Tortilla de pisto (de aprovechamiento)
Tirarse el pisto era esto..

Tortilla de pisto (de aprovechamiento)

  • Comentar
  • Imprimir

Muchas de las sobras que acaban orbitando por la nevera pueden convertirse en deliciosas tortillas. Dales una segunda oportunidad y menea los carrillos en menos de 20 minutos

Tortilla: dícese de ese plato perfecto para —tal y como sucede con la empanada, la empanadilla, el bocadillo, la lasaña o las patatas rellenas— aprovechar todo aquello que está tocando la balalaika en la nevera. A lo loco. Admite casi cualquier cosa que se te pase por la cabeza, por extraño que pueda parecer: el plato de pasta de ayer —como bien nos han enseñado los italianos—, unas lentejas con chorizo muertas de risa y sí, qué leches, también el medio pollo asado de la comilona del último domingo.

Diría que queda bien nueve de cada diez veces que se prepara. Cuando sale mal, a mi modo de ver, se debe a que: a) los ingredientes tienen demasiada agua; b) la sartén no está lo suficientemente caliente, por lo que se pega; c) como yo, eres más torpe que un cerrojo y tienes un largo historial de acabar tirando buena parte de la tortilla encima de los fogones al darle la vuelta. En este caso, no te preocupes porque la receta es manazasproof (o a prueba de manazas, como diría uno menos cursi que yo). ¿Qué significa eso? Que con estas cantidades, te sale una tortilla pequeñita. Evitemos maniobras demasiado complicadas.

Dificultad

Para gente con las manos de trapo.

Ingredientes

Para 2 personas (con hambre)

  • 700 g de pisto del día anterior
  • 4 huevos frescos
  • 1 diente de ajo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Preparación

  1. Calentar una sartén de unos 24 cm de diámetro a fuego medio con una cucharada de aceite de oliva y el ajo golpeado para que vaya soltando su sabor. Tras unos 5 minutos, subir el fuego y añadir el pisto.
  2. Cocinar a fuego vivo hasta que haya perdido una buena parte del agua (durante 10-15 minutos, aproximadamente). Retirar la sartén del fuego y esperar a que se tempere.
  3. Cascar los huevos en un bol y batirlos bien. Añadir el pisto y remover hasta que la mezcla sea homogénea.
  4. Limpiar la misma sartén en la que se calentó antes el pisto, ponerla a fuego medio-alto, añadir una cucharada de aceite de oliva virgen extra y volcar encima la mezcla de huevos y pisto.
  5. Cuajar la tortilla por un lado, darle la vuelta con ayuda de un plato —ligeramente mojado para que resbale mejor al devolverla a la sartén— y cuajarla por el otro hasta obtener el punto deseado. Retirar del calor, dejar temperar y servir.

¿Has intentado hacer esta receta u otras de El Comidista, y no te han salido bien? Quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en El Comidista