¿Valen la pena los cupones de descuento para restaurantes?

  • Comentar
  • Imprimir
¿Valen la pena los cupones de descuento para restaurantes?
Recortes de los buenos. / EL COMIDISTA.

Desde que hace unos años fui a cenar al restaurante DO2 -la versión popular del Dos Cielos- con un cupón de descuento y me trataron como un apestado, desconfío de las fórmulas mágicas para comer barato que ofrecen Groupon, Groupalia, Offerum, Dooplan, Colectivia y otras tropecientas webs similares. Seré un antiguo y un ignorante en técnicas de márketing, pero me cuesta creer que un local vaya a darme lo mismo por un 40 o un 50% menos del precio habitual.

La reciente lectura de cientos de comentarios de restaurantes en TripAdvisor -no es que haya perdido el juicio y me dedique a esto en mis ratos libres; lo tuve que hacer para escribir la entrada sobre los 20 peores restaurantes de España – me lleva a pensar que mi escepticismo tiene cierto fundamento. Muchos de ellos lamentaban el incumplimiento por distintos motivos de las ofertas de esas webs de menús a precio especial, y transmitían una sensación generalizada de insatisfacción.

¿Son casos aislados, y los cupones permiten de verdad comer bien por menos dinero? ¿O por el contrario, son una filfa para incautos? Para responder a esta pregunta, hemos hablado con los oráculos del siglo XXI (Twitter y Facebook) con el objeto de recoger testimonios de usuarios. Unos manifiestan que su experiencia ha sido muy positiva; otros, que ha habido de todo, y otros hablan de desastres como los que siguen.

Problema nº1: la oferta promete maravillas cuando la comida es una basura

Posiblemente, el drama más recurrente del gastrocuponero. Lostylucas recuerda su experiencia en "un japonés (chino) en Barcelona, donde el sushi pintaba muy bien. "La realidad fueron minimakis de atun en lata, pepino y Krisia". Rocío Alarcos también recuerda, no con demasiada satisfacción, "una parrillada argentina que era un montón de patatas fritas coronadas por dos chorizos y dos trocillos de carne seca", y Emiliano Romero se encontró en una de estas experiencias gastronómicas con "unos nachos sin queso, botellas de vino rellenadas y el pan a tres euros. La frase: 'Por este precio es lo que hay". "A mí me vendieron barra libre de cócteles con canapés gourmet y me dieron cerveza y ensaladilla", cuenta Inés Viñas. A Jon Sabín, una "trilogía Lebanon con pan de pita" y unas "minihamburguesas con queso y tiras de patatas" que pidió para una fiesta de cumpleaños se le transformaron por arte de magia en "salchichas de frankfurt con salsa de soja y albóndigas de bote".

David Narro se lo toma con humor: "Este fin de semana fui a un sitio por 25 euros para dos personas, bono de tapeo libre y copa de vino. Al llegar a una tasca de extrarradio con asientos de obra con quemaduras y con el Discovery Channel a todo volumen ya no habia marcha atrás. Tapas de mini hamburguesas terribles, ensalada de rulocabracebollapasas temible. Pero al menos vi Megasubastas".

Giulio Limongelli, co-fundador y vicepresidente internacional de Groupon para el sur de Europa, responde que la calidad es un aspecto prioritario de su gestión. "Nos responsabilizamos de lo que vendemos. Nuestra máxima es cuidar al usuario, así que cuando no cumplimos con lo que hemos vendido, la persona puede acogerse a nuestra política de devoluciones. Si algún negocio tiene quejas, contactamos urgentemente con ellos para solucionar el problema".Alex Doste, responsable de comunicación y social media de Groupalia, asegura que en su web hacen "una comprobación a través de encuestas de satisfacción a los usuarios". "Todoslos restaurantes que aparecen en nuestra página superan la nota de 7 sobre 10. Si no cumplen con lo explicitado en el cupón y no ofrecen un servicio de calidad, son retirados de la web de Groupalia".

1493073_10152328906257280_463490165_n Las fotos falsas, otro clásico de las webs de cupones.

Problema nº2: ginkana para reservar

El clásico "lo sentimos pero estamos completos" es otro hit de las protestas de algunos usuarios, que además aseguran que las empresas de venta de cupones se desentienden del asunto. Restaurantes con todas las mesas ocupadas hasta, milagro, la fecha del final del descuento; anulaciones de última hora e impedimentos de toda clase son parte de un incomprensible via crucis para el comprador. "En un mexicano de Murcia: daban mesa, pero cuando decías que ibas con cupón no la tenían", asegura Delia Torrano. Fuimos cuatro, pedí carta y vi que el precio era igual que sin cupón". Paula tampoco tuvo mucha suerte. "Nos anularon una reserva dos horas antes diciendo 'hoy no abrimos'. Nos había costado mucho hacerla, porque nunca tenían sitio. Groupon se escuda en la disponibilidad –vale- pero es que NUNCA tienen mesa".

"Clickoferta suele sacar cupones para un restaurante de Vitoria, pero cuando llamas para reservar y les dices que vas con el cupón enseguida te dicen que no hay sitio", cuenta Leticia Martínez. "Si te cansas de que no te reserven y no dices que vas con cupón, te lo sonsacan. Una vez fue muy descarado, me hicieron reserva para comer menú del día, y cuando ya tenía la hora apalabrada, haciéndome un poco la loca, les dije que ya lo tenía pagado con el cupón, e inmediatamente me dijeron que "no, no, para lo del cupón no tenemos sitio. Vaya por Dios".

Groupon asegura haber solventado totalmente este problema con un "sistema de reservas llamado MyTable donde se comprueba la capacidad total y diaria de cada restaurante. El usuario puede ver la disponibilidad de cada día". 
En Groupalia también cuentan con una herramienta similar.

Problema nº 3: conviértase en un apestado

Por extraño que parezca, algunos restaurantes que aceptan cupones someten a los clientes que los llevan a una especie de apartheid. "Las mesas de Groupon estaban apartadas de las del resto de clientes, con servilletas y manteles de papel, mientras que las otras mesas tenían manteles de tela", recuerda Lucía Bejarano. La experiencia de Lorena Ovalle en un restaurante de Valencia también fue poco grata. "Al entrar olía a cañería, y al pedir que nos trasladaran a otro sitio, donde nos sentaron tenían el futbol a tal volumen que era imposible mantener una conversación. Pedimos una zona sin la transmisión (que la tenían, en la parte de arriba) y nos dijeron que no. Luego nos soltaron: 'Ah, vienes con Groupon', como si fuese pecado".

Teresa Esa Esa ha visto las dos opciones en el trato a clientes con cupón. "Fui a un japonés en Madrid y tuvimos que cenar con abrigo, porque nos pusieron en una mesa en la que la puerta golpeaba mi silla y la gente entraba y salía para fumar. Nos pusieron todo el menú junto y no nos cabía en la mesa, por lo que el camarero resoplaba con las fuentes en la mano. Sin embargo, fui con un cupón de Planeo a un italiano fantástico, que se llama Donnafugata, y me atendieron fenomenal. Hay de todo".

Limongeli, de Groupon, apunta a que los casos de maltrato cuponero van a menos. "En nuestros comienzos, hace cuatro años, a los restaurantes les costaba más entenderlo, pero poco a poco los socios han asumido que si tratan bien al usuario que acude con el cupón, tienen grandes posibilidades de que vuelva pagando el precio total. También, cada vez más, tienen en cuenta la importancia del boca-oreja, las opiniones que de ellos haya en las redes sociales".

Problema nº 4: ¿cupón? ¿Qué es un cupón?

"En una taberna no nos cogieron el cupón con la excusa de que no sabían qué era", relata Aprendiz de Todo. A Senyor JP no le aceptaron un bono pese a haberlo confirmado por teléfono una semana antes. "Y no nos dijeron que no era válido hasta que teniamos la comida en el plato". Paco Domínguez Merino compró otro cupón de Groupon un restaurante de Sevilla. "El señor del local me dijo que no, que ese cupón no valía porque habían vendido más bonos de la cuenta y que al final perdían dinero. Tras varias semanas de espera, me devolvieron el dinero".

Limongeli afirma que su departamento de calidad trabaja para que este tipo de incidencias no sucedan. "En el caso aislado de que ocurra lo que mencionas, se trataría de un incumplimiento claro de las condiciones pactadas con el usuario y se investigaría inmediatamente por nuestra parte para tomar medidas al respecto. Si se demuestra que ha habido un incumplimiento, se procede a indemnizar al usuario".

Problema nº 5: todo en un día, todo a la vez

Para concluir, un testimonio divertido -para quien lo lee- que reúne todos los dramas cuponeros. Rodrigo Alonso compró unos bonos de descuento con sus amigos para ir a cenar a un italiano de Madrid. Primero intentaron decirles que la reserva "no les constaba". Después les despacharon a un sótano "lóbrego, húmedo y oscuro incluso para un orco de Mordor, cuyo suelo estaba empapado en algún líquido que evidentemente no era agua ni detergente, puesto que despedía un olor que incomodaría hasta a una mofeta". El dueño les arrebató los cupones de las manos, les gritó y les sirvió en una vajilla desportillada 10 pizzas crudas y casi sin relleno para 18, de dos en dos y en intervalos de 40 minutos. El desenlace fue tan épico como el resto de la cena: "Cuando pedimos la hoja de reclamaciones al dueño, nos respondió que no tenía. Le indicamos que era algo obligatorio, a lo que nos contestó literalmente que nos fuéramos a tomar por culo si no queríamos tener problemas".

Entonces, ¿por qué los restaurantes contratan cupones?

La pregunta del millón. Cuesta entender qué lleva a un restaurante a ofrecer un descuento para luego maltratar a los clientes que lo demandan o ponerles toda clase de trabas. ¿Un problema de desconocimiento de las ventajas de los cupones? Según Giulio Limongelli, los establecimientos deben tener claro por qué trabajan con Groupon. "Es una herramienta de marketing. La finalidad no debe ser ganar dinero con los márgenes, sino conseguir beneficios a través de las ventas extra y conseguir fidelizar a los clientes para que vuelvan sin cupón. 
Además, el establecimiento puede obtener datos muy interesantes de su público a través de estas campañas".

Los portavoces de Groupon y Groupalia afirman que, cuando apareció este tipo de webs, eran ellos los que se aproximaban a los restaurantes, pero ahora éstos demandan cada vez más sus servicios. Sin embargo, algunos establecimientos denuncian la agresividad con la que las webs de descuentos se aproximan a ellos. "Podría hablarte largo y tendido de las violentas técnicas empleadas por los comerciales de Groupon", revela Hugo García, responsable de comunicación de Grupo Moby Dick, una empresa con cinco restaurantes en Madrid y uno, en Salamanca. "Nosotros nos hemos negado reiteradamente a trabajar con su plataforma, en primer lugar por las duras condiciones (oferta de mínimo un 50%, comisión del 30% para ellos), y en segundo lugar porque el cliente cuponero rara vez repite sin cupón, con lo cual no es una herramienta de fidelización eficaz. A mí un comercial llegó a acusarme de estar hundiendo mi negocio, de no tener visión de futuro, augurándome a mí y a mi empresa un futuro muy negro por no trabajar con ellos, que se definen como "la empresa de marketing más grande del mundo".

Ciertamente, hay quien niega el valor de fidelización de los descuentos. Pero también usuarios que cuestionan esta teoría. "La culpa no es de Groupon o similares, sino de los restaurantes", defiende Vanesa Díaz Jiménez. "A mí me han tratado mal y me han tratado bien. Y donde me han tratado bien siempre he vuelto".

También hay negocios que se han arruinado por esta clase de promociones. Carola Falgás, ex propietaria del restaurante Deli Kate en Valencia, vivió su particular pesadilla con Groupon. Cuenta que les obligaron a que el precio del cupón fuera rebajado como mínimo un 50% –intentando que fuera incluso un 80%– sobre el precio fijado en carta. "Tampoco nos dejaron nada claro desde el principio que se llevaban la mitad y que éramos nosotros los que nos teníamos que hacer cargo del IVA. Nos indicaron que la oferta solo duraría 24 horas, cuando en realidad estuvo muchísimo más tiempo, sobrepasando nuestras expectativas y nuestras posibilidades. Al final conseguimos deshacernos de ellos, pero el mal ya estaba hecho: habíamos perdido mucho dinero por su culpa, y ya estábamos heridos de muerte".

Sea por las malas experiencias de algunos usuarios, sea por la reticencia de los restaurantes, puede que la fiebre de los cupones comience a remitir. Algo que, lógicamente, las webs que los ofrecen niegan mostrando sus cifras de crecimiento. "La edad de oro del cuponing ya ha pasado", replica Hugo García. "Muchos establecimientos han salido muy escarmentados. En parte creo que el declive también viene dado porque los propios negocios estamos haciendo muy buenas ofertas y promociones por nuestros propios canales y dirigidos, esta vez sí, a nuestro público natural".

¿Has usado cupones de descuento para comer en restaurantes? ¿Cómo ha sido tu experiencia? Cuéntalo en los comentarios.

Documentación: Mònica Escudero.

Comentarios

Un amigo nos invitó a cenar porque de regalo de empresa en Navidad le habían dado unos cupones, tuvimos que ir un jueves porque los fines de semana no los admitían, aunque en el cupón ponía que eran validos para todos los días, aparte de eso el servicio bien y la comida buena
Yo compré unos cupones con 10 amigos. La idea era ir todos juntos a un restaurante italiano que yo ya conocía. Primero nos dijeron que los cupones no se podían usar en fin de semana, después que no se podían usar para 'grupos' y que teníamos que ir por parejas. Al final fuí con mi novia un día entre semana y comparado con veces anteriores la oferta era inexistente, la rebaja del 50% era equivalente a la reducción del tamaño de los platos. Además nos tratarón mal. No he vuelto a ir y era un sitio en el que había estado 3 o 4 veces.También es verdad que otro día conseguí cenar en uno de los mejores restaurantes de Madrid con un 40% de descuento y el trato y la comida fueron exquisitos. Claro que era un día de partido Madrid-Barça y el 80% de las mesas estaban vacias.
Hay que denunciar públicamente el engaño de estas páginas, Groupalia, Groupon, Letsbonus, etc. porque venden basura en su mayor parte. Es vergonzoso por ejemplo la venta masiva que hacen de el "test de intolerancia alimentaria". Un test totalmente acientífico, denunciado por la OCU y que pese a las denuncias públicas se sigue ofertando. Yo no compro cupones, no me da la gana que se hagan ricos a costa de engañar al consumidor. Es una estafa y se está permitiendo.
Nos íbamos a Mexico y compramos desde aquí un Groupon para un encuentro con delfines y manatíes. El precio fue realmente bueno ya que mezclar ambas cosas costaba más del doble, no hubo problemas y salimos contentos.
Siempre he tenido estas sensaciones de estafa pura y dura con estos de grupon y grupan, me huele a chamusquina desde bien lejos, pero en mi trabajo les encanta, hay gente enganchadísima, nunca les he preguntado por los resultados, voy a ver... aunque creo que estos son más de viajes, masajes, limpiezas del coche y todo eso... no les gusta tanto como a mí comer bien...
Sabéis que no soy amiga de publicitar nada, ni siquiera lo hago con mi blog, pero creo que esta publicidad, hoy,está justificada.Quiero dar a conocer las jornadas gastronómicas de la Marisquería la Chalana. Menús excepcionales que rondan los 35 euros y que no tienen nada que ver con las pizzas falsas de cupón. Buenas campañas de promoción y marketing como la que podéis ver en el enlace y que no dejan a nadie indiferente.Añadir que conozco la marisquería porque el dueño es de mi pueblo, no es de mi familia ni tan siquiera lo conozco. Y sé de primera mano, que la calidad-precio es inmejorable y que desde luego, no te tratan como un apestado.
Yo he usado los descuentos de El Tenedor y no me ha ido mal. Con Grupon o similares, ni idea.http://areaestudiantis.com
Estos de los cupones me huele a chamusquina, mejor acudir al restaurante por la vía normal reservando por teléfono y pedir a la carta, así es como se disfruta de la propuesta culinaria del local.
El cuponero nunca vuelve al restaurante a pagar el precio normal. Como estrategia de marketing es un error y se aprovechan de hosteleros con nulos conocimientos empresariales.
Tuve una mala experiencia con un cupón de Groupon en que ofertaba un menu desgustación de 24 platos para 2 en un restaurante hindú en Lavapies por 19.95€. Solo nos pusieron 4 mini cuencos de unos 8cm de diametro cn las minima ración que cabía ahi dentro y nos echaron de mala manera. Reclamé a Groupon y me contestaron por mail que agradecían mi sugerencia. Fidelizando clientes, si señor.
A nosotros nos pasa como a vosotros, no nos fiamos de comer igual por la mitad de dinero, y más después de una mala experiencia con un Box de 'Plan B'... donde la ginkana para reservar fue 'divertida', tanto que devolvimos el box.Nosotros preferimos llamar, aunque a veces también cueste pillar mesa...http://cocinadeemergencia.blogspot.com/2013/07/restaurante-muskari-vitoria-gasteiz.html
A mí el rollo ese de los cupones me ha parecido siempre sospechoso, ¿por qué razón me van a dar lo mismo que al cliente que va sin cupón? Un día estaba en la peluquería a la que voy hace más de veinte años y llegó una comercial de Grupon con la intención de convencer al peluquero de que se apuntara a su sistema de cupones. Él la toreó como pudo y le dijo que vale, que se lo pensaría y tal. En cuento ella salió de la peluquería me dijo que ni en sueños pensaba aceptar la propuesta porque no puede dar el mismo servicio y porque ese sistema es nulo como estrategia de fidelización. La que va con cupón no vuelve, en primer lugar porque la próxima vez que vaya a la pelu será con otro cupón a otra peluquería y en segundo lugar porque no quedará contenta con el servicio, ya que no se puede dar lo mismo por 20 euros que por 50. Me imagino que con los restaurantes pasará lo mismo. Paso de cupones.
No sé si se puede considerar el mismo caso, pero a mi me regalaron una "box" de sabores del mundo, elegimos un "La panza es primero" y no tuvimos ningún problema ni para la reserva, ni para el menú. Ciertamente volveremos.
Nadie da duros a 4 pesetas. Como cliente de restaurantes, no veo lógico que parte de lo que pago se lo lleve una empresa que a mi, no me aporta nada. Personalmente, prefiero y veo mas lógico que ese dinero se lo quede el restaurante. Claramente redundará en mas beneficio para mi que si se lo queda el de los cupones.
Me parece mucho mejor el tenedor, sabes lo que compras. Lo de los cupones, si son muy bestias las ofertas, son un desastre. Hay que medir si lo que ofrecen tiene lógica con el precio. Si esperas que te hagan una liposucción por 10 euros o un menú de 3 estrellas michelin por 15... desconfía.
Yo compré en letsbonus el año pasado cuatro tikets para el Maruja Limón de Vigo y otros cuatro para La Estación de Cambre, en A Coruña, ambos son estrella Michelin. En el maruja Limón nos cancelaron la reserva varias veces al decir que teníamos tiket, nos trataron como apestados al llegay durante la cena. En cambio en La Estación fue una maravilla, la comida, el trat todo. Volvimos sin tiket varias veces, al Maruja no vuelvo ni de invitada.
Nosotros casi siempre he hemos ido nos ha parecido un timazo, pero no se porqué siempre caemos. Dos casos de menú cerrado que fué un desastre: http://operacionfartumbi.blogspot.com.es/2014/03/critica-de-restaurantes-la-tata.htmlhttp://operacionfartumbi.blogspot.com.es/2014/01/restaurante-marisk-bcn.htmly en cambio otro con descuento de 50% en carta de que fué de maravillahttp://operacionfartumbi.blogspot.com.es/2014/01/critica-restaurante-antigua-barcelona.html
El mayor engaño que he sufrido con Groupon fue con la compra de un bono para ir a un restaurante árabe. Las fotos del restaurante eran increíbles, la comida prometía… hasta que llegamos a la dirección indicada y resultó ser un kebab!!! Que por supuesto, nada tenía que ver con las imágenes del local que mostraban en la web...A otros sitios que he ido, se nota que las raciones son más escasas, la presentación peor que en el resto de mesas… en otros acabas pagando el valor del cupón en el restaurante con todo lo que no está incluido (bebida, café, etc). En cambio las últimas experiencias han sido muy buenas: en un japonés y un árabe (sí, después de lo del kebab, me he atrevido). La comida buena y bien presentada, la atención y el ambiente excelentes. Conclusión: hay de todo. Pero como dice mi madre, nadie da duros a 4 pesetas…
A mi me da la impresion que es un problema especifico España porque mi experiencia en Belgica, pais en el que vivo, es mas que positiva y jamas he tenido ninguno de los problemas que aqui se mencionan...
Yo he tenido alguna experiencia rocambolesca con cupones de groupon o similares. Finalmente conseguí anular el cupón y que me devolvieran el dinero.Sólo por aportar, y ya que se comenta, creo que el tratamiento que hacen páginas que ofrecen reservas con descuento tipo eltenedor o 11870 es muy diferente al funcionamiento de los cupones. Yo uso mucho y habitualmente esas páginas para reservar con descuento y la inmensa mayoría de veces me han tratado y servido exactamente igual que si hubiera pagado el precio de carta. tuve un par de incidencias con eltenedor, de un sitio que no me gustó y al poner mi opinión (respetuosa, pero escrita con cierto sarcasmo) me "invitaron" a editarla porque así no la podían publicar, vamos que me censuraron por usar la palabra "bareto".En 11870 escribo opiniones habitualmente, algunas han levantado ampollas, pero siempre me han respetado mi estilo y nunca nadie me ha "invitado" a comedirme ni nada parecido.
El Tenedor y Atrápalo van de lujo, ni un problema y todo perfecto; todos los demás solo he oido cosas negativas y malas experiencias, hay que huir como de la peste de Groupon, Let's Buy, Oferplan y similares.
No, no valen la pena, los cupones, son una mentira. Prefiero comprar productos de calidad y cocinarlos yo misma. He probado los cupones en 4 ocasiones, ya que tengo un amigo muy aficinado, pero yo no vuelvo. He de decir que a mi me gusta la cocina, y a mi amigo le gusta que le cocinen.No te pueden ofrecer una ensalada de ahumados, y las verduras sean de bolsa y sin pasar por agua.Los restaurantes que estan haciendo uso de estas plataformas, la mayoría son restaurantes que ya no tienen clientela, muchos cierran antes de que tu puedas hacer uso de los cupones que compraste 3 meses antes.Mª José
yo hice una reserva una única vez para cenar a través del tenedor y la reducción de la comida fue proporcional a la del precio, en la vida había visto un trozo de carne tan pequeño, así que ni he vuelto al restaurante ni he vuelto a usar la página
Confirmado (doce compañeros de un grupo de catorce que han utilizado estas páginas) el desastre total en relación groupon y groupalia y la comida con cupones: una mierda.
@MªJosé, a mí también me gusta cocinar, pero ese no es el tema del post, sino los cupones...Yo solo he usado un cupón de "los otros" (de La Vida es Bella) y fui a un chino en Arturo Soria más que bueno: El Bund (un poco de publicidad gratuita).He probado otras "ofertas" (como la Madrid Restaurant Week) y ha sido un auténtico fracaso, equivalente a lo que se comenta de los cupones: descuento al final casi inexistente, diferente comida, diferente trato... vamos, una mierrrrda.
Tanto buscador de gangas, ofertas de extraordinarios sercicios en hoteles, restaurantes, compañias seguros, talleres etc, paginas web de malamuerte que se anuncian en tv, en fin un monton de brillo casi gratis tiene que tener truco.Lo de duros a cuatro pesetas sigue siendo igual de mentira ahora que en el siglo pasado.
He utilizado 2 veces los cupones, la primera vez llamé a reservar y me dijeron que estaban completos, lo intenté en 3 ocasiones y nada, así que tras decirme que estaban completos volví a llamar preguntando si tenían mesa para 2 y cuando me confirmaron les dije que llevaba cupón, nos pusieron apartados de todos, en un rincón que además hacía mucho frío. Solo nos trataron bien cuando se enteraron que vivíamos en la zona y que el boca a boca podía hacer daño, aunque ya fue tarde. Mi segunda vez con cupón nos trataron muy bien, pero claro, hay gente que SI sabe para que sirven los cupones y entienden que darse a conocer haciendo que la experiencia del usuario sea desastrosa no les hace ningún bien. Y dicho esto os dejo una receta para ponerse las pilas con este fresquito que no nos deja: http://cocinarconamigos.blogspot.com.es/2014/03/patatas-con-costillas.html
Soy usuaria habitual de estos cupones, y de unas 40 o 50 experiencias, tan sólo tres o cuatro han sido de alguna manera demigrantes (sic) o completamente decepcionantes. En uno de los restaurantes, nos arrinconaron en una esquina cuando el resto de la sala estaba casi completamente vacío, pero por lo demás el trato y la comida fueron correctos. En otro par de ocasiones la comida era de medio pelo. Pero el resto se ajustaba al promedio de ese restaurante, y en muchas ocasiones con gratísimas sorpresas,por encima de lo esperado. A veces incluso te tratan mejor porque saben que al ser usuaria de groupones y demás también es muy posible que hagas uso de las redes sociales para criticarles. En fín, sabiendo lo que quieres e informandote un poco antes de comprar, yo creo que hay buenas oportunidades.
La verdad es que desde que se inventaron este tipo de cupones, no se ha hecho mas que perder calidad a costa de enriquecerse dichos empresarios que se han inventado la forma mas facil de ganar dinero a costa de los trabajadores.Estos cupones estan en todo, hasta en las clinicas dentales, donde productos desalud se venden a precio de saldo. Hasta donde llegaremos con este marquetin capitalista? Debemos volver a lo de antes, a la calidad y al prestigio ganado en base al trabajo y no a estos empresaurios del marquetin publicitario.
El restaurante (o servicio) que se apunta al cuponeo muestra que está algo desesperado, y probablemente no tiene ni idea de lo que es un márqueting coherente. Ve a los cupones como una oportunidad de ser visto y promocionarse pero luego tiende a tratar al cuponero como a un carroñero oportunista imposible de fidelizar. Prometer algo y luego racanear es LO PEOR para la imagen cualquier servicio.
Yo he tenido alguna mala experiencia con Groupon, por lo que me di de baja. Sin embargo con cupones emitidos por los propios locales (los de Grupo Vips, Foster's Hollywood...) ningún problema.
Dos experiencias; Restaurante Mediterráneo y Alejandro, los dos en Almería, el primero en la capital y el segundo en Roquetas de Mar. Alejandro, 1 estrella Michelín. Ambos excelentes en el trato, la comida, la atención, el sevicio...Conocíamos Alejandro de antes y la comida, el local, el trato...es el mismo para clientes con cupón o de "pago". Así que visto lo visto, los recomiendo a ambos.
Hola Mikel,Creo que se te ha olvidado hablar de una cosa importante: del perfil usuario "cazaofertas" que han creado estas webs. Llevo tiempo en el negocio de los restaurantes y muchos comentan que por parte de estas webs siempre viene un tipo de usuario que básicamente cree que tiene derecho al oro y al moro por lo que ha pagado. Además, no te creas que tiene reparos en decir que la comida es una **** mierda y que se va a ir a un McDonalds a cenar después (esto es verídico, me lo ha dicho un restaurante). Además, ten claro que no va a volver.¿Hay usuarios que realmente van a los restaurantes para probar por este medio y luego repiten? Pocos. También depende de la plataforma.Un saludo.
Como siempre, esto suena a "es una buena idea, luego vinimos los españoles y la cagamos". Efectivamente, un descuento nunca se hace para ganar dinero: se hace para darse a conocer y fidelizar. Uno decide la cantidad de cupones que quiere poner a la venta, y el descuento, con lo cual me parece que la empresaria de Valencia no se leyó muy bien las condiciones, o la engañaron (que es peor, pero no es problema del sistema en sí sino del comercial y/o la empresa Groupon). Yo los he usado en Madrid y en general he tenido buenas experiencias, ahora que los uso en Noruega las experiencias son aún mejores. En general son establecimientos o comercios nuevos, dándose a conocer, o más asentados pero con ganas de diversificar y ampliar su negocio. Te tratan bien, porque claro, no es cuestión de asustar al cliente, sino de hacerse publicidad. Es normal tener que esperar bastante (yo tengo cita en la peluquería con cupón a finales de abril...) pero tened en cuenta que podéis ir más tarde de la fecha límite, siempre y cuando la reserva la hayais hecho a tiempo. Es decir, que si la fecha límite es el uno de mayo, podeis ir el día 3, siempre y cuando la reserva fuese hecha en abril. Al menos aquí es así.
Gracias por el post, Mikel. Yo también me lo pregunto: ¿cómo pueden vender la misma calidad por la mitad de precio? Respuesta: no se puede. He ido a algún restaurante conocido con una oferta de Eltenedor y nos hemos sorprendido al comprobar que, con el descuento, el tamaño de las raciones era más pequeño y el servicio, peor. Ahora, hay algunos sitios, como el East 47 en Madrid, que ofrecen un servicio y una calidad increíbles con estas ofertas.
No voy a dar detalles, porque tengo muchos, desde ponernos al lado del water por venir con bono, malas caras de los dueños o camareros, "ah, vienen con bono...", el tema de que te venden el bono sin reserva fija y luego te las deseas para coger hora, horrible, los bonos de hoteles, peor.Tambien pasa este asqueo muchas veces cuando vas incluso sin bono pero pides la carta de menu que no te la entregan junto con la carta normal.Joder, si no quieren menu ni bono que solo ofrezcan carta y listo, o que ellos hagan sus propias ofertas en la web como hacen otros como el grupo vips/ginos.El tema de los hoteles, lo peor, si llamas de pardillo te soplan 90 leuros, si vas por booking te cobran 60 y le dan una comision a la web de otros 20.... joder que hagan ellos sus buenas ofertas o mejor todavia que tengan precios sin inflar. Mucha gente ira mas a los hoteles si tuvieran precios claros sin inflar y sus propias webs con facilidad de buscar los mejores precios etc.
Me cancelaron la reserva varias veces con excusas como que habían tenido un incendio, que la pag se había caido y no aparecía la reserva, etc. Nunca más.
El cupón vale más en sitios donde hay pocos clientes que en sitios abarrotados, porque le retraso para comer en los sityios llenos de clientes es descomunal.http://goo.gl/6QCYzV
Por todo esto en Restauteca nos estamos metiendo en un buen lío del que esperamos salir airosos:http://www.restauteca.es/blog/nuestro-proyecto/
Esto es muy simple:Restaurante de calidad, con exito y funcionando bien= no necesita cuponesRestaurante sin exito, y sin clientela=necesita cuponesSacar la conclusión.
Yo he usado eltenedor.es para un tailandés en la calle Princesa, muy cerca de plaza de España (Madrid) y me encantó. Al principio de todo dijimos que íbamos con la oferta y la chica nos recomendó qué pedir (y cómo para que entrase en la oferta). El restaurante súper tranquilo, la comida buenísima y el trato fenomenal. Incluso fuimos medio tarde y éramos los últimos y aún así ni una mala cara, ni un mal gesto, casi estábamos más agobiados nosotros por no alargarles la jornada que ellos. Volveremos segurísimo.También me han regalado un bono de esos de tapas que acabamos usando en un sitio en la avenida de Brasil. No puedo quejarme ni de trato, ni de que la comida fuera peor. Y al sitio volveré también porque tiene unos gintonics de muerte y muy bien de precio.
Porque para empezar, la venta colectiva no son "cupones descuento"porque NO son gratis.Si tu ya has comprado el descuento, luego te pueden torear, pero por ejemplo con Oportunista.com descargas el cupón gratis y luego pagas en el restaurante por lo que el servicio es siempre bueno.
El Tenedor también está en declive. Yo he visto cartas distintas para clientes normales y del Tenedor en 2 restaurantes ya, y es que por lo visto machacan a los restaurantes.
Hola, yo uso cupones habitualmente para ir a restaurantes caros o de renombre en Madrid, especialmente si voy a thailandeses, asiáticos o "raros". La experiencia siempre ha sido buena. He estado en The Garden, Café Saigón, La Casa Escondida etc. En todos ellos nos han dado buena mesa, buen trato y buena comida. La que tienen, vamos.
Por cierto, siempre uso El Tenedor.
Nunca he hecho compras colectivas para restaurantes, pero sí de cosmética. Durante una temporada: hasta que me di cuenta que vale más la pena pagar 30 y que te hagan lo que has pedido que 15 y que te den un servicio pésimo, y es una sensación general que tuve en todas y cada una de las ocasiones. Tengo la teoría de que son coladeros para profesionales (es un decir) que morirían de inanición si tuvieran que competir sólo a base de su competencia, valga la redundancia. Moraleja: a comer o lo que sea, cuando tengas dinero de sobra para gastar. Las gangas, desgraciadamente, las suele cargar el diablo.
Sólo he utilizado dos veces este tipo de ofertas. La primera con Lest Bonus, fuimos a un sitio de tapas, donde nos costó la vida reservar porque siempre estaba lleno y cuando fuimos era un bar con mesas altas donde nadie reservaba. Las tapas estuvieron bien, pero la cerveza que incluía el bono era tan tan tan pequeña que la rechazamos y que nos cobraran una más grande. Si la comida estaba buena ¿porqué estropearlo con pegas al reservar y bebidas insignificantes?. El segundo fue con oferplan, que contraté un mini curso de cocina para niños que lo impartía un afamadísimo chef.... al q no vimos el pelo. El curso fue estupendo ¿para qué engañar con reclamos?. Hay algo que se me escapa, la verdad
Yo con ElTenedor he tenido muy buenos resultados. También es verdad que me he fijado bastante en las opiniones, pero he conseguido auténticas gangas en Madrid.Lo que sí he notado es que - si la oferta es real- con las bebidas se pasan un poco. Pagar 12-15 € por 4 aguas me parece desorbitado
@Juncal por lo que dices ("usuario que básicamente cree que tiene derecho al oro y al moro por lo que ha pagado") supongo que tu eres de los que tratan a los clientes que utilizan estas ofertas como apestados, o les das la comida caducada, no?. El usuario, como tú lo llamas, es un cliente que ha pagado ni mas ni menos lo que el restaurante decide por un servicio que el restaurante decide. Y si la comida no le gusta, el cliente por supuesto que tiene todo el derecho del mundo a decir lo que opina de ella. Si ha llegado a tu restaurante por letsbonus o mirando la guía michelin, NO debería ser causa de diferencia de trato o calidad, y si lo es, pues que se le expediente.Otra cosa (igual de expedientable) es que las empresas tipo groupon se aprovechen del poco conocimiento de los gerentes de los restaurantes y tengan politicas comerciales super agresivas, no ayuden para nada a los restaurantes ni a sus gerentes a dimensionar este tipo de ofertas (que según veo es el problema principal), y encima se desentiendan de todo. al final, el que paga es el "usuario", y encima le quieres quitar el derecho a reclamar?
El tenedor funciona muy bien, sin embargo con groupon he tenido más experiencias malas que buenas:*Nos ha pasado el llamar a reservar mesa, darnos hora y cuando decíamos que era con cupón decirnos que no, que el número de mesas con groupon era inferior*Nos ha ocurrido que nos den una comida malísima con trato normal.*Nos ha pasado que nos traten fatal y que nos dieran algo que no tenía nada que ver con el cupón, nos han intentado decir que teníamos obligación de pedir bebida con el cupón (cuando este llevaba un cocktail, que ellos sólo servían de postre... porque era un vasito con agua y sirope). Creo que sólo ha habido una ocasión, en Chueca que fue maravilloso, nos trataron estupendamente, la comida increíble y nos sirvieron lo mismo que al resto pero más barato, así que ahí hemos vuelto alguna vez!! Yo soy de las que ha llamado a Groupon para informar y pedir una devolución del dinero, ninguna vez lo han hecho. La pena es esa, que ni vuelves al restaurante ni vuelves a comprar vales de comida.
Efectivamente hay ofertas tan sorprendentes que deberiain hacernos pensar y desconfiar. Por otro lado, hay grandes restaurantes que recurren a este tipo de herramientas para dinamizar su actividad y cubrir costes fijos. Mis experiencias siempre han sido muy positivas, pero hay que reconocer que siempre he ido a grandes restaurantes: FAGOLLAGA (Hernani), ARBELAITZ (Donostia), XARMA (Donostia) y el que mas he frecuentado, AGORREGI (Donostia). Un cupon de descuento por alrededor de 30 € en AGORREGI es compra obligada, el menú y el trato del nivel de su restaurante, preguntad si no a los de la Michelin, que por algo los recomiendan.
He usado varias veces los cupones descuento con resultados diversos. Si el restaurante ofertado lo conoces y la oferta merece la pena( hay que comprobarlo con amistades, comentarios, etc) el resultado suele ser muy satisfactorio. En S.S. he ido varias veces al KOSTALDE y en Orio al GALERNA, y siempre he salido satisfecho. Si no conoces el restaurante y los comentarios no son favorables mejor NO IR !!!!! Luego esta el tema de la "picaresca" de los restaurantes, mejor tener temple y hacer valer tus derechos. A veces los distribuidores Groupon, Colectivia,... no responden de manera adecuada.
Yo, la verdad, las experiencias que he tenido con Groupon han sido buenas en general tanto de comida como de trato. La única experiencia algo más deficiente fue una vez con El Tenedor, que fuimos a un restaurante canario y nos pusieron una comida que podía ser canaria o de sé basto por y lo que hay que hacer es ponerlo en los comentarios con educación y sin groserías ni insultos. El resto de las veces que he contratado a través de El Tenedor no he tenido ningún problema
Utilizo habitualmente los cupones y generalmente el resultado ha sido satisfactorio. Ha habido más experiencias positivas que negativas. Estas, p.e., el caso típico de no poner mantel cuando en las otras mesas sí lo había, o la comida de peor calidad a la esperada. Otra cosa es que te caduque el cupón, que si no estás atento, puede ocurrir. Si la calidad es buena, vuelves al mismo sitio, sea o no con cupón: se llama fidelizar al cliente. Pero algunos establecimientos no acaban de entenderlo.
Pues yo siempre he tenido muy buena suerte con los cupones! Fui a comer a un restaurante de estrella Michelin, Mas Pau de avinyonet de Puigventòs, El menú estava al 50% y es real pues lo he hecho sin el descuento y és el mismo, y fueron super amables a la hora de la reserva, eramos un grupo de 6 y era por navidades así que no es tan fàcil però nos lo arreglaron muy satisfactoriamente. Tambien he ido a un argentino y a un gastro-bar en Blanes y sin ningun problema, el menú que habian ofertado era el correcto y el servicio muy bien. Claro que el público de estos restaurantes es muy estacional (Mas Pau vive del turismo estival y del Festival de Música de Perelada, y venia mucho turismo gastronomico de calidad cuando estaba El Bulli y Blanes es un pueblo de la Costa Brava) y fuera de temporada sin promociones no podrian subsistir. Supongo que en una gran ciudad es diferente pero mi experiència no puede ser mejor!http://lesreceptesquemagraden.blogspot.com.es/
Los cuponeros sois como aves carroñeras, generalmente con muy mala educación y un aspecto físico "low cost". Sois gentes acostumbrada a los outlets y a beber agua en el baño del restaurante en vez de pedirla en la barra. Trabajé con Groupon y otras empresas similares hasta que me dí cuenta de que no merecía la pena, no me interesaba el target de gente que venía al local. Además son gente acostumbrada a la comida de batalla que se comportan como críticos gastronómicos. Una experiencia pestilente la de los cuponeros.
Radiografía de un cuponero:Edad: Entre 18 y 34 años.Ocupación: Parados de corta duración que todavía cobran el desempleo y estudiantes de carreras marginales.Aspecto: Suelen ser de estatura un poco por debajo de la media y generalmente con barriga en el caso de los hombres o caderas anchas en el caso de las mujeres (debido a una dieta basada basicamente en la hamburguesa, los derivados del cerdo y la patata frita). Vestidos con ropa de marca de temporadas anteriores(compradas en webs de rebajas tipo zalando). Suelen llevar iphone 4 o samsung galaxy III.Costumbres: Hablar a gritos, ensuciar su entorno con tabaco de liar y no dejar ni un céntimo de propina. Sus conversaciones suelen ser ridículas(Series de canal plus, grupos de música pseudo indies y discursos anti sistema de colaborador de Sálvame) Olor: Perfumes de imitación a granel.Educación: Suelen culminar sus comidas con regüeldos(en la mesa) y con ventosidades sonoras(generalmente cuando abandonan el local, en el umbral de la puerta).Valoración: No interesan por dar mala imagen al restaurant y molestar al cliente no cuponero. Suelen tener la mirada sucia(ojos ensangrentados, estravismo...etc)Consejo: Nunca les des de comer después de la medianoche.
Aquí, en Buenos Aires, los restaurantes que ofertan con cuponeras son igual de malos que allí. Es un fiasco en el que solo caen incrédulos.
He tenido tanto experiencias geniales como malas, pero en el fondo me quedo con el buen sabor de boca. El problema es cuando el bar se arrepiente de hacer el groupon y despues tratan mal al cliente.
Fui con cupón de Groupon a un restaurante peruano en Madrid y me gustó tanto, que desde entonces he vuelto en muchas ocasiones sin él. Cuando por contra el servicio o el contenido no son buenos, no solo no vuelvo sino que además les hago toda la mala publicidad posible. En mi caso, el tema de las fidelicaciones funciona.
Las empresas de cupones ofrecen una herramienta de marketing que ellas mismas se encargan de que no funcionen. Si me dan de cenar por 30 lo que en realidad vale 60 ¿por qué habría de volver pagando 60 si la propia página de cupones me sigue ofreciendo sitios de 60 pagando 30?Además, la base de datos que ofrecen a los restaurantes la han obtenido gracias a las ofertas de éstos. Es un negocio redondo, te cobro por acceder a una base de datos que he obtenido gracias a tus ofertas, soy la principal responsable de que tus acciones de marketing no den los resultados prometidos y casi te obligo a que los cupones se conviertan en tu modelo de negocio, lo que te hace bajar la calidad y el servicio para sobrevivir mientras yo me llevo entre el 30% y el 50% de tu facturación. El 15 de abril lanzamos la versión alfa para testers de nuestra aplicación y proponemos una forma distinta y más respetuosa con los negocios de restauración. Si nos sigues en redes sociales podrás conocer cómo descargarla . www.restauteca.es/blog/nuestro-proyecto
Nevada Smith, estudios antropológicos y Cuponeros, no gracias, demuestran con sus comentarios despectivos la poca sensibilidad de algunos restauradores para afrontar esta crisis que a todos nos amenaza. Además, tratando de ridiculizar a un sector de público que les llena los restaurantes, ya que de lo contrario, se encontrarían vacíos. ¿Qué están buscando, precios como los de 2007 y restaurantes abarrotados?
En un Tailandés de Barcelona reservamos menú, con descuento a través de Groupalia. La sorpresa fue que el menú que nos trajeron no era el normal del restaurante, era otro con los logos de las webs de descuentos. Es esto "timo"? No te dicen que tendrás descuento sobre un menú "reducido", sobre el que ponen un precio especial al que aplican descuento... con lo que la reducción del precio es en función de la reducción de la oferta gastronómica y de la ración. Yo no vi ahorro en absoluto...
Radiografía de "Nevada Smith" o "Cuponeros no gracias", que debe de ser el mismo: Edad: En sus cuarenta y muchos, sin saber cómo renovarse (o morir). Ocupación: Tabernero de tasca, heredada de su padre. Aspecto: Calvo con los cuatro pelos grasientos que le quedan ondeando a lo ensaimada-anasagasti, amplios ronchones de sudor en la axila de la camisa que se cambia cada seis meses. Costumbres: Pensar que con Franco todo era mejor. Olor: Me remito al punto tres. Educación: La que muestran sus intervenciones en esta nuestra página amiga. Me remito al punto cuatro. Valoración: Me remito a su persona. Y le indico que "estrabismo" se escribe con b (sí, la alta). Consejo: búscate una novia -o novio. Aunque creo que en realidad Nevada Smith no opina nada de lo que ha puesto, y simplemente se aburre mucho, posiblemente en su cubículo de oficina de mediana empresa. Me remito al punto ocho.
Nosotros hemos ido muy poco a comer a sitios con supones, la verdad es que no nos fiamos mucho, y la verdad es que despues de leer este artículo ahora sí que me alegro y mucho. NAda, a ahorrar e ir cuando lo podamos pagar al precio normal!!http://www.sorprendeatupareja.es/store/index.php
Me ha gustado mucho la entrada. No sé porque se ofenden tanto algunos, ofrece todos los puntos de vista. Lo que sí que no acabo de entender es que además de los descuentos los restaurantes tengan que pagar unas comisiones tan altas. A lo mejor durantes las vacas gordas tendría sentido, pero a día de hoy no acabo de verlo.
Mis penas con Groupon. Contrate una serie de masajes, ya se que no es comida, pero es lo mismo. La empresa, despues de no darnos nunca hora, nos anulo los cupones, segun ellos, porque no estaban de acuerdo con Groupon. Hablamos con Groupon, pero en vez de devolvernos el dinero, nos da un margen de un año para gastarlo.Yo le dije que no, pero ellos me contestaban que iban a tardar mucho en devolverlo. Ante mi insistencia, ! Me colgaron, me pusieron el credito, y se acabo !!!!!!. Gastare este credito, pero que no esperen volver a verme por su pagina.
Tienes mas razon que un santo, compre un cupon para ir de tapas a "Gambrinus" se suponia k era buffet de tapas+ 1 bebida y 1 postreDe buffet nada, nos sakaron lo que les dio la gana, nos trataron fatal, el camarero con una cara de asco cada vez que queriamos repetir de algo...La bebida una cañita o una botella de agua para 3Y el postre insignificante...Pensamos que ers cosa del camarero, pero despues de leer esto veo que no, que era por el maldito cupon
Yo recomiendo abiertamente Restalo, siempre he tenido bastante buen acierto. Claro que antes de reservas, miro opiniones en el mismo Restalo y en TripAdvisor.Está claro que nadie da duros a cuatro pesetas; según mi experiencia con esta web, si bien tienes menos margen, no pierdes dinero con estas reservas. De hecho, he ido a restaurantes con descuento de Restalo y pagar un precio razonable comiendo lo mismo que cualquier otra mesa. Luego miras lo que subiría todo a precio de carta y te das cuenta de que hay hosteleros que se les va la cabeza con los precios. Así como vas a tener clientela?
Yo estuve una vez en un restaurante de Madrid con un cupón de esos y tengo que decir que el menú estaba muy rico y era justamente lo que se suponía que tenía que ser. Eso sí, la cara que nos pusieron los camareros hacía que se te atragantara la comida. Para empezar, ellos no creo que fueran los dueños, ¿por qué esa cara? Y suponiendo que fueran los dueños, ¿para qué hacen la oferta?
Para Asten, yo lo que creo es que los restaurantes que trabajan con el tenedor o restalo y tienen siempre descuentos del 30-50% en carta, lo que hacen es que como casi todos sus clientes reservan a través de internet suben los precios para que luego al hacer el descuento se quede una cosa razonable. Tú contento porque parece que te has ahorrado mucho dinero, ellos cobran lo que quieren y si va alguno pagando el precio total mejor que mejor.
Yo fui una vez al restaurante Estación en Córdoba con un cupón de Groupon para 2 personas (entrante, plato y botella de vino) y no solo nos trataron genial, sino que con el mismo cupón pudimos comer las tres personas que fuimos y nos regalaron el postre.Un lujazo.
Hola! Yo para comer no he usado cupones. Los he usado para otras cosas (Una sesión en un spa, una mascarilla hidratante, etc) y nunca me han tratado peor que a un cliente de verdad. Sí que me ha pasó la primera famosa Restaurant Week (que es esta semana). Miré el listado de restaurantes que estaban, y uno de ellos era un asiático aquí en Madrid que es muy caro, pero que esa noche ofertaban un menú por 25 euros muy bien. Conseguí mesa para mí y para una amiga. Ese día me llamaron dos veces para cambiarme de una hora a otra, y a la tercera llamada, les dije que por mí vale, mientras me mantuvieran el precio de la Restaurant Week. Entonces me dijeron que no, que ellos no estaban en esa lista, y que el menú base eran 60 euros por cabeza. Vamos, que me obligaron a dejar la reserva. Sobre el cliente tipo y el restaurante tipo, hay que decir que con lo bajos que están los salarios, normal que si queremos comer fuera tengamos que tirar de cupones, descuentos y otras ofertas. Si no, nadie saldría fuera a comer. De todas formas, leyendo este artículo, ya sé más o menos los pasos a seguir si me uso un cupón de comida alguna vez.
He sido usuaria de Grupon, Let´s Bonus, El Tenedor y más webs de venta de esta y me siento estafada. Con el Tenedor la comida pésima. Una tomadura de pelo. Dudo que realmente el precio sin descuento valiera de verdad lo que ponía en carta. Es la quinta vez que me hago una depilación láser definitiva con Gruopon!! Al dar descuentos tan altos que exigen las páginas, no te aplican luego lo que contratas. Ahora les está dando porque el cliente compre descuentos!! Pagué 9€ por ejemplo pensando que estaba comprando lentillas en Visionlab y lo que había comprado por esos 9€ era un descuento de 25€! eso donde se ha visto?? Para mi, la mejor web de descuentos y en donde NO COMPRAS, sino que te descargas un descuento, es Oportunista.com. El último sitio en ir por Oportunista ha sido a "Dpintxos" en Manuel Becerra y espectacular.
Yo he usado pocas veces esto de los cupones descuento y mas para temas de restauranción pues cuando lo he hecho a traves de sitios como groupon, letsbonus, el tenedor y ese largo listado de sites de compra colectiva me he sentido estafada pues la comida nada que ver con lo ofrecido y de calidad ni hablamos, en cuando a servicios de estetica y peluqueria apaga y vamonos, pagas y despues te encuentras un establecimiento nada similar al publicado o dan alguna excusa que hace pagues mas por ese servicio y productos nada que ver con los ofrecidos. Una vez use un bono de clases de aeroyoga fui a una clase y el profesor tuvo tan poca paciencia y educacion con los principiantes que no agote mi bono y perdi mi dinero por el mal trato. Y la moda ahora por lo que veo es que te venden cupones para que luego pagues por un descuento, vamos un chow y estafa al usuario que ni se aclaran ellos mismos. El unico sitio del que he usado un par de veces sus cupones es de oportunista.com que es descarga gratuita y no compras si no que pagas tu por el servicio en el establecimiento y es todo transparente.
Hola Panzer, Es evidente que el tema de hoy, no es si me gusta o no me gusta cocinar, pero lo que si que està claro, es que yo he llegado al punto donde elegir es mi fuente de energia.Y he elegido ir a restaurantes buenos, al final te cuesta mas caro el del cupon que el restaurante sin cupon, entendiendo el coste tanto del servicio como del producto que te ofrecen unos y otros . Por lo tanto continuo pensando que los cupones, son un engaño.. y ante la duda. Me quedo en mi casa y me compro aquello que me gusta y de calidad y me lo cocino yo, (evidentemente no compraré una ensalada de bolsa, ni un queso marca blanca, etc...) Así que estoy de acuerdo contigo, , el final de tu coment...... pienso lo mismo, lo que pasa que yo no lo expresaréSaludos
Nosotros fuimos con una caja de planB a un restaurante en Siguenza (el Gurugú de la Plazuela) y salimos encantados. El trato muy bien, la comida fabulosa y creo que las raciones igual que en las demás mesas (o eso o éramos todos de PlanB, que algún otro había). Yo por mi parte, si vuelvo a Siguenza, volveré, o si sé de alguien que vaya, lo recomendaré segurísimo.También he de admitir que no dejé propina, pero fue por olvido!! Al no sacar el monedero, se nos olvidó completamente (la siguiente vez dejaremos doble ;) ).
Cierto es que no se dan duros a cuatro pesetas … pero lo que pasa con los cupones es exactamente lo que pasa en las rebajas… aparte de los saldos, en los que el negocio a veces puede perder un poco de dinero, pero al menos no pierde el 100% de la inversión, en las rebajas los negocios continúan teniendo beneficio… porque dudo mucho que todos los negocios de ropa y otros de España pierdan dinero cuando te hacen el 50% de descuento… solo que su margen de un beneficio es inferior, y a veces sólo basta para cubrir gastos...Lo de los cupones es para mi lo mismo que cuando vas a un restaurante al mediodía y te sirven un menú de bandera por 12/15 euros todo incluido incluso cafés (y hasta he ido a más baratos), y luego vas por la noche y te "cascan" por lo mismo 35 euros... El restaurante no pierde dinero con el menú de mediodía, solo que el margen de beneficio es bastante pequeño... el menú sirve para dar a conocer al restaurante y que la gente vuelva por la noche a gastar de verdad... Y lo que cuentan Guillermo y Comment es así. Mi marido, que ha trabajado en el sector de la hostelería mucho tiempo, me cuenta que con estas ofertas y cupones lo que hacen muchos hoteles -que se pasan todo el día cambiando precios (más difícil es con los restaurantes, pero nunca imposible)- es subir el precio de la habitación/servicio durante un período, y luego hacen un falso descuento con lo que todo el mundo está contento: el cliente porque se piensa que ha encontrado una ganga y el hotel, porque gana tanto (o casi) como tenía previsto al principio.
Yo utilicé varios cupones hasta el año pasado, en todos los restaurantes salvo en uno nos trataron de forma diferente, el menú era repulsivo y tardamos muchos días en poder reservar porque "no tenían sitio". El único que nos traró bien, es hoy día nuestro restaurante de referencia, un japonés-fusión en el centro de Málaga que se llama Asako. No volveré a comprar cupones.
En Navidad usé una oferta de El Tenedor para hacer una cena de grupo con mis amigos en un restaurante por el centro de Madrid, no sólo las imágenes que ofrecían en El Tenedor poco tenían que ver con el establecimiento en realidad si no que los precios mostrados en la carta eran desorbitados, algo me olió mal cuando al sentarnos el camarero nos dejo una carta y al saber que íbamos de El Tenedor nos dió otra carta. UN TIMO!!!! Hace poco fui con la aplicación móvil del Oportunista a Cañas y Tapas que tenían un 2x1, enseñé un código que te da la aplicación, a la camarera y me aplicaron la oferta sin ningún problema. Repetiré con esta aplicación.
JIJIJIEmpecé con mucho interés esta "moda cuponera",que felizmente creo se esta acabando y demasiadas veces,aunque con una sería suficiente,ha sido una experiencia lamentable y me refiero a restaurantes,hoteles,masajes sin principio ni final feliz,etc.Me he encontrado con el restaurante cerrado y que solo abrieron cuando terminó la oferta,aso si era Agosto y me refiero a Alicante;Un día venía en la Prensa,el cerramiento de un lugar,famosillo,con fotos de la mierda que tenía el mismo y otras menudencias...pues ese mismo día uno de estos Grupones,comenzaba una campaña para atraer "clientes",pero la campaña comenzaba a la vez que salía la noticia del cierre del lugar y vendían el cupón sin ningún problema.Mesas fuera del "centro operativo",sin posibilidades de ir porque estaba siempre lleno,otros precios,y múltiples desplantes,es moneda corriente de los que se anuncian en estos lugares.Las posibilidades de ser engañado son demasiadas,como para arriesgarse a comprarlos.He cerrado,con Spam,todo lo que me llega de esas páginas.¡Que os aproveche!
La primera mentira no la comete el restaurante sino la empresa de cupones. Cuando los GRUPONES (todos ellos en general) le dicen al restaurante que dando el 50% de descuento van a fidelizar a sus cuponeros estan mintiendo.Es imposible fidelizar a un cuponero que hoy le dan 50% de descuento en mi restaurante y la semana siguiente se lo esta dando mi competencia y la semana siguiente otro y otro y otro y otro, etc. Porque volveria un cuponero si puedo vivir de cupon en cupon a mitad de precio el resto de su vida. Las empresas de GRUPONES se alimentan de venderle al restaurante necesitado la mentira de la fidelizacion y que el cliente va a volver cuando en realidad el consumidor sano luego del primer engaño en el restaurante no compra mas cupones.La base de cuponeros (luego de un tiempo) se depura y queda conformada de los consumidores incautos que recien ingresan al sistema y los carroñeros que piensan que pueden pagar Euros 15 por lo que vale 40.Por suerte para el cuponero incauto hay restaurantes incautos que compran la mentira de la fidelizacion y que al menos hacen un beneficio honesto a perdida hasta que se dan cuenta que jamas va a volver a ver a un cuponero y se salen del sistema.Solo repiten beneficio los que viven de engañar o estafar al cliente con cada una de los ejemplos que tan claramente describio MikelMuy buena la nota pero recordar que la primera mentira la generan las empresas de GRUPONES y que los restaurantes honestos se salen del sistema y solo quedan los de la misma condiciones. MENTIROSOS LOS GRUPONES HACEN NEGOCIOS CON RESTAURANTES MENTIROSOS
Aloooo comidista!! Empecé a leerte cuando trabajaba en una institución pública de Valencia como becaria. Estaba rodeada de funcionarios súper súper trabajadores... Y se me pegó la navegación internauta Jajajaja. Te escribo porque hace poco me regalaron un cupón de estos fantásticos para ir al restaurante asador Pipol de Valencia. Dos comensales llevábamos cupón y otro no. Sin problemas!! Me dijo el camarerito por teléfono. Llegamos al "restaurante" y nos había tocado una mesa cercana a la cocina, esos olorcillos a aceite tractoril nos alimentaban a tope! El pan (trozo mal cortado de barra congelada y chafada), la comida ni se veía en el plato, verduras congeladas de guarnición, dorada seca pero con un buen chorro de aceite tractoril para que entrara... pero lo mejor está por llegar... Tarta de queso con arándanos hecha con pan! Más dura que mi suela de zapato! Precio cupón :34€ para dos. Precio sin cupón por un plato de jamón serranil y una lubina, tarta de pan y pan congelado de barra 36 €. Fue desastroso con y sin cupón. No volvemos.
Yo tengo superbuenas experiencias con "El tenedor" y "Kviarcity" y "Klub caviar" en Madrid, sobre todo, y Barcelona, descuentos del 30-40% en buenos restaurante y sin diferencia de trato respecto a ir sin cupón... He repetdo!!!!
Toda la razón del mundo, si coges un cupón automáticamente eres pobre, no puedes permirte nada y te van a tratar fatal...yo para mi blog nunca voy a sitios con cupones para no tener esa sensación.os dejo mi blog para que le peguéis un vistazo.http://experienciaculinariabarcelona.wordpress.com/
La diferencia básica radica en que si el cupón descuento es GRATIS porque entonces el restaurante no te ha cobrado todavía y te dará un buen servicio.Además si la comisión de la web hace mucho daño financiero al restaurante, siempre intentarán escamotearte lo que puedan, (eltenedor cobra entre 1,5 y 2€ por comensal, muy caro) dándote raciones pequeñas o peor servicio, o como en el caso de webs de reservas, con unos precios disparatados desde origen y cartas "especiales".Y si los restaurantes que emiten los cupones son marcas de prestigio y franquicias, tampoco te darán problemas y serán profesionales.Tras todo este rollo (me considero un pequeño experto en la materia) recomiendo: 1) http://www.Oportunista.com siempre ok y no solo restaurantes.2) Cupones de marcas grandes y franquicias, donde su Marca respalda la buena gestión de la promo.Y si algún descuento por venta colectiva o reserva online es una estafa, esto no solo se debe a la web en cuestión, sino que es el propio restaurante el que te está estafando, ojo!
En Navarra ninguna queja con los restaurantes a través de Groupon. A mi me han servido para conocer otros locales ,ya que siempre tiendes a comer picotear o cebsruen los 3 o 4 mismos sitios, y he vuelto ya sin Groupon a ellos por la calidad y buena atención. Lo que leo aquí creo que sr dará más en Madrid o Barcelona. ..y en restaurantes u hosteleros poco profesionales...porque en Pamplona y comarca la verdad que si alguno diera y atendiera mal. ..uufff..por aquí no hay tanta rotación de turistas etc como para jugársela y son restaurantes y bares conocidos aquíLo dicho. ..ninguna queja y en estos momentos de crisis económica la verdad que tanto a clientes como hosteleros nos viene bien que haya movimiento en.las calles y locales. Además que siempre te pides algo fuera del cupón. ..porque te apetece postre o una botella de vino en lugar de sólo una copa...y eso es gasto que le haces al local y biuenoque yo entiendo que hay que ir con cupón pero que también puedes gastar más teniendo en cuenta el descuento que han hecho. ..Y por supuesto dejar propina etcYo no tengo queja con cupones de Groupon para restaurantes navarros ni para hoteles de Huesca provincia que también he usado y todo perfectoPienso que hay de todo y que en "provincias" se cuidan muy mucho de tratar mal o dar gato por liebre por que se juegan muchísimo. Ah!! Los hosteleros que permiten a sus empleados tratar de manera condescendiente y mal a quien va con cupón según leo por aqui...pues eso...de profesionales tienen poco y ya les llegará su san Martin antes o después que a aquellos que traten siempre profesional y correctamente a la clientela.
"Elena", el restaurante "maravilloso de Chueca" donde te trataron "estupendamente" ¿se llamaba, por un casual, La Gastroteca de Stéphane y Arturo?
Paula,Que suerte que tuvieses esa experiencia en el restaurante La Estación de Córdoba. Yo fui en pleno verano y al intentar reservar en el interior dijeron que no tenían sitio, así que tuvimos que sentarnos en la terraza con un calor terrible. Estando allí comprobamos que el interior estaba totalmente vacío, ni una mesa ocupada. Mesas y sillas llenas de polvo, comida horrenda (lechuga de primero, lechuga de segundo) y la botella de vino no se podía beber ni con gaseosa. No vuelvo a ir ni con cupón ni sin él.
Usé un cupón de Colectivia para ir a comer con mi esposa al restaurante El Serbal de Santander (1 estrella Guía Michelín), era un menú-maridaje y la verdad es que la experiencia fue inmejorable: comida estupenda, servicio atento, trato exquisito, aperitivo, petit-fours, café... Una experiencia completa, igual que si hubiésemos sido clientes "sin cupón". Ni que decir tiene que les dejamos la propina más merecida que recuerdo hasta ahora. Repetiremos, con cupón o sin cupón. En otras visitas a restaurantes con cupones de otras plataformas (Oferplan) también la comida y el servicio estuvieron a la altura de lo que esperábamos.
TTras volver de la India tuvimos morriña de su comida. Vimos un cupón de descuento y fuimos a un restaurante indio por Sarrià..un verdadero desastre. En primer lugar, aquello no era un restaurante indio, era una burda imitación. El menú degustación estaba tan asqueroso, mi amiga acabó vomitando poco después.Por otra parte, en otra ocasión fui celebrar un cumpleaños de una amiga en una oferta del El Tenedor y el resultado fue excelente. El local estaba lleno de grupos, éramos 12 pero nos atendieron muy bien.Supongo que depende del local. Yo prefiero obviar estos descuentos, ahora muchos restaurantes han bajado bastante los precios y siempre puedes encontrar algún local con precios competitivos.
Muy interesante post. He usado tres o cuatro veces eltenedor en Madrid y Atrapalo en Barcelona con muy buenos resultados. Respecto al mundo cupón suelen ser restaurantes cutres o en fase de cierre/desesperación.
No me fío de los cupones en general porque no se puede dar duros a pesetas. Aunque también he tenido sorpresas con las reservas de "El tenedor". En dos sitios distintos no tenían el menú ofertado y el tenedor no me resolvió nada. Me dijeron que intentarían mejorar...
No sé por qué me han entrado unas ganas horrendas de comprar un cupón al leer este post. Llámenlo gula, amor por la ganga o masoquismo. Yo sólo tengo dos experiencias cuponeras: una de depilación láser y una pizzería en Sevilla Este, llamada La Hoguera. Ambas muy buenas. En la segunda, que es la que nos ocupa, nos sirvieron unas pizzas deliciosas, dos entrantes y dos bebidas (hubo que pedir algo más de beber, pero ya lo suponíamos y las bebidas estaban a un precio de lo más razonable), además de postre. El servicio fue amabilísimo, aunque es cierto que fuimos a una cena "entre semana". Lo bueno para ellos: que un sábado cualquiera, meses después, buscábamos algo de cenar bueno, rápido y barato por esa zona y no dudamos en tirar para allá, así que igual por eso ofrecen cupones... ;)
Esta bien escrito el tema sobre los cupones de restaurantes, Una manera muy corrientes hoy por hoy para captar nuevos clientes.
Esta bien escrito el tema sobre los cupones de restaurantes, Una manera muy corrientes hoy por hoy para captar nuevos clientes.
¿Duros a pesetas? No a los cupones. Tengo un restaurante y para vender cupones lo primero que tendría que hacer es explotar a mis empleados. No puede haber un trabajo digno en las compras low cost estas. No seas cómplice. Por el bien de todos no lo uses.
Heretat Masia Poblet (Restaurante a Montblanc)4 personas, menú a la carta...80 €Cuatro rebanadas de pan de pages, grandes4 tomates pequeños para untaraceite de calidad de la Conca de Barberá1 de calçots1 de cargols a la llauna2 carrilladas de cerdo al horno1 de carne a la brasa (incluia 4 chuletas, 1/2 botifarra blanca y 1/2 botifarra negra)Xampanyet de la casa3 refrescos1 de crema catalana1 helados, niñoscafé i licor...Al final salimos a 20 € por persona, con calidad inigualable, productos frescos de la zona....y sin cupón de grupon, etc.Así que cada uno que haga lo que le apetezca, pero yo cupones no, al final sale más caro, os lo aseguro, calidad precio, No comment.Un saludo
En México son los restaurantes quienes venden sus propios cupones de descuento. Hace poco mi esposo compró uno por 100 pesos (unos 8 euros) para una marisquería y vienen bastantes cupones, hemos ido dos veces a comer cocteles de pulpo con camarón al 2x1, cerveza también 2x1. Y como es el mismo restaurante quien hace la promoción, jamás te tratan mal.
Yo nunca he comprado por una experiencia personal. Hace bastantes años busqué en internet un hotel para pasar unos días en una ciudad francesa y vi que en el bueno (palacio antiguo en el casco histórico, etc, etc) tenían una oferta a 214 euros/noche que rebajaba notablemente el precio "normal". Felicitándome por mi suerte hice la reserva y al llegar allí empecé a sospechar cuando al botones le dijeron que me llevara "a la habitación de 214 euros", el agujero era francamente infame, y al hacerlo notar me dijeron "es que es la habitación de 214 euros". En un hotel, que es casi todo gasto fijo, aun puedes creer que te dan duros a cuatro pesetas por no tenerlo vacío, pero en un restaurante no es posible que gasten ellos más de lo que pagas tú. Como en el caso de las preferentes y demás intentos de pasarte de listo, al final tiene que saltar el asunto y es tu hígado el que paga el pato
Nadie da duros a peseta. Este sencillo principio debería estar presente en todo análisis de las ofertas publicitarias.Sólo he usado un Groupon una vez, cuando empezó, hace años, y fue muy bien. No he vuelto a usarlos nunca, ni pienso hacerlo. Mi marido pensó usarlos para su consulta de psicología y a la vista de las condiciones decidimos no hacerlo. Es una condena comercial.Los cupones están condenados a desaparecer porque nadie da duros a peseta.
UNA VEZ UTILICE UNOS CUPONES DE COMIDA "BARRA LIBRE DE SECRETO IBERICO" Y ME PASO LO DEL PROBLEMA 3 "PARECIAMOS APESTADOS" COMO RESULTA QUE NOS ACOMPAÑABAN UN NIÑO Y UNAS PERSONAS MAYORES QUE IBAN A COMER SIN CUPON( LO QUE SE SUPONE GANANCIAS PARA ELLOS)ESTUVIERON TODA LA COMIDA "VIGILANDO" QUE NO FUERAN A COMER DE LOS QUE ESTABAMOS CON "BARRA LIBRE" COSA IMPROBABLE PORQUE PONIAN RACIONES RIDICULAS Y MUY FINAS Y SI PEDIAS MAS,TARDABAN UN TIEMPO CONSIDERADO EN TRAERTELO. - OTRA VEZ, ESTA VEZ CON "GROUPON" COMPRÉ UN ARTICULO QUE NO LLEGUE A RECIBIR,ESTA CONPAÑIA ME DEVOLIVIÓ EL PRECIO DEL ARTICULO PERO NO ME DEVOLVIÓ LOS GASTOS DE ENVIO (DE UN ARTICULO QUE NO ENVIARON ) QUE ME OBLIGABAN A PAGAR POR ANTICIPADO EN LA WEB QUE VENDÍA DICHO ARTICULO.HASTA EL DIA DE HOY NO HE VUELTO A USAR MAS CUPONES
Hola,Estoy de acuerdo con el post en muchas cosas que nos cuenta. Pero hoy en día algo que se pueda conseguir gratis ... merece la pena, si no tienes que invertir nada.Un placerNeyLo2011
Desgraciadamente yo tampoco confío en ese sistema de promoción de restaurantes. Mi única experiencia fue bastante lamentable.El mayor problema radica en la ignorancia de los hosteleros, que podrían usar sus webs para optimizar el negocio y no tienen ni idea del tema.Lo grave del asunto es que conozco empresarios que se quejan amargamente de que no paran de llegarles clientes con cupones, cuando precisamente han contratado el servicio de esos cupones con fines publicitarios.
Los cupones de descuento siempre son opciones extras que tenemos para ahorarr en lo que necesitamos, tanto productos o servicios...Que funcionen o no depende de muchos factores...Hay paises con mas culturas en cupones...en estados unidos hay personas que hacen compras en supermercados y se ahorran practicamente todo el valor de la compra, en cambio en un pais como argentina si una persona lleva un cupon de descuento para hacer una compra lo miran raro, hasta incluso el comercio que promociona el cupon no le da validez a su propia promoción...Un pequeñisimo aporte...tambien si estan interesados de compartir los descuentos de sus tiendas online, negocios locales o cupones para imprimir y llegar a mas clientes les recomiendo Descuentos Ya..Excelente articulo, muy completo...Saludos desde Argentina!!
Siempre compensan los cupones para restaurantes. Pagas menos de lo que cuestan sin cupon. http://cuponazos.es/cupones/offerum-descuento-5-euros
Hola,El problema para los restaurantes es que las grandes (groupon, letsbonus) le sacan demasiado en su comisión dejando prácticamente ningún margen o perdidas para el restaurante tal como lo indica este artículo.Pero por otro lado, los cupones han llegado para quedarse. Por eso le ofrecemos a los restaurantes unas posible solución: Monten sus propios cupones en su propia web.Nosotros hemos desarrollado un producto para hacer webs de descuentos y cupones que se puede añadir a la web del restauranteUna vez montada la sección de cupones, el restaurante puede crear las ofertas con sus propias condiciones y puede negociar con los agrupadores de ofertas offertutti, bownty etc para que salgan codo a codo con las ofertas de groupon pero pagando una comisión mucho menor..Se llama Webemus GroupJoom. Puede ver una demostración en http://groupjoom.comEl producto contempla todo el ciclo de venta de ofertas y generación y envio de boletines.Tenemos mas de 20 clientes ya funcionando en España y Latinoamérica.Mas información en: webemus.comSaludos,Webemus
Uno de los problemas es que las empresas de venta de cupones exigen a sus comerciales contratos y contratos. Estos para mantener su trabajo no explican apenas nada a los comercios y estos se encuentran metidos en el fango sin darse cuenta y finalmente dan un mal servicio. He sido comercial mucho tiempo en una de esas empresas y precisamente por ese mal servicio decidí emprender por mi cuenta. Acabo de lanzar mi proyecto www.reserva2.es y os aseguro que no hay una sola empresa anunciada a la que no le orientamos perfectamente para dar el mejor servicio y así conseguir fidelizar clientes. Es una relación de transparencia y no vende motos como las grandes empresas. Espero nos ayudéis con vuestras visitas para ayudarnos a crecer y demostrar que el trabajo bien hecho tiene recompensa
  • Comentar
  • Imprimir

Archivado en:

Lo más visto en El Comidista