Vichyssoise de zanahoria
La vichyssoise de zanahoria con enjundia en forma de huevo cocido..

Vichyssoise de zanahoria

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Una versión más ligera y refrescante de la clásica vichyssoise, lista para incluir en el repertorio de sopas frías dispuestas a dar su vida para salvar la nuestra cuando aprieta el calor.

¿Se puede pasar un verano sin sopas frías? Se puede, desde luego, pero es algo así como la diferencia entre vivir y sobrevivir. Yo me niego. Al fin y al cabo, ¿qué sentido tienen junio, julio, agosto y septiembre sin gazpachos, salmorejos y derivados? Si crees que estoy en lo cierto, piensas que la combinación patata-puerro es una de las mejores amistades que Francia ha dado al mundo y de pequeño te gustaba colorear donde no tocaba, creo que podremos entendernos: la vichyssoise levanta pasiones.

Añádele zanahoria y tienes un plato completamente nuevo, visualmente atractivo y delicioso al tacto del paladar. Usa caldo o agua, lo que quieras y tengas por casa; añade leche o nata, a tu gusto. Lo realmente importante es la cara que se le quedará a la gente cuando lo pruebe. Por último, no olvides que la mantequilla es necesaria. En caso de duda, ten bien presente aquello que dice una muy buena amiga: donde hay grasa, mejor te lo pasas.

Dificultad

Pelar la patata será lo más complicado de la receta.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 1 kg de zanahorias
  • 1 patata grande
  • 2 cebollas
  • La parte blanca de un puerro grande
  • 1,2 l de agua o caldo de verduras
  • 200 ml de nata
  • Mantequilla
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva

Preparación

  1. Pelar las zanahorias y picarlas finamente. Hacer lo mismo con el puerro y la cebolla. Calentar una olla profunda con un chorrito de aceite de oliva virgen extra y dos cucharadas de mantequilla.
  2. Cuando esté caliente, añadir las verduras picadas y rehogarlas suavemente, sin que se doren. Durante ese tiempo, tapar la olla y añadir un chorrito de agua de vez en cuando para crear vapor. Salpimentar.
  3. Pasada media hora, agregar la patata pelada y chascada (metiendo el cuchillo y, antes de completar el corte, levantando la hoja para romper la patata). Rehogar 20 minutos más (de nuevo, suavemente, tapado y con un poco de agua).
  4. Añadir el caldo en frío, esperar a que levante el hervor y cocer 20 minutos. Triturar, añadir la nata –o la misma cantidad de leche más una cucharada de mantequilla– y esperar a que se enfríe antes de servir. Si se deja de un día para otro, está mucho mejor.

¿Has intentado hacer esta receta u otras de El Comidista, y no te han salido bien? Quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com


  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en El Comidista