Fresones con salsa de naranja y almendras

  • Comentar
  • Imprimir
Fresones con salsa de naranja y almendras
Ni yo me lo creo. / EL COMIDISTA.

Dior no me ha llamado por el camino del emplatado, y mucho menos del emplatado de postres. Normalmente salgo del paso con presentaciones más o menos dignas, que apuestan por el minimalismo para no meter la pata. Sin embargo, muy muy muy de vez en cuando, el espíritu del hijo de Paco Torreblanca y Jordi Roca me posee y facturo cosas que no parecen una papilla con trozos. La receta de hoy nació en uno de esos fugaces instantes de habilidad repostera.

El postre mezcla las virtudes de dos formas clásicas de tomar las fresas (con zumo de naranja y con nata), pero evitando el elemento lácteo (para que luego os quejéis de mí, veganos). Para lograrlo, tiré del fruto seco que mejor se lleva con esta fruta fresca, la almendra, y elaboré una especie de ajoblanco dulce sin ajo. Como los fresones actuales, que a este paso van a alcanzar el tamaño de las sandías, no destacan por su gran sabor, los bañé en una reducción de vino blanco y miel, y rematé la fiesta con el punto crocante de las almendras tostadas.

Es un plato bastante rápido de hacer, que por su aspecto parece más trabajado de lo que en realidad es. Casi se podría considerar un jetapostre. Su paso más delicado quizá sea el de la reducción: si te quedas corto quedará demasiado líquida, y si te pasas, conseguirás un pegamento muy eficaz para pegar baldosas. Así que mucho ojito.

Dificultad

Cortimers in the jungle.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 500 g de fresones
  • 100 g de almendras crudas
  • 4 picos de pan o regañas
  • 450 ml de zumo de naranja
  • 400 ml de vino blanco
  • 50 g de miel
  • 1 cucharada de amaro o licor de almendras

Preparación

1. Poner en un cazo a fuego medio el vino con la miel, y dejar que reduzca hasta que adquiera una consistencia de sirope (cuando empieza a burbujear con fuerza). Dejar enfriar.

2. Mientras, triturar 70 gramos de las almendras con el zumo de naranja, el amaro y los picos durante unos minutos, hasta que quede una consistencia de crema. Meter en la nevera y dejar reposar hasta que se enfríe.

3. Tostar las almendras restantes en una sartén a fuego suave, con cuidado de que no se quemen. Hasta aquí se puede hacer con antelación.

4. Cortar el tallo de los fresones y su parte blanca con un corte recto, con el que conseguiremos una base plana para apoyarlos. Repartirlos en platos hondos dejando un poco de separación entre unos y otros.

5. Con una cuchara, mojar los fresones con la reducción de vino blanco (puede que no haga falta usarla toda).

6. Inundar los platos con la crema de najanja y almendras (si ésta ha quedado muy espesa, diluirla con un poco más de zumo), para que las fresas parezcan islotes. Terminar repartiendo las almendras tostadas por encima.

Comentarios

Pero que bueno!!!, los fresones me chiflan pero los prefiero en su temporada, estan mucho más ricos, asi que cuando llegue la hora probaré a hacer este postre que tiene tan buena pinta.
Muy cuqui Mikel!Con fresones del mismo tamaño y un techo de rejilla de caramelo quedaría aún más megalítico :D
Otro jetapostre resultón. Limpiar y cortar los fresones y si se quiere dejar macerar un ratito al gusto. Mientras tanto bajar al Mercadona, comprar su arroz con leche, hacer una crema triturándolo con la batidora, thermomix o lo que tengamos. Emplatar lo mejor que sepamos. Obviamente quedará mejor si usas el arroz con leche que hace tu madre o tu abuela y que está divino, pero el de la marca que he comentado es bastante digno (para mi gusto mejor que la mayoría de los arroces con leche "caseros" que te ofrecen por ahí).
Con los fresones pasa algo parecido a lo de las mandarinas, que su presencia en las fruterías debe producir una especie de orgasmo comercial, y así, con las prisas, empiezan a asomar cada año un poquito antes, por aquello de que la gana aprieta.Creo que hace un par de años dí la misma plasta: muchos "cultivos" (en realidad en la mayoría de los casos no se debería llamar así a una producción que es casi un proceso radioactivo) tienen un efecto devastador sobre el medio ambiente. En el entorno de Doñana esta actividad libera ingentes cantidades de plásticos y residuos que quedan de regalito para la eternidad.Cuando mi bolsillo me lo permite, y no es muy dado a ello el cabrón, compro fresones o fresas sobre las que puedo saber quiénes son y de dónde vienen, el dónde van ya se lo digo yo. Estos frutos tan estupendos, los de verdad, suelen llegar cuando han llegado toda la vida, que es en mayo o junio. Las de Candamo son una cosa que te hace levitar... Y ya si queréis además de levitar poder hacer volteretas en la estratosfera buscad fresas silvestres.Señor, señor... tengo la sensación de que esto mismo lo he dicho o escrito unas siete mil veces... me estoy poniendo viejuno.Buenos días
Se nota que te molan los fresones, tendremos que probarla. Cuando hay frutas en la huerta, hay amigos en la puerta. http://dosyemas.com/index.php/tarta-de-fresas
Buenos días, disculpa pero...¿qué es amaro (en el segundo paso)?. Gracias.
Atila, gracias por ese comentario, me has alegrado el día
Menudo jetapostre, Mikel, ya sé lo que voy a preparar la próxima vez que quiera quedar como una señora :)
Mmmmmm que buena pinta !!!!! Tengo que probar esta receta :)
¿Y los picos o regañás? Dónde participan en la receta? Que hacemos con ellos?
Querida Espindarga, gracias por avisar de que los picos no estaban en la preparación. Ya los he incluido: se trituran junto a las almendras y el zumo. Disculpas!
OMG que bueno, parece como leche condensada....os dejo mi receta de TARTALETA DE FRESAS por si quereis probar!!http://desicatessen.org/2013/03/04/tartaleta-de-crema-y-fresas-strawberry-cream-cake/
Slurp! receta da probar definitivamente. Si queres algo mas italiano, una alternativa son las fresas con mascarpone (tambien esta es muy simple). Saludos!http://www.gastronomiaditalia.com/page.php?id=297
Siempre me han encantado estas recetas. Sanas y variadas. Aunque a veces la dieta no es suficiente para cumplir los objetivos. www.infoclinicas.es nos proporciona una información que puede ser útil.
Islas de fresa..mmm POR DIOR!!! Yo también me espero a Mayo....
Atila, molas.
Los fresones tienen la ventaja que combinan con casi todo lo que ácido, así que, zumito de naranja (o incluso vinagre), un poco de reposo y directos a emplatar, cada uno a su estilo. De todas formas, siempre que uno quiera currárselo algo más, tiene sus opciones (quizá igualmente viejunas)http://cocinadeemergencia.blogspot.com.es/2014/04/copas-de-frutos-rojos-con-queso-fresco.html
Nota: los veganos tampoco comen miel. Qué sufridos son. Yo sí, y me relamo ante esta receta.
Atila, por Dios, eres grandioso. Y yo muy de Bergman. Si me das las coordenadas para recolectar fresas silvestres asturianas te pongo un hórreo de palisandro con caldera de biomasa.
No me ha gustado mucho esta entrada hasta que he leído a Atila. La receta es para darle sabor a lo que no lo tiene, y no le quito el mérito. Pero es como intentar darle sabor a los tomates de polispán. Se le dará sabor, pero no a tomate o a fresa. Cuando son naturales, en su temporada, son otra cosa diferente. Y las fresas silvestres son aún otra distinta. No conozco a nadie que les eche nada. Si cuesta hasta juntarlas para llevárselas a casa, porque se las come uno según las pica. Y si hay frambuesas cerca, que es lo más normal, pues cagalera asegurada. A pesar de la diarrea, es buena idea sacar a niños chicos al campo a por fresas silvestres. Ellos sólo conocen la fresa por las chuches y los fresones del mercadona, así que se les ponen los ojos como platos cuando ven esas cosas tan pequeñas pero con tanto sabor, y además saliendo de un matojo. Con los fresones de plástico lo que más les llama la atención es el spray de la nata. Muy oportuno, Atila, pero no estoy del todo de acuerdo con que las fresas de temporada sean caras. No son baratas, pero tampoco lo son estos sucedáneos que están ahora en Maradona. Lo malo es que no dura la temporada lo suficiente para arruinarse uno.
No sé quién me gusta más, si Atila o Carrillera Perdida. Ambos geniales.Saludos
Vale, ya sé que no tiene nada que ver con el blog, pero no puedo evitarloBUAAAAAAAHH!!! :(:(:(:(Good bye and thank you, Sir Terry Pratchett.Todos a comer queso de Lancre en su honor (cuidado, que muerde).
Muy rica la receta, pero estoy de acuerdo con Atila, las fresas que venden ahora no saben a nada. Hay que esperar a su época, si es que todo lo adelantan...
¡Por favor! Ese plato no puede apetecerme más, me parece una autentica delicia, esta receta cae pronto en mi cocina seguro.
  • Comentar
  • Imprimir

Lo más visto en El Comidista