Premios Comidista 2015 a los lectores

La tradición manda: un año más premiamos los comentarios más locos y faltones con los que nuestros seguidores nos han alegrado la vida.

  • Comentar
  • Imprimir
Premios Comidista 2015 a los lectores
Lectora agradecida y emocionada tras recibir premio Comidista..

Por fin ha llegado mi momento favorito del año: los Premios Comidista a los lectores. Es el momento de devolver a la audiencia lo que nos ha dado a través de sus comentarios a nuestro trabajo en 2015: alegrías, disgustos, risas, cabreos, sustos y más de un quebradero de cabeza. Como en años anteriores, habéis estado inmensos, y nos habéis dejado con la maravillosa a la par que inquietante sensación de que el ser humano nunca nos dejará de sorprender. Estos premios no son una venganza, sino un reconocimiento. ¿Qué haríamos nosotros sin vuestras críticas y aplausos? Quizá tener una vida más tranquila, pero seguramente más aburrida.

Premio López Ibor a la coherencia

Como cualquier seguidor de El Comidista sabe, en esta web no escasean los comentarios escritos por personas cuya estabilidad mental parece, cuando menos, dudosa. Por la cantidad de incoherencias que contiene en tan solo tres líneas, mi favorito de 2015 es el que dejó Alex I. P. en la receta Los espaguetis de ‘El padrino’. Primero dice que no nos hace caso porque recomendamos un restaurante que a él no le gusta (pero aquí sigue, comentando). Luego se cabrea porque, según él, dedicamos un artículo a una salsa (un pecado gravísimo por el que mereceríamos ser condenados en el Tribunal de La Haya). Y termina con una frase magistral para la que no hay posible respuesta.

Premio de la Asociación de Productores de Lechuga Iceberg

Por su encarnizada defensa de la lechuga iceberg, uno de los productos más denostados por esa panda de tiquismiquis, de finolis y de pijos que escriben en El Comidista, decidimos conceder un reconocimiento a Manu, que dejó este contundente comentario cuando EL PAÍS colgó en Facebook el vídeo 12 errores que no deberías cometer con la ensalada.

Premio a la mejor duda culinaria

El vídeo se llamaba Cómo cocer langostinos para que queden jugosos. La duda -mátame camión- fue ésta.

Premio de la FAD (Fundación de Ayuda para la Drogadicción)

Hacemos muchas comparaciones con las drogas. Quizá demasiadas. Y algunos de nuestros seguidores, que por lo visto no se han tomado una cerveza ni fumado un porro en su vida, se indignan. De entre todos ellos, reconocemos la labor de Ángel García, por su tono moderado y conciliador y su apreciación de que, a pesar de nuestras veleidades politoxicómanas, hacemos un buen trabajo.

Premio Harvey Milk al mejor ‘outing’

Ciertos lectores de El Comidista no sólo demuestran una enorme capacidad de análisis de nuestros artículos, sino que son capaces de bucear en la personalidad de quien los escribe. Daniel Coronel vino a confirmar lo que yo sospechaba hace mucho tiempo: nuestro colaborador Jordi Luque, presunto hetero y padre de dos hijos, esconde dentro un homosexual tamaño Boris Izaguirre. ¡Deja de fingir y vente con nosotros al lado oscuro, Luke, que es mucho más divertido!

Premio Paca Carmona a la incomprensión lectora

¿Recordáis el mítico “Tú me hablas y me hablas, Lauren, y yo no te entiendo ná” de Martes y Trece? Pues nuestra Paca Carmona particular es Mary Cejudo, confusa con los espárragos y los berberechos del artículo 12 productos de marca blanca. Tranquila, Mary: seguramente el problema es nuestro y no tuyo.

Premio Persona Normal

Si el ganador del año pasado en esta categoría nos robó el corazón con su loa al pan de Mercadona, Ful Gencio nos volvió a hacer sentir como ciudadanos de a pie con su comentario en la entrada El retorno de la lechería. Todo un canto a la leche homogeneizada UHT de supermercado, que por suerte no tiene nada que ver con ese líquido repugnante que sueltan las vacas por las tetas.

Premio Francisco Umbral

Os acordáis del “yo he venido aquí a hablar de mi libro”, ¿verdad? Pues hay lectores que recuerdan al escritor que la pronunció en aquel legendario programa de Mercedes Milá. Sea cual sea el tema del artículo en cuestión, ellos sueltan su rollo con la ingenua esperanza de que alguien lo vaya a leer o le vaya a interesar. En este capítulo nos emocionó Pimienta Pimentón con su comentario en la entrada Catástrofes de repostería: especial personajes de animación.

Premio a la Follosidad

En anteriores ediciones, estos premios han reconocido los flujos destilados ante la visión de jóvenes efebos como Carlos Román o antiguallas ajadas como yo mismo. Este año ha sido Ibán Yarza, nuestro experto en pan, quien se ha llevado la palma a la hora de poner palotes a nuestros lectores más salidos. Por sus ganas de comerse una buena baguette, el galardón de este año es para José Paez Cardona.

Premio España Plural

Por increíble que parezca en pleno 2015, algunas personas se atreven a expresar su malestar porque en los artículos aparezcan palabras en catalán, euskera o gallego, como si éstas fueran lenguas marcianas o satánicas. Pero nadie fue tan lejos como Ángel Pérez, que en nombre de la Sagrada Unidad de España y de la Santa Supremacía del Castellano se atrevió a reescribir la historia de mi vida. Según él, el nombre con el que me bautizaron, con el que me han llamado toda la vida y con el que firmo, es un invento. ¿Y quién soy yo para discutírselo?

Premio ‘Sentido y Sensibilidad’

Hay lectores capaces de escribir los comentarios más desagradables, de despreciar tu trabajo y de demostrar una insensibilidad que ni Darth Vader destruyendo Alderaan. Y luego está Oleak, el autor de este misil dirigido a Mònica Escudero por su postre Vasito tropical helado con cítricos y menta. Como el odio siga fluyendo en ti, Oleak, vas a acabar solo en una residencia de ancianos sin que nadie te visite.

Premio de la RAE a la mejor respuesta en Twitter

Las redes sociales están llenas de correctores frustrados. No sabemos si Orlando Vargas será uno de ellos, pero sí queremos reconocer su labor como guardián de la pureza idiomática frente a cualquier chiste o giro lingüístico extraño.

Premio Roberto Saviano

Publiques lo que publiques, hables de lo que hables, vas a molestar a alguien. Esta máxima quedó confirmada por algunos comentarios a los famosos espaguetis de El padrino, que algunos hipersensibles de la correción política leyeron como un aplauso a la mafia. El premio se concede ex aequo a Sarah Pelusi y a Emilio Gené Ramis.

Premio Bajona del Año

La infatigable Mònica Escudero se curró en noviembre un divertidísimo diccionario gastroabuelístico, en el que con ayuda de seguidores de El Comidista recopiló las peculiares formas en las que las abuelas llaman a ciertas cosas de comer. Litrocerámicas, escabetis, kigüigüis y Manolan’s conformaron un glosario planteado en forma de homenaje cariñoso -nunca de burla- hacia nuestras mayores. La mayoría de gente lo celebró… pero como siempre, no tardó en aparecer esa señorita Rottenmeier de la pureza moral que siempre te regaña por no comportarte cuando te lo estás pasando bien. Por su capacidad para acabar con la fiesta, premiamos a Alicia M Canto y su análisis histórico de la educación en la tercera edad.

Premio ‘No a los vídeos’

Imaginad por un momento un lugar en el que se regalan distintos productos. En un momento dado se incorpora uno nuevo. Entonces algunos habituales del lugar se enfadan y se quejan por el simple hecho de que no les gusta o no pueden disfrutarlo, pasando completamente del resto de los asiduos del sitio a los que sí les interesa. Pues bien, un acto similar de altruismo y de respeto hacia los demás se produce cada vez que un lector de El Comidista pide que dejemos de hacer vídeos porque a él le sale del níspero. Ha habido unos cuantos, pero por la calidad de sus argumentos premiamos a Klaus Mad, para el que lo audiovisual es “viejuno” (y los manuscritos en pergamino, lo más moderno, suponemos).

Premio ‘A mí con ironías’

A menudo me pregunto cuál es el problema de la gente que no capta la ironía. ¿Falta de educación? ¿Escasa agilidad mental? ¿Fallos en el córtex cerebral? Es un misterio, pero el hecho es que existen muchas personas que sólo saben leer literalmente lo que escribes, aunque sea evidente que quieres decir lo contrario. El campeón de 2015 en este apartado ha sido Luis Sánchez, que después de leer esto en un Aló Comidista…

…comentó esto.

Premio 'Correo que le da sentido a todo'

Por conmovernos con unas pocas líneas y por justificar por sí solo un año de trabajo, el premio más importante del año es para Espindarga, que nos envió esta misiva el 3 de noviembre. ¡Gracias maja, y esperamos que mejores pronto!

"Hola Equipo Comidista! Este correo es de simple y sincero agradecimiento por la abundancia de cremas, purés y sopas que aparecen en vuestro blog (mención especial para Mónica, que es la que más se lo curra). Soy una gran comedora que disfrutaba enormemente de la gastronomía, de los restaurantes y de los viajes, de los cuales la comida era casi, la parte más importante de los mismos. Desafortunadamente y debido a un cáncer de lengua, mi deglución se ha visto gravemente afectada tras las varias cirugías a las que me he visto sometida y ahora, no puedo comer nada sólido salvo en los formatos antes comentados. Como entenderéis, para alguien como yo, esto es un suplicio... Aunque gracias a vosotros y a la variedad de muchas de vuestras recetillas este asunto se hace un poco más llevadero. En mi nombre y en el de todas las personas que por una u otra causa, no pueden alimentarse con una cierta normalidad, MUCHAS GRACIAS".

  • Comentar
  • Imprimir

Archivado en:

Comentar Normas

ENTRAR PARA PARTICIPAR

O conéctate con:

Lo más visto en El Comidista