Las mejores sopas frías de El Comidista
¡Que empiece la fiesta sopera!.

Las mejores sopas frías de El Comidista

  • Comentar
  • Imprimir

¿Horno? Ni hablar. ¿Cocinar más de diez minutos? Temeridad. El verano nos genera cierto pavor a los calores cocineros, así que saca el bol y la turmix: ¡es tiempo de cremas y sopas frías!

Ni encender el horno, ni preparar cocidos, ni acercarse a menos de un metro de los fogones: el verano es el mejor momento del año para descubrir que para cocinar no siempre es necesario usar el calor. ¿Qué podemos hacer al respecto en El Comidista? Pues proponeros diez geniales, sabrosas y fáciles recetas de cremas y sopas frías que son un dos por uno: platos frescos sin pizca de calor y lo más fácil de comer del mundo mundial. No inventes excusas, porque ya no te quedan, y aprovecha las frutas y hortalizas de temporada, que son la bomba.

SOPA DE DOS TOMATES

En esta sopa juntamos la dulzura del tomate rojo maduro con el toque ácido del verde. Más algunos aderezos para que todo suba.

SOPA FRÍA DE MELÓN, CALABACÍN Y CIRUELA

Dos frutas, una hortaliza: no se trata de un combate cuerpo a cuerpo, sino de una nueva combinación con la que conseguir una sopa ligera y fresca muy veraniega.

TOMATE, SANDÍA Y GUINDILLA VERDE

Esta receta de sopa fría reúne a dos de las estrellas del verano: el tomate y la sandía. El toque de picante le aporta una vidilla la mar de apetitosa.

GAZPACHO

¿Tus gazpachos son una birria? ¿Están bien, pero te gustaría mejorarlos? Mira nuestro cursillo acelerado para convertirse en líder gazpachero.

RAMEN FRÍO DE VERANO

La sopa japonesa más adictiva tiene una versión que te permite tomarla en una noche tropical y vivir para contarlo.

AJOBLANCO CON AJO NEGRO

El ajo negro se convierte en protagonista de una nueva versión de la clásica sopa fría. Pero esta es apta para ajofóbicos y para socializar.

SOPA FRÍA DE MELOCOTÓN, ALBARICOQUE Y QUESO DE CABRA

Potenciamos la frescura de melocotones y albaricoques con un sutil toque de queso de cabra para obtener una sopa cremosa y densa.

CREMA DE AGUACATE Y CALABACÍN

Ligera gracias al calabacín y la cebolla, y cremosa por el aguacate y el yogur griego: acepta tantas guarniciones como seas capaz de inventarte.

SOPA FRÍA DE TOMATE CON CEREZAS

La almendra la da más cuerpo, mientras que la albahaca y el comino, dos aderezos que se llevan genial con el tomate, ponen la nota aromática.

SOPA FRÍA DE PEPINO, YOGUR Y MENTA

Esta receta inspirada en un clásico de la comida veraniega de Oriente Próximo y los países balcánicos, de tradición judía, es fa-ci-lí-si-ma.

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

ENTRAR PARA PARTICIPAR

O conéctate con:

Lo más visto en El Comidista