10 espumosos con los que triunfar estas navidades

Hablamos con expertos para que nos recomienden sus vinos espumosos favoritos para estas fechas. Solo les pusimos dos requisitos: que estuvieran buenos y fueran asequibles.

  • Comentar
  • Imprimir
10 espumosos con los que triunfar estas navidades
El protagonista de estas fechas (y el gran olvidado, el resto del año).

La Navidad -o Saturnalia para los flipados de la Roma precristiana, que los hay-, es una época cargada de liturgia y ritual, en la que las familias se juntan por una inercia social que provoca que sus actos comunicativos estén regidos por todo tipo de manifestaciones más o menos evidentes de desagrado, hostilidad y, en casos extremos, incluso violencia (esto me lo ha dicho un amigo). Momento, además, imposible de imaginar sin comilonas, regalos, belenes, festivus, loterías ni espumosos.

El espumoso es uno de los vinos -sí, es vino- más ignorados durante el resto del año. Pero en estas fechas se vuelve protagonista, y como tiene sus particularidades empezando, obviamente, por la burbuja, y acabando por el tamaño de la misma o sus distintos grados de dulzor, el personal suele ir un poco a ciegas.

Por ello, desde El Comidista vamos a contribuir al mantenimiento de la paz social de este país proponiendo, junto con unos amigos que algo saben de vino -y no solo de bebérselo, que eso es fácil-, espumosos de diferentes estilos, sabores, elaboraciones y orígenes con solo dos elementos en común: están buenos y son asequibles. Que pase lo que tenga que pasar, pero que bebáis bien. Empezamos.

Aviso: la lista está desordenada, no es un ranking. Sabemos que os gustan los órdenes jerarquizados, pero no es el caso: recomendamos todos por igual.

Gramona Imperial, Gran Reserva, 2012 DO Cava

Espumoso catalán, un cava -aviso 2: no todo espumoso catalán es cava-, de corte clásico con el ensamblaje de uva tradicional (xarel lo, macabeo y parellada), con añada, que hace que esta botella contenga la tipicidad de ese año. En ella os vais a encontrar mucha panadería, mantequilla y cruasán, pero en versión líquida con burbujitas. De las finas, cuidado. Precio: cuesta algo menos de 20 euros y está a la venta en bodegas y tiendas especializadas (también online).

 

 

Raventós i Blanc de Nit 2015

Rosado también catalán, ejemplo de lo avanzado: no es cava, de hecho se montó parda cuando por discrepancias con el Consejo Regulador decidieron escindirse -Puigdemont, no has inventado nada- en 2012. Además de las tres uvas ya comentadas, aquí se añade la monastrell, uva tinta que le da ese color y un sabor frutal goloso de lo más sofisticado. Precio: sale por menos de 15 euros en bodegas y tiendas online

 

 

Mestres Reserva Royal

Arranca con las primera recomendación Ana Serrano, sumiller del departamento de producto de Lavinia y una persona con muy, muy buen gusto en todo lo que se bebe. A ella le gusta el Mestres Reserva Royal -un nombre tal vez un poco flipado-, con lo que volvemos al cava, ahora sin añada porque mezclan varias cosechas para que el producto sea homogéneo cada año. Nos cuenta que es "uno de los cavas de larga crianza (este puede tener 30 meses) con mejor relación calidad – precio. Me encanta por ser fiel al estilo de la casa: perfil vinoso, complejo y gastronómico". Precio: 12€ en tiendas especializadas.

 

Barbadillo Beta Brut

Viajamos al sur, en concreto a Cádiz, en uno de los primeros espumosos de la región con la uva canónica de la zona, Palomino, mezclada con la aristocrática chardonnay. Según la propia bodega, hay que tomarlo bien frío y mantenerlo así durante el servicio, que esto se os olvida mucho y estamos ante una bebida que hay que disfrutar fresquita, y más esta referencia que es puro refresco. Muy adictiva, y por lo tanto peligrosa: comprad al menos dos botellas, que si no os quedaréis cortos. Precio: cuesta entre 5 y 7 euros.

 

Moscato d´Asti de 2016, Ca del Baio, Particella 101

Ahora vamos con otro amiguito: se llama Jaime Fernández y le gusta mucho la burbuja, tanto que su recomendación se va hasta un Moscatod´Asti de 2016, Ca del Baio, Particella 101. Un espumoso italiano del que revindica: "El moscato existe y los buenos productores también. Desde el Piamonte, esta fiable bodega nos ofrece un vino absolutamente festivo, para todos los públicos: el Star Wars de las burbujas. Ideal para postres con su dulzor: melocotones, ligereza y algún apunte cítrico". Precio: unos 10 euros.

 

 

 

 

Langlois, Crémant de Loire, Blanc Brut

Volvemos con un espumoso francés que no es champagne -Mònica Escudero, la coordinadora de todo esto, nos pidió contención en los precios porque es una aburrida-, y es que solo los espumosos de la región de Champagne se pueden denominar así. Aunque después de la II Guerra Mundial estuvieron a punto de venderle el uso de la marca a Uruguay, a la que debían dinero a mansalva y, de hecho, le vendieron cognac aunque ahora lo nieguen. El caso es que hay vida espumosa francesa más allá, por ejemplo en el Loira, top mundial en vinos blancos tranquilos, donde a las burbujas las apelan crémant. Esta referencia se llama Langlois, y se hace a base de chenin blanc, chardonnay y un pelín de uva tinta, cabernet franc. Precio: unos 14 euros en bodegas y tiendas online.

Privat Brut Nature Reserva

Atendemos, por segunda y última vez, a Ana Serrano que nos hace volver a los espumosos catalanes -cava de nuevo-, con un productor de culto, Alta Alella y su Privat Brut Nature Reserva, en el que al trío de uva tradicional se le suma la chardonnay. Ana nos cuenta que "proceden de viñedo ecológico, siendo un cava de corte moderno, fresco, ligero sin pérdida de estructura ni complejidad". Se declara fan de una bodega "que hace todo en ecológico, muy cerca del mediterráneo en suelos ácidos muy pobres que marcan de personalidad a toda su gama". Interesantísimo. Precio: 10 euros la botella.

Mas Candí Tinc Set Ancestral 2016

Aprovechamos para acabar también con Jaime Fernández que nos recomienda un espumoso natural de método 'ancestral'. Y no es una manera de hablar. 'Ancestral' es una técnica de vinificación de espumosos que se diferencia de la tradicional, básicamente, en que solo hay una fermentación y no se adicionan azúcar ni levaduras (para más información: Google). Bien, pues, Jaime ha elegido Mas Candí Tinc Set Ancestral 2016, un DO Penedés del que nos comenta: "Ancestral y naturi, ¿quién da más? La frescura del mediterráneo a la sombra de los pinos, como María del Monte. Directo, seco y de trago infinito. Un espumoso de botella por barba". Precio: 8,40€.

Colet Navazos, Extra Brut, 2012 DO Penedés

Nos ponemos casi en el final con picorcito jerezano, el que le da el toque de Palo Cortado añadido al Colet Navazos, Extra Brut, 2012 DO Penedés. Todo en él es una originalidad empezando porque tenga DO un vino que tiene vino de otra DO (Jérez), cuesta un poco más que la media, pero es que es muy raro… y muy bueno. Precio: unos 20 euros.



Freixenet Malvasía, 2009, Reserva Dolç

Finalizando el listado de manera canónica no podía faltar un espumoso dulce radical, Freixenet Malvasía, 2009, Reserva Dolç. Vino de auténtico culto dado que evolucionan con la guarda de manera espectacular, se cotizan ahora mismo muchísimo entre el wineloverismo más atroz, por ejemplo, una añada 2001 o anterior. Precio: 10 euros en bodegas, grandes superfícies y tiendas online. Posiblemente sea el único dulce no empalagoso que os meteréis en estas fiestas (sólidos incluidos).

 

Con esto vais bien surtidos para beber espectacular sin quebranto presupuestario, pero no queremos renunciar a recomendar un morlaco de más de 100 euros. Que los pudientes también merecen atención, cariño y consejos de inversión líquida. Pues ahí está Gramona -sí, otra vez esta bodega- Enoteca 2002, que es una salvajada. Para nosotros el mejor espumoso patrio. Así de claro. ¡Felices burbujas!

  • Comentar
  • Imprimir

Comentar Normas

ENTRAR PARA PARTICIPAR

O conéctate con:

Lo más visto en El Comidista