Catástrofes en la cocina: especial verano

Intentas hacer algo vistoso en la cocina. Te sale un engendro que no comería ni tu perro. El verano es especialmente fértil en hecatombes culinarias: aquí tienes una selección bien fresquita.

  • Comentar
  • Imprimir

Los que sois malas personas y disfrutasteis con la desgracia ajena en artículos como Catástrofes de Pinterest, Catástrofes navideñas, Catástrofes de pastelería especial personajes de animación o Catástrofes de pastelería edición Star Wars, estáis de enhorabuena: aquí llega una nueva entrega de desastres culinarios ocurridos en todo el planeta y publicados en nuestro querido Internet. En esta ocasión, el tema es el verano, con sus platos fríos, sus heladitos y esos pasteles que sólo se te ocurre hacer cuando estás de vacaciones, no aguantas más a tu familia y necesitas una excusa para encerrarte unas horas en la cocina.

Vale, sí, es verdad que algunas de las hecatombes que vais a ver no son especialmente propias de la estación, pero las he metido porque son divertidas. Tampoco nos vamos a poner muy estrictos en estos meses de descerebramiento generalizado: sólo se trata de reírse un rato y, si se quiere, reflexionar también sobre la futilidad de la existencia a través de la gastronomía. ¿O no hablan de nuestra vanidad estos espejismos de belleza pinteresca, transformados en pesadilla al chocar con la cruda realidad? ¿No han querido las personas que han perpetrado estos destrozos convertirse en Dios por un día, para darse cuenta después de que no son más que míseros mortales? ¿No son estos fracasos, en definitiva, una metáfora de la condición humana? Pues eso.

CUBITOS DE FRAMBUESA

Usar la cubitera para algo más que hacer hielos es una actividad que ya nos recomendó en estas páginas Mònica Escudero. Todos sus consejos eran buenos, y yo añadiría sólo una advertencia: ojo cuidao con las frambuesas. La usuaria de Instagram Iwishihadapenguinfriend intentó hacer unos cubitos megacuquis de esta fruta, pero algo fue mal y en su cubitera nacieron unos gusanos malignos como los de Dune o El imperio contraataca, pero en miniatura.

ZUMITOS 'INTOX'

La tontuna con los smoothies -los tienes que llamar así aunque lo único que sepas decir en inglés sea “yes”, “gudbai” y “soy fudi”- tenía que derivar en locura: las espinacas, el aguacate, la chia y el açai están afectando a las neuronas de algunas personas instarrameras, que se creen capaces de montar batidos o cócteles de varios colores como los que ven en Pinterest. Y lo que les sale es un zumo vulgaris, un vaso de tinta azul o un chupito del agua de fregar el garaje.

PIRULETAS DE MEDUSAS

-Cariño, ¿por qué no hacemos estos popcakes tan monos de medusas que he visto en internet?

-Ya te dije que no era buena idea.

CHURRUCHIPS DE CALABACÍN

Los calabacines están en plena temporada, y no sólo los lectores de El Comidista tienen problemas con ellos. Stephanie Schuttler, @fancy_scientist en Instagram, intentó hacer unos chips supersaludables al horno que vio en el blog SugarFreeMom.com. En sus manos, la fantasía jelci de la Mamá Sin Azúcar, con sus preciosos colores verdes y dorados, derivó en verdura parduzca y semichurrumada. ¡Bienvenida al mundo de la hortaliza carbonizada, Stephanie!

ESPEJISMOS PASTELEROS

Todo aficionado a la repostería y a perder el tiempo en internet sabe que los mirror glazes o “coberturas de espejo” están de moda. Se trata de conseguir un glaseado colorido y superbrillante para tus tartas, pero cuando no andas sobrado de destreza pastelera, el siniestro total está a la vuelta de la esquina. Espejito, espejito, con lo bonito que parecías, ¿por qué me has salido más fistro que un vómito de blandiblub?

Una publicación compartida de @nutjunkie el

ENSALADILLA FUSIÓN

Los guardianes de la ortodoxia en la ensaladilla rusa, como nuestros queridos amigos del Observatorio ODER, ponen el grito en el cielo cada vez que ven maíz, surimi, huevas o perejil en su tapa más amada. Confiamos en que no sufran un ictus al ver la versión del instagramero Playtimecares, que acerca la ensalada de patata a... ¿el arroz con leche?

MODAS QUE CARGA EL DIABLO

Quizá ya nadie se acuerde de ellos, pero hace un par de meses eran lo más de lo más en los circuitos monguerfudis de todo el mundo occidental. Los huevos nube -en inglés, cloud eggs-, hechos al horno con la clara a punto de nieve y la yema separada y añadida casi al final, lo petaron por razones ignotas, porque ni siquiera estaban demasiado buenos. Pero lo que nos importa ahora es que la tendencia trajo consigo sus correspondientes truños, como los que perpetraron Rae Nicole y Gavin Graham.

Una publicación compartida de Rae Nicole (@_rae.nicole_) el

Una publicación compartida de Gavin Graham (@gavstagram) el

CASTORES VENID, CASTORES LLEGAD

Mira que me he metido con los cupcakes, y ahora que se ha pasado el boom los echo un poco de menos. Sobre todo sus versiones más chapuceras, que siempre nos han proporcionado gratos momentos en los artículos de catástrofes. Hoy recuperamos el intento madalenas decoradas de caritas de castor de Angie Haché, que se lanzó a hacerlas para celebrar el Día de Canadá. Su magna obra podría describir qué fue de los simpáticos y violentos animalitos de Happy tree friends: empezaron con la cerveza, siguieron con los porros y acabaron enganchados a la metanfetamina.

Una publicación compartida de Angie Haché (@ang_gigi93) el

MENOS QUE CACA

No está cuantificado el número de pasteles de chocolate que acaban pareciendo un cagarro de vaca, pero yo apostaría a que se acerca al millón. ¿Cuál es el colmo de los colmos en frustración pastelera? Pues intentar que tu pastel parezca eso, una caca, y no lograr ni siquiera ese objetivo.

Una publicación compartida de taryn (@t_mayer8) el

SI LA VIDA TE DA LIMONES...

...haz zumo, rellena un pollo o ponte un gin tonic, pero no te lances a caramelizarlos en el horno si no tienes pajolera idea de hacerlo. Si no, te acabará pasando como a Mehdiyeh Hussain, que intentó crear unos candied lemons megacuquis y le salieron los pulmones de un fumador de Ducados.

VERTIDO TÓXICO

¡Qué divertida y qué veraniega esta tarta, con un helado de cucurucho encima! ¡Venga, vamos a hacerla y que parezca que alguien con problemas intestinales se ha aliviado sobre ella!

Una publicación compartida de Mikael Eppley (@mikael_ann) el

ERIZO DESESPINADO

Terminamos este artículo de investigación profunda con un clasicazo: la tarta con forma de animal. En esta ocasión, nuestro prota es el erizo, un simpático animalito cuya forma ha sido profusamente imitada en elaboraciones dulces y saladas. Hoy te lo ofrecemos en tres versiones: erizo original cuqui, erizo al que le has arrancado una a una todas las espinas y que te mira implorando que dejes de torturarle y lo mates de una vez, y erizo creado por secta satánica para ofrecerlo en sacrificio ritual a Belcebú. ¡Hasta la siguiente!

Una publicación compartida de FARMcurious (@farmcurious) el

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

ENTRAR PARA PARTICIPAR

O conéctate con:

Lo más visto en El Comidista