Verduras en cocotte con almendras, perejil y limón
Al brócoli le sientan bien los masajes.

Verduras en cocotte con almendras, perejil y limón

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Le copiamos una técnica a Jamie Oliver para cocinar una coliflor entera, le damos un masaje con un aliño de hierbas y especias y la acompañamos de puerro y chirivía. Y luego nos lo comemos todo, claro.

“Ya están otra vez estos de El Comidista asando verduras”, pensaréis los menos verdurófilos, y no os faltará motivo. Pero cuando te tira el horno y lo verde, y te enteras de una técnica nueva que da como resultado un sabor y textura campeones, es obligatorio compartirla con el mundo. Una vez más, el causante del descubrimiento fue Jamie Oliver, que poco antes de Navidad me descubrió las bondades de asar una coliflor o un brócoli enteros –y previamente marinados– en una cocotte (especie de olla de hierro fundido bañada en porcelana, aunque sirve cualquier recipiente con tapa que pueda ir al horno).

Asando la verdura primero tapada y después no, se consigue que quede tierna y a la vez ligeramente rustida, y el hecho de ponerle una mezcla de especias y zumo de limón le da una vidilla extra importante. Enseguida desestimé el tomate de la receta original, y a la enésima versión se me ocurrió experimentar con el tahini. El punto tostado del sésamo me pareció el golpe de gracia definitivo: ya no la he vuelto a preparar sin él.

Aunque la preparación de Oliver lleva solamente coliflor, me di cuenta de que me quedaba mucho espacio libre en la olla, y empecé a ponerle unas cuantas verduras extra en la base. Las que más se beneficiaron del sistema de cocción fueron la chirivía y el puerro, así que se han convertido en los acompañantes habituales de mi brócoli, en forma de lecho. Está bien darles también unas vueltas con la mezcla especiada de la marinada, pero como esta irá a parar al fondo por pura física, tampoco es necesario esmerarse mucho.

El resultado se puede comer caliente –acompañado de patata o boniato asados, arroz integral, quinoa, cuscús o lo que prefiráis– o frío como en la foto, con un chorro de aceite de oliva: está buenísimo de todas maneras. Para que quede bien solo hay que utilizar verduras frescas: si el brócoli está un poco viejuno y la chirivía ya ha pasado por la universidad quedarán pocho y correosa respectivamente. Si no tenéis ninguna olla con tapa que pueda ir al horno, podéis hacer una especie de tapa con papel de plata y poner encima una bandeja que pese.

Dificultad

Es más sencillo que entender al CM del PP del Ayuntamiento de Valladolid.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 1 coliflor o brócoli grandes
  • 2 chirivías medianas
  • 3 dientes de ajo
  • 2 puerros (solo la parte blanca)
  • 1 cucharadita de pimentón dulce o picante
  • 1 cucharadita de hojas de tomillo fresco
  • Un pellizco de comino entero
  • 3 cucharadas de tahini (pasta de sésamo) o aceite de oliva
  • 40 g de almendras fileteadas
  • Perejil al gusto
  • El zumo y la ralladura de un limón
  • Un chorrito de vino blanco seco
  • Sal

Preparación

  1. Mezclar el tahini o aceite, el comino, el tomillo, el pimentón, el ajo finamente picado, sal, el zumo de limón –reservar la cáscara para rallar al emplatar– y un chorrito de vino blanco y mezclar hasta conseguir una especie de vinagreta.
  2. Lavar y secar bien las verduras, quitándole al brócoli el tronco y las hojas (la base tiene que quedar plana). Hacerle al brócoli o la coliflor un masaje con parte del aliño, y untar el resto de las verduras en él (la chirivía entera, el puerro en trozos, como quepa mejor en la olla).
  3. Hacer un lecho con el puerro y la chirivía, poner el brócoli encima y volcarle encima el resto de la marinada. Dejar reposar una hora –si se quiere– y cocinar en el horno precalentado a 180 grados durante algo más de una hora, sacando la tapa a mitad de la cocción.
  4. Tostar las almendras en una sartén sin aceite hasta que tengan color y huelan bien. Cortar las verduras en porciones para servir, o hacerlo con la coliflor entera enmedio y todo lo demás a su alrededor.
  5. Distribuir por encima las almendras, las hojas de perejil, un pellizco de pimentón, ralladura de limón y un poco de aceite de oliva. Servir inmediatamente (o no, si se quiere tomar frío).

¿Has tenido problemas preparando esta receta o cualquier otra de El Comidista? Escribe a la Defensora del Cocinero: defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en El Comidista