Cómo cocer langostinos para que queden jugosos

Los langostinos congelados vuelven a casa por Navidad: acéptalo y aprende a cocerlos de forma que no se conviertan en corchopán. Y como bonus track, tres salsas fáciles para acompañarlos.

  • Comentar
  • Imprimir
A Rodolfo le habría gustado que le cocieran así. /

Asumámoslo: hemos perdido la guerra del langostino. Que sí, que tú preferirías otra cosa más finolis para las fiestas porque ves Top Chef y lees las pijadas de El Comidista. Pero no. Tu familia no va a dejar de inundar la mesa con toneladas de crustáceos cocidos, porque saben a Navidad como el turrón de Suchard.

Ante semejante desafío, tienes dos opciones: la guerra o el diálogo. La guerra la perderás, te lo digo yo, porque para muchas personas en España los langostinos o gambas congeladas son como el Ay del chiquirritín chiquirriquitín: imprescindibles. Mi experiencia me dice que es mejor la negociación. Muy bien, habrá langostinos. Pero déjame que los cueza yo a la manera del maestro Quique Dacosta para que no queden como el corchopán. Y déjame también que en vez de tu salsa rosa de mayonesa y ketchup de bote los acompañemos con tres salsas más siglo XXI que exigen más o menos el mismo esfuerzo.

¿La técnica para el triunfo? Como siempre, la tienes ahí arriba en un supervídeo de menos de dos minutos.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

ENTRAR PARA PARTICIPAR

O conéctate con:

Lo más visto en El Comidista