Macedonia de melón con moras y requesón
Se hace en un pispás, y es una delicia.

Macedonia de melón con moras y requesón

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Melón fresco, moras de temporada y un punto lácteo de queso fresco, que suben hasta la estratosfera gracias a un toque de caramelo avainillado, menta y lima: el jetapostre veraniego definitivo ya está aquí.

Las macedonias son las ensaladas del postre: admiten todo tipo de variaciones, se preparan en un momento, son fresquitas, están buenísimas y tienen un margen de error bastante bajo. Son el jetapostre, jetadesayuno o la jetamerienda perfectas para cuando el calor se impone, y no hay ganas de comer (y menos de cocinar).

Aunque vale la pena encender el fuego unos minutos para currarse una salsa que requiere muy poco esfuerzo y marcará la diferencia en este plato. El toque tostado del caramelo y el aroma imbatible de la vainilla potencian los sabores del resto de ingredientes. Sobrará bastante caramelo, con una cucharada rasa por ración será más que suficiente.

Lo importante es que endulce el queso, que si no quedará algo soso. ¿Podéis mezclar el queso con el caramelo antes? También, pero queda menos bonito, y un toquecito en las moras tampoco viene mal. Podéis guardar lo que os sobre en un botecito, en la nevera: podéis usarlo para endulzar una limonada, para otros postres o para coctelería. Acordaros de dejarlo a temperatura ambiente un rato antes de usarlo, para que esté menos espeso.

Podéis cambiar sin problema el melón por sandía, y las moras por frambuesas o arándanos (o mezclar los frutos rojos que os apetezca), y unos pistachos o piñones tostados también serán bienvenidos. Pero no cambiéis la vainilla de verdad por una de bote, porque el sabor no será el mismo ni de lejos: si os da pereza poneros con eso, simplemente mezclad una cucharada de miel con otra de agua y listos.

Dificultad

Cortar y mezclar. Y hacer un caramelo (si quieres).

Ingredientes

Para 4 personas

  • 600 g de melón sin corteza ni semillas (yo usé cantalupo y galia)
  • 100 g de moras
  • 120 g de requesón o ricotta
  • 6 cucharadas de azúcar
  • 1/2 vaina de vainilla
  • 20 hojas de menta (o más, si son brotes)
  • 1 lima

Preparación

  1. Poner en un cacito a fuego lento el azúcar, 100 ml de agua y la media vaina de vainilla abierta, a la que habremos sacado las semillas con la ayuda de un cuchillo. Hervir unos minutos hasta conseguir caramelo no muy denso. Retirar la vaina y reservar.
  2. Cortar el melón -fresco, de la nevera- en daditos y disponerlos en un plato. Distribuir las moras y trocitos de requesón. Adornar con menta picada o con hojas pequeñas, y con ralladura de lima.
  3. Poner encima un poco del caramelo de vainilla, sobre todo por donde encima del queso (que si no estará un poco soseras). Servir inmediatamente.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en El Comidista