mí, sino que se la he copiado a Íñigo Aguirre de su blog Umami Madrid. Lo que sí es cosecha propia es el añadido posterior de zumo de naranja y yogur, dos buenos amigos de toda la vida de la zanahoria.

Es importante añadir el zumo al final del proceso, y no sólo para que "no se le vayan las vitaminas", como diría una madre. La naranja, si le pones calor fuerte, amarga un poco y pierde su sabor natural, que es precisamente el que nos interesa para el puré. En cuanto al añadido final del yogur, pone un punto lácteo delicioso, y además queda bonito. El plato admite múltiples añadidos más a gusto del que se la vaya a zampar: frutos secos, marisco, algo de embutido picado, hierbas... desarrolla la imaginación que para algo la tienes.

Dificultad

Para catetos.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 750 g de zanahorias
  • 4 naranjas de zumo (o 3 de mesa)
  • 1 yogur natural
  • 100 g de mantequilla
  • 1/2 cucharadita rasa de bicarbonato
  • Caldo de pollo o agua
  • Perejil o cilantro picado
  • Sal

Preparación

1. Poner el yogur en un bol, salarlo y batirlo un poco para que quede cremoso. Reservar en la nevera.

2. Pelar y picar la zanahoria en trozos de unos 5 cm.Ponerla a fuego suave en una cazuela grande con la mantequilla, el bicarbonato y sal. Tapar y dejar que rehogue unos 30 minutos (se puede hacer en olla a presión en 20 min.), moviendo la cazuela de vez en cuando.

3. Cuando la zanahoria se deshaga, mojar con un chorro de caldo o agua (entre 100 y 200 ml) y triturar. Volver a calentar hasta que hierva.

4. Retirar del fuego y añadir el zumo de naranja. Remover, y si está muy espesa, añadir algo más de caldo o agua.

5. Servir inmediatamente en boles o platos con un par de cucharaditas de yogur por cabeza y un poco de perejil o de cilantro por encima.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

ENTRAR PARA PARTICIPAR

O conéctate con:

Lo más visto en El Comidista