Tarta de castañas, vainilla y pera
Otoño, te queremos..

Tarta de castañas, vainilla y pera

  • Comentar
  • Imprimir

Una base fina estilo coca, castañas asadas, un par de peras y una crema de vainilla. La tarta otoñal definitiva existe, y si eres listo la acompañarás de una bola de helado de nata y chocolate fundido.

Esa sensación que tienes cuando sales del trabajo a las tantas, estás a punto de entrar en el metro y te encuentras con un puesto de castañas asadas que huele a gloria bendita. Vale, hemos pasado unos meses de octubre y noviembre rarunos, con el edredón a medio camino entre el trastero y la cama y las temperaturas resistiéndose a bajar, pero que no sea por falta de ganas. Que aquí nos compramos el cucurucho de castañas y encendemos el horno para ir mentalizando al cuerpo de que estamos en otoño, que NO queremos más verano y que la broma ya ha llegado demasiado lejos.

Me gustan los postres, aunque huyo de ellos porque me dan pavor. Me considero un manazas en este sentido, pero de vez en cuando, me da por mezclar ingredientes y recetas, y cruzar los dedos para que el resultado no sea un completo desastre. Así, algo me dijo que una masa de coca podría, con unos ligeros ajustes, ser una base estupenda para una tarta. Algo me dijo, también, que mezclar peras, vainillas y castaña sería una mezcla ganadora. Y algo me dice ahora, a toro pasado, que podría sustituir uno de los huevos y 200 ml de la leche de la mezcla por 250 g de queso cremoso, a lo loco. ¿Quién dijo miedo?

Dificultad

Muy asequible. La masa es a prueba de manazas (como yo) y el resto de los pasos son pan comido.

Ingredientes

  • 2 peras conferencia
  • 20 castañas (pueden estar ya asadas)
  • 3 huevos
  • 475 ml de leche
  • 1 vaina de vainilla
  • 8 cucharadas de azúcar moreno
  • 75 ml de cerveza
  • 75 ml de aceite de girasol
  • Harina de trigo integral
  • 1 cucharada de anís en grano
  • Una pizca de sal
  • Mantequilla

Preparación

  1. Si se asan las castañas en casa: encender el horno a 175 ºC. Hacer un corte longitudinal a las castañas, colocarlas en una bandeja y hornearlas durante 25 minutos. Los últimos cinco minutos, poner a calentar 400 ml de leche a fuego muy suave. Después, sacarlas del horno y pelarlas inmediatamente.
  2. Cortar las castañas en cuatro y añadirlas a la leche cuando empiece a hervir, junto con la vaina de vainilla (abierta a lo largo y raspando las semillas). Apagar el fuego y agregar cinco cucharadas de azúcar. Tapar y dejar infusionar una media hora. Después, sacar la vaina, triturar, pasar a un bote y, una vez templado, dejar en la nevera un mínimo de tres horas.
  3. Para la masa, disolver una pizca de sal y tres cucharadas de azúcar moreno en la leche restante y la cerveza. Añadir el aceite y el anís en grano, remover de nuevo y agregar la harina de trigo. ¿Qué cantidad? Suficiente para que no se pegue a las manos. Extenderla con ayuda de un rodillo, colocarla en un molde para tartas de unos 30 cm de diámetro previamente engrasado y hornear a 170 ºC durante 20 minutos.
  4. Mientras la masa se hornea, cascar los huevos y batirlos. Añadir la leche infusionada con castañas (que se puede colar o no, en función de que queramos los grumos de castaña) y las peras peladas, descorazonadas y cortadas.
  5. Sacar la masa del horno, volcar la mezcla de huevos, leche y peras por encima, y llevar de nuevo al horno, horneándolo a 170 ºC alrededor de 45-60 minutos, hasta que se haya cuajado por completo. Si se quiere, se puede espolvorear un poco más de azúcar moreno los últimos 15 minutos y subir la temperatura a 200 ºC. Sacar la tarta del horno y dejar enfriar antes de comerla.

¿Has intentado hacer esta receta u otras de El Comidista, y no te han salido bien? Quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

ENTRAR PARA PARTICIPAR

O conéctate con:

Lo más visto en El Comidista