Miguitas como señal del apocalipsis

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

 

Mucho criticamos a los modernos barbudos del madrileño barrio de Malasaña, pero quizá ha llegado el momento de reconocer que no existe un lugar en España cuyos negocios sintonicen mejor con el estado mental, social y cultural de nuestros días. Es decir, con la demencia. Un reciente artículo de la revista Vice habla de un local de souvenirs que vende camisetas de Rosa Chacel —¿la Che Guevara hipster?—, pero sobre todo incide en un floreciente bisnes que me tiene turulato: Miguitas.

Miguitas es una tienda de repostería canina, que existe desde hace tiempo en Internet pero que ahora cuenta con un punto de venta no virtual. “Nuestras mascotas tienen paladar”, dicen en su web, para después ofrecer todo un catálogo de caprichos varios para aburguesar animales: galletas clásicas, galletas gourmet, bizcochos, tartas, muffins e incluso astas de ciervo “sostenibles, amigables, sin conservantes ni aditivos”. La tienda ha cosechado tal éxito que ha obligado a sus dueños a mudarse a un espacio más grande, lo que demuestra que los perros son los nuevos niños: menos molestos y más agradecidos, pero igual de malcriables a base de caprichos.

Header

¿Véis como existe? / MIGUITAS

 

Al conocer la existencia de Miguitas, muchas personas reaccionan emitiendo una condena moral. Lo ven como una estupidez, una ofensa para la gente que pasa hambre en el mundo, cuando no un signo de que nuestra especie ha entrado en decadencia y merece la extinción. Carezco de argumentos sólidos para rebatir dichos análisis, pero si Miguitas es un signo del próximo apocalipsis, tampoco puedo verlo con malos ojos, creyendo como creo que las cucarachas y las ratas merecen relevarnos y que algún día se tendrá que acabar de una santa vez esta bobada del ser humano.

Honestamente, a mí lo que me inquieta de Miguitas es su potencial para crear una superraza de mascotas gourmets que comiencen a replicar las tendencias alimentarias contemporáneas. Pienso en perros que aprecien el buey de Kobe y se quejen de que lo que te dan por ahí es vaca vieja. Perros malenis que sepan de frostings y prefieran los cupcakes a las magdalenas. Perros que si la carne no es ecológica, no la quieran comer. Perros veganos contra el maltrato animal, perros que digan no al gluten sin ser celíacos o perros que prefieran los chuscos de pan de espelta a los de trigo convencional. ¿Usted querría vivir en un mundo así? Yo, no, proclamo mientras le doy a mi chucha su primera galleta integral de foie con parmesano rica en matices organolépticos.

Esta columna fue publicada originalmente en la Revista Sábado, dentro de la edición impresa de EL PAÍS.

Comentarios

Hay gente en el mundo que le sobra el dinero, se siente sola o sencillamente es estúpida, si no, no se comprende. Me gustan mucho los animales, pero nunca le daría al gato que vive conmigo carne con denominación de origen protegida
Me cuesta mucho pensar que un perro pueda tener trastornos alimentarios como la bulimia o la anorexia, salvo que por imitación aprenda a vomitar para comer más. Digo esto, porque es de suponer que un perro malcriado y con posibilidad de imponerse a su "dueño" (no me gusta la palabra) siempre va a preferir una buena morcilla a un plato de spelta. Quizás lo relevante de esta tendencia es que los dueños abdiquen (palabra fashion) de sus responsabilidades como criadores y pensando que hacen lo correcto les infundan toda clase de traumas y fobias y parafilias a sus chuchos. Se empieza con galletas de sabores y se acaba como, dice la leyenda, Catalina la Grande al tercer pie de los caballos. En todo caso, me alegro de que Miguitas haya encontrado un consumidor cautivo y no les critico, pues más criticable es el comercio de armas y tenemos hasta un Ministerio que se encarga de ello.
¡Nuestra mascota no come pero está para comérsela!http://dosyemas.com/index.php/doble-huevo-de-chocolate1
Qué bueno es ser perro de campo...que te sueltan y te puedes ir a fo... por ahí. Mucho me temo que estos dueños que les compran galletitas luego no les dejan arrimarse a otros perros en el parque vaya a que "cojan" algo. Perros castos que toman Activia; si ese es el futuro...
visto ayer en la tele (haciendo zapping, no se ni el canal ni el programa): están preparando a un perro para operarlo porque su ama lo ha atropellado sin querer, el veterinario dice "ahí viene tu mamá" y entra la dueña haciendo ruiditos como si hablara con un bebe. No sé si están imbéciles o es que no distinguen a un niño de un perro pero sí sé que tiendas como estas tienen un campo bestial para crecer y forrarse a cuanta de toda esta panda
Ya se contaba en mi familia una historia de la posguerra en la que el adinerado manda a un carretero llevarle el perro a Madrid junto con su comidita especial.El carretero comió mejor que en otros viajes y el perro aprendió a comer cebolla.
¿Menos molesto un perro? No será por los perritos que ladran a horas intempestivas todas las noches en mi vecindario. Una cosa es el maltrato animal y otra diametralmente opuesta (y tangente a la estupidez humana -muy extendida en estos días-) que es dar comida gourmet a un perro. El perro tiene el gusto muy poco desarrollado para poder comer cualquier cosa (lo que le lleva a sobrevivir), lo dice cualquier libro sobre perros. Lamentable.
MALDITOS HUMANOS QUE NOS QUIEREN DOMESTICAR
....si el hombre no estuviese tan limitado en sus reflexiones, seguramente no ocurrirían estos casos.
Otra historia en la misma onda, siguiendo a la de Pirriacas. Un eminente médico republicano, don F.P. (en el ostracismo tras la guerra civil y que le curase a no obstante a principios de los años 50 unas purulencias a cierto represor de Franco a cambio de - con dos huevos! - doce pasaportes) pues regresó un día a su casa y vió en la cocina unos ricos lenguados que su mujer había conseguido quién sabe dónde ni como. Extasiado ante la perspectiva de cambiar, por una vez, el régimen de garbanzos y similares por un pescado de auténtico lujo, su entusiasmo cayó en picado tras las explicaciones de la confundida esposa: "Son para el gato, que no quiere comer otra cosa". La mujer llevaba meses comprando rico pescado para el felino gourmet, en una época en la que apenas se empezaba a salir del hambre. De donde se deducen varias cosas: 1) Que clientes para Miguitas Gourmet ya los había en la época de la Malta la Braña. 2) Que en casa del herrero, cuchillo de palo. 3) Que el atribulado doctor don F.P. seguramente tuvo que plantearse un dilema: Si asesinar a su esposa o solamente al ávido felino.... y 4) Que algunos/as, ante los agravios comparativos perpetrados en tiempos de crisis (y como diría Krahe)... Matarile rile ron !
Aún corriendo el riesgo de ser poco original, sólo puedo acordarme de Einstein:"Sólo dos cosas son infinitas, el universo y la estupidez humana... y no estoy seguro de lo primero"No tengo palabras y menos aún habiendo gente pasando hambre, niños con una sola comida caliente al día, eso con suerte, mientras aparecen desquiciados dispuestos a pagar por delicatessen para sus perrillos falderos. Un saludo pesimista y triste
Dos manos tengo y con una aplaudo que hayan sabido ver y explotar este nicho de mercado, ahora eso sí con la otra iba a repartir bofetones que me iba a quedar solo, cuanta tontería...
El fin de semana pasado Adrià, el otro Cañete, y este finde Miguitas...Mikel, tu columna de los domingos bien se podría llamar "Ajuste de Cuentas". No te metas por callejones oscuros.
¿Menos molestos los niños que los perros? Qué poco os gustan los niños a algunos y qué poco sabéis...
¿Para cuándo un "guarrindongadas" de Robin Food para perros?http://www.nutricionycocina.com/
Vaya vaya vaya Mikel, te va la marcha, jajajaPues a mí también me molestan más los niños maleducados que los perros, o es que porque sean humanos en crecimiento tengo que apreciar sus supuestas cualidades o profesarles algún tipo de cariño o ternura?En cuanto a "Miguitas", pues vivan los emprendedores, y ojalá se ganen bien la vida, señores, que no están vendiendo bombas atómicas !!!!
Hay una cosa: malcriar a tu perro no implica pasar de las desgracias humanas. Yo tengo animales que a ojos de muchos estarán malcriados: les compro pienso de calidad, la gata tiene su fuente para beber, intento que sus chuches sean equilibradas, tengo un libro de repostería para perros... Para mí eso es cuidarlos bien, que para eso acepté esa responsabilidad, para otros son gilipolleces. Vale, sí. Ahora, también hago un mínimo de una compra al mes para familias sin recursos, envío regalos en navidad para familias que no se los pueden permitir y colaboro de otras maneras, dentro de mis posibilidades. También fumo, que seguramente sea una forma de tirar el dinero más descarada que con mis animales, y bebo alcohol o refrescos, que es más de lo mismo. Pero por eso, nadie me dice nada (bueno, sí, me dicen que deje de fumar, pero no me dicen "hay gente muriendo de hambre y tú con un cigarro en la boca"). Cada uno se gana la vida como puede y, si hay un mercado, lo normal es que llegue alguien con un poco de visión para dar servicio a ese mercado, o intentarlo, luego ya se verá si triunfa o no. Mikel, las astas de ciervo son de las mejores chuches para los perros. Para los que no lo sepáis, lo que se venden son las astas que pierden los ciervos durante la muda, no se les asesina para arrancarles las astas y que mi perra las mordisquee. En navidad, les puse de regalo, a mi perra y a mi "sobrina" (la perra de mi hermano) un asta de ciervo a cada una y todavía siguen jugando con ellas y mordisqueándolas, con lo que se limpian los dientes y no engordan. A todos los que tengáis perro, os las recomiendo, no se vuelven tan locos como con un nervio de buey, pero duran una eternidad y se entretienen, aunque sea a ratos.Ah, y mi perra, aunque sea una malcriada en casa, luego sale a la calle y sabe comportarse (o ya hago yo que sepa) y ¡por supuesto que juega con otros perros! Que he leído por ahí que luego no les dejamos arrimarse a los de su especie, por favor, qué tontería, ella tiene su grupo de colegas, igual que lo tengo yo! ¡Y probablemente los ve más que yo a los míos! (Aunque parte de mis colegas han acabado por ser los "papis" de sus colegas jajajaja cualquiera que tenga perro me comprenderá).
Todos los que rajáis comentando que la gente es estúpida o está loca porque compra comida gourmet para perros y tal, que analice, quien tenga que hacerlo, en que cosas superficiales e innecesarias se deja el dinero a diario, a la semana o al mes: una televisión de la ostia, una nueva consola, otros zapatos para acumular en el armario, un boleto de lotería o una cajetilla de cigarrillos.Ojito, yo el primero que cuando tiene algo de pasta compra alguna pollada que no necesita, pero no voy por ahí llamando estúpida a la gente que se gasta el dinero en cosas que no necesita. La hipocresía a veces me deja temblando.
Pues un día iba yo con mi perro, cuando veo una cosa en el suelo que parece un trozo de salchichón que estaba tan lleno de hormigas que casi ni se distinguía. Pues mi precioso Labrador, que de gourmet poco, se lo zampó entero con hormigas y todo (yo lo intenté evitar pero si a él no le dió asco...las hormigas son proteinas así que le dejé). Para que veáis lo sibaritas que son los perros. Cero. Él era el perro más feliz del mundo con los bordes de filete que no queríamos nosotros, o los bordes del pan de la pizza.. No creo que necesiten esas chorradas.
The post is written in very a good manner and it entails many useful information for me. I appreciated what you have done here. I am always searching for informative information like this. Thanks for sharing with us.
  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Archivado en:

Lo más visto en El Comidista