Hay un Mondrian en mi pastel

  • Comentar
  • Imprimir
Hay un Mondrian en mi pastel
Mondrian Cake / TEN SPEED PRESS, MONDRIAN/HOLTZMAN TRUST.

 

La iluminación de Caitlin Freeman se produjo en el año 2000, mientras veía una retrospectiva de su artista favorito del momento, Wayne Thiebaud, en el San Francisco Museum of Modern Art. Ella estaba estudiando fotografía, y las pinturas de él retrataban con cierta obsesión tartas y dulces. Mirándolas supo lo que iba a hacer con su vida: crear arte con pasteles. Para llevar a cabo su plan maestro, sólo le faltaba un pequeño detalle. Saber hacer pasteles.

Trece años y unas cuantas clases de repostería después, Freeman ha publicado uno de los recetarios más interesantes del año. Se llama Modern Art Desserts, y en él revela 27 de las cerca de 100 creaciones que ha llevado a cabo en ese mismo museo. ¿Cómo acabó trabajando allí? En 2009, el centro llamó a su marido, fundador de la cadena de cafés Blue Bottle, para que se hiciera cargo de la cafetería. Ella tomó las riendas de la parte dulce del negocio, y empezó a hacer pasteles que se inspiraban en obras de arte expuestas en ese momento en el SF MoMA. Visto el éxito que cosechaba una de ellas, el bizcocho Mondrian, tanto en el museo como en la Red, una editorial le ofreció recoger sus mejores postres en un libro. Y así nació Modern Art Desserts.

Allí podemos encontrar desde un chocolate blanco caliente inspirado en el Michael Jackson y Bubbles de Jeff Koons hasta un polo de fudge que revive una escultura Ellsworth Kelly, pasando por una tarta Roy Lichtenstein, unas galletitas Frida Kahlo, unos parfaits de Richard Avedon o Henri Matisse o un gelée de Andy Warhol. Cada receta incluye también una foto de la obra original y una detallada explicación de la misma de la plumilla deJanet Bishop, comisaria de pintura y escultura del museo. "A veces mis intrepretaciones parecen literales", ha explicado Freeman a la web ArtNews. "Pero por supuesto nunca podría conseguir que una galleta de Jackson Pollock fuera tan bonita como un Jackson Pollock. Y no lo pretendo".

Thiebaud cake
Thiebaud Cake. /TEN SPEED PRESS, CLAY MCLACHLAN Modern-art-desert-01-600x850

 

'Chocolate cake', de Wayne Thiebaud. / SFMOMA



Lichtenstein Cake

Lichtenstein Cake / TEN SPEED PRESS, CLAY MCLACHLAN

Modern-art-desert-04
El chocolate blanco caliente de Jeff Koons. / CHARLES VILLYARD, TRENDLAND Modern-art-desert-03-600x465

'Michael Jackson y Bubbles', de Jeff Koons. / SFMOMA


Modern-art-desert-08-600x903

El polo de 'fudge' de Ellsworth Kelly. / CHARLES VILLYARD, TRENDLAND

 

Modern-art-desert-07-600x797

'Estela 1', de Ellsworth Kelly. / SFMOMA

 

El libro cuenta también algunos chascarrillos sobre el quehacer de Freeman en el museo. Por ejemplo, narra el estupor de los empleados del centro cuando expuso su intención de rendir homenaje al provocador Man in polyester suit de Robert Mapplethorpe. Al final, el plátano recubierto de chocolate que evoca al pene que se ve en la fotografía se sirvió empaquetado en una caja blanca en la que se leía: "Este postre puede no ser apropiado para todos los espectadores". Malas noticias para los aficionados a los falos comestibles: la fórmula no está incluida en el recetario.

Por lo demás, los pasteles de Modern art desserts no parecen aptos para cualquier manazas, pero tampoco imposibles de hacer (aunque algunos, como el Mondrian, obligan a un proceso de dos días desde que se hacen las masas hasta su montaje final). Además de instrucciones concretas para llevar a cabo las recetas, el libro está lleno de información práctica para cualquiera que se quiera iniciar en el tan maravilloso como laborioso mundo de la pastelería. Podemos aprender desde el complicado arte de atemperar el chocolate hasta como trabajar el buttercream o usar algunos artilugios de la cocina moderna como los transfers, esa especie de hojas con dibujos comestibles que se pegan en contacto con el chocolate o algunas cremas y mousses. Vamos, que parece un buen libro para liberar a la maleni que llevas dentro, siempre que sea una maleni un poco cultureta.

Comentarios

Los pasteles de esta maleni-cultureta hay que reconocer que son muy bonitos, en especial el de Mondrian, sin embargo hay que decirle que el polo que ha hecho es un Magnum de toda la vida.Habría que recomendar a los de Masterchef que se estudiaran el libro para no volver a hacer el papelón que hicieron con los profiteroles.Hoy en Cocinar con-Ciencia: Juego de Truños, crónica de Masterchef 5:http://cocinarconciencia.blogspot.com.es/2013/05/masterchef-capitulo-5-juego-de-trunos.htmlSaludos
Es algo original y bonito. Hay gente que hace arte con cualquier cosa, otros no podemos hacerlo ni con toda la paciencia del mundo. Respecto al platano recubierto de chocolate te puede molestar según lo cerrada que tengas la mirada o la mente
Después de lo de la, ejem, opera de los hermanos Roca (nada que objetar a su premio son sin duda los mejores del mundo, pero con lo de la opera han perdido los papeles por completo, a mi entender), me temía que lo de está entrada fuera otro truño. Al contrario, es una excelente muestra de pasteleria muy evocadora y muy bien hecha, y además con pinta de estar rica. Felicitaciones a la autora por su empeño y buen hacer, pero me temo estar entre los manazas que nunca conseguirían un Mondrian digno.
Me parece una idea estupenda lo de servir estos postres en la cafetería del Museo, no sé si también venderán las tartas, pero sería una buena idea poder comprar las tartas evocadoras de una obra de arte como souvenir, aunque sea en versión mini para que no salga muy caro. Así se puede comprar algo diferente a los marcalibros, camisetas, llaveos, bolígrafos, pañuelos, etc.
Uf y tanto que despierta los sentidos, me parece que la imaginación y el arte bien aplicados a la repostería son todo una ciencia hay truños como muchas de las tartas fondant que se ven que caen en la cursileria más absoluta, pero también hay maestros como Paco Torreblanca, si buscamos arte moderno porque no? el primer ejemplo que has publicado Mondrian Cake a mi me lo parece.Yo sólo puedo aportar un bizcocho de chocolate y naranja que sólo lleva el arte de hacerlo, en fin si todos fueramos maestros el arte no existiría.. os lo dejo para los que os sintais como yo y os apetezca hacerlo http://elpucherodehelena.blogspot.com.es/2013/02/bizcocho-de-chocolate-naranja-y.html
Impresionada. La santa paciencia que debe tener esta mujer. Yo también he hecho mis pinitos, pero lo llamé "naturaleza muerta".
Hace poco vi un reportaje en la 2 (sí, yo veo La 2), en la que en un restaurante de Paris cada 6 meses le piden a un diseñador que diseñe un pastel. Hacían auténticas obras de arte con una pinta buenísima!!http://areaestudiantis.com
qué pinta tan buena! almuhttp://www.mavieenroseblog.com/
Se mire como se mire, es una variante ilustrada de la moda cupcake (que tanto detestas, dicho sea de paso). Para artymalenis.
Vale, lo del Mondrian es una chulada. Pero el del Kalise Bombón ese es como ir al super, comprar una lata de sopa de tomate Campbell's y decir: Dame sopa y dime Warhol, pero dame sopa.
Solo espero que estén igual de buenos que de aspecto.. http://sargenpepper.blogspot.com.es/
A mí es que los colorines y cobertruras extrañas me dan asquete. No me comía yo esos dulces ni a la de tres, sobre todo la tarta esa blanca, puaaagggg. Por no hablar de Michael con un mono, y en dorado!!!
Todo esto es carne de pinstrosity, ¡me encanta!
Buenos dias Mikel y compañía....La pastelería es un arte, quienes se adentran en ése fantástico y dulce mundo tiene realmente mérito, aunque hoy en día es una "locura", tantisimas tartas y pasteles que se ven en los blogs, en las tiendas especializadas en figuritas de azúcar (léase fondant) y madalenas decoradas (más chic, queda decir cup cakes) y en las pastelerias..aunque para "locura" y no es un arte, las tortas locas malagueñas ¿las han probado? http://micocinacarmenrosa.blogspot.com.es/2011/12/tortas-locas-malaguenas.htmlSaludos cordiales.
Lo digo por aquí igual que lo he dicho en twitter, hay que ser cuidadoso con los artículos, hace unos meses atacas a los "cupcakes" de manera totalitaria, como si fueran el demonio, pero en cambio defiendes esto que no se aleja mucho, pero claro... son "obras de arte" inspiraciones divinas, réplicas de grandes artístas y esto para ti está a otro nivel. Lo siento pero viendo esto no puedo entenderte, aunque supongo que con 30mil personas que te siguen en Facebook te da igual mi opinión.
Gente que aprovecha los comentarios para colar su blog de cocina #postureo #cansinos
La comida es cultura, eso queda cada vez más claro. Hay gente que tiene esa cualidad para hacer arte de cualquier cosa, y la pastelería es el ejemplo más jugoso.Excelente artículo, recuerdo el vídeo de Caitlin Freeman hace un tiempo en directo al paladar ¡Es genial!
Que bien Mikel que publiques sobre pasteles. Muy interesante. Nos ha encantado. MIl Gracias¡¡.
Pues como curiosidad y como noticia relacionada con la maduca, a mi me parece una entrada muy original e interesante.
Pastelería y arte ..muy interesante
AreaEstudiantis, el sitio en París al que te refieres es el Café de la Paix. Yo también veo la 2 :-)
Yo no me los comería, pero no se puede negar que sean originales. El que da un poco de grima es el de MJ con el mono...A ver si alguno de los lectores más aventureros se anima a probar de hacer alguno de los pasteles y te manda la foto finish para el aló. Saludos!
Dado el nivel de retorcimiento que he alcanzado ultimamente con las tartas (odiando el puto fondant (ha dicho puto! arg!)) estas cosillas ya me parecen un poco de andar por casa. xDPero mierda pa mí. Acabaré comprandome el libro. Y haré la cosa mas loca que haya en su recetario.Ja.. ja... matadme... jajajaja, no, en serio... T_T
Lo de Michael Jackson y el mono es la escultura 'Michael Jackson y Bubbles', de Jeff Koons, y no se come. Lo que si se come es su recreación pastelera "chocolate blanco" que se ve en la foto superior a la de la escultura. Lo digo por los que dicen que les da grima comerse a Jacko y al mono.
Qué bonito! Me encanta la idea.
El Mondrian y el Linchenstein cake son maravillosos.
¡Ah! vale, gracias por la aclaración. Pensaba que era uno de esos montajes de fondant. ;-)
Son cupcakes refinados, sin la bastorrada del fondant de los cojones, más que una Maleni yo llamaría a esta señora Doña Magdalena
Qué curioso! mi favorito es el Mondrian Cake, por supuesto!
La cocina es una experiencia sensual que tiene que entrar por los ojos, pero que tiene que satisfacer también otros sentidos. Por lo visto parece que esta repostera lo hace posible.También la pastelería más tradicional, como está tarta Dobos de origen austrohúngaro, pueden resultar sugerentehttp://persucar-hipa.blogspot.com.es/2013/04/duo-de-tarta-dobos.htmlSaludos!
La cocina y en este caso la repostería es un arte que conjugan los sentidos. Y queda claro que la vista aquí es primordial.Por cierto me sorprende que te hagas eco de esta noticia tan dulce, no es propio de ti. En el fondo todos pecamos aunque sea un poco.Saludos dulces desde Cakes
Que puntazo, es muy chulo, pero no me va el colorante en la reposteria. En eso soy de la vieja escuela.....
El primer pastel me pareció sencillamente maravilloso!! Una verdadera obra de arte :)
Me encanta! Así como no soporto la comida sobredecorada con fondant y pastas de azúcar varias, me parece admirable aunar arte y pasteles de esta manera. Muy original y además con muy buena pinta.
Es una maravilla!! me encanta , una obra de arte digna de no comerse!! Pero tiene una pinta fabulosa!! Espectacular!www.dulcespostres.com
Madre mía!! jajajjaa todo es comestible este hecho con fondant o no, coberturas de azúcar, con lo difícil que es manejar este tipo de productos!! todo tiene su mérito!! Son obras de arte!! http://www.dulcespostres.com
Me encanta el de Michael!!!Es dificilísimo darle esa forma y que todo quede tan perfecto, que hambre!!!ñam ñam!
He aquí otro ejemplo de frivolidad y vacuidad.Una analfabeta funcional decide rendir “homenaje” a ciertos artistas.Está en su derecho ser ignorante, amén de hacer sonriente alarde de su ignorancia.Mas, para disimular las tinieblas de su incompetencia, podría haber construido su Mondrian aplicando la Sección Áurea. Esta mujer es una analfabeta más entre los ilustres cocineros creativos. Una galleta “bonita como un Jackson Pollock”, dice esta hermosa inútil. ¿Se masturba ella, como Pollock, y se derrama sobre sus lienzos-pasteles mientras los amasa? ¿Se suicidará al cumplir su obra? Ignorante pastelera, ruin. Piètre Mondrian
Señor Piet, relájese que le va dar un infarto, no creo que de la información que aquí se da se pueda extraer que esta señora sea una ignorante, es más, me parece que la cosa no va más allá de la mera imitación estética de la obra de arte, ni la masturbación ni el suicidio son necesarios para conseguir eso.
Todo un arte para nuestros paladares!!Tapas en Barcelona http://www.platosbarcelona.com/
Pues yo prefiero mil veces los Mondrian-cakes y los Thiebaud- cakes que el snobismo intragable del Sr. que se hace llamar a sí mismo Pietre Mondrian (qué más quisieras, pobrete...). Pero en fin, para gustos colores (y dulces, qué demonios)
Este tal Piet Mondrian debe haber tenido poco desahogo hoy, ya me entienden, y le ha dado por la señora, quizás buscando nuestra aprobación. ¡Cobarde, ruín, ignorante, Mr Patata!
Precioso el Mondrian. Si esta de bueno como bonito es.....Mirad estas espectaculares tapas que parecen pinturas: http://detapasporsevillayotrascosillas.blogspot.com.es/2012/10/popurri-de-tapas.html
Esto es arte en la comida, me gustó mucho la figura de Michael Jackson y Bubbles es muy original, aunque los demás no se quedan atrás.
Si Caitlin Freeman, en vez de “aprender a hacer pasteles”, hubiera aprendido arte, podría haber encargado sus creaciones a un pastelero, como el arquitecto diseña y el albañil construye. Por lo que se aprecia, Caitlin no es una artista, salvo que por este término se entienda quien hace cosas “bonitas”. (El Partenón, Las Meninas, la Novena, El Quijote, no son obras bonitas.) Caitlin es una simpática y juguetona artesana, apenas picarona. Pero no hace arte, sino trivializar la obra de Mondrian con una pieza digna de suspenso en un curso de iniciación al Diseño y la Estética. P.S.: Piètre (con tilde) Mondrian significa, en francés, “Mondrian de poco valor”, adecuado al pastel analfabeto de la foto. (Item más: La tajada recuerda las cristaleras de las cafeterías españolas de los años 60 del siglo pasado.) Y, por cierto, “De gustibus et coloribus est disputandum”, o sea, “Sobre gustos y colores hay que disputar”.
Señor Estagirita, apunta usted muy alto con este apodo. Aluciné ayer con su sesudo comentario ante mi banal crónica de Masterchef y hoy vuelvo a alucinar con la interpretación tan demoledora que hace usted del trabajo de esta señora. Y no es que desprecie su dialéctica, que me gusta y su línea de argumentación es brillante. Es cierto que el gusto de cada uno no es opinable pero pienso que una de las virtudes de la inteligencia es la capacidad de trivializar hasta incluso lo más serio, no podemos hacer un duelo de todo. Pienso que esto no es más que un divertimento, algunos lo llamaran arte, yo no, yo pienso que el que copia no es artista, pero tampoco me parece mal, es bonito y orignal y además pega mucho en la cafetería de un museo de arte moderno, me parece que no mancilla la obra ni la memoria de Mondrian
El Estagirita es Piet Mondrian el de la masturbación. Estoy seguro. En dos líneas ha pasado de llamar ruin e ignorante a una pobre trabajadora, a decir que es una simpática y juguetona artesana, apenas picarona. Criterio volátil el de este culto ignorante con ganas.
El que sabe hacer una cosa, la hace, y el que no, la enseña. Mira, sabio, recortame un poco esta extra, sin tilde, sin tilde, sin tilde, listoooooo
Gran placer me produce, estimado Cocinar con-Ciencia, el ponderado análisis que hace de mis comentarios. Mas no puedo evitar la rebeldía en mi corazón y el alboroto en mi docta ignorancia enfrentados ambos a la contumaz incuria de quienes platican acerca de lo bello, lo bueno y lo verdadero en el arte a partir solo del gusto y la opinión propios. Caitlin Freeman no hace pasteles “contra” la obra de Mondrian o de Pollock a sabiendas y con malicia, sino por ignorancia, como lo aseveraría Aristóteles (Ética Nicomáquea, VII,2,25): “Nadie obra contra lo mejor a sabiendas, sino por ignorancia”. El Estagirita.
Es exactamente lo que el Estagirita hace con la obra de Aristóteles a la que usa y desusa, como coartada para darse pisto con tomate. Por ignorancia. La gente docta e inteligente de verdad, es más práctica y tolerante.¡Echa patata al pisto, filósofo!
El aspecto es increíble, incapaz en algún caso de clavar la cuchara, la pasión y las ganas de sorprender son admirables! Nos quedamos con Thiebaud Cake!!! sencillo pero muy elegante!
¿Hoy daban pedantería con el café? ¿o sería con el té?
Perdona Lechuck, creo que té se escribe con h intercalada y el acento al revés...
Mikel soy superfans tuya pero con esta entrada me he enfadado: o sea que la buttercream para los cupcakes es de malenis, pero si es para un pastel de mondrian en plan modernos entonces está genial??!??? MUY MAL
  • Comentar
  • Imprimir

Archivado en:

Comentar Normas

Lo más visto en El Comidista