Las neveras de los chefs

  • Rodeados de perejil, jengibre, anchoas Ortiz o zumo de naranja, las únicas rarezas en la puerta del frigorífico del chef de Mugaritz podrían ser un paquete negro de té y una lata de aceite de oliva italiano. En otras zonas de la nevera hay atún, acelgas, tónica Schweppes, cerveza Heineken o Coca-Cola Zero, mientras que en los cajones sobreviven unos tomates y unas piparras frescas. Aduriz se surte en el mercado o en su propio restaurante: "A veces algún proveedor nos trae productos excepcionales que no necesitamos, así que me los llevo a casa y los cocino para mi familia".
    1Rodeados de perejil, jengibre, anchoas Ortiz o zumo de naranja, las únicas rarezas en la puerta del frigorífico del chef de Mugaritz podrían ser un paquete negro de té y una lata de aceite de oliva italiano. En otras zonas de la nevera hay atún, acelgas, tónica Schweppes, cerveza Heineken o Coca-Cola Zero, mientras que en los cajones sobreviven unos tomates y unas piparras frescas. Aduriz se surte en el mercado o en su propio restaurante: "A veces algún proveedor nos trae productos excepcionales que no necesitamos, así que me los llevo a casa y los cocino para mi familia".
  • Parmesano, mascarpone, vino francés, unos tercios de Mahou, nata, yogur desnatado, huevos y la salsa Sriracha que le pone a casi todo: este es el desolador panorama que presenta la nevera del chef de DiverXo. Todo tiene su explicación: Muñoz casi nunca come en casa.
    2Parmesano, mascarpone, vino francés, unos tercios de Mahou, nata, yogur desnatado, huevos y la salsa Sriracha que le pone a casi todo: este es el desolador panorama que presenta la nevera del chef de DiverXo. Todo tiene su explicación: Muñoz casi nunca come en casa.
  • Probablemente es el cocinero más importante de España, pero la nevera del mayor de los Roca destila el aire de normalidad que tanto se agradece en sus intervenciones públicas: tortilla de patatas de su suegra, lentejas, crema de verduras o pasta metida en una tartera. Joan también mete el tomate en la nevera, y almacena productos no tan comunes como la anguila o los rebozuelos.
    3Probablemente es el cocinero más importante de España, pero la nevera del mayor de los Roca destila el aire de normalidad que tanto se agradece en sus intervenciones públicas: tortilla de patatas de su suegra, lentejas, crema de verduras o pasta metida en una tartera. Joan también mete el tomate en la nevera, y almacena productos no tan comunes como la anguila o los rebozuelos.
  • El frigorífico de Bottura está en una "habitación santuario" separado de su "increíblemente bien equipada cocina", según afirman los autores de 'Inside chefs' fridges'. No faltan en él las frutas y verduras, el jamón de Parma envejecido 30 meses y todo tipo de conservas y encurtidos italianos. Lo de las patatas en la nevera ya nos lo explicarás algún día, Massimo.
    4El frigorífico de Bottura está en una "habitación santuario" separado de su "increíblemente bien equipada cocina", según afirman los autores de 'Inside chefs' fridges'. No faltan en él las frutas y verduras, el jamón de Parma envejecido 30 meses y todo tipo de conservas y encurtidos italianos. Lo de las patatas en la nevera ya nos lo explicarás algún día, Massimo.
  • Annie Féolde fue la primera chef que logró las tres estrellas Michelin fuera de Francia. La dueña de la Enoteca Pinchiorri en Florencia apenas come en casa, pero su nevera no lo aparenta: esas judías blancas o ese caldo para hacer sopa tailandesa metido en una botella de plástico están diciendo "haz algo conmigo", y la presencia de hierbas como la salvia o verduras como las endivias o el apio indican que hay vida cocinera en los alrededores de ese frigorífico.
    5Annie Féolde fue la primera chef que logró las tres estrellas Michelin fuera de Francia. La dueña de la Enoteca Pinchiorri en Florencia apenas come en casa, pero su nevera no lo aparenta: esas judías blancas o ese caldo para hacer sopa tailandesa metido en una botella de plástico están diciendo "haz algo conmigo", y la presencia de hierbas como la salvia o verduras como las endivias o el apio indican que hay vida cocinera en los alrededores de ese frigorífico.
  • "Azpitarte lleva la nevera del solterón a otro nivel", escriben Adrian Moore y Carrie Solomon sobre el frigorífico del chef de Le Chateubriand (París). "Hay literalmente experimentos científicos ahí dentro, y sólo limpia la nevera cuando las cosas empiezan a pudrirse". A pesar de todo, su selección de salsas internacionales mola: la piri piri, la de tomatillo con chile de árbol o la sriracha amarilla anidan en la puerta por si cae algún invitado por la casa.
    6"Azpitarte lleva la nevera del solterón a otro nivel", escriben Adrian Moore y Carrie Solomon sobre el frigorífico del chef de Le Chateubriand (París). "Hay literalmente experimentos científicos ahí dentro, y sólo limpia la nevera cuando las cosas empiezan a pudrirse". A pesar de todo, su selección de salsas internacionales mola: la piri piri, la de tomatillo con chile de árbol o la sriracha amarilla anidan en la puerta por si cae algún invitado por la casa.
  • El chef sueco, cuyo restaurante Fäviken es uno de los más remotos del planeta, prescinde de la nevera y usa un sótano bajo tierra. “Todos los granjeros de aquí lo tienen, y es el modo más eficiente de almacenar cosas porque la temperatura se mantiene constante todo el año", afirma. En él abundan los encurtidos y los fermentados, pero también hay jamón local y algún licorcillo de grosella negra.
    7El chef sueco, cuyo restaurante Fäviken es uno de los más remotos del planeta, prescinde de la nevera y usa un sótano bajo tierra. “Todos los granjeros de aquí lo tienen, y es el modo más eficiente de almacenar cosas porque la temperatura se mantiene constante todo el año", afirma. En él abundan los encurtidos y los fermentados, pero también hay jamón local y algún licorcillo de grosella negra.
  • La cocina de casa de Adeline Grattard es más grande que la de su restaurante, el Yam'Tcha de París. El frigorífico refleja su afición a las comida ecológica y a la cocina asiática. Unas vieras secas y unas salchichas chinas acompañan a una papilla casera para niños y una botella de leche de yegua.
    8La cocina de casa de Adeline Grattard es más grande que la de su restaurante, el Yam'Tcha de París. El frigorífico refleja su afición a las comida ecológica y a la cocina asiática. Unas vieras secas y unas salchichas chinas acompañan a una papilla casera para niños y una botella de leche de yegua.

Archivado en: