Bizcocho de yogur, mango y anacardos

  • Comentar
  • Imprimir
Bizcocho de yogur, mango y anacardos
Bizcocho abombado por usar molde de silicona. / EL COMIDISTA.

La experimentación tiene sus límites. Ésta viene a ser la lección aprendida el pasado fin de semana, en el que me dediqué a hacer un rato el monguer en la cocina maquinando la preparación de un pastel de mango que revolucionaría el panorama culinario actual. Ajeno a toda sensatez, quise innovar en un terreno en el que no soy especialmente ducho, el de la repostería, y al final no me quedó más remedio que aceptar que, a veces, las cosas hechas a la manera clásica salen mejor. Al menos cuando no eres un crack de las masas, como es mi caso.

Los hechos transcurrieron de la siguiente forma: tras triunfar hace un mes con fantástico un pastel de chocolate elaborado al vapor en olla a presión, me dije a mí mismo: ¿por qué no ir más allá y probar con uno de frutas y frutos secos? Debo reconocer que no sólo la imaginación me empujó a dicha idea, sino también la necesidad de dar salida a un mango deshidratado que me traje de Burkina Faso cuando estuve haciendo el vídeo de Alimentos con Poder para Oxfam Intermón, y que me dice "hola" cada mañana en la cocina sin saber yo qué contestarle.

Aplicando una fórmula similar a la del pastel de chocolate, introduje como ingredientes el mango seco (levemente rehidratado en agua hirviendo) y unos anacardos picados, y suprimí el cacao en polvo para que no se comiera el sabor de la fruta. Quizá no puse bien las cantidades del resto de los elementos, quizá el mango hizo de las suyas, quizá el vapor no le cayó bien o quizá el tiempo de cocción no fue el indicado, pero lo que salió de la olla era una masa chorreante de grasa, mal cocida, blandurria y a todas luces incomestible.

Humillado pero no rendido, decidí insistir. Mi instinto me decía que el yogur, el mango y el anacardo eran un trío ganador para cualquier pastel, así que repetí el proceso ajustando cantidades y reconsiderando procedimientos. Reduje la cantidad de aceite, aumenté la de harina, encendí el horno y aparqué la olla a presión hasta la siguiente locura. El resultado fue un bizcocho ultrajugoso, tan parecido a un pastel que se puede comer perfectamente como postre sin sentir una necesidad imperiosa de mojarlo en el café o el colacao.

Si no encuentras mango seco por ninguna parte, cosa bastante probable por no ser un producto demasiado popular en España, tienes dos salidas: usar mango fresco, pasándolo un poco por el horno para que pierda el exceso de agua, o tirar de la fruta deshidratada que te salga del higo deshidratado.

Dificultad

Nivel jardín de infancia.

Ingredientes

  • 150 g de mango deshidratado (o 200 de mango fresco pelado y cortado en láminas)
  • 75 g de anacardos
  • 200 g de yogur
  • 250 g de harina
  • 120 g de azúcar integral de caña
  • 80 ml de aceite de girasol u oliva suave
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de levadura química (tipo Royal)
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1 cucharada de ron añejo
  • 1 pizca generosa de sal
  • Mantequilla

Preparación

1. Precalentar el horno a 180 grados.

2. Si se usa mango seco, ponerlo en un cazo con agua hirviendo unos 5 minutos, para que se rehidrate ligeramente. Si se usa mango fresco, ponerlo en una bandeja de horno cubierta con papel de ídem, y secarlo unos 15-20 minutos en el mismo vigilando que no se queme.

3. Si los anacardos son salados, lavarlos con agua. Picarlos.

4. Mezclar en un bol grande el aceite, el yogur, los huevos y el azúcar, sin batir demasiado. Añadir los anacardos y el mango también picado con cuchillo o levemente triturado.

5. En otro bol, mezclar la harina con la levadura, el bicarbonato y la sal. Incorporarla a la mezcla anterior e ir juntando con una espátula haciendo movimientos envolventes, sin trabajar demasiado la masa.

6. Verter la masa en un molde para bizcochos previamente engrasado con mantequilla (si es de silicona, no hace falta). Hornear unos 35 minutos hasta que esté hecho (probar pinchándolo con una brocheta o cuchillo en el centro: si sale limpio, está; si no, hornear 5 minutos más y repetir la operación).

Comentarios

No soy químico. ¿ Porqué el bicarbonato+levadura ? ¿ No bastaría con dos cucharaditas de levadura ? Cuándo usaba bicarbonato en los bizcochos les quedaba un regusto metálico.El diletante.
En Barcelona se puede encontrar mango deshidratado (y piña, manzana, pera) en los supermercados Condis y Bonpreu; van en bolsitas de la marca Born.
Seamos sinceros, pintaza, pintaza tampoco tiene.Estará bueno, pero no es la octava maravilla del mundo, por lo menos, en presencia.En un primer momento pensé que era un pastel de bonito...no te digo más. Lo bueno de todo ello es que has aprovechado bien el mango.
Espero que le hicieras foto al primer intento y nos la muestres algún día. Yo cambiaría los anacardos por nueces.http://areaestudiantis.com
que rico, interesante el mango deshidratado. Yo hago mucho el típico bizcocho de yogur y lo tuneo tanto como puedo (chocolate y coco, manzana y canela, relleno de membrillo...) es una base muy versátilaqui os dejo algunas otras ideashttp://operacionfartumbi.blogspot.com.es/search/label/bizcocho
Qué bajón. Anticlímax después del entretenido episodio de ayer. Otra cosa que no pueden comer los veganos.
No soy amante del bizcocho. Debe ser que como en casa lo único que sobraba, junto con las patatas y las berzas, eran los huevos y la leche, la omnipresencia del bizcocho en la cocina cada mañana me marcó.El bizcocho de mi abuela, amarillo como los soles que dibujan los niños, era un agujero negro que contenía toda la mantequilla y los huevos del universo. Una pequeña cuña de aquel bollo te facilitaba toda la energía necesaria para echar un pulso a Hulk y dejarle para el arrastre.El paso de los años me lleva a echar de menos aquellos bizcochones, como los llamabamos. Pero ya no quedan apenas gallinas que vivan por los caminos, ni se ordeñan vacas roxas que daban leche condensada, ni vive mi abuela. Así que igual un día la hago un homenaje elaborando este pastel, aunque creo que me diría "home, neno, esu nun val pa nada...".Buen día, a pesar del gobierno.
Oh! Que maravillaaaaaa, la combinación del bizcocho con el mango y los anacardos me parece súper apetitosa! Yo tengo varios bizcochos sencillos, a ver si te gustan! Besos!Este súper rápido, en 5 minutos: http://cocinarconamigos.blogspot.com.es/2013/11/bizcocho-de-chocolate-y-naranja-5.htmlEste una versión: http://cocinarconamigos.blogspot.com.es/2014/01/bizcocho-de-limon-de-linda-mccartney.htmlY este súper original: http://cocinarconamigos.blogspot.com.es/2011/01/macetas-bizcocho-de-chocolate.html
Pues a mi todo lo que lleve mango no me gusta ... bueno, no me mal interpretéis, eh http://xurl.es/vebod
Que pintaza comidista! A nosotros siempre nos parece genial eso de aprovechar al máximo todos los ingredientes y no tirar nada (a no ser que sea estrictamente necesario claro...). En nuestro blog de recetas e ilustración también hicimos un bizcocho de yogurt, pero con arándano seco en lugar de mango, y le echamos un "falso" dulce de leche por encima. Un abrazo!http://toestabueno.blogspot.com.es/2013/10/bizcocho-louis-yogur-arandanos-y-dulce.html
Atila, yes asturiuanu y yes laísta?!! Eso nun ye compatible güei.
@non!... nun soi asturiuanu, vamos dexalu n'asturianu...
Con cariño te digo que tiene pinta de ser un mazacote seco de 3 pares de narices... Ahora, los ingredientes, olé!
En muchas recetas se utiliza tanto levadura como bicarbonato (creo que en las cookies con chocolate también se hace una mezcla similiar) aunque si es verdad que se puede prescindir de uno de los dos ingredientes ya que al fin y al cabo su función es la misma. De todas formas el bicarbonato no creo que de un regusto metálico, más bien creo que le da un toque de sal a la "repostería" que estemos haciendo.Me gusta mucho esta receta, me gusta mucho el mango y me gusta mucho el resultado!! Me lo apunto para posibles contenidos en nuestro blog: http://blogdelsofa.es/Un saludo!! :)
Este pienso hacerlo en breve, tiene una pinta estupensa, Mikel. En cuanto se me acabe el qeu hice el domingo, cae :-)
Un bizcocho muy bonito, pero estoy a plan.
Creo que me va a gustar porque el mango me gusta en salsas, bizcochos y lo que me echen. Prueba este chutney de mango verás qué punto. http://cocinapasion.wordpress.com/2013/04/24/lomo-de-cerdo-iberico-a-la-sal-con-chutney-de-mango/
Y con piña tropical mikel está de muerte. El ron para la coca cola, el yogur sí, no he hecho uno con yogur, a ver si me pongo y me queda ultrajugoso como dices.
Pues yo tengo unos anacardos que también me dicen Hola cada vez que entro en la cocina... Como el mango me gusta mucho y aquí en Bruselas se encuentra fácilmente mango deshidratado, creo que me voy a animar con tu receta, Mikel!Si la hago la publicaré en http://pastelite.blogspot.comdesde luego!Besos!
La entrada de hoy me ha recordado los bizcochos hechos con la nata de la leche fresca...vaya lujo.Yo, en alguna ocasión, he probado a hacer una mermelada con la fruta y el azúcar de una receta de un bizcocho (con fruta) , que luego incorporé a la masa. El resultado fue espectacular.Buen día.
yo tengo la version parecida pero con platano y nueces: BIZCOCHO DE PLATANO http://desicatessen.org/2011/09/09/bizcocho-de-platano/
De acuerdo con el,diletante, con dos cucharaditas de levadura sería igual pero sin regusto
Ánimo Mikel, los experimentos hacen avanzar el mundo. Este fue otro ensayo con mango que afortunadamente salió bien, una tarta mousse de mango y te matchahttp://persucar-hipa.blogspot.com.es/2013/05/tarta-mousse-de-mango-y-te-matcha.htmlSaludos!
Debe estar impresionante!almuhttp://www.mavieenroseblog.com/
Buena pinta, este bizcocho. Yo, para no ser menos, también aporto "mi" bizcocho de fruta y frutos secos: almendras y naranja:http://gastrocinemia.blogspot.com.es/2013/09/bizcocho-de-naranja-y-almendras.html
Este de manzana y nueces me que salió un día es mi post más visto en el blog, y la verdad es que salió riquísimo!! http://mecomeriaelmundo.blogspot.com.es/2013/03/bizcocho-de-manzana-y-nueces.html
Estupendo, ahora me tengo que poner a hacer un bizcocho por tu culpa. Mira que tengo cosas que hacer...Pero no me puedo resistir a este trío de sabores y es que encima tengo todos los ingredientes a mano! Ese mango deshidratado abandonado por no preparar granola en casa (es que con -21 como estamos ahora, a ver quién se atreve a desayunar algo fresquito), los anacardos esperando aburridos a que prepare algún plato tailandés y el yougur generando cada vez más bacterias. Lo dicho, me pongo manos a la obra ya!
¡¡Perfecto para merendar!!Cocina de emergenciahttp://cocinadeemergencia.blogspot.com
Qué interesante combinación, Mikel! Aunque yo cambiaría siempre el aceite por una buena mantequilla (no margarina, pero lo acepto más que el aceite). Dejemos el aceite para freír y la mantequilla (que le da un toque más suave y dulce) a la repostería.
Me gusta mucho lo de contar la creación de una receta de forma claramente autobiográfica (seguro que ya lo ha hecho alguien, pero yo no le he visto mucho, y mira que los Adriá del mundo podrían explayarse contando sus "trances innovadores"). Es mucho más vivo, como cuando vas a comer a casa de alguien y te cuenta en detalle cómo ha capeado los reveses durante la preparación. Hay gente con tanto talento y gracia, que lo hacen parecer más heroico que una de Indiana Jones. Otros, por desgracia, aunque les preguntes, lo cuentan con una economía narrativa (sobradez) que, aunque el plato esté buenísimo, no cae nada bien.
El mango deshidratado lo puedes encontrar en www.organicalia.com
:)
Deseosos de conocer este nuevo sabor que nos presentas en tu generosa receta Mikel.Si hablamos de Postres de restaurantes en A Coruña, podemos nombrar los Postres de la cocina del restaurante tradicional casero gallego-vasco de la Cervecería Marina (https://www.quetecomo.es/A-Coruna-restaurante-Cerveceria-La-Marina-callejon-de-la-estacada-10.php) que nos siguen sorprendiendo con su materia empleada, cada día.Un abrazo, desde la guía de alojamientos, cafeterías y restaurantes en Galicia www.quetecomo.es
La tabla rosa le da su puntito también... ;)
Se me ocurre usar unos papeles para magdalenas a ver si no se desparraman tanto y que tal salen de sabor. (Es que no puedo con las cupcakes!)
Hoy lo hago, todo listo a la espera que salgan los monstruitos del cole y se lo preparamos a su padre para celebrar el Día del padre con un regalo de verdad, hecho por los chicos y sin darnos al consumismo (bueno, vamos a consumir el bizcocho, eso cuenta??) Feliz día a todos!
El mango deshidratado se encuentra en el Lidl. Ya no hay excusa para no hacer este bizcocho. Buenísimo, además.
Tanto el mango deshidrato, como los anacardos crudos, los puedes encontrar en www.elcolmadodesoraya.com
Ummm!! nunca había visto un abombado tan peculiar!! mientras este rico... jejeje muy sugerente el tema de anacardos y mango!! tendré que probar!!! Este tipo de recetas, las más sencillas son las mejores.Saludos Mikel!!
  • Comentar
  • Imprimir

Lo más visto en El Comidista