Lassi de mango
Una delicia india.

Lassi de mango

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Una receta india con apenas cuatro ingredientes, perfecta para superar un día de calor mientras sueñas desde el sofá de casa que viajas al Taj Mahal.

El lassi de mango es la bebida con la que sueño esos días en los que el calor me dice “no cocines, no hagas nada, no te muevas” pero a mis papilas les apetece algo rico (y mi estómago me dice que no sea vaga y le meta algo). Una simple combinación de yogur con fruta dulce y un toque de cardamomo, triturado con una generosa cantidad de hielo, es posiblemente el manjar más apetecible en ese escenario.

Podéis leer todo la frase que viene a continuación con la “i”: no es recomendable tomar batidos a menudo porque, aunque en este caso sí se consume la fibra de la fruta, te metes una cantidad importante de la misma casi sin darte cuenta. Es mucho mejor comerla tal cual, pero un lassi sin azúcar es como comerse 200 gramos de mango y un yogur, así que puede colar como desayuno o merienda eventual.

Si buscáis una textura más ligera, podéis poner solo la mitad del yogur y añadirle unos 100 ml de agua o leche: con la primera quedará parecido a una bebida refrescante, con la segunda como un batido, más cremoso. Los cubitos de hielo son de tamaño estándar, de unos 40 g: si son muy grandes, poned uno menos, y si son minis algunos más, o no quedará suficientemente frío.

Si no encontráis cardamomo en polvo, algo posible porque por aquí se estila más la versión en vaina, hay que currárselo un poco más. Procesad primero el mango con el yogur y dos vainas durante un buen rato. Pasad el batido por un colador chino o un colador fino, presionando con una cuchara, devolvedlo al vaso, añadid el hielo y dadle de nuevo. Este sistema también funciona si sospechas que el mango que has conseguido puede tener fibras que te fastidiarán la merienda.

Yo no le pondría ningún endulzante al lassi: si el mango está bien escogido tendrá todo el dulzor de la fruta, y será más que suficiente. Si no, os recomiendo que lo guardéis para otra preparación: no solo porque no vaya a estar dulce, sino también porque al estar duro no se integrará bien en la mezcla. Si os apetece un poco de contraste, hay recetas que recomiendan ponerle un chorrito de zumo de lima justo antes de servirlo.

La temporada de mango nacional empieza en noviembre, un mes en el que ya no apetecen mucho los batidos helados, así que por una vez habrá que tirar de producto importado. Que, por otro lado, es el que se encuentra casi en todos los establecimientos: los del Sur de España son una deliciosa rareza que prácticamente no se encuentra en tiendas (pero sí en internet, por suerte).

Dificultad

Encontrar un mango bueno es lo único complicado.

Ingredientes

Para un lassi

  • Un mango mediano o medio grande, maduro y sin fibras (unos 200 g, sin hueso ni piel)
  • 125 g de yogur natural frío, de la nevera
  • 5 cubitos de hielo
  • Un pellizco de cardamomo en polvo

Preparación

  1. Poner todos los ingredientes en una batidora de vaso o robot de cocina. Procesar hasta que esté todo bien mezclado y tenga una textura entre batido y puré. Servir inmediatamente.

Si haces esta receta, comparte el resultado en tus redes sociales con la etiqueta #RecetasComidista. Y si te sale mal, quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

  • Comentar
  • Imprimir
  • Enviar por correo

Comentar Normas

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta

Date de alta:
es fácil, gratis y podrás:

  • Comentar las noticias
  • Participar en nuestros canales temáticos
  • Dialogar con los periodistas y otros lectores

Lo más visto en El Comidista