Choco frito & chips
Rebozar (bien) es amar.

Choco frito & chips

  • Comentar
  • Imprimir

A medio camino entre Inglaterra y Sevilla, les ponemos patitas –y sepia– a los "fish and chips" más canónicos y los paseamos por el sur, en una receta que marida musicalmente tanto con The Who como con Bambino.

De esto que te viene el antojo en el día de Andalucía. Sin embargo —¡oh, sorpresa!— y, a diferencia del año pasado, 2016 no ha venido con tres kilos de boquerones y kilo y medio de caballas bajo el brazo, además de su correspondiente rebujito y, puestos a soñar, unas tortillitas de camarones bien fritas, de esas que hacen crunch-crunch todo el rato, no están quemadas ni, mucho peor, blandurrias y aceitosas.

De esto que empezamos cortando tres sepias frescas un sábado por la noche y acabamos metiéndole también patatas fritas caseras y, por qué no, una mayonesa casera con curry. De fondo, en un intento de sentirme más cerca de mi queridísima Inglaterra, suenan Babyshambles. Ya llegará el día de preparar un steak & ale pie con Camarón de la Isla en las orejas, qué leches.

¿Qué tienes que saber para hacer la fritura de chocos definitiva? Que no puedes quedarte corto ni pasarte. Normalmente, el tiempo que tienes los trozos en el aceite es variable —obviamente, depende del tamaño de estos, entre otras cosas—, pero siempre me suele funcionar dejarlos hasta que se doren. Un buen truco es freír uno, probar y, a partir de ahí, ajustar los tiempos.

Por otro lado, ten en cuenta que los tentáculos requieren más tiempo de fritura que el cuerpo de la sepia, por eso de que te quedan chiclosas si no les das su ración extra de amor. Por último, la patata. Sé que Mikel y compañía se curraron un vídeo pistonudo de cómo freír patatas, pero yo opté por el método que me enseñaron unos buenos amigos de Manchester: cocer y luego freír. Al fin y al cabo, así es como hacen ellos el fish & chips, ¿y quién soy yo para decirle que no a un británico?

Dificultad

Es más engorroso que difícil. Eso sí, hay que vigilar con la sepia para que no se pase.

Ingredientes

Para 4 personas

  • 800 g de sepia fresca limpia (solo cuerpo y tentáculos)
  • 3 patatas hermosas
  • 200 ml de cerveza bien fría
  • Harina de garbanzo
  • 1 huevo
  • 250 ml de aceite de girasol
  • 50 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharadita de curry en polvo
  • Zumo de limón (al gusto)
  • Sal

Preparación

  1. Cascar el huevo y ponerlo en el vaso de la batidora junto con el aceite de girasol, el de oliva, el zumo de limón, la sal y el curry. Introducir el brazo de la batidora y comenzamos a batir sin separarlo sin separarlo del fondo del vaso. A medida que emulsione, levantar un poco un lado del brazo para que siga incorporando aceite. Probar, rectificar la sazón, tapar con film transparente por contacto y reservar en la nevera.

  2. Calentar una olla con agua. Mientras toma temperatura, pelar las patatas, cortarlas por la mitad longitudinal y después en tiras de, aproximadamente, 6-7 milímetros de grosor. Cuando el agua esté hirviendo, añadir sal y meter las patatas. Cocerlas con hervor suave 10 minutos y pincharlas. Si están duras, dejarla un par de minutos más, hasta que estén tiernas, pero no se rompan.

  3. Cortar la sepia en trozos de 3 dedos de largo por uno y medio de ancho.

  4. Colar las patatas y reservar.

  5. Preparar una sartén con 3-4 dedos de aceite y calentar.

  6. Hacer una papilla ligera con la cerveza bien fría y la harina de garbanzo. La proporción es variable, a gusto de cada uno. Si se quiere un rebozado más contundente, añadir más harina para espesar un poco la masa.

  7. Freír las patatas a fuego medio-alto por tandas de 7-8 trozos como máximo. Retirarlas a una rejilla y meterlas en el horno a 50 ºC. Esperar unos 20-30 segundos entre tandas para que el aceite recupere la temperatura.

  8. Secar bien la sepia, pasarla por harina de garbanzo y después rebozarla por la mezcla hecha anteriormente. Freír por tandas de 7-8 trozos como máximo. Retirarlas a otra rejilla y meterlas en el horno hasta completar toda la fritura. Servir.

¿Has tenido problemas preparando esta receta o cualquier otra de El Comidista? Escribe a la Defensora del Cocinero: defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

ENTRAR PARA PARTICIPAR

O conéctate con:

Lo más visto en El Comidista