Curso rápido para comer en la playa

El calor, la incomodidad y la maldita arena boicotean las comidas playeras, pero conseguir una experiencia agradable zampando al borde del mar es posible con nuestros trucos mágicos.

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comer en la playa no es cómodo. A no ser que te vayas con las sillas, la mesa, la nevera, la carpa, la abuela y el radiocasete y montes una especie de Festival de Benicassim en la arena para horror de los que te rodean, la experiencia de zampar a pie de mar tiende a lo desagradable. Por eso es importante saber conducirse en este proceloso mundo: huir de lo superfluo, dominar el menaje necesario, entender qué comidas son las apropiadas y bajo qué condiciones tienes que llevarlas.

En el vídeo de hoy encontrarás algunos consejos que harán que tus banquetes on de bich suban varios enteros en confort y calidad gastronómica. Para los que sean de secano y no les interese la playa, aviso de que también salgo practicando una danza muy masculina, que deja zanjado de una vez por todas el debate sobre mi heterosexualidad. 

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en El Comidista